Mi bebé se hace mayor y sigue durmiendo mal, ¿qué hago?

Toddler durmiendo

Si en 2012 me hubieran dicho que dos años después de nacer Bebé no iba a haber dormido ni un sólo día más de dos-tres horas seguidas no me lo hubiera creído. Pero aquí estamos: Bebé cumple en unos días 27 meses, es decir, 2 años y 3 meses, y con sus rachas mejores y sus rachas peores sigue la pauta que marcó desde el principio, esto es, despertarse puntualmente cada hora y media o dos horas desde el principio hasta el final de la noche.

Como ya conté en otra entrada, los primeros meses me fijaba metas, pensando que el día en que su sueño se encauzaría estaba cerca, pero ya hace tiempo que dejé de soñar (nunca mejor dicho). Sin embargo, aunque ya he asumido que esto va para largo, sí que es cierto que en los últimos meses he tenido, aunque sea fugazmente, el pensamiento que encabeza el título del post: mi bebé se hace mayor, cada vez es más un niño y menos un bebé, pero sigue durmiendo igual de mal ¿ocurre algo? ¿debería hacer algo?

Siento que este punto de crianza es el más solitario que he experimentado en estos casi cinco años como madre. Las mamás de niños de dos años no están en situaciones como la mía, o si lo están no lo dicen en voz alta. Encontrar una mamá de un bebé lactante de más de dos años que se despierte mucho por la noche y además tenga todas las características de un bebé de alta demanda es algo que sólo es posible a través la red. Mi vida, mi día a día, mis planes, mis expectativas, nada puede ser igual porque su situación, la situación “normal” y la mía es bien distinta.

La soledad, unida a la duda que a veces siembran las personas cercanas, aun con su mejor intención, aun siendo personas nada “sospechosas” de métodos que yo no comparto, todo se suma. Y a veces, sólo a veces, me hago preguntas para las que ya tengo respuesta, del tipo ¿esta situación es resultado de nuestra crianza o nuestra crianza es el resultado de las necesidades de Bebé? Al igual que la pregunta de qué fue primero si la gallina o el huevo, es imposible saber si Bebé sería de otra forma si hubiera sido criado de otra manera, entre otras cosas porque aún pasándolas canutas hay cambios que no estaba dispuesta a hacer.

Entonces ¿qué voy a hacer? Pues después de haber recogido todos los últimos consejos que me han dado personas en las que confío con toda su mejor intención y haber meditado mucho sobre el tema, lo que voy a hacer se producía traducir en el lenguaje de la calle en que no voy a hacer nada. Entiendo que quienes con cariño me han sugerido cambios más o menos drásticos en ciertas rutinas como destetarle por la noche, trasladarle a su habitación, no atenderle por la noche y que le atienda su padre, combinaciones de varias cosas o todo junto, pueden decepcionarse. Y aunque me parezca injusto, entiendo que en adelante quizá deba guardarme para mi mis pensamientos (y sufrimientos) dado que no voy a seguir sus consejos. He decidido que seguiré haciendo las cosas a mi manera, es decir, dejando fluir las cosas.

Los motivos son muchos, pero pueden resumirse en algo que he dicho siempre: en tanto que una de las partes deba sacrificarse, el sacrificio siempre lo haré yo, que soy su madre, su compañera, su guía y una persona adulta que tiene herramientas y recursos para superar cualquier situación que se presente o, si no es así, para pedir ayuda. Y en tanto que mis hijos vayan creciendo y pudiendo expresar sus sentimientos, comprender los de los demás, llegar a acuerdos y formar parte activa de las decisiones de la familia, poco a poco ellos también irán sacrificando en la medida de sus capacidades.

Cuando superé el año de lactancia sabía que era un punto de no retorno para mi. Conscientemente decidí que nunca iba a recurrir al destete y que el único camino para nosotros era el destete natural. Por ese motivo, cuando hablamos de destete nocturno, aun respetando quien lo haya hecho o piense en hacerlo, para mi no es una opción. Como decía en el párrafo anterior, otra cosa sería que el niño tuviera más edad y capacidad para entender que mamá está cansada, que está a su lado y puede acompañarle de otra manera, que la tetita tiene que dormir un ratito, etc etc. Pero no estamos en ese punto. A día de hoy el punto en el que estamos es que Bebé siente cada negativa mía a darle la teta como un rechazo frontal a él como persona. No está en situación de comprender otra cosa que no sea lactancia a demanda. No es que sea una blanda, es que su llanto pidiendo el pecho partiría al corazón a cualquier persona normal.

En cuanto a dormir con nosotros y no en su habitación, después de haber probando a empezar la noche durmiendo allí  en varias ocasiones y haber pedido volver a la nuestra en todas ellas, tampoco hay más que hablar. Mayor se fue a su cama pidiéndolo él solito y ese es el camino que quiero para Bebé. Yo no puedo ni quiero echarle de nuestra cama. Cuando decidimos colechar también con Bebé tenía claro que el niño saldría de la cama cuando estuviera preparado y no antes.

Voy a dejar fluir las cosas en parte porque creo que es como debe ser y, en parte, porque tengo confianza en él. Bebé es un niño súper activo, feliz y divertido, que desde luego no padece ninguna alteración del sueño que necesite “una intervención”. Bebé no necesita dormir de otra manera, es un hecho.

Aunque sus cambios puedan ser muchos más lentos que los de los demás, los hay. Por ejemplo, ya hace tiempo que tras la tetita de después de comer le tumbo y duerme la siesta solo en su cama y en su habitación, a veces incluso tres horas del tirón, sin llamarme para tetear entre medias. Hasta hace poco esto era impensable. Algunas noches en alguno de sus despertares le digo que siga durmiendo, que la tetita y yo tenemos mucho sueño, y sigue durmiendo. No siempre me funciona, pero a veces sí. Con que funcione de vez en cuando ya significa que hay una evolución.

Tal como yo lo veo, mi papel como madre no es el de imponerle mi ritmo y mis necesidades de adulto para liberarme cuanto antes sino el de ser una compañía que guíe y ayude a crecer desde el respeto y la comprensión. Y por eso, con mi apoyo y mi guía, voy a dejar que sea él quien evolucione naturalmente. Porque para dormir a pata suelta, no me cabe duda, ya tendré tiempo. Y porque aunque estoy deseando pillar la cama y no soltarla en tres días seguidos no quiero el día de mañana mirar atrás y ver que he hecho cosas en las que no creía para conseguir objetivos que sólo yo buscaba.

Foto | Lars Plougmann en Flickr CC

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

76 comentarios sobre “Mi bebé se hace mayor y sigue durmiendo mal, ¿qué hago?

