Puericultura: intercomunicadores.

Varias personas me habeis pedido que siguiera hablando de productos de puericultura, así que hoy le toca el turno a los intercomunicadores. 
La verdad es que de los cacharros para niños hay opiniones para todos los gustos, porque cada casa, cada bebé y cada familia son distintos, lo que para unos es imprescindible para otros es una chorrada. Así que mi opinión es, simplemente, una más.
Me regalaron un intercomunicador de Avent, que se puede usar tanto con cable como con pilas. Eso permite libertad de ponerlo donde quieras, pero usarlo con pilas debe ser para momentos puntuales para no gastarlas enseguida.
Os pongo un enlace para que veais cuál es el modelo. 
Fue uno de los mejores regalos “por sorpresa” que me hicieron porque si no me lo hubieran regalado yo no lo hubiera comprado y le he dado mucho uso, sobre todo al principio.
Los primeros meses lo utilizaba a diario, estaba puesto desde que me levantaba por la mañana hasta la noche. El micrófono en nuestra habitación, donde estaba el bebé en la minicuna, y el receptor en el salón. El receptor me lo llevaba muchas veces a la cocina o al baño, donde fuera necesario.
Tengo una casa pequeña, bastante pequeña, pero no sé si es cuestión de acústica o qué, pero cuando mi hijo estaba en nuestra habitación, no se le oía desde el salón a menos que llorara fuerte y, desde luego, si estaba cocinando o en la ducha no se le escuchaba para nada. Y cuando era tan pequeñito yo necesitaba escucharle hasta los suspiros (en los escasos momentos en que estábamos en habitaciones diferentes, que todo hay que decirlo).
El único inconveniente que le encuentro son las interferencias, que pueden llegar a ser muy molestas y nosotros no encontramos la forma de combatirlas. Son un denominador común a todos los intercomunicadores que han tenido los padres que yo conozco y no entiendo por qué no mejoran este aspecto de una vez (¡una vez llegué a escuchar un “mamaaaaaaaa” que di un brinco impresionante!). Supongo que unas marcas u otras irán mejor en función de la estructura de cada casa. Como sólo he usado este de Avent, no puedo opinar sobre otros.
Lo veo muy práctico para las primeras semanas o meses. Después se hace innecesario porque los bebés no suelen tolerar estar solos. Yo a mi hijo ahora me lo tengo que llevar en la hamaca a la cocina (¡algo que no me gusta nada!), al baño, al despacho, al salón, etc, porque no soporta estar solo en una habitación. Así que ya apenas lo uso salvo alguna vez, esporádicamente, si se está echando una siestecilla y aprovecho para cocinar o ducharme.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

13 comentarios sobre “Puericultura: intercomunicadores.

  • el 07/03/2010 a las 10:35
    Permalink

    Yo no he usado, pero debo confesar que no me despegaba del bebé ni para hacer pipi… En cambio, el verano que pasé en casa de unos amigos me ví obligada a utilizar el suyo… El dormitorio estaba en la primera planta y solíamos cenar tarde en el jardín!! Lo cierto es que es comodísimo… yo la oía respirar en sueños… y te deja tranquilísima.

    Respuesta
  • el 07/03/2010 a las 12:01
    Permalink

    Yo solo he conseguido eliminar las interferencias con los de la marca Tex. Es cuestión de que en tu edificio no haya muchos niños y que las frecuencias no estén ocupadas. Yo tuve uno con el que oia las conversaciones de los vecinos, con una claridad pasmosa. Me fuí a descambiarlo por que menos mal que no soy cotilla y lo que yo queria era enterarme de lo que hacia mi bebé no la familia de al lado XDDDD
    Hay incluso una pelicula divertidisima que tiene como tema esto de la intromisión de los intercomunicadores para bebés. Y en un episodio de los Simpsoms Marge se volvia también una cotilla escuchando a los vecinos a través del intercomunicador de maggie.

    —-

    http://lallavedelbaul.wordpress.com/

    Respuesta
  • el 07/03/2010 a las 13:22
    Permalink

    Gracias por la información! ahora estoy buscando y buscando cuál puede ser el mejor. Una pregunta, los que vienen con cámara crees que merecen la pena??

