Preguntas sobre lactancia

El pasado fin de semana he terminado de leer por segunda vez el libro de Carlos González “Un regalo para toda la vida”. El libro está fenomenal y no descarto darle una tercera lectura de aquí a que nazca el nene. Tampoco descarto llevármelo a la clínica, aunque preferiría llevarme una asesora de lactancia debajo del brazo, todo hay que decirlo.

La cuestión es que por más que lo leo, sigo teniendo algunas dudas que creo que ya no me va a resolver, por eso hoy me atrevo a haceros unas cuantas preguntas, que siendo tantas las expertas que andáis por ahí, seguro que me podéis echar un cable.

Ahí voy:

1ª pregunta. Vamos a ponernos en un supuesto igual al que ya viví con mi hijo. Una separación de dos horas y cuando por fin nos reunimos el nene está dormido profundamente y no hay quien le despierte. ¿Qué habría que hacer?. Mi hijo no reaccionaba a lo típico que suelen aconsejar de mojarles la carita, hacerles cosquillitas en los pies… Él sólo quería dormir y estoy convencida de que todo ese tiempo que perdimos fue el principio del fin. ¿Qué hay que hacer en caso de separación o en caso de que el bebé, por el motivo que sea, esté muy dormido o no tenga interés en mamar?.

2ª pregunta. Siguiendo con el supuesto de mi hijo, pongamos que en dos días supera ya la pérdida de peso considerada normal, cada vez duerme más y se entra en ese círculo vicioso del que ya habla Carlos González en su libro. Si hay que suplementar, ¿cómo suplemento? ¿con una jeringa? ¿alguien sabe dónde se puede comprar el vasito éste del que habla en el libro (un vasito como con pico, especial para este fin). Y, lo más importante, ¿cómo se sale de ese círculo vicioso en el que el bebé cada vez está más débil, duerme más y mama menos y aún peor?.

3ª pregunta. Os vais a reir pero tengo esta duda. Desde que el niño nace hasta que sube la leche, lo que obtiene cuando mama es calostro, ¿descartamos entonces que si llora pueda llorar de hambre?. Si el niño llora y llora y llora y la leche aún no ha subido, la única cosa que hay que hacer es ponerle al pecho, ¿verdad?.

4ª pregunta. Si pongo mucho al niño al pecho durante esos días antes de la subida, ¿no produciré una ingurgitación mamaria?. Tras la segunda lectura del libro ahora estoy convencida de que la tuve. Se me puso el pecho muy grande y duro, me dolía y me dieron décimas de fiebre. Creo que eso tampoco ayudó.

5ª pregunta. Si tuviérais que resumir en pocas frases cuál es el secreto del éxito, ¿cuáles diríais que son las claves?. Ponerle constántemente al pecho, ser una experta corrigiendo la postura (que yo ni idea)…

6ª pregunta. ¿De verdad el chupete es un problema?. Cuando quisimos dárselo a mi hijo, ya había decidido que mejor se chupaba el dedo… y así seguimos. Preferiría evitar esto en un futuro, creo que el chupete es más fácil de retirar.

7ª pregunta. ¿Me recomendáis algún libro que profundice algo más en el tema?.

Son muchas las dudas que tengo pero esas son las más destacadas ahora mismo. Como véis, lo que más me preocupa son los primeros días, no sé si voy a saber hacerlo mejor que la primera vez y me gustaría estar preparada para resolver todos los contratiempos que puedan ir surgiendo…

Había pensando en hacer, dentro de unos días, un post resumen de vuestras respuestas, si os parece bien. Así podrían tomar nota más chicas que compartan mis dudas…

Muchas gracias por vuestra ayuda.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

57 comentarios sobre “Preguntas sobre lactancia

  • el 09/02/2012 a las 9:43
    Permalink

    Ester será un post muy interesante para muchas mamás, cuando las expertas respondan a tus preguntas…yo de experta nada, pero le dí el pecho a mi hija 12 meses, hasta que ella se cansó, y no tube ningún problema, ni una grieta, ni nada.

    Creo que el éxito en mi caso fue haber interiorizado bastante como tenía que ser la postura buena y tener la suerte que mi hija se cogió bien desde el principio. El resultado fué que no tube ni un dolor…bueno cuando me subía la leche los primeros días el pecho se te pone muy duro y caliente, pero la solución era vaciarlo(con la colaboración de tu peque, que estará encantado…). También creo que es importante decir que en el hospital algunas chicas (cada una tiene su opinión) me decían que no se cogía bien pero yo tenía bastante confianza y notaba que me succionaba bien todo el pezón. Si no hubiera estado informada previamente me hubiera puesto nerviosa, la verdad y no sé como habría acabado mi lactancía. Con eso quiero decir que mi consejo principal es: informate y ten confianza en ti y en tu pequeño. Seguro que lo conseguireis.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 9:43
    Permalink

    Yo creo que se necesita perseverancia y muchas muchas ganas.. En nuestra sociedad de las prisas y el reloj es dificil poder poner al pecho a el niño cada vez que le veamos que tiene hambre (que los primeros dias es siempre que esta despierto), y en el caso de los “bellos durmientes” es duro sacarte leche para darsela (lo digo por esperiencia)
    Vete llenando el conge de comida preparada para no tener que cocinar, porque con otro peque te sera dificil estar al 100% con el pequeño con otro demandando atencion y encima intentar hacer algo de la casa
    Cuando ademas tu primera lactancia no tuvo buen inicio las dudas seran mayores.. mucho animo, y algo que a mi me fue bien para el agarre fue ponerle en el pecho (boca a abajo) y dejar que reptase el mismo a la teta y se agarrase, asi no aprenden posturas incorrecta

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 9:50
    Permalink

    A ver…cuantas preguntas!!! Creo que el pecho se te puso duro y te dio fiebre porque a veces con la subida pasa eso, a mi me paso y lo pase muy mal.

    Yo también estuve separada de mis dos hijos, del primero demasiado tiempo, prefiero ni acordarme. El niño estuvo dormido los primeros días, pero lo ponía y lo ponía…al final me subió la leche, los dos han sido cesáreas. Le dimos un poco de biberón de los que ya están preparados en la Clínica, pero sólo un poco.

    El mayor no tuvo problemas de peso, el segundo si y perdió una barbaridad, pero luego se recupero estupendamente, gracias a la pediatra que se preocupó pero no me alarmó…

    No les puse chupe a ninguno de los dos hasta el mes, lo único que ha pasado es que a los tres o cuatro meses ya no quisieron chupe.

    Con el primero me dolía mucho, muchísimo…se me escapaban unos lágrimones que ni te cuento, mi marido decía que no podía ser, pero aguante y aguante y el tío ha estado mamando hasta los 26 meses, lo dejo porque yo le anime porque no pudo ser la lactancia en tandem, pero eso es otra historia muy larga….

    El segundo ya lleva 11 meses y espero que siga hasta que él quiera. dudo mucho que venga un tercero.

    Resumiría mi éxito a pesar de los problemas es constancia, y cabezonería de la madre, nada de chupetes y nada de suplementos. Aunque por dentro estés muy preocupada no alarmarte si baja peso y confiar en que lo recuperará a los días. Pero este es mi caso particular, luego cada caso es un mundo, que quede muy claro.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 9:51
    Permalink

    Se me olvidaba lo más importante, no hacer caso a nadie, cerrar los oídos a todos los comentarios que te hagan….

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 9:52
    Permalink

    Bueno, creo que tengo algo de “experiencia” en esto así que veré si puedo ayudarte.

    Lo primero decirte que … si yo lo conseguí (mi hija hace un año la semana que viene y sigue tomando el pecho) lo consigue cualquiera. Lo mas importante es insistir, insistir, insistir. a pesar de lo que te digan a tu alrededor.

    A mi me costó casi un mes instaurar la lactancia y para ello me ayudó una monitora de la liga de la leche. Como tú, yo tenia un poco de reticencia a consultar a uno de estos grupos pero la verdad es que fueron la solución y la monitora que estuvo conmigo me ayudo muchisimo.

    en cualquier caso, yo utilicé dos cosillas mientras conseguia normalizar lo del pecho:

    hay un biberon de Medela que funciona de forma muy parecida al pecho. se llama Calma, es carillo, pero yo lo usé para darle a la niña el primer mes en el que hacia lactancia mixta. luego ya se lo quité y no hubo problemas para que cogiera el pecho. No les resulta facil succionar de ahi por lo que no son un problema.

    lo segundo, que me lo dieron en la liga fue una especie de sonda (como un tubito de los que se usan para sacar sangre) conectado a una jeringuilla (la jeringuilla directamente en la boca del bebe puede hacerle daño). si le metes la sondita por la comisura del labio mientras le pones en el pecho y entonces con la jeringuilla impulsas leche, simplemente con las gotillas que le entran en la boca estimulan su instinto de succion. yo con eso consegui que mamara en 1 día, despues de dos semanas sin conseguirlo.

    Y por ultimo, es importante que insistas en que te dejen al bebe nada mas nacer y ponerle en el pecho. por lo que cuentas me imagino que te haran una cesarea pero aun así deberías intentarlo. en mi caso ese fue el error. dejar pasar muchas horas sin que el bebé mamara.

    Creo que lo mejor para despertar al bebe es desnudarlo pero a mi no siempre me funcionaba y me daba penita. yo intenté de todo, menos los pellizcos que me recomendaron!!! en fin…

    De todos modos, las cosas no tienen porque repetirse así que seguro que esta vez te sale todo fenomenal a la primera. si quieres preguntarme alguna cosa en particular, comentame y te doy mi teléfono. sé lo importante que es que alguien sea capaz de ponerse en tu lugar en situaciones así porque hay mucha gente que no entiende que la lactancia agobie…

    ah, y comentanos que tal la ECO 4D

    Besos

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 9:53
    Permalink

    Estare atenta a las respuestas, creo que nos pasó algo parecido, mi hijo si se enganchaba al pecho pero en 2 días perdió mucho mucho peso y hubo que complementar. La leche tardó 1 semana en subir y tenía muy muy poco, seguia perdiendo peso. Creo que las respuestas a tus preguntas tambien pueden ayudarme para un futuro.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:16
    Permalink

    Mi pequeña aportación:

    1) Piel con piel. Te quedas en ropa interior y el bebé en el pañal, y le acercas al pecho, verás cómo al final se despierta. Si ves que aun así sigue durmiendo, despiértale suavemente, ábrele con cuidado la boquita, y métele el pezón. Al final se enganchará.