  • el 20/07/2014 a las 17:36
    Permalink

    No te sientas sola, muchas estamos igual. Como dices, en la vida real estas cosas no se suelen contar, y quizá por eso encontramos más fácilmente personas en la misma situación en Internet.

    Mi hijo pequeño aún no tiene los dos años, pero también se despierta a menudo por la noche reclamando pecho y yo voy zombi todo el día. La gente que me rodea también me sugiere cambios, insinuando además que el problema me lo causo yo sola por criar como lo hago.

    No sé cómo duerme tu hijo mayor, yo con la mía noté un gran cambio a partir de los 3 años: a partir de entonces empezó a dormir a pierna suelta toda la noche. En unos meses igual dormimos bien todas y nos reímos de esto…

    En serio, no te sientas sola. Yo pensaba que mi hijo tan demandante era una excepción, y al escribir el otro día en mi blog sobre ello me encontré con muchas madres que me decían que están igual.

    Un abrazo!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:17
      Permalink

      Con mi hijo Mayor colechamos desde los 13 meses porque empezó con terrores nocturnos pero por lo demás dormía súper bien, 12-14 horas y del tirón. Una maravilla. Con casi tres años decidió irse solo a su habitación y su cama y hasta hoy.

      Muchas gracias por tu comentario, tu apoyo y tus ánimos. Un abrazo.

      Respuesta
  • el 20/07/2014 a las 18:50
    Permalink

    Como dices, muchas veces esto solo es entendible en internet. El mío tiene 19 meses y aunque no es cada hora y media, sí que no pasan tres horas cada noche. En contadas ocasiones ha aguantado cuatro o cinco horas, pero las puedo contar con los dedos de una mano. a mí me reparan las siestas, cosa que tú no tienes, así que me siento afortunada. Y puede pasarse bastante tiempo con otras personas sin mi teta, por lo que para despejar la cabeza mentalmente viene muy bien. Aun así, aunque estamos en una situación infinitamente mejor que la tuya, me toca oír muchos consejos, solicitados o no, en el mismo sentido que tú dices. He pensado seriamente el destete nocturno, pero lo cierto es que me cuesta menos trabajo levantarme medio zombi y darle que todo lo necesario para destetarlo, y además no me sentiría orgullosa. Así que creo que haré como tú y seguiremos adelante, ya te contaré cuando llevemos 27 meses.
    Con esto solo quiero decirte que ¡ánimo! No estás sola, te mandamos apoyo virtual y ten en cuenta que para muchas de nosotras eres toda una referencia. Mil besos.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:16
      Permalink

      Yo creo que el destete nocturno está muy idealizado, como tantas cosas. ¿Quien garantiza que destetando el niño dormirá de un tirón? Yo lo veo muy poco probable. Un niño ya de una cierta edad no despierta porque quiera teta, despierta porque se despierta y la forma más rápida y óptima que encuentran ambas partes para volver a dormir es el pecho. Creo que el pecho no es el problema de los despertares nocturnos sino una semi-solución bastante apañada. Hace un tiempo alguien me comentaba que las consultas de sueño infantil están llenas de niños de biberón, no por nada, sino porque el 95% de la población infantil de más de un año no toma teta. Es para pensárselo, no?

      Respuesta
      • el 23/07/2014 a las 0:02
        Permalink

        Pienso que se despertaría igualmente y no tendría con qué consolarse antes de que se desvelasr, con lo que me quedo como estoy.

        Respuesta
        • el 23/07/2014 a las 11:18
          Permalink

          Pensamos igual 🙂

          Respuesta
  • el 20/07/2014 a las 19:41
    Permalink

    Te leo por casualidad y cada palabra es como si yo la escribiera.
    Has expresado mi vida y miis sentimientos de hace 25 meses hasta hoy.
    Llevo.días dándole vueltas. Destete, drama, agotamiento… Y creí haber llegado al punto en que no encontraba más argumentos para seguir. Y te leo y cae ante mí y sobre mi cabeza una lluvia fresca y me devuelve la vida,la energía. Sí puedo porque sí quiero. Porque él quiere pero sobre todo porque él lo necesita.
    Gracias infinitas. No sabes lo que este texto acaba de suponer para mí.
    Besos.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:14
      Permalink

      Muchas gracias por tu comentario, me ha emocionado. Me alegra que mi post te haya dado energías renovadas. De corazón, gracias a ti. Un abrazo.

      Respuesta
  • el 20/07/2014 a las 20:48
    Permalink

    Gracias, gracias por escribir este post y plasmar en palabras tantas dudas y tantos pensamientos respecto a este tema del “mal dormir”
    Describes a la perfección nuestra situación con nuestra peque de 19 meses y yo también pienso que podría hacer las cosas de otra manera pero no quiero, así que ella no debe pagar las consecuencias.
    Gracias por no hacerme sentir tan sola.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:13
      Permalink

      Gracias a ti por acompañarme con tu lectura y tu comentario.

      Respuesta
  • el 20/07/2014 a las 21:30
    Permalink

    Amén, has explicado con todo detalle lo que yo actualmente estoy viviendo con mi segunda hija, María, estamos igual, hacemos teta toda la noche y hay mucha demanda durante el día, tiene 25 meses y me parece que no va a terminar jamás esta situación, tengo la necesidad de poder dormir solo 8 horas seguidas, pero ya llegará, aunque haya noches interminables…
    Estamos viviendo una experiencia muy parecida aunque yo lo cuento a los 4 vientos que no dormimos bien, necesito decirlo, contarlo, desahogarme……. y aunque he probado de todo, homeopatía, flores de bach, jarabes naturales…. hasta le pongo velas en su habitación durante el día, (la desesperación llega a extremos, jejeje, cambiarla de posición, dormir en otra cama, con nosotros, con su hermano, pero siempre se despierta cada 2,3, 4 horas… hay semanas que parece que duerme del tirón y se despierta una vez, pero a la otra semana volvemos a empezar.
    No estoy preparada para destetarla por la noche… algún día ya llegará el GRAN DÍA!
    Besos y ánimos! no estamos solas!!!!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:13
      Permalink

      Seguro, algún día llegará el gran día! Yo me pregunto qué haré. Seguramente no podré dormir. O dormiré una semana seguida. ¿Tu que crees? 😛

      Respuesta
  • el 20/07/2014 a las 21:41
    Permalink

    Ole, ole y ole. Te felicito por tu gran determinación, por no hacer caso a nadie más que a ti misma y a la naturaleza. Y sobre todo, por dar la opción a la segunda persona implicada en este tema a elegir lo que desea (Bebé).
    Mi Peque de 10 meses, con el colechamos. también despierta cada dos o como mucho dos y media horas por la noche, ya no toma teta, así que, ya puedes tachar una cosa de tu lista.

