Las ecografías no son 100% fiables

Para mi, uno de los mejores momentos del embarazo han sido las ecografías.

Es verdad que sentía cierta inquietud cuando iba de camino a la clínica; como soy tan preocupada, siempre temía que algo saliera mal. Cuando fui a la de las 12 semanas tenía miedo de que se hubiera parado el embarazo, cuando fui a la de las 20 tenía miedo de que toda la medicación que me pusieron cuando estuve ingresada pudiera haberle afectado…Pero poco a poco el miedo se fue disipando, porque el embarazo iba avanzando y todo iba fenomenal. En la eco 4D, que me hice con 27 semanas, me comentaron que mi bebé había superado el kilo de peso, lo cual era una garantía de supervivencia en caso de parto prematuro. Ahí me tranquilicé del todo.

Por eso, cuando fui a la que se suponía que iba a ser mi última ecografía, con 36 semanas, fui súper relajada. La única ecografía en la que no tuve nervios. Entonces, ¡¡¡las leyes de Murphy entraron en acción!!!.

La mujer que me hacía la ecografía estaba sospechosamente callada. Y yo, que a esas alturas era toda una experta en ecografías, ya estaba viendo en la pantalla que las medidas de mi bebé eran demasiado pequeñas. Así que no me extraño que me dijera que el bebé era pequeño, que simplemente parecía muy delgadito por su constitución física, pero que había que observarlo por si se trataba de algún problema. En el informe posterior puso: feto pequeño para la edad gestacional.

Me quise morir. Aquello fue un viernes y pasé un fin de semana horroroso, tumbada en la cama, llorando y sintiéndome muy muy culpable.

El lunes fui al ginecólogo, ya os he hablado de él, un hombre con muchísima experiencia, de estos médicos de antes que sólo palpando la tripa ya pueden saber si todo va bien o no. A mi no me parece pequeño, me dijo. De hecho, hace ya varios meses que comentamos que yo para tí no deseo un niño grande porque tienes el tronco muy cortito y ya te estaba presionando mucho. Yo no me fiaría demasiado de la ecografía porque ya está muy encajado.

Me mandó hacer reposo dos semanas, comer mucho, intentar no gastar energías y repetir la ecografía en 15 días.

El reposo me duro una semana porque entonces cogí el dichoso resfriado y ya sabeis que acabé de nuevo en urgencias, con síntomas de ponerme de parto. En las ecografías que allí me hicieron las medidas salían normales (37 semanas).

Como todo parecía precipitarse, mi ginecólogo me mandó hacer una ecografía de urgencia, para comprobar el tamaño del bebé antes de hacerme la cesárea.

Y en esa última ecografía las medidas eran taaaan distintas. Mi bebé había pasado, milagrosamente, de 2.100 a 2.900 kilos en dos semanas. ¿Cómo se come eso?

Pues muy sencillo. Las medidas que tomó aquella mujer estaban mal. Y en vez de molestarse en hacerme la eco decentemente, me diagnosticó prácticamente sin pestañear un retraso en el crecimiento uterino, que casi me pongo de parto allí mismo del disgusto.

Conclusión: las ecografías son una muestra muy aproximada de tamaño y el estado del bebé pero no son 100% fiables porque dependen de la pericia del ecografista. En mi caso, empecé a notar síntomas de encajamiento con 32 semanas de embarazo. Como me dijeron después, cuando el bebé está muy encajado es muy complicado medirle la cabeza y cualquier mínimo error en la medición de perímetro craneal hace que el cálculo final del peso baje muchísimo.

Como ya sabeis, mi hijo no fue un niño grande ni gordo, pero nació perfectamente sano, con 49 cm y 3 kilos, a las 39 semanas de gestación.

Os pongo las medidas de las últimas ecografías para que veais las diferencias:

              Semana 36         Semana 37         Semana 38
DBP           86,9                      91,0                    92,2
PA            274,0                    324,0                  329,5
LF               66,8                      70,7                    66,5

DBP (Diámetro BiParietal), PA (Perímetro Abdominal) y LF (Longitud del Fémur).

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

6 comentarios sobre “Las ecografías no son 100% fiables

  • el 04/02/2010 a las 19:15
    Permalink

    En todas estas cosas, la pericia del personal sanitario es fundamental. Menudo susto!

    Respuesta
  • el 04/02/2010 a las 19:21
    Permalink

    De medidas no entiendo, pero… yo sólo digo que yo en las ecografías sólo veo ruido, como una tele estropeada XDDDDDDDDDDDDDD

    Respuesta
  • el 04/02/2010 a las 21:32
    Permalink

    Pues vaya susto que te dieron, no?
    Desde luego a veces el tacto y poca delicadeza de éste tipo de profesionales brilla por su ausencia…
    Si sospechas que las medidad no son correctas, perohay posibilidad de error por tu parte, compruébalo antes de emitir un diagnóstico de éste tipo…uff es que me parece tremendo!
    Me guardo tu blog para futuras consultas 😉

    Respuesta
  • el 21/01/2014 a las 6:36
    Permalink

    Estoy de 36 semanas y me fui a hacer la eco. Ella dice que tengo la medida de un bebe de 33 estoy tan angustiada. Esto me deja mas tranquila pero me encantaria hacerme otra

    Respuesta
  • el 27/01/2016 a las 10:25
    Permalink

    No sabes como tu historia es una luz en mi camino, ayer me hice una eco a las mismas semanas que tú y además con la misma tranquilidad pero al igual que en tu historia me diagnosticaron retraso en el crecimiento intrauterino, mi ginecóloga también con vasta experiencia no está de acuerdo con los resultados, ya que si bien durante todo el embarazo mi bebé ha sido delgada nunca ha estado en riesgo. Mañana tengo una nueva eco para corroborar, espero de todo corazón y confiada en Dios que sea un error al igual que el tuyo.
    Han pasado 6 años de tu caso y la ineficiencia de algunos médicos sigue siendo la misma.

    Respuesta
    • el 01/02/2016 a las 21:40
      Permalink

      Hola Coté, tu comentario es de hace unos días, espero que hoy estés ya mucho más tranquila. Un gran abrazo.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com