El problema de compartir horarios

Si me preguntaran cuál es, ahora mismo, la mayor dificultad que encuentro en mi día a día con el niño elegiría el tener que compartir todos los horarios.
Hasta noviembre, más o menos, el niño estaba durmiendo, en su cuna, a las 20.30h como muy tarde y no se despertaba prácticamente nunca. Esto me daba a mi un montón de margen para hacer nuestra cena, la comida del día siguiente, recoger un poco, ocuparme de mi misma, sentarme en el ordenador… Incluso algunas mañanas conseguía levantarme antes que el (difícil porque madrugaba mucho en esa época) y desayunar tranquilamente, leer los blogs, dejar puesta una lavadora o doblar algo de ropa. Lo mismo en la siesta, le dejaba en su cuna y sabía que tenía al menos una horita y media para comer, recoger, limpiar lo que fuera oportuno o simplemente sentarme a descansar.
La situación actual es bien distinta.
Por las mañanas no puedo ni darme la vuelta en la cama porque cualquier crujido de sábanas es suficiente para despertarle. Es imposible levantarme de la cama sin que él se despierte también así que muchas mañanas intento permanecer inmóvil para que siga durmiendo, aunque esté deseando levantarme y ponerme a hacer cosas. Porque si se despierta temprano sin haber descansado lo suficiente entonces ya se que tendremos una mañana espantosa y eso no es bueno para ninguno de los dos. Y porque estando él despierto ya se que es prácticamente imposible hacer nada, así que no me merece la pena madrugar. Ahí me quedo con mis pensamientos o, directamente, me vuelvo a dormir hasta que él se despierte por sí solo.
Para que se duerma la siesta nos tenemos que tumbar también los dos juntos en la cama. Normalmente hago esfuerzos por no dormirme yo también, algo muy complicado porque con las mañanas tan intensas que tenemos estoy que me caigo. Muchas tardes sucumbo y me duermo un rato, aunque ahí si tengo la suerte de que normalmente puedo levantarme sin que se despierte. Pero como está en nuestra cama, tengo que dejarle rodeado de almohadas y aún así me voy sufriendo por si se cae. Igualmente no puedo hacer nada en la casa que suponga hacer ruido (nada de sacar el lavavajillas, por ejemplo) y además estoy todo el rato yendo a ver cómo está. Sea como sea, a los 20-30 minutos de haberme ido de su lado suele darse cuenta de que me he ido y me reclama, por lo que me toca volver y repetir la operación.
Por las noches, para que se duerma, le acostamos en nuestra cama y yo me quedo a su lado, viendo la tele, hasta que se duerme. La hora media de dormir son las 22.30h. A esa hora tengo que elegir entre quedarme con él o rodearle de nuevo de almohadas y ponerme a hacer algo… con toda la pereza que da esa hora y con el mismo problema de la siesta y de la mañana (no poder hacer ruido, estar pendiente de que no se caiga…)
En fin, que el tiempo que pasa durmiendo es tiempo que yo apenas puedo emplear en nada y el tiempo que pasa despierto se lo dedico exclusivamente a él, no sólo porque así lo quiero, sino porque le llevo pegadito a mi como si tuviéramos un velcro.
Me resulta complicado porque mi escaso rato de ocio diario se lo dedico a las poquísimas tareas de la casa a las que me da tiempo (y me quedan ganas) e incluso me cuesta trabajo encontrar hueco para escribir el blog, contestar los comentarios, todas las lecturas que tengo pendientes… Esa sensación de ir siempre arrastrando tareas pendientes me estresa un poco, quizá porque he sido siempre tan ordenada, tan controladora, tan meticulosa…

A pesar de todo, creo que esta fase en la que estamos es de las mejores que hemos tenido, además de que está para comérselo, cada día más. Y como estoy positiva total, lo bueno de estos horarios es que me puedo permitir hacer una siesta y gracias a eso por las noches me estoy acostando tardísimo (haciendo tareas silenciosas, ¡eso sí!).