    2) Yo suplementé con un relactador, así la lactancia no peligra, Medela los tiene, son cómodos de usar y puedes suplementar de ese modo con la leche que te saques. Si no, con una jeringa pequeña que introduzcas por un lado de la boca, es muy fácil. Con un dedo (limpio jejeje) haces que el bebé succione, y la jeringa la metes por el otro lado. Hay vídeos de la técnica en Youtube.

    3) Yo sí creo que pueda llorar de hambre, porque el calostro se digiere muy rápido. La cosa es ponérselo al pecho tooodo el rato para minimizar esa hambre. Pero ten en cuenta que esa hambre es la que hará que suba la leche: hambre -> más succión -> leche.

    4) Al revés, la ingurgitación la producirás si no lo pones lo suficiente y no hay un buen vaciado del pecho. De todas formas, si tienes una ingurgitación tampoco pasa nada, estarás molesta un par de días pero se pasará en cuanto los pechos empiecen a vaciarse correctamente.

    5) El secreto del éxito es tener claro que quieres dar teta. Eso es todo. El resto puede solucionarse.

    6) Pues para algunos bebés sí, para otros no. Yo no se lo daría, con mi hija mayor sí interfirió. A la peque no se lo dimos y mucho mejor, alguna vez hemos intentado dárselo (para los viajes en coche, principalmente) y ya no lo quiere. Eso sí, el no usar chupete supone mamar mucho más, claro (succión no nutritiva).

    7) Yo iría más bien a un grupo de lactancia. Creo que es más sencillo contestar a tus dudas específicas con un diálogo con otras mamis que con un libro unidireccional.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:16
    Permalink

    Estaré atenta al post que publiques con todas las respuestas, siempre esta bien conocer experiencias y opciones.
    yo no te puedo ayudar, a mi primer hijo le di el pecho hasta los 6 meses, cuando ya no quiso mas, y en ningun momento tuve problemas, desde el hospital lo cogio perfectamente y a mi no me salio ni una grieta ni nada, eso si, me daba una crema (purelan puede ser?? ya te lo confirmare) todos los dias. Ahora espero que con el segundo sea igual, pero por si no es asi quiero estar mas informada, porque ahora me doy cuenta que aquello fue bastante suerte.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:18
    Permalink

    Ah! eso si, a mi me pusieron al niño al pecho nada mas nacer, cuando no habia pasado ni un segundo, fue salir y tenerlo encima mio cogiendo la teta.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:19
    Permalink

    A ver… no sé que te han contestado ahí arriba, pero intento aconsejar con los únicos conocimientos de ser madre que lactó a sus dos hijos, con la segunda, con casi dos años, sigue en ello.
    1- Mi hijo estuvo ingresado una semana al nacer. Le dieron varios biberones, yo me sacaba (los calostros al principio) que le mezclaban con la leche. El 2º o 3º día empezó la lactancia materna. Por la noche le daban biberón del que yo me sacaba, preferían que no entrara yo por no molestar mucho, a los otros niños y a las propias enfermeras, aunque estaba un par de plantas más abajo… Yo tenía mucha mucha leche, cosa que ayudó un poco. Si durante la hora u hora y pico que yo estaba allí se dormía demasiado, después le daban biberón. Hay ocasiones en que las cosquillas y demás no funcionan. El cojín de lactancia (uno duro y con forma de semicírculo) ayuda bastante al principio.
    2- No lo sé… supongo que deberías suplementarlo, ya sea sacándote tu propia leche o con leche artificial. Pero yo no he estado en este caso.
    3- Aunque no te haya subido la leche, puede llorar por hambre. A mi primer hijo le dieron biberón cada 3 horas durante sus 2 o 3 primeros días de vida. La segunda, se conformó con la teta hasta que subió la leche. Eso sí, las dos primeras noches… lloró un montón. Pero también pudo ser porque tenía la clavícula rota, o yo que sé… Paciencia…
    4- No sé que es eso. Pero sí sé que cuando te sube la teta, se te ponen las tetas duras como piedras y te dan unas décimas de fiebre (37,6ºC-37,8ºC en mi caso). A mí con mis dos hijos me ha pasado.
    5- No agobios. Intentar entender a tu bebé, empezar a conocerlo. Intentar saber qué le pasa (sin agobios). No agobiarse en un sentido (teta por encima de todo) ni en el otro sentido (a la mínima de cambio le meto un biberón). Poco a poco, para él también es una novedad y puede estar incómodo por muchas cosas. Que llore no es un signo de enfermedad, los gases al principio son complicados y cuesta un par de semanas hacerse el uno al otro.
    6- El primero tenía el chupete todo el día en el hospital. Creo que fue la única época que lo usó. Ninguno de mis dos hijos han querido. Ahora la pequeña, con casi dos años, lo usa a veces para dormir (antes usaba mi teta, pero ya me molesta). Creo que también lo usa por el tema de los dientes. Intenta evitar el chupete las dos primeras semanas mientras se establece la lactancia materna, después el chico decidirá si quiere o no.
    7- A parte del que has leído, no conozco más. Aunque yo tampoco lo he leído… Ármate de paciencia, y saca toda tu empatía para esos momentos. Para mí fue bastante fácil, aunque con algunos problemas y un poco de inseguridad al principio, pero ya te digo, es cuestión de 2 semanas si no hay problemas graves.
    Mucha suerte y ya te digo, poco a poco… No creas que los que escriben libros lo saben todo. Cada caso es un mundo y cada persona y su situación es única, así que lo que te queda es conocer a tu peque, entenderlo y que él te conozca a tí. Mucha suerte, un abrazo y muchos ánimos. Que eres una madre genial 😉

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:36
    Permalink

    Y por último. Confía en tu instinto. Pregunta todo lo que quieras, asesórate todo lo que quieras y todo lo que necesitas. Pero tú decides. No te obsesiones. Mi primer hijo a los 6 meses dejó la lactancia, no quería la teta, le llamaba más la atención la fruta, le encantaban los cereales… Se los metí porque de dormir las noches del tirón pasó a despertarse cada 2 o 3 horas y no se saciaba. Seguí intentándolo un par de semanas más, pero ya no la quería. Pasé de ofrecerle a todas horas a ofrecerle en menos ocasiones, en las que tampoco quería.
    Nuestros peques también saben lo que quieren. Recuerda que la lactancia es cosa de dos.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:37
    Permalink

    Hola mama_cc, yo no soy asesora de lactancia ni nada de eso, pero te cuento mi experiencia por si te puede servir.

    También estoy esperando a mi segundo nene y no he tenido tiempo a releer el libro, pero te aseguro que en el caso del primero (mi experiencia comenzó de forma parecida a la tuya) y sin la ayuda del libro estoy segurísima de que no hubiese continuado. Yo creo que no fueron tanto las cosas concretas que se recomiendan, sino el darme la confianza de que yo podía amamantar a mi hijo y de que sí, había problemas, pero la mayoría se podían solucionar.

    Mi peque nació por cesárea con 2,800 kg (bastante pequeñito) a las 2 de la madrugada y esa noche la pasó en el nido hasta las 6 de la mañana que nos lo trajeron. No sé si ahí le dieron o no un biberón, pero bueno, creo que eso no fue relevante.

    Nada más juntarnos lo puse al pecho y como tu dices era un lirón. Se enganchaba, si, pero a los 5 minutos estaba sopa, así que me pasaba el rato en el hospital con las palmaditas en el culete, las manos húmedas en la nuca y hala, todo el día en la teta.

    Al ser una cesárea estuve unos cuantos días en el hospital, así que no tenía mucho más que hacer. El peque bajo casi hasta los 2,5000, pero parecía estar bien. Dormía mucho y al ser pequeñito tenía que despertarlo yo a las 3-4 horas (en casa luego llegaron a ser 5 horas) para comer. Le zarzeaba durante un rato para comer y que se mantuviese despierto y después de 30 min-1 hora ya le dejaba descansar para que no pensara que mamá era una pesada, je, je… Probaba todas las posturas, barriga contra barriga, balón de rugby, etc… lo que viera que nos era más cómodo para los dos.

    A los 3 días o así el peque se puso un poco amarillito y me dijeron que si aumentaba la ictericia habría que ingresarlo para ponerle fototerapia uno o dos días y que mientras tanto le diese mucho la luz de la ventana y que comiese lo más posible, así que ese día, después de darle el pecho comencé a darle biberón. Conseguimos que al dia siguiente ya hubiesen bajado un poco los niveles así que nos fuimos para casa tan contentos.

    A partir de entonces cada toma consistía en unos 20 minutos por pecho despertándolo y demás (lo de esperar a que se soltara sólo hubiese significado que a los 5 minutos lo dejáramos, je, je) y luego le daba biberón que requería un poquito menos de esfuerzo para él, aunque también se quedaba dormido, eh?

    Por las noches al principio me ayudaba mi marido mientras estuvo de baja, pero luego me tocó a mi. Me levantaba, 40 minutos de pecho + preparar el biberón + tomar el biberón + esterilizar… a veces también sacar leche para guardar o estimular. Vamos, alrededor de una horita u horita y media en danza. Lo bueno es que, como te contaba, luego él dormía 4-5 horas, así que me daba tiempo a descansar a mi también.

    A las semanas empecé a ver que tenía más fuerza, así que fuimos tomando la decisión de intentar retirarle el biberón. Siempre tomaba primero el pecho y si lo veía tranquilo y satisfecho no le daba más. En otras tomas le fui bajando la medida del bibi. Poco a poco fuimos retirando tomas y sobre los dos meses mi bebé ya se alimentaba sólo con lactancia materna. Tuvimos nuestros problemillas, crisis varias de crecimiento, rojeces y endurecimientos, pero de todo salimos adelante y continuamos hasta los 13 meses que lo fuimos dejando los dos, así que me doy por satisfecha.