    ¡Te deseo mucha paciencia y suerte!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:12
      Permalink

      Un abrazo, muchas gracias 🙂

      Respuesta
  • el 20/07/2014 a las 21:59
    Permalink

    Hola, creo que somos muchas las que estamos así, mi niña sólo tiene 14 meses pero me identifico mucho en varios puntos, sobre todo cuando dices que el siente un rechazo si no le das la teta, mi niña lo ve igual y de noche no se vuelve a dormir hasta que tiene su tetita, sólo que yo he intentado destetarla porque me han recomendando hacerme ciertas pruebas de control que no son compatibles con la lactancia pero asumiré el riesgo y seguiré dando leche. Un beso.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:12
      Permalink

      Hola Sonia, no sé qué pruebas serán pero si quieres que lo comentemos en privado es posible que pueda echarte un cable. Muchos besos.

      Respuesta
  • el 20/07/2014 a las 22:09
    Permalink

    Te copio lo que puse ayer en un foro en el que participo:
    Mi hija es de alta demanda de todo, incluida tetil, nunca ha dormido fuera de mis brazos, la cuna tenía pinchos, sólo se calmaba con teta, horas y horas enganchada. Pensé que pasaría en unos meses. Falso

    Fue creciendo y siguió igual, tenía que dormir haciendo topless con una almohada en la espalda y ella enganchada toda la noche.

    Después pasó a desengancharse cuando se dormía pero se seguía despertando con 2 años cada hora y media o dos horas como mucho.

    En todo este tiempo me ha pasado por la cabeza todos mis peores instintos, pensar en destetar… Pero pensé que como sólo se dormía conmigo si no había teta me iban a tocar paseos.

    Un día con dos años y cinco meses me pidió una almohada y se tumbó en su cuna colecho y se durmió SIN TETA. Yo ojiplática claro. Y así día tras día. De un día para otro dejó de pedir para dormir y dejó de despertarse. Sólo para beber y le puse un vaso antivuelco en la cuna y en unas semanas ella se despertaba, bebía y seguía durmiendo. Esto fue en enero.

    Hace un mes me dijo que quería dormir con los abuelos. Ni caso le hice, eso era ciencia ficción para mi. Lo repitió varias veces. Así que como vivimos a cinco minutos y estamos de vacaciones ayer lo intentamos. Se fue contenta, no quiso teta, me dijo ” no me da tiempo mami, los abuelos me esperan”. Y nos fuimos a cenar con unos amigos. Yo estaba esperando que me llamaran para ir a por ella. Pues me manda mi madre un mensa de que se lo ha pasado bomba y que estaba frita. Ha dormido 11 horas del tirón. Y esta mañana no se quería venir.

    Así que todo pasa, pero es durísimo mientras llega. He sido zombi trabajadora, me ha cambiado el carácter, lloraba por nada… y ahora tras varios meses durmiendo vuelvo a ser yo. Bsos y ánimos a todas!!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:12
      Permalink

      Enhorabuena por volver a ser tú, ¡eres una esperanza! jajaja Te agradezco mucho tu comentario, de corazón. Un beso.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 8:32
    Permalink

    No sé qué decir que ya no hayan dicho las demás… mi nena tiene 15 meses y poco… y este tema del sueño… uff… me siento tan sola!! Yo doy gracias al grupo que encontré, tb por internet, el único lugar donde me siento comprendida… y luego gracias a escritos como el tuyo…En fin, me ha encantado el texto de pekeñuqui, y me encantaría poder explicar algún día algo parecido!
    Un abrazo fuerte a todas

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:11
      Permalink

      Claro que sí, aquí nos encontramos 🙂 Besosss

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 11:19
    Permalink

    No estás sola para nada, yo he vivido un lapsus de un par de meses en los que mi bebé dormía varias horas de tirón y quise cantar victoria pero la prudencia no me dejó. Ahora ha vuelto a las “andadas” y a dormir a intervalos como ha hecho siempre. Yo lo único que noto que puedo hacer es estar a su lado y acompañarle. Como tú dices habrá tiempo de dormir a pierna suelta. Ahora nos necesitan. Un abrazo fuerte!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:10
      Permalink

      Tu lo has dicho: ahora nos necesitan. Para mi no hay más, no puedo enfocarlo de otra manera.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 11:49
    Permalink

    Siento mucho que sigais así. Lola tampoco duerme muy allá. Por eso directamente cuando simplemente se despierta la primera vez en la noche, me la llevo a nuestra cama. Yo no le doy la teta, pero ella se despierta al menos tres o cuatro veces más para pedirme el chupete o agua. Y particularmente esta noche ha sido espantosa. Ya no sufro porque duerma con nosotros. Creo que cuando ella esté preparada, dormirá solita y ya está. Confío en ella, sólo hay que esperar y no desesperar.

    Un besito

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:10
      Permalink

      Eso es, esperar y no desesperar, qué bueno! Un besazo.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 12:28
    Permalink

    Tú conoces a tu hijo a las necesidades de tu familia mejor que nadie, así que nadie puede juzgar tus acciones. Peque, a sus cuatro años, todavía duerme con nosotros, y sé que no es una opción popular, pero es la que queremos y nos funciona. Lo demás poco importa.
    Besotes!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:09
      Permalink

      Exacto, Mo, exacto. Besos.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 14:40
    Permalink

    Madres que conozco con LM, me dicen que todo sigue igual por las noches, hastalos dos años y medio o tres. Así que te queda un poquito más, en teoría, para eso 🙂 (a mí mucho más!)

    Así que ánimo y bravo por tu decisión 🙂 Qué difíciles son a veces los primeros años de crianza!! (Y yo solo llevo uno, pero no me quejo mucho).