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

44 comentarios sobre “El problema de compartir horarios

  • el 10/02/2011 a las 10:09
    Permalink

    ¿No te parece increíble que las mujeres sigamos identificando "ratos de ocio" con "tiempo para hacer tareas de la casa"? 🙁

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 10:10
    Permalink

    La etapa en la q esta tu peque ahora recuerdo q me encantaba!!!
    Meterle en la cuna cuando se duerma para así tu hacer cosas, no cuela??

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 10:11
    Permalink

    Madre mía lo que cambia el sueño de los niños según van cumpliendo meses.

    Si la fase es buena no le des muchas vueltas, piensa que es así y punto. Además así puedes aprovechar y dormirte un rarito por la tarde, que ese es un lujo que no todos nos podemos permitir.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 10:23
    Permalink

    En unos meses seguro que el peque te ayuda con las tareas, por ejemplo meter ropa a la lavadora, le puedes dar una escoba pequeñita y que barra contigo y seguro que se lo pasa pipa, mientras pues aprovecha a descansar con esas siestas.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 10:32
    Permalink

    hola mamacontracorriente: me siento con esta entrada identificadisima, la peque tb duerme con nosotros y tampoco puedo hacer ruido ni cuando me levanto, ni con las cosas de casa,ir cada 2-3 minutos para ver si está dormida y tb le pongo almohadas.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 10:43
    Permalink

    yo tengo la suerte de que duerme como un cesto y le puedo pasar a su cuna, sino como dices almohadas.. pero ya estoy intranquila..
    los dias que se duerme tras AT en el metro y luego no duerme siesta lo noto.. ese ratito de estar tirada en el sofa se nota

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 10:51
    Permalink

    No te agovies, vendran tiempos mejores, todo pasa 😀 , yo también tuve épocas de esas.besos

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 11:07
    Permalink

    ya sabes si no puedes con el "enemigo" únete a él.. a si es que disfruta de la situación, ya vendrán otras etapas

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 11:14
    Permalink

    Pues bienvenida al club!!!! yo estoy así desde que nació ni hija….
    Es algo desesperante al principio, pero al final, uno se acostumbra a cualquier cosa….

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 11:26
    Permalink

    Pues sí, es duro a veces compartir horarios, porque una tiene que hacer miles de cosas, y el día solo tiene 24 horas.
    Pero es un momento hermoso también poder compartir con tu hijo todo esto. Luego crecen en seguida y las cosas cambian.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 11:42
    Permalink

    Yo tambien tengo esa sensacion de tener siempre algo pendiente, pero bueno siempre intento pensar que lo prioritario es que el peque esté bien: bien comido, bien dormido, contento… lo demás ya se irá haciendo (aunque es verdad a veces entra la marujitis y agobia ver la casa manga por hombro)

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 11:51
    Permalink

    Tu entrada de hoy podía haberla firmado yo misma. Tengo un bebé de 9meses y mi jornada diaría no difiere mucho de la tuya. Yo eso de dejar el bebé en la cuna y que durmiera horas sólo lo viví un par de meses (su tercer y cuarto mes), desde entonces empezó a pasar más tiempo en mi cama que en su cuna y ahora practicamos colecho total. 😉

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 12:00
    Permalink

    A mi me pasa igual, por eso me acuesto a las tantas de la noche, es el unico momento en el que puedo hacer lo que me queda pendiente.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 12:11
    Permalink

    Es durillo porque vas de cabeza pero es tan bonito estar pegada a tu pequeño, aprovecha que luego esto cambiará y lo echarás de menos. Yo por ejemplo hoy no lo voy a ver hasta las ocho de la noche, por cuestiones organizativas ahora que tenemos un solo coche y ya me añoro sólo con pensarlo.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 12:17
    Permalink

    Es que lo que tiene haberle acostumbrado a dormir contigo, porque no intentas seducirle con el caramelito de que los nenes mayores duermen solitos en su cuna y su habitación? igual cuela llorará seguro pero segun como mucho tres dias de lloreras y despues como un angelote ten en cuenta que no solo es por tu comodidad es porque el ha de hacerse tambien un poco menos y menos dependiente de ti segun crezca, yo a la nena la voy a pasar dentro de un mes a su cama y habitación que duerme ahora en la mia pero en su cuna porque no me quedaba de otra ya que las otras habitaciones estan en la otra planta de la casa y entre mudanza y mudanza pues ahora si ya definitivamente este mes que viene hace los dos añetes y van a haber cambios se va a la cama y a su habitación, la echaré y me echará de menos pero estaremos puerta con puerta y sé q es necesario, ya te contaré como vá muacksssssssssssss