    En cuanto a lo que yo te pueda recomendar por mi experiencia, tú ya sabes que tu niño se alimentó con biberón perfectamente, así que no te agobies, mantén la calma y si tú vas a estar estresada, tienes dolores que son inaguantables o cualquier otra cosa, pues intentas solucionarlo y si no, se le da biberón y no pasa nada. Yo hice todo ese esfuerzo porque en mi caso me merecía la pena, estábamos los dos contentos y no tenía mucho más que hacer… (ahora con el segundo a ver qué pasa…). Así que guapa, paciencia, probar muchas cosas y suerte!!! (que también hay niños que se enganchan perfectamente a la primera sin ningún problema).

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:37
    Permalink

    Voy acontestarte a lo que pueda, siempre desde mi experiencia personal, que es lo único que puedo aportar.

    1.¿Qué hay que hacer en caso de separación o en caso de que el bebé, por el motivo que sea, esté muy dormido o no tenga interés en mamar?
    Lo suyo es que no haya separación, aún habiendo cesarea. Si bien la cesarea necesita que la madre esté en reanimación un par de horas, los primeros minutos del nacimiento pueden ponértelo sobre tu pecho, y aunque solo sean unos minutos eso ayuda muchìsimo pues en ese tiempo el instinto de succión está pleno. Es cierto que los bebés que nacen por cesarea lo hacen como adormilados, el proceso de parto en realidad les prepara para salir y en la cesarea los sacan de golpe sin que haya ese proceso, pero bueno, yo creo que aunque esté dormido hay que intentar ponérselo al pecho porque incluso dormidos pueden abrir la boca y mamar.

    2. ¿cómo se sale de ese círculo vicioso en el que el bebé cada vez está más débil, duerme más y mama menos y aún peor?. Lo suyo es no llegar a entrar en ese círculo, los primeros días osn muy importantes y lo que te decía antes, póntelo al pecho a la mínima oportunidad, aunque esté dormido, no dejes de intentarlo. Hay bebés que son muy tranquilos y se duermen en las tomas, así que hay que intentar espabilarlos y ofrecerle el pecho muy a menudo. Hay que tener muhca paciencia y ser muy constante.

    3. Desde que el niño nace hasta que sube la leche, lo que obtiene cuando mama es calostro, ¿descartamos entonces que si llora pueda llorar de hambre? ya sabes que puede llorar por muchos motivos pero esas alturas aún no conocemos el motivo de su llanto, con lo que ofrecer el pecho es siempre buena opción porque no solo calma el hambre, sino que consuela.

    4ª pregunta. Si pongo mucho al niño al pecho durante esos días antes de la subida, ¿no produciré una ingurgitación mamaria?. No tiene por qué, yo creo que la subida no es algo que controlemos nosotras, puede ser leve o puede ser muy grande a pesar de nuestros esfuerzos por lo uno o por lo otro. Si ves que tienes una subida muy fuerte ten a mano un sacaleches, cuando te metas en la ducha date con el agua calentita y vacíate el pecho, no te dejes esperar, si ves que se te llena mucho o el peque no te lo vacía bien ayúdate tú.

    5ª pregunta. Si tuviérais que resumir en pocas frases cuál es el secreto del éxito… EL secreto del éxito es la paciencia y la confianza. Paciencia porque no es algo de efecto inmediato, a veces las tomas se hacen eternas, hay bebés muy demandantes que pueden estar todo el día enganchados… pero sobre todo tienes que pensar que tú vales, puedes y tienes, aunque no lo veas. COnfía en tí, en tu cuerpo y en tu bebé.

    Y no está de más acudir a reuniones de algún grupo de lactancia durante el embarazo y plantear allí todas las dudas posibles. Además la experiencia de otras madres te puede ayudar mucho, y llevar soluciones en el bolsillo a posibles problemas o simplemente saber identificar un problema es de mucha ayuda. Yo evité una mastitis por detectar los síntomas a tiempo…

    6ª pregunta. ¿De verdad el chupete es un problema?. Para mí no lo fue, aunque yo me esperé al menos un par de semanas para empezar a usarlo.

    7ª pregunta. ¿Me recomendáis algún libro que profundice algo más en el tema?. Yo sole he leído el de Carlos González.

    Espero haberte ayudado en algo, y ya sabes donde estoy, para lo que quieras.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:42
    Permalink

    ¡Hola! suelo leerte el blog y aunque no suelo comentar, como haces preguntas sobre nuestra experiencia te contaré. Me veo muy identificada contigo ya que con mi primer hijo tenía muchísimas dudas y me leí todo lo que cayó en mis manos, y lo peor de todo, dejé que todo el mundo me diera consejos, con lo cual conseguí llenarme la cabeza de ideas preconcebidas de cómo debía dar el pecho. Fue lo peor, ya que en este tema creo que lo mejor es seguir tu instinto, insistir, y tener mucha paciencia. Para mí, en lo que respecta a Lactancia Materna no hay ni horarios, ni posturas ni nada que sirva para todo el mundo, a cada una nos funciona una cosa. A los dos les he dado el pecho pero con la segunda estoy disfrutando hasta cuando me pide por la noche, estoy feliz viéndola tomar, sé que son momentos que pasarán muy rápido y quiero disfrutar hasta de las tomas a las 4 de la madrugada. Por otra parte, yo también tengo un niño de dos años y medio y una niña de 4 meses y como te decían por ahí, es conveniente que te dejes comida preparada y que busques ayuda para las primeras semanas porque va a ser muy duro, aunque maravilloso… ¡Animo!

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:45
    Permalink

    Yo la experiencia que tengo es la mía, personal y subjetiva, pero a lo mejor te sirve algo… Al mayor le di 3 años y medio, hasta el embarazo del peque, entonces se destetó. El peque tiene 3 semanitas y ahí estamos…

    1 y 2- Al mayor me lo separaron al nacer, pero en el paritorio conseguí (por pesada) que me lo pusieran al pecho un par de minutos… luego llegó muy dormidito pero se enganchaba cada vez que lo ponía, así que por ese lado no tuve problemas. Con el peque nos dejaron 2 horas solitos piel con piel en el paritorio, así que estupendo.

    3- Yo creo (es una opinión personal) que sí que tienen hambre. La diferencia está en cómo te lo tomes tú. Con el mayor en el hospital me insistieron en que le diera bibes, y eso hice. Con el segundo me lo ponía todo el rato al pecho, pasamos la segunda noche bastante mala, con muchos lloros, pero aguantamos hasta que subió la leche. A partir de ahí bien.

    4- Yo ingurgitaciones he tenido con los dos, aunque no al principio, porque me los ponía tanto al pecho que casi ni noté la subida. Duelen mucho, yo lo sé bien. Lo que te diría es que busques videos de cómo sacarte un poco de leche MANUALMENTE. El sacaleches requiere práctica y una ingurgitación hay que tratarla rápido para que no llegue a mastitis. Si lo intentas con el sacaleches y no sacas nada, lo que estarás haciendo es estimular más el pecho y que se ponga peor.

    5- Yo creo que el secreto del éxito es la información (así que tú ya tienes muchísimo ganado), y saber dónde ir a preguntar cuando tienes dudas sobre lactancia. A no ser que tengas mucha suerte, tu pediatra seguramente no tendrá ni idea. Mejor vete a un grupo de lactancia. Si puedes ir en el embarazo mejor, así vas aprendiendo de otras mamás, que es la experiencia, propia o ajena, la que más enseña…

    6- El chupete: cuando yo se lo quise dar al mayor, que se pasaba toooodo el día a la teta y me tenía desquiciada, ya no lo quiso. Sólo quería teta. Con este ni lo voy a intentar, como mi idea es hacer como con el mayor y no trabajar hasta que tenga el año, puedo ponerle al pecho siempre que haga falta. Confío en que, como el mayor, con eso tenga suficiente y no se encuentre el dedo…

    7- El mejor libro yo creo que ya lo has leido… Lo que puedo recomendarte son los dos foros que a mí me ayudaron mucho con el primero (no sé si estoy haciendo “publicidad gratuita”, si crees que es así quítala… pero te aseguro que no me pagan nada, qué más quisiera yo!!)
    – el de la Asociación Española de Pediatría, http://www.aeped.es/foros/foro-comite-lactancia-materna/dudas-sobre-lactancia-materna-padres
    – el de Maternidad Instintiva: http://maternidadinstintiva.activoforo.com/
    Los dos son muy serios, con mucha participación y con muchas dudas que a veces parecen tontas pero que todas las mamis tenemos, y hay mucha gente que ayuda. A mi me fueron muy bien.

    Yo creo que esta vez te irá estupendamente, ya lo verás. Con información es mucho más fácil, si tienes que hacer caso a pediatras desinformados lo tienes mal, que yo he oido cada cosa… ayer mismo sin ir más lejos, y eso que ya tengo experiencia y no pregunto nada!! Llevé al peque a la pediatra porque tiene moquitos y llora porque no puede comer y respirar a la vez -el mayor está con un gripazo, y le ha pegado los moquitos- y resultó que la culpa de que llore es mía porque le doy demasiado de mamar (pero no te estoy diciendo que el pobre casi no puede comer???? Pues le tengo que estar dando todo el rato, porque a los dos minutos se cansa y lo deja, y enseguida vuelve a pedir…) Encima, según su pediatra, engorda demasiado, así que ya la tenemos liada. Diagnósitco: cólicos. Tratamiento: pecho cada 3 horas, manzanilla si tiene hambre y un medicamento para los cólicos. Joé, que yo sólo venía por unos moquitos!!! Por eso te digo, que en cosas de lactancia mejor ir a preguntar donde más saben…

    Mucha suerte, ya verás que esta vez todo irá bien!!