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:09
      Permalink

      En teoría me queda poquito… ay, no se yo!!! jajaja Un beso

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 14:56
    Permalink

    Hola! Como te entiendo!
    Mi mayor rles igual, cientos de despertares, teta, teta y teta por la noche cada muy poco, muchos comentarios… Y sabes, hice exactamente lo mismo que tú, dejarlo fluir y dejar de comentarlo.
    Conclusión, los tres años empezo a dormir espacios más largos, hasta que empezó ha hacer alguna noche del tirón, a los tres años y medio se desteto de forma natural, perdió el reflejo de succión. Y hoy duerme del tirón.
    Y nosotros no hemos hecho nada, nada más que acompañarle y adaptarnos a sus necesidades y buscar nuestro mayor descanso. Dormimos juntos porque aun tiene miedo alguna noche. Duermo con cada niño a un lado, porque yo necesito descansar y así puedo atender a los dos a la vez si hace falta.
    La teta la dejo el cuando quiso, su teta era sagrada y fundamental para él. Se deteto tras un embarazo donde mamaba en “seco” porque no le importaba, compartio teta cob au hermana un par de meses y lo dejo.
    Ánimo y haz lo que tu instinto te diga. Es duro, sobre todo algunas noches, pero se pasará.
    Un abrazo

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:08
      Permalink

      Muchas gracias Tetaupa, se agradece que compartas tu experiencia. Gracias por los ánimos también, un abrazo fuerte.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 15:23
    Permalink

    Creo que voy a ser un poco la nota discordante, o no… Ya me diréis.
    He vivido esa situación de pasar la noche en duermevela y notarme todo el día medio zombi. Aguanté hasta los 2 años, y ahí decidí que no podía más, eran ellos o yo. Me pasaba las noches amamantando a dos gemelos que dormían cada uno a un lado y cada uno demandaba su teta. No sé cuántas veces me podía girar y despertar: como mínimo seis veces, pero habitualmente muchas más.
    Finalmente tomé la decisión de destetarlos mientras dormían y conservar la primera toma de la noche. Pensaba que iba a ser terrible, que iban a llorar toda la noche, pero no fue así. En una semana el destete nocturno estaba hecho. Al poco tiempo retiramos también la primera toma de la noche sin ningún drama.
    Ahora, con 2 años y medio duermen cada uno en su camita. Si alguno se despierta, no hay problema con que vengan a dormir con mamá y papá. Si alguno se pone malito, también duermen con nosotros. Casi siempre hay algún huesped en nuestra cama, teniendo en cuenta que además de los gemelos tenemos una nena de 4 años, qué os voy a contar.
    Algunas noches duermen del tirón, otras nos despiertan; pero ya no soy un zombi. No me siento mal por haberles destetado, es más, me siento muy bien por haberles dado pecho durante 2 años. ¿Cuántas mamás pueden decir eso?
    Un biquiño.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:08
      Permalink

      Hola Silvia, yo no creo que seas la nota discordante, entiendo muy bien tu historia.

      Yo he probado a “racionalizar” la teta de noche y lloraba muchísimo, son experiencias distintas, para nosotros el destete nocturno sería súper traumático, no tiene sentido.

      Siéntete muy bien, tienes razones para ello 🙂

      Besos.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 15:31
    Permalink

    Hola!! Hace muuuuucho tiempo que no comento pero te voy leyendo, te tengo en feedly.

    Yo tengo 2 peques, el mayor con 6 años y el pequeño un poco mayor que el tuyo, tiene ahora 30 meses. Con el mayor lo viví todo tal cual lo describes. Iba zombi por la vida. Solo quien lo ha vivido puede entender lo que es eso, pasar años sin dormir más de 3 horas seguidas… terrible. Y a mí también me daba mucha pena pensar en destetarlo de noche, hasta que con dos años y medio lo vi lo suficientemente maduro para entenderlo, y lo hice. Pasamos 2 ó 3 noches malas pero a partir de ahí fue todo bien. A partir de los 3 años y algo ya no tuvo casi despertares nocturnos, hasta entonces lo consolaba su padre cuando se despertaba, lo cogía, lo dormía en brazos en el sofá… Tomó teta casi 4 años, hasta el embarazo del peque.

    Con el pequeño ha ido diferente. Nunca ha sido tan tetaadicto, pero pellizca sin darse cuenta, desde que nació. Así que cada tetada era estar despierta todo el rato que durara, vigilando su mano, enfadándome porque me hacía daño con los pellizcos… y lo desteté de noche antes (de día aún sigue), diría que con 26 o 27 meses, no hace mucho. A él le costó más, supongo que al ser más pequeño influye, esos 3 ó 4 meses se notan.

    Entiendo tu postura, créeme que yo tampoco quería con ninguno de los dos. Mientras puedas aguantar, es estupendo. Pero yo no me arrepiento, creo que con los dos llegué a un punto en que no podía más, malhumorada durante el día, cayéndome de sueño por las esquinas… Ya sé que no suena muy respetuoso con ellos, pero yo sentí que ya había llegado el momento en que yo descansara un poco. Creo que llega una edad en que pueden entenderlo, que mamá tiene sueño y la teta también y por la noche hay que dormir….

    Espero que pronto puedas dormir bien. Si no porque lo decidas tú, que lo entiendo, pues porque tu peque deje de necesitarlo…. Un beso grande y mucho ánimo!!!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:07
      Permalink

      Gracias por leerme a través de feedly 🙂 Y gracias por acompañarme hoy dejando un comentario con tu experiencias. Entiendo lo que cuentas, lo entiendo perfectísimamente. Yo de momento he podido tirar adelante… Y si llega un momento en que no puedo espero que mi hijo haya llegado entonces a una edad suficiente para entenderlo, como tu dices. Un besazo.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 15:36
    Permalink

    Tu sigue tu instinto yo la larga me e arrepentido de algunas cosas que e echo por no seguir mi instinto pero es lo que ahí y ya nose puede hacer nada. Respecto a la gente ni caso y e de decirte que mi niño tiene 3 años y duerme con nosotros y claro que me gustaría tener la cama para nosotros o incluso para mi sola jaja pero es lo que ahí ahora y esta genial ya se pasara y se ira a su cama y le echara de menos… Lo peor es buscar intimidad para darle un hermanito pero en casa ahí mas camas así que solucionado jaja animo que ya mejorara y esto te lo llevas a tu espalda el orgullo de haber echo lo que creemos que es lo mejor para ellos. Saludos y de verdad que no estas sola

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:05
      Permalink

      No, no estamos solas! Un beso grande.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 16:12
    Permalink

    Eva, comparto cada una de tus palabras. Mi experiencia no es igual a la tuya, pero sí similar y tengo claro que el adulto es quien debe renunciar a cierta comodidad. Me ha encantado tu reflexión. Un beso fuerte.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:04
      Permalink

      Gracias Leticia, un besazo muy fuerte.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 16:37
    Permalink

    Mis hijos tienen la misma edad que los tuyos. La pequeña con 24 meses sigue despertándose cada hora y media o dos horas. Ni una sola noche desde que nació ha dormido del tirón. La noche que mejor ha dormido se ha despertado tres veces. Ánimo, no estás sola.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:04
      Permalink

      Tres despertares firmamos ahora mismo, ¿verdad? Ay, si sólo fueran tres!!! jajaja

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 18:09
    Permalink

    Madre mía!!! un calco de mi situación! totalmente de acuerdo contigo…si alguien se debe sacrificar, esa soy yo, no mi hija. Tiene 26 meses y sí, todavía quiere tetita por las noches y mucha…pero, bueno, algún día la cosa cambiará y seguro que miramos atrás echando de menos ese apego…

    Ánimo para ti y para todas las mamás que están igual!!!