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 12:25
    Permalink

    El método Estivill segun que bebé y que mamá pero hay métodos mucho mas suaves y eso pero ten en cuenta que lagrimones haberlos habran tanto de él como tuyos pero para la rutina diaria necesita el mas a una mama descansada que a una mama que este siempre agotada y lo de ser un poquito menos dependiente tambien todo esto dependiendo de la edad, del tipo de caracter del baby y de vuestras circunstancias, como sea que sea suerte en tu andadura guapa muacks

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 12:30
    Permalink

    Me siento super-identificada contigo, tal cual lo has descrito parecía que estaba viendo mi vida, creo que estamos en la misma etapa…
    Lo unico es que como yo trabajo me acuesto cuando él ya lleva durmiendo 1 hora aprox, no vaya a ser que se de la vuelta y vea que no estoy y porque al madrugar ya no puedo más con mi vida sobre las 22'30.
    Ya llegará el día en que nos eche de su lado, mientras, a disfrutar…(las cosas se van haciendo, segun se vayan necesitando y ya está, sin agobios)
    Aprovechemos esta etapa.
    Saluditos desde el mismo "Club"

    PD. Estoy empezando con un blog, animada por el tuyo y varios más que sigo, si no te importa dejo el enlace.
    http://locurademama.blogspot.com/

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 13:38
    Permalink

    Mi niña duerme en un colchón en el suelo y rodeada de otros colchones. Nos va muy bien porque duerme separada de nosotros y así no se despierta con nuestros ruidos (ahora está a la que salta!) y lo mejor es que nos podemos poner muy jutitas para ayudarla a dormir…(odio las cunas, con esos barrotes y los tienes tan lejos, que no les puedes achuchar ni nada! :P)
    Otra gran ventaja es que ha empezado a gatear y de esta manera se está haciendo super autónoma, por las mañanas alguna vez nos ha venido a despertar a la cama con una sonrisa. Que bien!

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 13:48
    Permalink

    Cuando tengas otro te darás cuenta de muchas cosas que ahora te parece que no puedes hacer de otra manera. El segundo te espabila y ves los errores que se cometen con el primero, a veces da tiempo a cambiar hábitos incluso con el primero. No es cuestión de criticar eh, ni mucho menos, pero no puedes vivir la vida que quiera tu hijo, la que mandas eres tú.

    Besos

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 14:02
    Permalink

    Otra cosa, al hilo de los comentarios. Con la premisa de atender al niño siempre que lo necesita a algunas mamás les va mejor tenerlo con ellas porque prefieren no levantarse, otras, como yo por ejemplo, prefiero levantarme una vez o dos por la noche…no me cuesta volver a dormirme y después descanso mucho más. Algunas noches hasta dormimos toda seguida! La opción mejor para los dos creo que siempre es la más adecuada. Tu elijes. 🙂

    besos a todas!!

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 14:12
    Permalink

    Mi hijo dureme así desde el principio, así que supongo que me he acostumbrado. Lo de hacer las tareas de la casa con él es buena idea, al menos a Leo le encanta ayudar. Pero si no… ¡que le den a la casa! Aprovecha para descansar siempre que puedas. Yo me llevo el portátil si creo que se va a dormir y algo me cunde. Con él en la teta y escrbiendo con una mano, claro. No hay que ser perfecta. Hay que tratar de ser feliz.
    Y me gustaría rebatir a Tweety. Los niños no son más independientes por dormir solos. Si a alguien le resulta cómodo, pues muy bien. Pero no se hace por el bien del niño. El señor Estivill y compañía han hecho mucho daño con sus teorías. Yo estoy totalmente en contra del método de dejarles llorar. No se vuelven angelotes; se vuelven resignados.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 14:36
    Permalink

