Manguitos de natación para niños Delphin: nuestra experiencia con ellos

Comparto hoy con vosotros nuestra experiencia con los manguitos de natación Delphin.

Mi marido y yo somos más bien de secano. Pero los niños, como es lógico, son felices a remojo y más aún cuando las temperaturas derriten el asfalto ¡pocos planes hay mejores que un rato de piscineo!

Nuestro “equipo acuático” había sido más bien pobre hasta el momento, tampoco es que le diéramos mucho uso… ya que entre unas cosas y otras tampoco son muchos los días de piscina que disfrutamos al año.

Hemos sobrevivido con los clásicos manguitos y flotadores para niños que se pinchaban una y otra vez, que se clavaban en sus bracitos o que se les salían como no tuvieras un poco de cuidado (sobre todo con la crema recién aplicada).

Hasta que en verano de 2015 tuvimos claro que íbamos a equiparnos en condiciones y compramos varios tipos de flotadores, que ya os he ido contando cómo nos han ido (por ejemplo, la aleta SwimFin).

En este post os cuento nuestra opinión acerca de los manguitos de natación para niños Delphin, con los que ya os adelanto que estamos encantados. ¡No dejamos de recomendarlos a todo el mundo!

 

¿Qué son los manguitos de natación Delphin?

Como véis en la foto, los manguitos Delphin son tres discos para cada brazo, que se pueden usar juntos o por separado.

La forma de unirlos es súper sencilla, con esos botoncitos azules que véis encajan perfectamente.

Con la membrana que llevan se adaptan muy bien a cualquier bracito y no se salen pero tampoco dejan marca ni rozan a los niños, no tienen ninguna parte que les pueda arañar. De todos los flotadores para bebés que hemos tenido, son los que más han respetado su delicadísima piel.

Blanco

Manguitos natación niños Delphin detalle

Pesan muy poco pero sí que es cierto que abultan… vamos, abultan lo que cualquier manguito, es decir, no son lo más cómodo del mundo si el niño lo que quiere es tener movilidad en los brazos.

Entiendo que en esto influye mucho el temperamento del niño y también la madurez que tenga.

Al Peque el primer año no le hacían nada de gracia los manguitos, los churros o los flotadores porque no quería tener las manos o brazos ocupados con nada, prefería ser libre. Libertad relativa, claro, porque en realidad lo que más le gustaba era estar bien pegadizo a nosotros y no separarse mucho. Sin embargo, en el verano de sus cuatro años descubrió la verdadera libertad de poder entrar y salir de la piscina sin ayuda y nadar todo lo que le apetezca sin hundirse y desde ahí los ha usado muchísimo.

Mayor en cambio ha estado enamoradísimo de los manguitos Delphin Disc desde el primer día. Es lógico: le permiten flotar tan tan bien que puede recorrerse la piscina en todas direcciones flotando perfectamente, hacer el muerto, tirarse a bomba… le dan mucha más seguridad que el churro, que siempre le da miedo que se le escape. Obviamente le incomoda un poco tener eso en los brazos pero le dan tanta seguridad que él mismo se los pone nada más llegar a la piscina.

Como véis en la foto que encabeza el post, tampoco le abultan tanto. Puede nadar con ellos perfectamente sin que le entorpezcan demasiado.

Manguitos natación niños Delphin detalle

 

Lo mejor de los manguitos Delphin

1.- La flotabilidad que tienen los manguitos Delphin a mi me han alucinado.

Yo misma me los he probado y podrían hacerme flotar a mi también. Soportan hasta 60 kg y yo peso menos de 50 kg. No te crees lo mucho que ayudan a flotar hasta que no los pruebas.

2.- Me encanta que les da muchísima libertad en la piscina para desplazarse de un lado a otro.

3.- Algo que me gusta mucho es que al salir del agua están secos en un instante así que no guarreas el suelo, no se les pega la hierba o la arena y si quieres los puedes guardar directamente que no vas chorreando agua.

Están hechos de espuma de polietileno, por si alguien necesita el dato.

3.- Me parece muy cómodo también que no haya que inflarlos y que no exista la posibilidad de que se pinchen.

4.- Han ido pasando los años y a pesar de haberles dado un buen tute temporada tras temporada, ya que no sólo los usan para nadar sino también para jugar (por ejemplo como frisbie dentro de la piscina), siguen intactos.

5.- Son muy fáciles de guardar de año en año ya que no requieren un cuidado especial y no se ensucian.

 

Los manguitos Delphin son evolutivos

Como llevan tres discos para cada brazo, los papás podemos elegir poner los tres a la vez, poner solo dos o únicamente un disco. Cuantos menos discos, obviamente, menos flota el niño.