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 10:52
    Permalink

    Hola guapa!
    todas estas preguntas casi dan para un post entero en mi blog!! jajajaja
    En cualquier caso, voy a intentar contestarlas todas, sin enrollarme demasiado, a ver si soy capaz 😉

    1. La separación mamá-bebé. Este es uno de los mayores problemas para un adecuado inicio de la lactancia. No está justificada esa separación, excepto en casos de vida o muerte o algo así. Si yo fuera tú y tuviera que luchar por algo en mi parto, desde luego sería por eso. No te separes del bebé cuando nazca. El bebé lleva dentro de ti nueve meses, está programado para ponerse a tu pecho nada más nacer, de hecho, si se coloca al pecho durante la primera hora de vida, casi, casi tienes el éxito de tu lactancia asegurada (posturas y comentarios de visitantes “expertos inexpertos” aparte jeje)
    En cualquier caso, si esta separación no puedes evitarla lo que te toca después es intentar recuperar el tiempo perdido. Mucha piel con piel. Nadie en la habitación de visita, tu pecho al aire y el bebé encima con la teta disponible siempre que quiera…esto también suele funcionar (aunque la realidad suele ser muy distinta)

    2.Suplementación. No tiene por qué necesitarla si haces lo del punto 1, pero si la necesitas hay muchas opciones. Está el biberón CALMA que es el más parecido al pecho materno, el bebé tiene que hacer fuerza para extraer la leche, no es tan fácil como con los bibes normales. Está el vasito que dices, está usar una sonda con leche artificial o tuya extraida que se usa mientras el niño mama….y está el biberón normal. Depende del peso que haya perdido el bebé y de lo “dormido” que esté. Hay bebés que se cogen a tiempo pero yo he visto algunos que están tan, tan dormidos, que hay suplementar como sea! Pero vamos, que esto, no te va a pasar!!! 🙂

    3.EL hambre del bebé hasta que sube la leche. Bueno…no sé por qué puede llorar un bebé…pero generalmente con el calostro tienen suficiente para estos días y lo que les pasa es más bien, necesidad de contacto, necesidad de mamá, estrés en el hospital por muchas visitas, ruido, le despiertan para hacerle la prueba del talón…en fin, todo eso 🙂

    4. La ingurgitación mamaria se produce porque no se vacía tu pecho no porque el bebé haya estimulado mucho la producción de leche. La mejor forma de eliminarla es ponerte al bebé al pecho y que lo vacíe bien. Si el bebé no lo vacía del todo puedes hacerlo tú con un sacaleches o manualmente…

    5. La clave del éxito para mi es la CONFIANZA. Eres capaz de dar el pecho, sólo tienes que creerlo. Eres una mujer mamífera, confia en ti misma y confia en tú bebé…déjale a él llevar la voz cantante, posiblemente tú no entiendas de lactancia o de posturas, pero él si. Está genéticamente programado para ello. El es un experto en lactancia 🙂 y si confias en tu capacidad de lactar, lo serás tú también. Mi segunda clave del éxito (que está absolutamete relacionada con la primera) es no escuches las críticas ni des explicaciones. Lo cierto es que cuando confias en ti misma y en tu bebé no escuchas las críticas ni sientes la necesidad de explicarlo todo 🙂

    6 El chupete no es necesario cuando un bebé tiene cubiertas sus necesidades de succión con el pecho….dicho esto, yo no considero que sea tan problemático como dicen. No creo que únicamente el chupete pueda romper una lactancia. Si creo que el chupete unido a muchas otras cositas, suma para dificultar la lactancia, pero él solo no la impide. No se si me he explicado bien….

    7. El libro que te has leido explica super bien todo lo que necesitas saber sobre lactancia. Puedes hacerte un curso de asesora de lactancia si así lo quieres, pero mi opinión es que tienes bastante información y muy bien exlicada. En fin, que creo que lo que te pasa no es falta de información, sino falta de CONFIANZA…y eso, ningun libro te lo va a dar.

    En cualquier caso, seguro que puedes llevarte a una asesora de lactancia bajo el brazo!! numerosas asociaciones tienen talleres de lactancia y tienen servicio de voluntariado hospitalario donde visitan a las mamás recien paridas para ayudarles con sus dudas…o también tienen la figura de las madrinas de lactancia…

    Bueno guapa, no se si te he ayudado en algo o te he hecho más lio aun!! jajaja pero concluyendo (por fin!!) sólo te digo que confies en ti misma. Todas las mujeres podemos dar el pecho. La humanidad de habría extinguido si no fuera así.
    Disfruta de tu bebé, disfruta de tu lactancia y de la union que se produce cuando le das el pecho a tu baby…la leche fluirá y todo lo demás también.
    Un besazo!!
    Pilar

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 11:20
    Permalink

    Yo no soy ni mucho menos experta pero te voy a dar las respuestas desde mi visión personal:

    1. yo aunque esté dormido me lo pondría al pecho, piel con piel, tienen el reflejo de succión y cuando lo huela casi seguro que abrira la boca, aunque esté dormido pero con la teta cerca de la boca.

    2. Yo probaria con jeringa. No se donde se puede comprar el vasito, Eloisa de Una maternidad Diferente seguro que sabe. Sobre suplementar con leche de formula, creo que dos dias no es tiempo suficiente para recurrir a ella, es más a mi me subio la leche a los dos dias y medio despues de parir, ya en casa…

    3. Si, yo cre que se puede descartar que sea por hambre, ya te digo que a mi me subio la leche a los dos dias y medio, posiblemente si llora será porque necesite mucho contacto. Muchas veces se dice que cuando se les da un bibi se quedan tranquilos y lo que tenian es hambre, lo que se quedan es empachados y por eso se duermen. Abril protestaba muchisimo y la ponia al pecho y se calmaba, asi que asi se paso los primeros dias jajaja.

    4. La subida de la leche puede ser tremenda, como fue la mia… Lo que yo hacia es poner a Abril a mamar mucho, cuando ella no queria más, paños calientes y a vaciarme el pecho, duchas de agua caliente y a vaciarme los pechos con las manos o con un sacaleches (el mio es el Avent electrico), no dejar que se te pongan demasiado duros e intentar disolver los “biltos” con masaje, calor, y extraccion.

    5. Que la postura sea la correcta (yo fui a los pocos dias de que Abril naciera a un grupo de lactancia para asegurarme), mucha teta (niño protesta= a la teta), pechos al aire el mayor tiempo posible… Y mucha paciencia porque si la postura es buena (y el niño no tiene frenillo) las grietas que quizas salgan los primeros dias y los pechos taaaan rebosantes desapareceran. Mucha confianza en lo que hagas. Intentar estar algun ratito con gente que tb de el pecho o lo haya dado pero que sea respetuosa…

    6. Hasta el mes recomiendan no darselo. Abril no lo quiso, nunca, le daban arcadas. Es verdad que les consuela bastante después en los meses posteriores… Abril no lo quiso y ha sido siempre muy demandante asi que me he tenido que sacar la teta en muchas ocasiones en muchos sitios.

    7. Quizás mamis blogueras que son tb asesoras puedan ayudarte aqui mucho más. Yo tb intentaria acudir a algun grupo de lactancia que te haga sentir agusto.

    Muchos besos

    4.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 11:30
    Permalink

    A mí el libro de Carlos González me está ayudando mucho con mi segunda hija, a la que doy el pecho actualmente. Si lo hubiera leído antes, probablemente hubiera podido prolongar bastante más la lactancia del primero (tuve que tomar hormonas y dejé de darle el pecho, aunque tal vez no hubiera sido necesario).
    Mis dos hijos no han querido chupete, al primero le dio por chuparse el dedo y la pequeña no sabemos aún por donde va a salir (tiene mes y medio).
    Sin embargo, algo que yo hice “por mi cuenta y riesgo” ya con el primero, cuando no había oído hablar en la vida de la confusión “pezón-tetina”, fue alternar el biberon (con mi leche extraída) y el pecho indistintamente (ya sé que el biberón es la última opción recomendable para muchos grupos, y que se prefiere el vaso o la jeringa, sólo cuento mi caso).
    Con la niña decidí hacer lo mismo desde los primeros días y el resultado ha sido idéntico: coge el biberón y el pecho con la misma facilidad. Suelo darle el pecho siempre que puedo y reservo el biberón para cuando tengo que salir de casa (soy autónoma y tengo que ausentarme con frecuencia).
    Yo me “apaño” muy bien con el sacaleches, y la niña se alimenta de mi leche en exclusiva. Sin embargo, el hecho de poder hacer lactancia diferida con biberón a mí personalmente, me aporta muchas ventajas por los motivos que he comentado.
    Sé que esta opción no es válidad para muchas madres, ni para muchos bebés, que no admitirían las dos cosas por igual (conozco casos). Pero como digo, hablo de lo que a mí me ha funcionado con excelente resultado hasta hoy. No todos los bebés rechazan el pecho después de darles biberón, aunque reconozco que intentarlo puede ser un riesgo que no mucha gente esté dispuesta a asumir.

    En tu caso, a pesar de tus dudas (que seguro que alguna asesora de lactancia de las muchas que leerán tu blog te podrán resolver estupendamente) estaría tranquila, estoy segura de que lo vas a hacer fenomenal 🙂

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 11:51
    Permalink

    Por cierto, se me olvidaba, si tuvieras que suplementar lo mejor es un relactador, ya que te cuelgas la botellita y tu bebé, además de tomar lo que mama directamente de tu pecho, toma también lo de la botellita a través de un tubito muy fino que va hasta el pezón. De esta manera sigue “mamando” aunque reciba por dos vías.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 11:53
    Permalink

    Buff, me parece que ya te han dado todas las respuestas importantes…Yo no puedo aportarte gran cosa más, porque yo no tuve problemas con la LM. No recuerdo exactamente cuanto tardé en ponérmelo al pecho (tengo una nube difusa de recuerdos al respecto…), pero diría que pudieron pasar unos 45 minutos, el tiempo que tardé en subir a la habitación y que lo mirasen en pediatría. Desde que me lo trajeron a la habitación estuve poniéndomelo al pecho. De hecho nuestro colecho empezó en el hospital, porque muchos ratos me quedaba dormida con él al lado. No tuve grietas, pero si algún roce por la succión (algo molesto, pero no muy doloroso). Y cuando me subió la leche se me pusieron unos pechos enoooormes, dolorosos, llenos de bultos. Mi marido fue a buscar un sacaleches, pero no llegué a utilizarlo en esa fase. Me ponía a mi hijo a todas horas. Eso sí, me podía pasar horas con el tío enganchado.
    Sobre el chupete, me negué a ponérselo las primeras semanas, pero después fui dándoselo porque así podía calmarlo un poco en el coche, etc. No se ha chupado nunca el dedo, pero necesita el chupete para dormir y a veces lo pide durante el día (bueno, lo pide bastante e intento distraerlo para que no lo lleve siempre). Pienso como tú, que es más fácil que abandone el chupete que el vicio del dedo.
    En resumen, yo creo que para que la LM sea un éxito, has de tenerlo todo el día encima tuyo, ¡jajaja! ¡Ah! Y sobre las posturas, yo me sabía la teoría de memoria, pero Peque a veces se ponía de cada forma rara…
    Por último, te explico que una amiga dio a luz hace unos mesecitos y en el hospital, nada más nacer, le vieron que el frenillo de la lengua podía ser un problema para la LM y se lo cortaron allí mismo. Quizás es algo en lo que puedes insistirle a la pediatra del hospital, por si acaso…
    Besos!