    Yo tambien pasé por una época similar, y de dormirse sobre las 20.30 paso a entre las 22 o 23!, ahora parece que hemos avanzado a las 21-21:30. y las siestas se las echa en el sofa, según llegamos de la guarde, como se duerme en el coche le pongo en el sofa, porque en la cuna se despierta a la media hora!
    Yo muchas veces también le digo que me ayude, les suele gustar mucho barrer!
    Como todo, es una época, si no puedes contra ellos, unete! así que a dormir! jeje

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 14:42
    Permalink

    Te entiendo a la perfección.
    Así estoy desde nació BOliche. Bueno ahora mejor que ya va empezando a ser más independiente.

    Recuerdo que antes me echaba con él para que durmiera la siesta y me levantaba de puntillas. Como mucho tardaba en darse cuenta 5 minutos y otra vez a empezar…

    Ánimo!

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 15:22
    Permalink

    bueno, hay q pensar q todo este es pasajero y q luego es muy probable q quiera dormir solito o caiga como una roca y ni el mas fuerte ruido lo despierte.

    Animo! besos

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 16:32
    Permalink

    Concilia2, increíble no, lo que me parece es muy triste… sólo espero educar a mi hijo mucho mejor de lo que mi suegra educó a mi marido, porque a él le doy ya por perdido (y eso que no me puedo quejar, que hay tareas que son exclusivamente suyas y las hace muy bien, desde luego nuestro caso no es de los peores que conozco).

    Mamádejulio, no cuela!!!!!!

    Suu, en nuestro caso el cambio en su sueño ha sido radical, aunque te confieso que el hecho de que quiera dormir con nosotros me gusta, es decir, es parte de ese proceso de tener cada vez mayor necesidad de mimos y afecto y eso es algo que me encanta. Yo trato de ser positiva y, efectivamente, el poder permitirme una siesta es un lujazo aunque muchas veces preferiría ponerme a hacer otras cosas!.

    Mis chicos y yo, pues no es mala idea, ponerle a ayudarme, por lo menos para que vaya aprendiendo!!.

    Tanpancha, pues nada, todo pasará, ¿verdad?.

    Brujilla, como te comprendo!!. Nosotros al principio le pasábamos a la cuna pero duró poco esa fase, ahora se da cuenta enseguida.

    Cartafol, eso me repito yo muchos días… Pero no me quejo, eh?, la verdad que lo de dormir juntitos tiene muchos contras pero también algunos pros estupendos.

    Tricus jajajajajaja

    LadyA, qué razón llevas, maja. Yo ahora tengo una tolerancia al desorden casero que antes no tenía ni de lejos!!.

    Belén, estoy totalmente de acuerdo contigo. Por eso, aunque me da un poco de ansiedad a veces estar en la cama pensando todo lo que tengo que hacer, por otro lado me parece un momento súper especial y sé que el día que me falte me va a dar pena!.

    Esther, bien dicho!!

    @Mousikh, si me has leído sabrás que mi hijo durmió muy bien en su cunita bastante tiempo, pero bueno, nos hemos ido adaptando jajaja 🙂

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 16:33
    Permalink

    Supermama, te pasa igual que a mi. Lo que pasa es que a esas horas de la noche no me voy a poner a limpiar el baño o pasar la aspiradora, así que al final acabo en Internet o leyendo, cosas "silenciosas".

    Arual, estoy totalmente de acuerdo contigo, quiero aprovecharlo al máximo porque luego eso se esfuma.

    Tweety, bueno, yo no le he acostumbrado a nada, solamente me he ido adaptando a sus necesidades. Los primeros meses necesitaba dormir solito y con mucho espacio, bien. Luego fue requiriendo más nuestra presencia, bien. Ahora necesita dormir con nosotros, pues bien también. Lo que tengo claro es que nunca nunca le dejaría llorar ni 5 minutos porque él quiera dormir con nosotros y nosotros no queramos, me parece una crueldad. Gracias por los buenos deseos.

    Sus2008, me paso cuando pueda por tu blog, vale? Estoy totalmente de acuerdo contigo, esto del colecho poco a poco me va conquistando, eso de dormir con el bebito tan esponjoso al lado es maravilloso, el día que me falte me va a extrañar mucho.