    Besos mil.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:04
      Permalink

      Estoy segura de que alguien día dormiremos estupendamente. Y creo que nos sentiremos bien de haber hecho aquello en lo que creíamos, ¿verdad?. Un abrazo.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 23:01
    Permalink

    Te felicito por tus decisiones, nada más correcto que la frase: “en tanto que una de las partes deba sacrificarse, el sacrificio siempre lo haré yo” , sos una madre con todas las letras!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:03
      Permalink

      Gracias Romina, así es como lo veo, aunque por mi interés quisiera pensar otras cosas, no sería capaz 🙂

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 23:07
    Permalink

    Hola,
    Sólo quería comentarte que hay niños que duermen mal por tener bajo el hierro, no vaya a ser que sea eso…
    Por otro lado, mucho ánimo. Todo llega y todo pasa.
    Un beso

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:03
      Permalink

      ¿Sí? Se lo comentaré a la pediatra un día que tengamos que ir, que gracias a Dios casi nunca vamos. Muchas gracias! Besos

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 23:07
    Permalink

    Gracias, muchas gracias por escribir sobre esto. Te he leído este mediodía desde el móvil y no he podido evitar emocionarme por relatar tan bien lo que yo estoy viviendo. Mi hijo tiene 31 meses y aunque desde los 20 meses me da una tregua de unas dos o tres horas desde que se duerme (para lo que tarda una media de una hora a oscuras y teteando a cada rato, al menos hasta esos 20 meses se dormía en brazos y podía estar en el sofá con luz aunque pidiera teta casi cada media hora), desde las doce y pico hasta las cuatro de la mañana es difícil el día que no se despierta al menos una vez (aunque al año de nacer decidí dejar de mirar la hora cada vez que se despertaba y de contar los despertares), y luego entre las cuatro y las siete dos o tres veces más. Mi marido duerme en otra habitación para intentar descansar algo mejor, y bueno, debo reconocer que yo tampoco voy como una zombie porque no sé si es que el cuerpo se acostumbra, o qué, pero el caso es que nadie a quien no le cuente todo esto se imagina que con sus dos años y medio mi hijo sigue así, y luego yo llego a trabajar a la oficina a las ocho de la mañana, sin ojeras ni nada.

    Lo peor para mí es cuando me va a bajar la regla, que desgraciadamente me llegó cuando aún no había cumplido los seis meses, pues una semana antes tengo menos leche lo que supone todavía más despertares porque no saca lo que quiere y se enfada…

    Fuera de nuestra casa sólo lo sabe mi madre, y es que ¿para qué darle más publicidad, si ya sé lo que me van a decir? Y lo siento, pero prefiero mil veces que se despierte por las noches a que esté enfermo, porque tengo la gran suerte de poder decir que mi hijo sólo ha tenido fiebre una vez, por unas placas en la garganta, y tenía ya 28 meses cumplidos, además de una otitis con 23 meses.

    Hasta mi marido últimamente me ha planteado si no será mejor quitarle la teta pero a mí no me convence primero porque a ver eso cómo se hace sin hacerle sufrir al niño, y sobre todo, si se sigue despertando, ¿qué hago, con lo rápido que se vuelve a quedar simplemente girándome y “enchufándole”? Trabajo fuera y es nuestra manera de reencontrarnos, y como bien dices, en tanto una de las partes deba sacrificarse seré yo quien lo haga, al fin y al cabo los niños crecen y no voy a cambiar ahora, seguiré mi instinto y respetaré el rito madurativo de mi hijo, aunque a veces le tenga que decir “déjame dormir, que te voy a tener que quitar la teta…”

    Mi madre dice que le estoy perjudicando pues con ella duerme siesta de tres horas sin despertarse y conmigo es como que me huele, y se despierta antes, según ella, “pensando en la teta”. Y yo siento que simplemente quiere recuperar el tiempo perdido durante el día, o que sencillamente es un bebé de alta demanda (gracias bloguer@s,,,) Hoy mismo una vecina de mi madre, médico de cabecera (“algo sabrá”), le ha dicho que con el tiempo que llevo dándole pecho me estaré quedando sin calcio (menos mal que me hago análisis y está todo perfecto, y mi ginecólogo tampoco se opone, aunque pensaba que se lo iba a tener que quitar cuando empezara el cole…si ya ha estado este curso, ejem…), y que no le voy a poder quitar nunca. Ah, claro, que con doce años seguirá viniendo donde mí a pedir teta, y con quince todavía querrá dormir conmigo…

    Intentaré para evitar ese tipo de críticas empezar a mentalizar a mi hijo que la teta es sólo para casa, y a ver si así no me pillo esos mosqueos por no saber contestar en el momento, con la cantidad de información que tengo sobre los beneficios de la lactancia prolongada y el colecho pero es que me dejan cortada…

    Pero ahora ha surgido un nuevo motivo de ataque a mantener el pecho, y es que le he tenido que llevar al dentista y ya le han empastado una muela. Y aunque me dijo que le dé el pecho lo que yo quiera, sí me ha advertido que le cepille los dientes justo después de cada toma, “porque es normal que surjan caries en niños con lactancia prolongada” lo que como supondréis ahora mismo es totalmente inviable. Así que mi madre con esto tiene un motivo más para decirle a él “deja esa teta” y a mí que a ver cuándo pienso quitársela… y al niño le cuidan ellos así que le recojo en su casa con lo que en el momento del reencuentro lógicamente “se reengancha” a mamá… Sólo quiero confiar en lo que comentáis algunas, que con los tres años realmente todo cambie, y se destete él solito, sin traumas y sin forzar, y en cuanto a las caries, pues esperemos que no surjan más, y que siga aceptando el cepillado de dientes tras cada comida, pero si aparecen nuevas pensaré que son dientes de leche, y no definitivos. Siento el rollo, pero gracias de nuevo por compartir tu experiencia.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:02
      Permalink

      Gracias a ti por leerme y por tomarte la molestia de compartir conmigo tu experiencia, de todo corazón. Yo también me quedo cortada, en el fondo lo prefiero, no me gustaría verme algún día dando contestaciones como los comentarios que nos hacen a nosotras, pero quizá deberíamos 🙂 Un besazo.