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 12:06
    Permalink

    Las respuestas ya te las están dando muy estupendamente pero te aconsejo que vayas a una reunión del grupo de lactancia de tu ciudad o barrio y expongas tus dudas, conozcas a las asesoras y así tengas el día que nazca tu nene, el teléfono de alguna de ellas para que te ayuden o se pasen por tu casa/clinica a echar un ojo a que todo vaya bien. Ésto te va a ayudar más que un libro o las buenas respuestas que te podemos dar por aquí…

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 12:07
    Permalink

    Mi niña nació con 2,400 y bajó a los 2.100 en dos días. La verdad, yo creo que nació hinchada por tanto suero y claro, no tenía sed al principio y no se enganchaba mucho. Dicho esto, ella se enganchaba bien a la teta, succionaba un poquito y se dormía. A la hora, otra vez. Sinceramente, y por lo he leído a otras mamás, me parece que ése puede ser el ritmo “normal” de un bebé recién nacido. Tres traguitos de calostro rico rico y a dormir.
    La cuestión es que el pediatra me dijo que no me había subido la leche, que la niña perdía peso, y que había que complementar. Lo intenté con la leche de fórmula en jeringuilla, pegadita a la teta o con el dedo, y con el biberón. Pero la niña se tragaba entre 10 y 20ml en cada toma. Vamos, casi nada.
    Me compré un sacaleches, y salía algo de calostro, que le intentaba dar con la jeringuilla.
    El caso es que la niña estaba bien, no se la veía apagada, sólo con ese ritmo de vida peculiar (?) suyo. A los cuatro días de nacer la niña, aún habiéndola tenido casi todo el rato al pecho, me bajó la leche con ingurgitación y fiebre. Pero la verdad es que con el sacaleches y la niña bajó en un día, y no tuve más problemas. A la semana o así la niña ya se agarraba y succionaba más rato, estaba más tiempo despierta… y ya todo bien. Yo también intentaba despertarla totalmente sin éxito, así que desistí, y la dejé a su ritmo, todo el rato pegadita a la teta y “barra libre”.
    Espero haberte ayudado en algo. Si no, a mí las chicas del foro de Lacta Aranda me ayudaron muchísimo, contestaron mis dudas casi al instante en que se las formulaba.
    Mucha suerte, no te agobies, bebé en la teta piel con piel y “let it flow” (nunca mejor dicho). Saca a la gente de la habitación, ponte cómoda, música relajante (eso les funciona hasta a las vacas) mira a tu bebé para ayudar al flujo hormonal, y sé feliz.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 12:32
    Permalink

    Yo no soy una experta pero tuve una lactancia bastante facil (y no estaba convencida en dar pecho). Yo le puse mucho al pecho los primeros dias y la leche me subio al quinto dia.. Muchas de las respuestas que buscas vendran con tu bebe porque cada bebe es diferente. Siempre puedes llamar a la liga de la leche o hablar con tu matrona. Para eso estan .. Animo!! todo ira bien

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 13:37
    Permalink

    Yo creo que lo más importante es estar relajadas!
    En cuanto a lo del chupete, yo se lo he puesto a todos desde el primer día, y se han cogido al pecho ideal desde el principio, claro que es sólo mi experiencia…

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 13:51
    Permalink

    Este tema esta muy intenresante, luego paso con calma a leer las respuestas. Porque si tu tienes dudas, que tendre yo??? porq yo nose nada de nada de nada sobre la lactancia.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 14:18
    Permalink

    Hola! Pues yo te diria lo mismo que “mistrucosparaeducar”: estar relajada, dentro de lo que cabe cuando apenas se dorme.
    Ya sé que es dificil, pero yo intentaria no pensar mucho en tu experiencia anterior. Si después algo no va bien, lo consultas con alguien experto.
    Creo quye es importante relativizar todo un poco: lo del chupete, lo del biberón, lo de la lactancia misma…. He pensado como tu estás pensando ahora y he enseñado a todos mis hijos el chupete, porque se puede quitar, y no el dedo… Y no ha tenido ninguna interferencia en la lactancia. Todos han tomado suplemento de leche artifial, en biberon (recomiendo los de Tommee Tippee) porque no tenia tiempo para sacarme le mio.
    El exito de la lactancia es relativo y personal. Con mi primer hijo la mantuve hasta nos 9 meses, con el segundo hasta los 4(me gustaria haberla prolongado más, pero no fue posible) y el tercero hasta los 11 (y es que la interrompi en torno a los 8 meses para retomarla después – si, es posible).
    Buena suerte y que todo te vaya bien.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 15:43
    Permalink

    Uf, vaya tela! Yo con el segundo llegue al punto de pensar “esto de la lactancia no lo voy a entender nunca”. todo iba bien, y de repente ya no…Saqué una cosa como clarísima: el cansancio, los nervios, un cataroo..cualquier cosa afectaba muchisimo a mi producción de leche ( a peor claro).

    Sobre las primeras cuestiones no te sé responder, pues no tuve ese problema pq lo sniños no eran dormilones.

    Pero sobre tus preguntas 3 y 4 lo tengo claro: cada vez que se despierte, y auqnue no esté llorando, ponlo al pecho. La subida de la leche será antes, el niño no pasará hambre mientras, y todo ira mejor. Y en contra de lo que pueda parecer, la hichazón del pecho es menor asi.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 16:02
    Permalink

    Ninguna de tus dudas son tonterías, intentaré contestar como mejor pueda.

    1º Piel con piel. Eso ya le aporta mucho. Y en cuanto se despierte, que lo hará, tendrá justo al lado lo que necesita.
    No se donde vas a parir, pero en el Doce de Octubre, a no ser que sea una cesárea de urgencia, permiten al papá estar presente y no separan a la mamá del bebé, siempre que el bebé sea a término y no presente ningún problema.
    En el caso de que os separen, a ver cuando dejan de hacer este tipo de barbaridades, si pasan muchas horas deberías empezar a sacarte leche (mejor manualmente), seguramente sólo saldrán unas gotitas de calostro, que puedes recoger con una jeringa y dárselas después si está muy dormido.
    2º Nosotros tuvimos que suplementar, empezamos en el hospital con jeringuillas, porque no enganchaba bien (terminamos con pezoneras hasta los cuatro meses y medio). Después en casa me extraía la leche y se la daba igualmente con jeringuilla. Primero la ponía al pecho y luego el suplemento, si lo quería. También nos costaba mucho despertarla, pero luego en otras ocasiones era ella la que pedía. Estuvimos suplementando una semana en la que como cogía bien peso dejamos de hacerlo (esa semana estuvimos yendo a controles de peso en el hospital). Despertar a un bebé recién nacido es muy difícil, pero siempre hay ocasiones que puedes aprovechar.
    3º Si llora al pecho, porque tiene a mamá y el alimento. Otra cosa es que continúe llorando porque no enganche bien y no saque lo que necesita, pero entonces el niño bajaría mucho de peso.
    4º Yo también tuve una ingurgitación, tuve que andar aplicándome calor, sacándome la leche sobrante después de poner a la niña, y finalmente aplicarme frío. Estuve así varios días. Pero al niño le tienes que poner al pecho, no es eso lo que produce una ingurgitación, todo lo contrario, si el niño mama correctamente y vacía bien el pecho no tiene por qué producirse una ingurgitación.
    5º Esta pregunta es difícil, yo tuve muchos problemas, pero creo que fue la perseverancia la que hizo que a día de hoy con casi 17 meses mi hija siga tomando pecho. El apoyo también es fundamental. Y lógicamente estar informada.
    6º El chupete no se recomienda hasta que la lactancia esté bien instaurada, para que no haya problemas de confusión. Más tarde podrías ofrecérselo. Nosotros no lo vimos necesario.
    7º Te recomiendo que asistas a algún grupo de lactancia como la Liga de la leche o Multilacta donde puedas escuchar a otras mamás y exponer tus dudas. A mi me hubiese gustado y ayudado saber de su existencia en el embarazo.

    Espero haberte ayudado aunque haya sido un poquito. Estoy para lo que quieras y pueda ayudarte.

    Un abrazo

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 16:21
    Permalink

    Mi caso fue un posible fracaso de libro que acabó en un éxito. Me hicieron una cesarea a la 7 de la tarde y me dieron a mi bebe a las 10 de la mañana, te puedes imaginar, le habían dado biberones y además no tenía nada de instinto ya.

    La enfermera que me recibió en planta me dio a mi bebe y un biberón y me dijo si quieres darle el pecho no le des el biberón, te lo dejo para que estés tranquila, pero no se lo des. Póntela al pecho todo el tiempo y llámanos siempre que lo necesites, a la hora que sea, estamos para ayudarte.

    Así lo hice, en los días que estuve ingresada tuve a la niña al pecho todo el rato. Al principio no sabía ponerla y ella no sabía agarrarse, así que tenía que llamar continuamente (cada media hora) para que me ayudaran a colocarla. Al final, una enfermera me dio un truco, me echaba unas gotas de leche del biberón en el pezón y la niña al notar el sabor se agarraba y luego ya se agarraba sin la leche. Cuando me fui a casa ya me había subido la leche, así que en casa no tuve biberones hasta los 6 meses que me fui a trabajar.