    Anna, ay, si yo tuviera más espacio!!!!!

    Ana, yo estoy segura de que el segundo es diferente en un millón de cosas. Ahora, ya sabes que no estoy de acuerdo en eso que tu dices en que "la que mando soy yo". En nuestra casa seguimos siempre las necesidades del niño, adaptándonos a él y no al revés. Un beso!.

    Anna de nuevo, pues es que depende mucho. Mi hijo empezó a tener despertares con 8 meses pero ibas a su habitación, le consolabas un poquito y se volvía a dormir. Sin embargo, desde noviembre se despertaba y ya no se volvía a dormir, lloraba mucho, lo pasaba fatal, empezó a no querer ni tocar su cuna… Lo que quería era dormir en compañía, no podía expresarlo con palabras pero era evidente que eso era lo que necesitaba. Y así empezamos a dormir juntitos!!!!

    Cristina, como le decía a LadyA, mi tolerancia con el desorden y la suciedad ha mejorado muchísimo, cada vez me da más igual la casa y como tampoco tengo aquí a nadie que venga a pasarme el algodón, pues hago lo justo… Ahora me he comprado un netbook y espero aprovechar la siesta al menos para navegar un poco. Yo tampoco estoy con Tweety y Estivill, ya lo sabes, me parece una crueldad. Como tu dices, se vuelven resignados y encerrados en si mismos, en muchos casos tiene consecuencias graves, así me lo han dicho en atención temprana y, desde luego, saben de lo que hablan.

    Estanjana, fasessssssss! son fasesssss! jaja

    La teta reina, ay, cómo son!! Tu Boliche es que se hace mayor! 🙂

    Laky, pues sí, ya te digo que hay que mirarlo por el lado positivo!.

    MamáBlue! con lo que es mi nene, estoy segura de que en cuanto se haga un poco mayor querrá estrenar su cama y dormir solito, es cuestión de fases.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 17:04
    Permalink

    Ok! Está claro que la mía aún no ha tenido esta fase…cruzamos los dedos porque me cuesta dormir en compañia, hasta con mi chico! 😉 El día que tengo la cama grande para mi sola soy feliz! (bueno, no siempre…)

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 17:59
    Permalink

    Je, je, ya estoy al tanto. Te leo desde hace unos meses (la primera vez me leí un montón de entradas de un tirón) y te sigo en twitter. Aprovecho pa felicitarte por el blog!!

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 18:22
    Permalink

    Me ha hecho gracia leer esto porque lo estoy haciendo desde la cama de la cual no me puedo levantar para que la bruja no se despierte, así que como ves (y ya sé que no es consuelo) es cosa de muchos, jaja

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 18:55
    Permalink

    No te puedo ayudar en absoluto. Estamos en una etapa en la que me vuelve a pedir que la coja en brazos a todas horas, sobre todo como vea que me pongo a hacer algo. Como con ella sentada encima todos los días, no te digo más…

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 21:01
    Permalink

    Ay, chica, si tú te estresas yo ni te cuento! Pero de pequeñito acostumbré a mi bebé a estar ratitos solito, porque algo de la casa tengo que hacer, porque si no quién lo hace? Entonces lo puedo tener tranqui en su parque un rato, o en la trona, o en la hamaca, o saltando en su cuna mientras me ve limpiar el baño, etc. Dormir duerme mejor ahora, con casi 11 meses, y eso se nota mucho en el estado de ánimo de los dos. La pediatra siempre que le pregunto sobre los hábitos del niño me suelta el rollo ese de que hay que acomodarlos a nuestra vida (como si los hijos no contaran). Yo no comparto su ideología, pero sí estoy de acuerdo en acostumbrarlos suavemente a ciertas cosas que nos permitan a los padres tener ciertos respiros, porque si no se vuelve todo un sinvivir. Mil besos, guapa.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 21:17
    Permalink

    yo he conseguido que coja el tete y ya duerme en su cuna, bien!!
    pero este tipo de cosas que cuentas deben ser tan normales…
    un beso y ánimo

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 21:30
    Permalink

    Yo, tras dedicarme un buen ratito a tumbarme con el para que se duerma, lo dejo en la camita y me voy (sufro menos por si se cae porque tenemos la cama grande unida a otra de 90 y a el lo pongo en la de 90 con una barrera de cama). Pero tambien hemos pasado épocas en las que no me podía separar de el…Ah!! y por la mañana me pasa como a ti…imposible levantarme antes que el!!