      Respuesta
  • el 21/07/2014 a las 23:30
    Permalink

    Ánimo! Ya estás en la recta final. En esa edad maduran mucho en poco tiempo, y vas a notar cambios cada vez más frecuentemente. Bebé va lento, pero seguro. Terminará durmiendo.
    Leopardito también ha mejorado bastante. Y aunque tiene sus noches, ahora sólo hace un despertar y se duerme casi siempre sólo después de beber agua.
    Eres muy valiente y congruente con lo que piensas. Yo no hubiera sido tan fuerte.

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:00
      Permalink

      ¿Tu crees de verdad que estoy en la recta final? Prefiero no pensarlo!! Un abrazo.

      Respuesta
  • el 22/07/2014 a las 16:50
    Permalink

    Te admiro x la fuerza q tienes, si es lo que has decidido y lo que quieres, adelante. Yo desteté x la noche porque estaba completamente desquiciada,ademas de sufrir una agitación brutal, tener que madrugar para ir a trabajar y compartir lactancia con un bebe de meses…ahora estamos mejor, ambos descansamos por la noche. Animo!!!

    Respuesta
    • el 22/07/2014 a las 19:00
      Permalink

      Hiciste lactancia en tándem? Yo no creo que pudiera… Un besazo grande.

      Respuesta
  • el 22/07/2014 a las 23:28
    Permalink

    Te cuento mi experiencia. Tengo un solo hijo que fue un bebé de alta demanda, aún con cinco años hoy es un niño de alta demanda. A los dos años y medio exactamente empezó a despertar sólo una vez por noche, antes de esto eran tres o cuatro veces. A los dos años y diez meses empezó a dormir toda la noche y a los tres años se destetó solito =). Así que paciencia que ese momento llegará. Yo tampoco quise destetarle ni obligarle a nada, dejé que todo fluyera.

    Respuesta
    • el 23/07/2014 a las 11:19
      Permalink

      Gracias por compartirlo conmigo Carolina, un abrazo.

      Respuesta
  • el 23/07/2014 a las 8:18
    Permalink

    Mamá (contra) corriente, me ha emocionado tu texto. Yo también estoy en ese camino con mi Bebi de casi 20 meses. Y muchas veces me he cuestionado si el tipo de crianza -natural- que hemos hecho, era el adecuado. Así que tus palabras me han sido muy reconfortantes. Gracias por compartir tu experiencia.
    Me quedo con estas palabras tuyas: “en tanto que una de las partes deba sacrificarse, el sacrificio siempre lo haré yo, que soy su madre, …”

    Respuesta
    • el 23/07/2014 a las 11:18
      Permalink

      Gracias a ti Roser 🙂

      Respuesta
    • el 24/07/2014 a las 12:34
      Permalink

      Nooooo! No hay motivos!

      Un abrazo.

      Respuesta
  • el 25/07/2014 a las 16:22
    Permalink

    Buenas, ante todo darte la enhorabuena por intentar hacer las cosas lo mejor posible aunque ello implique, como el nombre del blog indique, nadar contra corriente. Es cierto que muchas veces en la búsqueda de intentar hacer lo mejor, dejamos de lado cosas que son aún más importantes.
    Y en este caso es mucho más importante para un niño de 2 años el sueño que la lactancia materna. Dormir con los ciclos de sueño alterados a esas edades no es bueno y eso es una verdad objetiva . Las necesidades afectivas se pueden cubrir absolutamente ya sin esa interrupción del sueño. Te animo a que en tu búsqueda de intentar hacer lo mejor priorices el sueño sobre la lactancia. UN abrazo

    Respuesta
    • el 28/07/2014 a las 9:08
      Permalink

      Mi hijo tiene dos años y medio y también se despierta varias veces por la noche, por lo que según tú también tendría los ciclos de sueño alterados. Sin embargo, los estudios dicen que la mitad de los niños menores de tres años se despiertan cada noche una o dos veces, y el 30% hasta tres o cuatro. Me niego a considerar que ese 30% tiene los ciclos de sueño alterados, pero aunque así fuera, es algo que se va a corregir simplemente con el paso del tiempo, por lo que quizá sea simplemente una cuestión de madurez…

      Por otra parte, dudo muchísimo que pueda cubrir las necesidades afectivas de mi hijo imponiéndole un destete motivado únicamente por intentar que duerma toda la noche, cuando conozco muchos niños que hace ya incluso años que abandonaron (o les obligaron a ello) la lactancia materna y siguen despertándose cada noche.

      Y sobre todo, habría que ver al niño en concreto para poder afirmar que dormir de ese modo no es bueno, ¿le has visto cómo está durante el día? ¿si es un niño activo y alegre? ¿acaso es que se va durmiendo por las esquinas? Desde luego mi pediatra siempre me dice, tras preguntarme qué tal duerme (y contestarle yo que bien, después de que con seis meses me sugiriera dejarle llorar dos o tres noches para que dejara de reclamarme) , que no hay más que verle qué energía tiene y lo despierto que es…

      Respuesta
      • el 31/07/2014 a las 16:32
        Permalink

        Suscribo totalmente tu comentario Laura.

        Respuesta
    • el 31/07/2014 a las 16:33
      Permalink

      Hola Ana, es posible que no me haya sabido explicar en el post porque precisamente lo que estoy priorizando es el sueño y no la lactancia. Lo del sueño alterado no es ninguna verdad objetiva sino simplemente tu opinión, desde luego no secundada ni por expertos en el tema ni por su pediatra ni por nosotros que somos sus padres y damos fe de que el niño está como una rosa. Un saludo.

      Respuesta
  • el 29/07/2014 a las 18:52
    Permalink

    Qué gratificante y emotivo es leerte!!! gracias por escribir y compartir tu experiencia. Animarte a plasmar tu modo de pensar, de sentir y de actuar en la crianza de tus hijos… hizo que personas como yo nos sintamos menos solas en el mismo camino!!! esto demuestra que la distancia real no es física sino emocional y afectiva. Te acompaño y camino al lado tuyo desde Buenos Aires, Argentina. Un abrazo

    Respuesta
    • el 31/07/2014 a las 16:29
      Permalink

      Otro abrazo fuerte para ti Nacha.