    En mi caso, muchas de las cosas que dice Carlos G. en su libro han sido tal cual. Mi hija estaba todo el día agarrada al pecho, comía aproximdamente cada dos horas y se dormía durante las tomas y tenía que despertarla, tocándole la oreja o el moflete. La primera semana me hicieron algun comentario en plan se va a empachar con tanta teta, eso es que no tienes leche y como no saca nada está todo el día chupando, yo ni caso, ni contestaba. Cuando la pesamos por primera vez y había recuperado el peso que perdió a nacer y un poco más, se acabaron los comentarios en contra de la teta. Cuando fueron pasando las semanas y la niña seguía haciendo un peso estupendo y estabámos las dos felices (bueno los tres, el papá también) los comentarios pasaron a ser, qué maravilla, cómo se está criando, si esto es lo mejor del mundo…en fin…,ja, ja

    Posteriormente tuve alguna “crisis de crecimiento” de las que menciona Carlos en su libro, pero es tal y como lo dice, con mucha teta en un día se pasan. En lugar de comer cada dos horas comía cada hora, hasta que empecé a producir más leche y se regularizó.

    En mi caso el secreto fue insistir al principio, a pesar de tenerlo todo en contra, pedir ayuda a las enfermeras (que fueron maravillosas, nunca les podré agradecer bastante lo que me ayudaron), confiar en que mi leche era lo mejor que podía darle a mi hija y no hacer caso de los comentarios

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 17:00
    Permalink

    Mi humilde aportación:

    Mi humilde aportación:
    1.Ponerlo junto a ti, cerquita del pecho, acercarle suavemente el pezón. Sin prisas, antes o después se acercará.
    2.La marca Medela tiene esos vasitos y varios modelos de bibe q no interfiere con lactancia (los vasitos yo los compre en una
    farmacia online).
    3. Puede llorar por muchos motivos, no ye obsesiones con el tema del llanto y tenlo pegado a ti el mayor tiempo posible.
    4. Ponerlo mucho al pecho no es causa de ingurgitación, al revés. Si te pasa, calor, masaje y sacaleches, para aliviar molestias.
    5. Lo primero no te dejes condicionar por tu experiencia anterior y no te sientas presionada. Lo segundo, dar de mamar no tiene que doler, si te ocurre busca alguien q te eche una mano pronto, porque si te molesta, saldrán grietas y lo pasarás peor. Lo tercero, no lo idealices, habrá momentos tiernos y maravillosos pero también otros en los que te sentirás una vaca todo el dïa con la teta fuera; si puedes contar con alguien que se ocupe de todo lo de la casa y te ayude con el mayor, genial, cuanto mas relajada estés mejor irá todo.
    6.Espera por lo menos 15 o 20 días, hasta que la lactancia esté instaurada.
    7. En Madrid cuentas con la presencia de una asesora maravillosa como es Eloísa. Seguro que ella te podrá ayudar o ponerte en contacto con quienes puedan hacerlo.
    Y sobre todo, la otra vez estabas sola, ahora tienes una red de madres que estamos dispuestas a ayudarte, tu tribu. 🙂 Un abrazo!!

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 17:00
    Permalink

    Por cierto, lo de la posturas, grietas y demás ( por suerte esta parte no la padecí) seguro que con lo que tienes ya “estudiado” no te va a pasar.

    En cuanto a la clave del éxito, ojalá la conociera, pero creo que puede estar en la tranquilidad ( léase descanso, no estrés, seguridad, etc) y en la constancia ( a veces es agotador, hay alti-bajos, etc, pero hay que ser constante y no desanimarse).

    Sobre el chupete, el biberón…como siempre yo abogo por el sentido común. Evitarlo en lo posible pq son interferencias, pero en un momento dado, quizá puedan ser una ayuda. No creo que haya que pasarse al otro extremo y obsesioanrse con que eso “no puede ser”.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 17:02
    Permalink

    Hola guapa! El primer consejo que te puedo dar es que no hagas caso de nadie, NADIE.
    Ni madre, suegra, amigas tías…ni del pediatra si crees que esta tomando el camino fácil.

    Mi hija nació con 2,250 kg y se engancho perfectamente desde el primer día,pero nació en el percentil 3 y ahí sigue. Al principio el pediatra me dijo de suplemental pero mi nena decía que los biberones para el, ni con dedo ni jeringa ni nada…

    Yo estaba confiada de que todo iba bien, tienes que estar atenta a eso, niño feliz, descansa, ríe, moja pañales 🙂 todo esta bien.

    Mi nena sube unos 500 g al mes y esta perfecta y mas espabilada q muchos de los niños que veo.

    Olvidate de los relojes, esto es una dedicación exclusiva en cuerpo y alma!

    Respondiendo a tus preguntas:

    1.Habla con tu matrona y preguntale si en el hospital puedes pedir que te den al bebe cuanto antes y hazlo saber cuando te pongas de parto.

    2 y 3. Si el bebe estuviera muy débil suplementalo con relatador o jeringa para que interfiera lo menos posible.En cualquier caso si tienen al bebe pegado a tu pecho todo el día el solo se “servirá” y así regular la producción.

    4. En cuanto notes la subida date una ducha caliente y ponte al bebe a mamar, yo lo hice así.

    5.El secreto del éxito para mi es no hacer caso a nadie y dejarte guiar por tu instinto. No tengas miedo, estoy segura de que sabrás ver que todo va bien. Ademas de eso, olvidate del reloj 🙂

    6. El chupete fuera los primeros 20 días o hasta que agarre bien y luego depende del bebe. La mía no lo quiere ni ver así que yo soy chupete, jajaja

    7.Yo te recomiendo blogs y paginas como fedalma, sina valencia.

    Estoy segura de que lo harás genial!

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 17:03
    Permalink

    Hola. Aunque ya te han dado muy buenos consejos, voy a intentar aportar lo poco que pueda según mi experiencia.

    1ª pregunta. Si está dormido, te lo colocas con su boca-nariz pegadita a tu pezón (que lo huela), os ponéis cómodos…y paciencia. Mi pequeño miniP mamaba medio dormido.

    2ª pregunta. Si hay que suplementar, puedes suplementar con una jeringa como te han explicado más arriba, pero yo soy de la opinión de que darle algún biberón no acaba con la lactancia siempre que sigas poniéndole al pecho con mucha frecuencia. Y no creo que llegues a ese círculo vicioso, no te preocupes.

    3ª pregunta. Imagino que sí que puede llorar de hambre. Supongo que lo importante es que no te desesperes y tengas paciencia durante un par de días. Se supone que aunque no haya subido la leche, algo saca y es suficiente. Esos primeros días lo van a pesar y controlar, así que lo dicho, si llora al pecho y sin agobiarse.

    4ª pregunta. Yo también tuve una ingurgitación al 2º-3º día. Lo pasé mal, porque también tenía grietas y me sentía asustada y desanimada. Pero de todo se sale, en ese caso tienes que engancharte al bebé con mucha frecuencia para que vaya vaciando, entre tomas te puedes aplicar frío para aliviar, y antes de cada toma te puedes aplicar calor y hacerte masajes para facilitar la salida de la leche. También ayuda sacarse leche entre tomas con un sacaleches. Con los días, incluso las semanas, la producción se va regulando y ajustando a las necesidades de tu bebé, pero los primeros días casi siempre son complicados.

    El libro de Carlos González me gustó mucho. Pero le veo un problema. Se empeña demasiado en insistir en que la lactancia es muy fácil. Yo no lo creo. Al principio es jodida. Al menos para la mayoría. Y desde siempre. Mi abuela tiene 91 años. Dio lactancia prolongada a sus 4 hijos. Cuando le pregunté: “Abuela, ¿y no te dolió al principio?, ¿no te salieron grietas?” Me contestó: “claro”. Entonces le dije: ¿y no te asustaste?, me dijo: “¿por qué? es lo normal. Tienes que aguantar un poco, hasta que pase la subida y hasta que el pezón haga callo”. Y se quedó tan pancha.

    5ª pregunta. Lo que has dicho y paciencia. Y contactar con un grupo de lactancia o con una matrona apañada, contar con el apoyo de alguien experimentado.

    6ª pregunta. A mí me pasó igual con el chupete. Cuando quisimos dárselo, ya no lo quiso. Creo que no está demostrado que interfiera con la lactancia. Cuando nazca mi pequeña, mi intención es darle un margen de un día o dos para comprobar que se coge del pezón correctamente y ya luego probar a darle chupete por las noches.

    7ª pregunta. Yo he leído cosas sueltas, sobre todo sobre mastitis, o capítulos sueltos de monografías del comité de lactancia de la AEP. También te recomiendo el foro del comité de lactancia materna de la aeped y que contactes con el grupo de lactancia más cercano a tu ciudad. En mi caso fueron los del grupo de lactancia los que me dieron la mejor solución para mis mastitis recurrentes.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 17:14
    Permalink

    Hola, guapa.
    He leído algunos comentarios pero tengo prisa porque dentro de nada se va a despertar mi peque y ya no podré escribir lo que quería decirte o sea que voy al grano.
    – Ya te lo han dicho pero sobretodo PIEL CON PIEL. Y súper importante, en caso de separación por ejemplo por cesárea; que el piel con piel lo empiece el padre. Lo mantendrá despierto. A nosotros nos separaron después de la cesárea pero cuando llegué a la habitación los encontré piel con piel, mirándose, tranquilos y sí, despiertos. El padre es obvio, pero ella también lo estaba y se engancho en un plis.

    – Si llegado el caso tienes que darle leche pero no de tu pecho, que sea TU leche. Es la mejor para él.

    – Pero antes que eso: el bebé tiene que estar muy en contacto contigo. No soy nada fan del tema cunas y ir atendiendo visitas. Los niños se evaden. Demasiado ruido, cosas desconocidas,… y se desconectan y duermen. Piel con piel, dormir contigo, estar contigo, olerte, etc… Nosotros las dos primeras noches nos poníamos el despertador para que no durmiera demasiado seguido y así, dándole el pecho más a menudo me subió la leche súper rápido y nos marchamos del hospital que ya había recuperado el peso perdido.

    – Teta, teta y teta. Los pezones pueden doler unos días, es normal, no están acostumbrados a tanta succión! Pero pasa. Una buena posición. Asegúrate que se le mueve la oreja cuando mama, que mueve toda la mandíbula y que abre bien toda la boca para agarrar la aureola… Si tienes a alguna experta cerca, llámala y que le dé un vistazo a la posición. Ombligo con ombligo, boca bien abierta y controla que se mueva la oreja.