    Respuesta
  • el 07/03/2010 a las 13:35
    Permalink

    Rosa, yo creo que no merecen mucho la pena, porque la pantalla suele ser muy pequeñita. Al principio quieres tenerlo todo controlado, pero luego te das cuenta de que con escuchar es suficiente.

    Además, los de cámara suelen subir mucho de precio.

    Mira a ver los que dice Tifoidea, si a ella le fueron bien seguro que son majetes.

    Respuesta
  • el 07/03/2010 a las 17:26
    Permalink

    A mi me regalaron uno con cámara, y yo si que le di buen uso. Mi hijo ha sido siempre tan inquieto, y se movía y destapaba tanto en su cuna que me sirvió mucho. Incluso cuando le pasé a su cama lo utilicé para controlar que no hiciera el pino puente, pero vamos es que como os digo es muy inquieto. Yo lo usaba mucho cuando cocinaba o cuando estaba en el baño.
    Este si que es un buen utensilio, y como regalo es práctico al cien por cien.

    Respuesta
  • el 07/03/2010 a las 20:54
    Permalink

    Belén, ¿no usabas saco de dormir?. A mi me parecen comodísimos, al principio no me gustaban nada pero ahora veo que son el mejor método para que estén siempre tapaditos.

    Respuesta
  • el 07/03/2010 a las 22:34
    Permalink

    Pues yo el mio lo compre de lo primero pensando q era imprescindible, es de los que llevan camara y tambien con cable o pilas tanto emisor como receptor pero la verdad es q no lo use mas que una vez porque yo cuando era pequeñin por el dia le llevaba en la minicuna de una habitacion a otra, si estaba en la cocina le dejaba en el salon pegado a la cocina y asi siempre le oia.
    A lo mejor cuando le pase a la cama lo vuelvo a usar para controlar que no se me caiga o algo pero para mi fue un gasto tonto.

    Respuesta
  • el 08/03/2010 a las 11:22
    Permalink

    En nuestro caso no los usamos, principalmente por 2 motivos:
    – antes que el peke naciera, pudimos ver como funcionaban esos aparatos en casa de unos amigos y después de una tarde entera escuchando hasta el más mínimo ruido que hacía el bebé decidimos que, mejor arriesgarse a no oirlo alguna vez que otra antes que terminar histéricos.
    – el peke cuando nació se debió de tragar el megáfono de un manifestante que pasaba por ahí (la verdad no sabemos como pudo suceder). El caso es que lo primero que toodo el mundo te dice cuando le oyen es "joer, menudos pulmones!"

    Al final, también mi mujer a dijievolucionado y ha desarrollado un sonar-pre-llanto capaz de detectar la onda de sonido del bebé 5 segundos antes de que se produzca. Calculo que tiene un radio efectivo de acción de 15 metros. (la lástima es que sólo le funcione con el peke, jajaja)

    Un saludo

    Respuesta
  • el 08/03/2010 a las 12:12
    Permalink

    Jajaja Lobo, está bien esa sonda de tu mujer, yo muchas veces también lo intuyo, debe ser instinto animal!.

    Respuesta
  • el 08/03/2010 a las 16:18
    Permalink

    Yo no los he usado, no los he necesitado, desde la cocina le oiamos¡¡¡tambien tiene unos buenos pulmones el amigo¡¡¡ducharme pocas veces lo he hecho estando los dos solos, las pocas veces lo hacia con la puerta abierta y corriendo, e ir al baño a sus 18 meses sigue siendo mi compañia cada vez q tengo q ir al baño, tiene mamitis aguda, jejeje

    Respuesta
  • el 15/07/2010 a las 17:10
    Permalink

    a mi me regalaron unos de una marca que no conocía "TEBROS". Me funcionó muy bien y encima con camara. Si alguien está interesado se lo puedo vender, ya que no creo que vaya por el quinto hijo. Saludos y felicitaciones por el blog!

    Respuesta
  • el 15/07/2010 a las 17:13
    Permalink

    María, yo creo que cuando más utilidad tienen es de recién nacidos.

    Mario, pues bueno es saberlo. Gracias por pasarte por aquí!.

    Respuesta
  • el 23/04/2014 a las 23:04
    Permalink

    Muchas gracias por compartir esta información!

    Saludos y éxitos con el blog!

    Fernando

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com