      Respuesta
  • el 06/08/2014 a las 21:41
    Permalink

    Hola, no dudo que tu bebé esté como una rosa, siendo una madre dedicada es muy improbable que no lo estuviese y me alegro por ello.
    El sueño es un área como muchas otras de las que se sabe relativamente poco a día de hoy, sin embargo hay algunas variables que sí que correlacionan en la adultez, no es el lugar para enumerarlas todas y seguro que buscando un poco encontraréis varias, desde el sistema inmunitario a los procesos de mielinización , atención y aprendizaje.
    En ningún momento quiero decir que a tu hijo le vaya a pasar nada, relax. Pero no es una opinión, los ciclos de sueño sin despertares son más reparadores que los despertares. Con la edad que tiene tu hijo puede dormir 11/12 horas sin despertares por la noche y esto es lo óptimo. Aprenderá a redormirse solo y esta es una de las mejoras cosas que os podrá pasar a ambos, con paciencia y cariño se puede conseguir, la lactantancia para lograr esto es una solución a corto plazo.
    Y Laura un “destete motivado para que tu hijo duerma toda la noche” es el mejor motivo de todos los posibles para hacerlo. Y un niño con 2 años y medio comprende absolutamente todo lo que le digas, explícale que es lo mejor, porque eso de que tienen que ser ellos solos los que cierren los ciclos no es del todo cierto, hay que motivarles a ello y no evitar ciertos procesos. No es que le vayas a destetar de la noche a la mañana y le vayas a encerrar en una habitación llorando solo por dios, un poquito de término medio.

    Respuesta
    • el 07/08/2014 a las 8:30
      Permalink

      Si tuviera plenas garantías de que el destete fuera a terminar con los despertares nocturnos lo habría hecho hace tiempo, el problema es que sé, por varias experiencias cercanas, que hasta los tres años los niños se suelen despertar, aunque tomen biberón o hayan sido destetados con un año por madres desesperadas a ver si duermen de un tirón. Y los despertares de mi hijo en ningún caso suponen que se despeje, sino que son microdespertares que ofreciéndole el pecho no pasan de ahí. Y lo de que sea el mejor motivo para destetarle…. lo siento pero las ventajas de la lactancia materna no cesan al cumplir el niño los dos años, y compensan sobradamente las posibles caries (que tampoco es seguro se deban a la lactancia, de hecho hay multitud de estudios que dicen que no es así). En todo caso, generalmente los niños empiezan a dormir bien sobre los tres años, y el destete natural podría ocurrir entre los 2 años y medio y los 7 años según los antropólogos, así que es cuestión de tiempo.

      Respuesta
  • el 06/08/2014 a las 22:18
    Permalink

    Criterios diagnósticos de insomnio conductual en la infancia

    A. Los síntomas del niño cumplen los criterios de insomnio*, basándose en la información aportada por los padres u otros cuidadores adultos.
    B. El niño muestra un patrón que consiste, bien en un insomnio por asociaciones inapropiadas con el inicio del sueño, o bien del tipo del de ausencia de límites, descritos a continuación.
    i. El insomnio de inicio por asociaciones inapropiadas incluye los siguientes:
    1. Dormirse es un proceso prolongado que requiere unas situaciones asociadas determinadas
    2. Las asociaciones con el inicio del sueño son muy demandantes o problemáticas
    3. En ausencia de las asociaciones inapropiadas, el inicio del sueño se retrasa significativamente o el sueño es de algún modo interrumpido
    4. Los despertares nocturnos requieren de las intervenciones del cuidador para que el niño vuelva a dormir
    ii. El tipo de ausencia de límites establecidos incluye cada uno de los siguientes:
    1. El individuo tiene dificultad para iniciar o mantener el sueño
    2. El individuo dilata o rehúsa ir a la cama en el horario apropiado o rechaza volver a la cama después de un despertar nocturno
    3. El cuidador demuestra un establecimiento de límites insuficiente o inapropiado para establecer una con- ducta adecuada de sueño en el niño
    C. El trastorno del sueño no puede explicarse mejor por la presencia de otro trastorno de sueño, enfermedad médica o trastorno neurológico, trastorno mental, uso de medicación o consumo de otras sustancias.

    A Laura: si le han tenido que empastar una muela a tu hijo y tiene ese tipo de sueño, por qué le das el pecho? Por tí? La lactancia prolongada no tiene por qué llevar asociadas ciertas cosas, si no está funcionando no intentes compensar nada.
    Un saludo

    Respuesta
  • el 07/08/2014 a las 14:03
    Permalink

    Tengo un bebé de 10meses y se despierta cada 1h y media o 2horas. Suele dormir con nosotros (así mama cómodamente y dormimos más los 3). Me ha gustado lo que cuentas porque es verdad todos. Al principio era como si el hecho de que no quiera cuna y pida mucha teta fuera mi culpa y hasta el pediatra me aconsejaba que la dejara llorar un rato en la cuna. Pero debo ser “mala madre”, porque se me rompe el corazón verla llorar allí metida y levantando sus bracitos hacia mí. Ahora duerme un par de horas en la cuna y el resto entre su mamá y su papá. Y estoy aprendiendo a pasar de los que me critican o intentan ayudarme con mi “problema”. Sé que tardará en dormir sola y muchas horas, pero mientras ella crezca igual de feliz y sana, seguiré mi propio instinto, que sé que es lo mejor para ella.

    Respuesta
  • el 25/11/2014 a las 18:46
    Permalink

    Es la primera vez que escribo, aunque he leído en muchas ocasiones este blog. Soy una mamá inquieta y me gusta informarme bien de las cosas, de modo que aunque mi bebé sólo tiene 5 meses y medio, hace tiempo que me he dado cuenta de que pertenece al grupo de no-duermo-más-de-dos-horas-seguidas-ni aunque-me-narcoticen, vamos que duerme una o dos horas seguidas y ya! Y por el día siestas de 30 min. exactos, parece que tuviera un temporizador dentro!. Yo también le doy el pecho para dormirle de nuevo casi todas las veces, y duerme conmigo casi todo el tiempo porque si no creo que ya habría desfallecido… La gente me dice que cuando coma más cosas dormirá más, pero yo sé de sobra que no va a ser así… Y me siento un bicho raro porque parece que nadie a mi alrededor tenga un niño que duerma así de mal, menos mal que está internet! Digamos que estoy como en tu post del año 2012 mamá(contra)corriente, sólo que atemorizada por lo que me queda por delante!! No se cuánto tiempo continuaré con la lactancia, siento que eliminarla no solucionaría el problema y probablemente sólo traería lloros de mi peque a nuestra vida y más problemas para dormir para mí, pero tengo miedo de que continuar con esta dinámica haga que él siga despertándose de alguna manera… Por el momento no voy a cambiar nada, esperaré al milagro de la comida que sé que no va a funcionar y a que pase el tiempo.. Tenéis algún consejo para mí? Conocéis algún caso en el que por haber destetado duerman más horas?
    Mamá(contra)corriente, eres una campeona!! Seguro que todo mejorara prontísimo, mucho ánimo!!