    – Que llora? Los bebés no sólo lloran de hambre después de un parto. Pueden llorar de un sinfín de sensaciones nuevas que no han podido digerir. Lloran la separación de mamá, lloran el miedo sentido por mamá, lloran su propio miedo al ver que tenían que pasar por un espacio tan pequeño, lloran las exploraciones de los pediatras, lloran la luz excesiva, el ruido excesivo…
    Estar connectada a tu bebé, durante el parto y después hará que sepas de qué llora. Y no siempre es por leche. Si ha sido un parto difícil, ponle palabras; explicale lo mal que lo has pasado, el miedo sentido… Explícale que has tenido miedo o que no te ha gustado estar sin él. Dile “seguro que me has echado de menos, son muchas cosas nuevas, pero ahora estamos juntos, puedes estar tranquilo, todo irá bien”. Verás que al principio puede llorar más fuerte pero al cabo de nada empezará a tranquilizarse. No me lo invento. Lo he visto muchas veces y sí, poner palabras funciona también a los recién nacidos y además, nos servirá para ir asumiendo todo lo que hemos vivido. Normalmente lloramos los dos; el bebé y nosotras, y también nos curamos los dos.

    – Sí, el chupete es un problema los primeros días. Yo diría que durante el primer mes, mes y medio, nada de chupete, por no crear confusión. El modo de agarre del chupete y el del pezón no tiene nada que ver. No queremos que el bebé se confunda y agarre el pezón como si fuera el chupete… Es importante.

    – Buscar ayuda si surgen problemas. No pensar en lo que pueda pasar antes que pase. No te anticipes. Y si pasa algo que no puedes resolver, busca ayuda externa. Alguien con quien puedas hablas, a quien puedas llamar al llegar a casa, que pueda venir, ver como mama, escucharte… Seguro que conoces alguna doula, asesora de lactancia o madre “experta” en dar la teta…

    – Los consejos de gente que no ha dado nunca el pecho, de gente que se siente insegura al escuchar el llanto de tu bebé, etc… ni escucharlos. Aíslate de todo aquello que pueda interferir entre la conexión entre tu y tu hijo. Esto parece una tontería pero es básico. Para poder saber qué necesita tenemos que saber escuchar qué nos dice, y si hay demasiado “ruido” no podemos.

    – Confiar. Todo irá bien.

    Ayer encontré el tiempo y escribí sobre el “secreto de la lactancia” a mi entender, la parte más “filosófica” si tu quieres. Lo escribí pensando en cómo podía ayudarte. Viendo tu post, mañana lo publico, vale? Espero que te ayude un poco.

    Un beso!!!

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 17:23
    Permalink

    1ª pregunta: dejarlo dormir.
    2ª pregunta: es como una cuchara de silicona. Yo la encontré en la farmacia, de la marca MEDELA
    3º: Sí, almenos es lo que yo hice. A mi me tardó 4 largos días en subir la leche
    4º si eso te vuelve a pasar poder vaciarte un poco el pecho con el sacaleches
    5º intentar hacer lo que el niño te pida; pensar que no siempre el pecho es la solución (a veces tienen gases, cabreos…); si te duele el pecho, no te resignes ni abandones, es porque el niño no se agarra bien, pide ayuda a una profesional (yo lo hice y me funcionó)
    6º aquí no te puede ayudar. Mis hijos son anti chupetes y biberones
    7º yo sólo ley el que citas de Carlos González

    Y no son preguntas tontas, son de lo más inteligentes. No dudes nunca en preguntar y en ser positiva con el tema del pecho. Besos

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 18:35
    Permalink

    Buff…”cada uno cuenta la feria como le va en ella”, mi experiencia:
    .- Tener al peque contigo tumbado al ladito de la teta y si no te dejan INSISTE, INSISTE,INSISTE,INSISTE,INSISTE, …. aunque esté dormido irá chupando un poquito y eso a mí me bastó para que me subiera pronto la leche.
    .- No hacer caso de eso de “cada 3 horas, 15 minutos en cada pecho”, ni se te ocurra!! la 2ª noche mi peque lloró y lloró y yo no le puse al pecho, porque “hacía poco que había mamado”…apareció una enfermera, se lo llevó y me lo trajo al rato, tranquilo y dormido…luego me enteré que le habían dado un biberón!!!! casi me da algo…yo con los pechos llenos y mi niño tomando un bibe!!!!
    .- Lo del chupete es una chorrada, al mío se lo dimos en el mismo hospital y no tuve ningún problema ni con la Lactancia ni con el chupete…lo ha ido dejando poco a poco él solito.

    Yo creo que no hay un “secreto para el éxito”, cada par “mami-bebé”, es un mundo y también hay q tener en cuenta las circustancias del nacimiento, pero en el fondo todo es cuestión de tomarselo con calma, no agobiarse pensando, “podré, no podré”, yo estaba convencida de intentarlo, pero si no podía ser, no me iba a poner cabezona y que mi niño se muriera de hambre y me salió bien.

    No te agobies y sobre todo no dejes q te agobien con eso de que “no tienes leche”, de recién nacido tiene menos fuerza para chupar, es normal, pero si te pones nerviosa es negativo, tanto para q te suba la leche como para q el peque mame tranquilo.

    Ánimo!

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 18:45
    Permalink

    No he leído todas las respuestas, es posible que ya te hayan dicho algo similar. Si se produce una ingurgitacion, si el pecho esta muy duro el bebé no puede agarrar bien el pezón. Usar el saca leches no es buena opción porque puede ser doloroso. Cuando a mi me sucedió con la mayor( y yo no había leído nada de nada) el tocólogo me dijo que me aplicara calor y me extrajera la leche manualmente, para ablandar el pecho y que la niña se pudiera agarrar. Yo lo hacia mientras me duchaba. Mano de santo. También comprobé que las grietas curan solas en cuanto el niño agarra el pecho correctamente, ni cremas ni nada.
    Mi opinión personal y mi experiencia propia es que el chupete no tiene porqué interferir la lactancia, las dos mías llevaron desde el principio y sin problema.
    Yo leí mucho sobre lactancia materna, pero a posteriori, tuve dos lactancias exitosas, la primera con mas problemas al principio, pero por la inexperiencia, y la segunda rodada, no me agobié ni una pizca.
    Sigue tu instinto.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 21:24
    Permalink

    Yo tengo a medias una entrada sobre mi experiencia con la LM con Daniela (cesárea, ingreso en neonatos y primera toma a las 36 horas) que pensaba publicar más adelante.

    Le voy a meter un apretón a ver si la puedo publicar en estos días y te ayuda en algo ????

    Un besote, guapa, que ya te queda menos!!!

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 21:34
    Permalink

    Madre mía!! qué interesante es todo esto. Me lo voy a guardar dentro de mis entradas favoritos. Seguro que entre todas estas respuestas y tu intución, todo te va a ir muy bien. Besitos.

    Respuesta
  • el 09/02/2012 a las 22:26
    Permalink

    Yo creo que lo mejor es no pensar tanto, una vez te ha ido mal pero esta será diferente, cuanto menos te preocupes tu cuerpo creo que funcionará mejor.

    Al principio puede ser doloroso o más en mi caso era sensación extraña, y yo seguí lo de las tres horas y me fue perfectamente pero lo que yo excuché lo de solo cinco min. en cada pecho eso si que no porque no le das la oportunidad de sacar todo lo que ellos necesitan. Y yo el chupete se lo dí a los tres o cuatro dias y no provocó en ella ninguna confusión.

    En fin nuestras abuelas no tenian tanta información a su disposición y la que le tenia que ir bien le iba y solo a muy pocas no les iba bien. Es ahora cuanta más teorias hay es cuando más problemas hay. Así que hay algo que falla.

    Y recuerda los nervios no te ayudaran para nada.

    Respuesta
  • el 10/02/2012 a las 10:31
    Permalink

    Muchas gracias a todas las personas que me habéis aconsejado y habéis compartido conmigo vuestras experiencias. ¡Estoy encantada y tremendamente agradecida!.

    Es imposible que pueda contestar todos los comentarios de uno en uno (aunque me encantaría), ¡creo que me iba a llevar un día entero!.

    Voy a ir preparando a ratitos un post resumen para que pueda servir de ayuda a otras mujeres y así os puedo comentar algunas de mis impresiones, aunque sea de una forma menos personal.

    ¡¡¡Un beso a todas!!!

    Respuesta
  • el 10/02/2012 a las 15:42
    Permalink

    Hola!
    No soy una experta pero a mí también me hicieron cesárea y estuve separada de mi hija más de una hora.
    En el hospital antes de entrar al quirófano me ofrecieron realizar el ” piel con piel”. Consiste en llevar al bebé recién nacido a una habitación con luz tenue y cálida, allí se lo ponen al papá o algún otro familiar en el pecho, piel con piel. En mi caso fue el abuelo, porque mi marido estaba fuera y no pudo llegar a tiempo.
    Cuando me la trajeron a la habitación se enganchó al pecho, las primeras tomas fueron algo accidentadas y hasta pasadas tres o cuatro semanas no conseguimos la “perfección”. La subida de la leche la tuve a los cuatro días de haber parido, y hasta entonces la nena lo único que mamaba era calostro. Eso sí, hasta la subida, estaba bastante tiempo enganchada.
    Infórmate qué procedimientos de crianza natural existen en el hospital donde vas a dar a luz (piel, con piel…).
    Con el pecho, tienes que tener mucha paciencia y cuidar la técnica, que al principio es muy importante.
    Un beso muy grande.

    Respuesta
  • el 10/02/2012 a las 18:15
    Permalink

    Bueno nos soy asesora pero llevo 18 meses de feliz lactancia y creo que mi experiencia y opinión te puede ayudar en algo.

    1. En cuanto al la 1era pregunta solo te puedo decir que evites por todos los medios que esto no suceda. Tras el parto los bebés están despiertos y alertas por lo que ponerlos al pecho es realmente fácil. Su instinto primario es succionar así que ahí tendrás la mitad del camino ganado. Si no es así, creo que lo que hay que hacer es intentar hasta el cansancio y mucho más que mame todo lo que se pueda apenas se reúnan y durante los 2 o 3 primeros días siguientes. Lo cierto es que si no a succión no hay estimulo, y sin estimulo no hay leche. Entonces no hay nada más que hacer al respecto. Si tienes que bañarlo para que se despierte y como, yo lo haría. Inténtalo TODO para que se despierte y coma. No hay nada más que hacer al respecto.