Cada verano Mayor se encuentra más suelto en la piscina. Con los manguitos Delphin se la recorre entera sin ningún tipo de problema. Como os decía antes, le ha dado muchísima seguridad.

Así que algunos días estamos probando a utilizar solamente dos discos en cada brazo, en lugar de tres. Así flota un poquito menos y tiene que hacer más esfuerzo para nadar.

Me encanta la idea de que los Manguitos Delphin sean evolutivos, porque me parecen una buena forma de perder el miedo al agua y aprender a nadar. De manera progresiva y sin traumas.

Para nosotros, sin duda alguna, los manguitos Delphin Disc son el mejor flotador para bebés y niños que hemos probado.

 

¿Tienen algo negativo?

Lo primero que diría es que no entiendo que no vengan con algún tipo de bolsita para llevarlos o guardarlos.

No son precisamente baratos y una bolsita no les vendría nada mal.

Como compré dos pares (uno para cada uno), en total llevamos 12 discos en una bolsa que he tenido que buscar yo, lo suficientemente grande para poder llevarlos cómodamente.

En este aspecto, el hecho de no poder deshincharlos hace que vayas un poco abultado donde te los lleves, pero bueno, una cosa por otra.

 

Me gustaría hacer un apunte con respecto a las críticas que normalmente se hacen de los manguitos. En muchas ocasiones leo que no son seguros y estoy de acuerdo: los manguitos tradicionales no lo son. Se pueden pinchar y, aunque parezca imposible, se les pueden salir con bastante facilidad. Hay vídeos circulando por ahí que demuestran lo fácil que es que pierdan un manguito clásico por ejemplo al tirarse de bomba a la piscina. Pues bien, esto no ocurre con estos discos. Es imposible que se pinchen los manguitos Delphin,  veo complicadísimo que se rompan y con la membrana que llevan en el brazo ya os digo yo que no se salen, es más, ¡cuesta ponérselos y cuesta sacárselos cuando salen de la piscina estando mojados!

 

Otro apunte que quiero hacer con respecto a su uso a lo largo de los añosHay algo quizá no tan bueno de estos manguitos de natación Delphin: que no contribuyen a aprender a nadar. Desde el punto de vista de la seguridad de un niño en una piscina estoy de acuerdo en todos los que insisten en que es básico que los niños aprendan cuanto antes a desenvolverse en el agua. Los manguitos Delphin son tan cómodos que los niños probablemente no sientan la necesidad de estar sin ellos ya que les aportan muchísima seguridad y no les restan demasiada movilidad. Mis hijos no tienen interés en aprender a nadar y como, para bien o para mal, son muy pocos los días al año en los que disfrutan de piscina, van pasando los años y ellos siguen sin saber nadar.

Como en casi cualquier otro tema de desarrollo, no me apuro en absoluto. Sé que llegará su momento y que no van a estar toda la vida con ellos. Pero es cierto que a estas alturas podrían estar ya nadando más o menos bien y sin embargo aún dependen de ellos para todo.

Por eso, aunque sin duda alguna a la Niña le compraremos otros par de Manguitos Delphin cuando tenga edad para aprender a nadar, con ella me gustaría probar algo que cada vez se está recomendando más y que hace años, cuando compramos estos discos, no existía: un chaleco flotador. Además de que tampoco pueden pincharse, dicen que permiten que el niño se mueva con más libertad al dejarle los brazos completamente libres y que le obligan a hacer algo más de esfuerzo para mantenerse flotando.

Os pongo unos cuantos para qué veáis cómo son, por si no sabéis a qué tipo de chaleco de natación me refiero:

Ya os contaré cuando los probemos, algo me dice que nos gustarán.

 

Manguitos Delphin: precio y dónde comprarlos

Desde luego no son baratísimos como cualquier flotador hinchable que hasta los regalan de publicidad, pero por comodidad, practicidad de uso y durabilidad, merecen la pena con creces. Tened en cuenta que nosotros llevamos con ellos varios veranos y ahí siguen, como nuevos.

Además, si sumo todos los que se nos han roto o pinchado en estos años creo que nos hemos gastado bastante más y encima dándonos un servicio bastante peor.

Como siempre, los podéis comprar en Amazon al mejor precio y si sois usuarios Premium al día siguiente los tenéis en casa.