    Respuesta
  • el 07/12/2014 a las 2:46
    Permalink

    Mi experiencia con mi hija de 5 y lo que haré ahora con mi hija que nacerá en un mes: desde la primera vez que con horas de nacida levantaba la cabeza inquieta, supe que era una niña especial, no era de esos dulces angelitos dormilones y que regalan sonrisas….era curiosa y si algo no le gustaba no había caso. Y por supuesto, como niña “despierta” que era, dormía a saltos y poco. Fue una tortura, tengo los recuerdos más traumáticos ahora que ya miró hacia atrás, y creo no exagerar al decir traumáticos ….pensaba que no podía “ceder” mi pieza matrimonial, se dormía sola en su pieza, y cada vez que despertaba yo iba a su pieza y al principio volvía a mi cama, a los 6 meses más o menos tome la mejor decisión para los tres, pusimos una cama en su pieza y dormía con ella directamente. Con mi hija por nacer no voy a andar con rodeos y directamente dormiré con ella. Otra cosa de la que no me arrepiento es de haber cortado la leche en la noche cuando tenía 8 meses, en el día todo normal y para dormir, pero durante la noche no, fueron creo ue dos días, en que la hacía esperar un poco, le daba agua pasada media hora y hacia como si fuera de lo más normal dormir, y al final le daba pecho, si es que no se había dormido otra vez, y al tercer día ya logre que fuera la última a las 11 de la noche y la primera a las 6, luego ya no me pedía pecho. Pero ni por casualidad dejaba de despertarse, pero ya no era cada dos horas si no que cada 4 o 6. Lo peor de las despertadas era que ella quedaba sin sueño. Con o sin pecho. A veces era pasar dos o tres horas intentando q durmiera otra vez….y claro, yo convencida que tenía que dormir siesta porque eso hacen los bebés….hasta qué dejo de dormir siesta al salir del jardín a los 3 años. Todo era, lo veo ahora, porque no necesitaba dormir más. Desde entonces duerme 10 horas de corrido en la noche, pero siempre a la misma hora, si no es insomnio para ella, siempre será de sueño ligero y quizá con tendencia al insomnio, quizás porque sabe que hay demasiado que ver y hacer despierta!!!

    Respuesta
    • el 09/12/2014 a las 19:37
      Permalink

      Gracias por compartir tu experiencia Valeria!

      Respuesta
  • el 02/12/2015 a las 18:22
    Permalink

    He leído este post, una y otra vez durante un año, con la esperanza de que en algún momento llegaría el cese de los despertares de mi hijo, que hoy en día tiene 26 meses. Pues bien, todavía sigo esperando, ya sin esperanza ninguna. Me siento muy identificada contigo Laura, y sobre todo, me siento sola en este trance ya que nadie a mi alrededor parece estar viviendo lo mismo, con lo cual, te asaltan las dudas, y ya no sabes ni lo qué hacer. Sobre todo, mi problema es que sigo sin asumirlo, y todavía es mucho más frustrante. A diferencia de vosotros, en nuestro caso ya no hay lactancia materna desde que tenía 4 meses (fue un destete voluntario, rechazó el pecho después de estar yo enferma y no poderle dar el pecho en 3 dias, con mucha pena, pero bueno, por lo menos duró 4 meses), pero mi peque sigue despertándose ( no para lactar evidentemente) sino, porque creó que fisiológicamente, no puede hacerlo de otra manera, él es así. Hay noches que sólo es un despertar, otras son dos, otra ninguno… Unos son breves, otros de hora y media – dos horas,y así vamos tirando… Cuando no hay despertar, el tío se despierta a las 6 y media de la mañana y dando gracias! Pero como te digo, sigo sin asumirlo, porque aunque intento acostarme a la misma hora que él y descansar, y el cuerpo es cierto que se acostumbra, pero la cabeza no. Psicológicamente, estoy de mal humor, voy al trabajo agotada, y ahora que estoy embarazada de nuevo, ni te cuento!!!
    Hacemos colecho, respeto sus emociones, sus ritmos, intento hacer lo posible, pero sigue siendo difícil…
    Yo hace tiempo que también decidí dejar fluir, no hacer nada, ni si quiera comentarlo en voz alta, porque los consejos, siempre bienintencionados, es verdad, no siempre caen bien ni son afortunados. Así que en esas estamos, sobreviviendo, y pensando qué será de nosotros cuando nazca el nuevo bebé.
    Eso sí, mi niño es lo que más feliz me hace y lo que más quiero.
    Me encanta, me súper encanta tu blog. Sigue así. Un abrazo

    Respuesta
    • el 11/12/2015 a las 11:21
      Permalink

      Hola Iosune, perdona el retraso en contestarte. Para nosotros la etapa de los 18 a los 30 meses, aproximadamente, fue la más dura, tanto de día como de noche. No te puedo decir gran cosa, porque que te digan que pasará no ayuda y, además, es algo bastante incierto. Cuando cumplió los 3 empezó a dormir algo mejor pero aún estamos muy lejos de dormir estupendamente. Sé que ese día llegará pero no tengo ni idea de cuándo. Un abrazo.

      Respuesta
  • el 02/12/2015 a las 20:01
    Permalink

    Perdón, mamácontracorriente, te he llamado Laura.

    Respuesta
  • el 03/11/2016 a las 12:37
    Permalink

    Vaya te entiendo bien…
    Nosotros tb colectamos y la teta para mí es la solución.
    Despertares unos días 2 otros 20 y otros de tengo que levantarme portearlo y volverlo a dormir…y al final yo tb he decidido que fluya todo,
    En las siestas recuperó sueño y de los comentarios en fin…cada niño es diferente y no ayuda que el tuyo parece ser el único que no duerma 12 h del tirón.solo pienso que son etapas y que todo pasa.ánimo!

    Respuesta
  • el 04/11/2016 a las 19:46
    Permalink

    Mi cachorro tiene 2 años y medio y no puedo decir que nos despierte con tanta frecuencia durante todo el año. Sí te puedo decir que el calor es criminal para él (desde que nació), ya que cuando llega el buen tiempo para disfrutar en la calle, el dormir se vuelve un suplicio dentro de casa.
    Tiende a despertarse cada 3 horas, pide agua, leche o lo que se precie, y este verano ha sido más facil supongo que porque ya hablaba y nos podía decir lo que le pasaba o porque ya estabamos mentalizados de que ibamos a empezar a dormir mal. Cuando se ha ido el calor ha empezada a dormir mucho mejor, pero habla mucho dormido, nos llama dormido, etc… y nos sigue despertando igual varias veces por la noche, pero el descanso es diferente.
    No es el mismo caso que el tuyo ni muchisimo menos, pero que hay casos claro que los hay…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com