    2. Si tienes que suplementar te recomiendo extraerte y administrársela con jeringa. Para mi algo que tienes que tener es un extractor de leche. Si el bebé duerme mucho y succiona poco el extractor es una herramienta super útil para mantener el estímulo y la producción de leche. Además te evita caer en una mastitis si los senos se te cargan mucho y el bebé no toma lo suficiente. No tengo ni idea del vasito que mencionas. Pero con la jeringa es realmente facil. Eso si hay que tener mucha paciencia.

    3.No, si llora puede ser por hambre pero entonces le das más calostro. Los bebés recién nacido tienen el estómago muy pequeño entonces se llenan muy rápido. Pero por ese mismo motivo sieten hambre muy a menudo. De ahí la importancia de darles a demanda siempre que piden. De hecho los 1eros meses de Sara siempre que lloraba lo 1ero que hacia era ofrecerle el seno. Sino quería hay si me fijaba si era otra cosa ( el pañal, calor, etc.) Y si, si el niño llora y llora y no te ha subido la leche dale ponlo al pecho si es necesario toda la noche y todo el día. Es agotador pero es lo que hay que hacer.

    4. Creo que más bien sería al revés, si lo pones poco y el niño casi no toma la posibilidad de que el seno se ponga duro, se congestione y te de fiebre es muy alta. Para evitar esto también te puede servir el extractor. Yo me acuerdo que Sara tomaba muchas veces al día, hasta quedar satisfecha pero yo producía demasiada entonces me extraía todo lo que podía. Llegue a extraerme hasta 12 oz diarias además de lo que Sara tomaba, y nunca sufrí de lo que mencionas.

    5. Para mi el secreto del exito es 1) confianza: tienes que estar tranquila y segura de que lo vas a hacer perfectamente bien. 2) Apoyo: es súper importante que tu esposo y tu núcleo cercano te apoye y te ánime. 3) Estar informada: creo que la información genera tranquilidad y confianza (punto 1). Así que lee todo lo que necesites hasta que sientas esa confianza. Ten claras las posturas y lo básico que va a suceder y como lo debes manejar. Por tus antecedentes, yo buscaría de una vez una asesora, hablaría con ella, le contrataría para que me apoyará los 1eros días. La semana entrante, el lunes, voy a publicar en mi blog un post de consejos básicos de lactancia para mamás primerizas o como tu, por que, últimamente muchas personas me han preguntado al respecto. Leélo, se que te puede ayudar.

    6. Yo pienso que si se lo ofreces despues de establecida la lactancia no hay problema. Mi hija tuvo chupo desde los 15 días de nacida hasta hace unos días y nunca tuvo ningun problema. Pudo ser una excepción por eso, yo lo que te recomiendo es establecer bien la lactancia (1 mes o 2 mes) y luego ofrecer el chupete.

    7.Si, te recomiendo “La alegría de Amamantar” te pongo un link donde estan los datos completos para que lo puedas buscar allá en españa. Sino lo consigues me das tus datos y yo te lo mando de acá http://lamamadesara.blogspot.com/search/label/La%20alegr%C3%ADa%20de%20amamantar

    http://www.muchoslibros.com/libro-La-Alegria-de-Amamantar/Carvajal,-Maria/9789580487708/EC/

    Bueno y por último no escuches consejos más que de tu asesora de lactancia. Consulta con ella y con tus libros todo lo que necesites. Sigue tu instinto, relájate, olvídate de todo, de los tiempos, del reloj, disfrútalo, amamantar es una experiencia hermosa, solo debes dejar que tu instinto aflore y que tu cuerpo haga lo que sabe hacer. Estoy segura que las cosas van a salir muy bien!!

    Respuesta
  • el 11/02/2012 a las 16:25
    Permalink

    Bueno, yo poco te puedo ayudar… Pues aunque PequeñoJedi sigue con lactancia materna a sus 9 meses los comienzos no fueron nada nada buenos.

    Mas bien tan desastrosos quemejor no te los cuento yasí no te desanimas.

    Eso si, decirte que la perseverancia y Eloisa del blog http://maternidaddiferente.blogspot.com/ fueron nuestra salvación.

    Respuesta
  • el 12/02/2012 a las 11:33
    Permalink

    Muchas de tus preguntas y otros problemas se me plantearon a mi con mi primer hijo. Yo solucione muchas cosas gracias a la web http://albalactanciamaterna.org/. Tienen un foro muy bueno donde asesoras de lactancia te dan consejos y un apartado con información realmente interesante para todas las fases de la lactancia.

    Espero que te sirva de ayuda.

    Respuesta
  • el 12/02/2012 a las 14:00
    Permalink

    Yo me leí el libro de Carlos Gonzalez cuando mi pequeña tenía 1 mes. En el hospital tuve la suerte de tener una matrona maravillosa que me enseñó a darle tumbada y me explicó que debía abrirle un poquito la boca para que agarrara bien el pecho y no me molestara.

    Ante cualquier duda, hay que darles teta, teta y teta. La solucion para todo es darle el pecho.
    Leí hace un tiempo en un blog un articulo sobre porque los bebes africanos no lloran y creo que la explicación viene dada tambien porque les ofrecen al menor queja del bebe el pecho, que no es solo comida sino tambien consuelo y amor.

    Espero que todo vaya bien

    Respuesta
  • el 13/02/2012 a las 10:50
    Permalink

    Antes del alubión de críticas que espero, sólo decirte que soy doctor en medicina (que no simple médico) mi especialidad es ORL, ya sé que nada que ver -o casi- con pediatria, pero también lo estudié en su época. También soy madre y opté por la lactancia materna. Dicho todo esto, mi respuesta a tus preguntas es: opta simplemente por el biberón. No pasa nada, el biberón no es un engendro, ni vas a ser peor madre por ello. Muchos colegas (entiéndase, pediatras, matronas, enfermeras pediátricas)de mi hospital me comentan ‘su obligación’ de recomendar la lactancia materna a todas las madres pero que si dependiera de ellos, en más de un caso recomendarían el biberón a ciertas madres quienes sencillamente por una razón u otra podrían disfrutar más de sus bebés con un simple biberón, que insisto no es el demonio.
    En los 70 del siglo pasado se publicaron también artículos en los que se recomendaba, tras sesudos estudios científicos, la mal llamada en castellano, lactancia artificial (en inglés se obvia el adjetivo peyorativo artificial y se dice ‘formula’). Así que ya ves, nada, absolutamente nada sugiere que en unos cuantos años lo que hoy se recomienda, sea denostado en el futuro. Suerte

    Respuesta
  • el 13/02/2012 a las 18:19
    Permalink

    El comentario de Mar me parece interesante por dos razones: relativiza la idea de que la lactancia es la UNICA forma saludable de alimentar a los bébes y insiste en que las madres que no dan el pecho no son peores madres por ello.
    Yo personalmente fui muy feliz dando el pecho a mis hijos; pero también fue positivo poder darles el biberón cuando ya no podía más, porque mi(s) otro(s) hijo(s) me necesitaban (tengo 3, nacidos con intervalos de 20 meses). También fue positivo (con el mayor, porque los siguientes engordaban, y mucho, con mi leche) ver que el bebé engordaba algo más con un pequeño suplemento de leche artificial (ya sé que “tecnicamente” no es lo correcto, del punto de vista de la lactancia materna exclusiva): pero en la epoca me tranquilicé dandole algo de leche artificial, y quedandome más tranquila mi disponibilidad interior para insistir en la lactancia fue mayor…
    Bueno, yo creo que cada madre hace su camino, y que lo importante es ir al encuentro de su bebé, conectar con él – para mi personalmente la lactancia fue una forma de llegar ahi, pero para otras madres puede que no lo sea.
    A veces me pergunto lo que publicarán en dos o tres décadas los expertos en desenvolvimiento infantil, que estudios habrá sobre ninõs alimentados de una y otra forma, que conclusiones se podrán tirar del tiempo de duración de la lactancia…

    Respuesta
  • el 14/02/2012 a las 12:16
    Permalink

    Hola!
    No tengo tiempo de leer toda las respuestas que te han dado, pero imagino que las respuestas técnicas a tus preguntas las encuentres fácilmente.
    Me gustaría hacer una precisión algo diferente: no te empeñes en lo técnico…
    La lactancia, en lo profundo de todo, es (como) un acto sexual: mientras más te empeñes en fijarte técnicamente como obtener un orgasmo, menos lo tendrás.
    Porque la lactancia, una vez que ya estás informada como lo estás haciendo, es en última instancia, fluir, entregarte, confiar… en tu cuerpo y en la magia del vínculo piel con piel permanente con tu cachorro… y eso, yo creo que es lo que más nos falla, y lo que menos se nombra…
    Mira este texto de Laura Gutman, la lactancia salvaje:
    http://www.elblogalternativo.com/2009/05/02/la-lactancia-salvaje-de-laura-gutman/
    Un abrazo y muchísimas cosas buenas con tu embarazo, parto y puerperio!

    Respuesta
  • el 27/02/2012 a las 21:35
    Permalink

    Es muy interesante el post, ya que son preguntas muy comunes…

    Respuesta
  • el 27/08/2012 a las 16:08
    Permalink

    Uaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, qué interesante me ha parecido el post y todos los comentarios, consejos, sugerencias y reflexiones que se han hecho.
    Estoy segura de que me servirán cuando dentro de unos meses tenga a mi hijo en mis brazos…Estoy leyendo mucho sobre lactancia (tengo mucho tiempo para ello) pero también creo que el mejor libro de todos será mi propio hijo…él -confio- me dará las respuestas.
    Gracias Eva por escribir estos post tan útiles, interesantes, reflexivos y emotivos.
    Por cierto, ¿me pudes decir el nombre del blog de Miriam Tirado? comentaba que iba a escribir un post sobre el lado más “filosófico” de la lactancia y me gustaría leerlo. Gracias por anticipado.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com