He visto que, además de la marca original, hay a la venta manguitos que parecen muy similares. No puedo opinar sobre ellos ya que los nuestros son Delphin originales, pero os dejo los enlaces por si queréis echarles un vistazo, algunos son más económicos que los de marca. Ya sabéis que yo soy partidaria de elegir siempre productos auténticos, no sólo porque no me fío de imitaciones sino por respeto a quien invierte en investigación y desarrollo. Pero que sepáis que existen otras alternativas, en teoría muy similares:

Creo que hemos hecho una muy buena compra.

Si tuviera que recomendar unos manguitos sin duda recomendaría estos manguitos de natación Delphin, de hecho desde que los tenemos los han comprado varios amigos y familiares.

¡Parecemos comerciales de la marca, desde que los tenemos no hemos dejado de recomendarlos!

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

14 comentarios sobre “Manguitos de natación para niños Delphin: nuestra experiencia con ellos

  • el 29/06/2015 a las 19:18
    Permalink

    Anda qué manguitos tan curiosos! Yo sólo conozco los hinchables de toda la vida, pero es un rollo que se pinchen cada dos por tres.

    Respuesta
    • el 30/06/2015 a las 7:21
      Permalink

      Están fenomenal, yo estoy contentísima con haberlos comprado.

      Respuesta
  • el 30/06/2015 a las 7:16
    Permalink

    Hola me podrías decir donde se pueden comprar estos manguitos. Gracias.

    Respuesta
      • el 21/07/2015 a las 9:50
        Permalink

        Los de la foto del enlace de Amazon parecen diferentes. No tienen las piezas circulares que encajan en el mismo color. Seguro que son las mismas?

        Respuesta
        • el 21/07/2015 a las 9:57
          Permalink

          Hola Natalia, en la foto salían con esos circulitos en color naranjita. De todas formas al decírmelo tú he visto que Amazon ha empezado a venderlos directamente así que he cambiado el enlace, verás que ahora los de la foto si que son idénticos hasta en el color azulito de esas piezas azules que encajan. Saludos! 🙂

          Respuesta
          • el 21/07/2015 a las 10:07
            Permalink

            Muchas gracias, pero no sé cuál pedir. Esos que has puesto ahora ponen que son de Fashy, que no sé lo que es. sin embargo en el enlace anterior ponía que eran de Delphin. Tengo miedo de pedirlos y que no sean los originales de delphin.

          • el 21/07/2015 a las 10:16
            Permalink

            Tanto en el título como en la fotografía si la amplías pone Delphin. Yo creo que en ambos enlaces son los originales, pero ya que los vende directamente Amazon yo me decantaría por esos. Por mi experiencia, Amazon te manda exactamente lo que salga en la foto, en las descripciones a veces se equivocan y no son del todo exactas (sobre todo porque se lían a veces con las traducciones). De todas formas Amazon funciona muy bien con las devoluciones, vamos, que si cuando lo tengas en casa no es lo que querías te lo recogen gratuitamente y enseguida tienes el dinero de nuevo en tu cuenta.

  • el 30/06/2015 a las 10:11
    Permalink

    Hola estos manguitos son la mejor inversión, tengo dos niñas justo de la misma edad de los tuyos. Los compré cuando la mayor tenía cinco meses, en el 2009 y siguen intactos. Este verano será la séptima temporada, y nosotros también vamos a la piscina en invierno.
    Has acertado con la compra.

    Respuesta
  • el 30/06/2015 a las 10:40
    Permalink

    Estos manguitos también le encantaron a mi hijo, se sentía muy seguro con ellos. Poco a poco le fuimos quitando los discos y al final le acabamos comprando un cinturón del decathlon que también se pueden ir quitando piezas. El cinturón le vino bien porque le molestaba llevarlo en los brazos, ya quería moverse de otra manera y nadar. También con el cinturón le levantaba un poco el culete para animarse a nadar mejor.

    Respuesta
  • el 30/06/2015 a las 19:07
    Permalink

    Pues yo soy de remojo pero sin piscina y tengo unas ganas locas de tener conmigo a mi churumbel para enseñarle a nadar. Me ha gustado la idea de estos manguitos. Mi sobrina tiene una especie de cinturón (burbuja, creo que se llama) del mismo material y flota superbien.

    Respuesta
  • el 17/07/2015 a las 17:18
    Permalink

    Pues habrá que probarlos. A mis hijos les encanta el agua, pero solo se sienten seguros si llevan los manguitos puestos…

    Respuesta
  • Pingback:Blogs de papás y mamás: de equipajes perfectos, manguitos para la piscina y cuentos para los peques

  • el 02/09/2015 a las 13:07
    Permalink

    Hola. Qué buenos. 🙂 gracias por el artículo. 🙂

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com