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 21:33
    Permalink

    Estas exactamente como yo el año pasado. Me daba mucha envidia, eso si sana, cuando contabas que tu hijo a las 20:30 estaba durmiendo. A mi con el mio me podian dar las once, las doce… y las siestas lo mismo.

    Respuesta
  • el 10/02/2011 a las 22:03
    Permalink

    Mira, después de 3 niños (y aunque el pequeño sea todavía muy pequeño) te digo una cosa que he aprendido: Todo pasa… 🙂

    Los míos mayores duermen juntos y no sabes las juergas que se corren juntos… De qué me sirve la cuna de barrotes si el mayor le saca y se van de pingos por la casa?!?!? Lo peor es que me entra la risa y no me toman en serio cuando me cabreo d verdad… :S

    Respuesta
  • el 11/02/2011 a las 0:22
    Permalink

    Anna, nosotros empezamos a dormir juntos por "obligación", es decir, porque el nene así lo necesitaba. Pero si por mi fuera, dormiría en una cama de 2 metros porque me encanta estirarme, espanzurrarme y dar un millón de vueltas! jajaja

    @Mousikh, ay, gracias!!!! Pues para leer el blog entero habrás tardado un mucho porque he escrito la Biblia!! Así me sigues en twitter también, genial! verás qué de tonterías digo! jaja

    Lamamadeunabruja, jajajajaja!!

    Nuria, bueno, pues habrá que llevarlo lo mejor posible! que luego cuando ya no quieran tanto mimo verás tu cómo lo vamos a echar de menos!!!

    Adry, ay hija, si yo también he intentado que se vaya amoldando a estar solito y entretenerse con sus cosas pero ha sido imposible. Él quiere estar donde esté yo a cada momento, es imposible convencerle de lo contrario. A lo mejor está sentado jugando tan tranquilo, yo a su lado, me levanto para ir a cualquier sitio y deja todo para seguirme! jajaja Si en el fondo me lo comooooo!!

    Madame Bovary, 16 meses y nunca ha succionado un chupete, increíble, eh!!

    Ana, mañana por la mañana acuérdate de mi!

    Treintañera con hijo, si ya sabía yo cuando contaba lo de mi niño que no iba a durar para siempre, porque yo os leía a las demás y pensaba que no podía ser tan fácil! jajaja En fin, todo irá a mejor, a juzgar por cómo estais ahora, no?.

    Mamá en Alemania, por supuesto!!! Así que duermen juntos, qué divertido! yo también me reiría, como no!! tienen que estar riquisimos juntitos por la casa!

    Respuesta
  • el 11/02/2011 a las 0:34
    Permalink

    como bien dices, todo son fases, y cuando menos te lo esperes, tu nene pasa a otra.

    Respuesta
  • el 11/02/2011 a las 23:04
    Permalink

    Nosotros estamos igual. La chica solo duerme si yo estoy con ella en la cama y la siesta de la tarde encima mía en el sillón. Por las mañanas se duerme en el carro con mi madre en el paseo y en el fular por la tarde-noche cuando salimos de paseo también hecha una cabezadita. Por las mañanas a las 7 cuando me levanto se la paso a mi madre para que duerma un poco mas. Así estamos pero nos hemos acostumbrado y a su favor tengo que decir que desde que tiene mes y medio no nos levantamos de la cama por la noche lo cual es un gustazo y te permite descansar. Un besito y disfruta mucho de esta etapa que dentro de nada no quiere vuestra cama jejejj

    Respuesta
  • el 12/02/2011 a las 1:15
    Permalink

    Bel, eso seguro!

    María, yo intento ser siempre muy optimista y en estos casos de estar tan liada y con el niño siempre pegadito a una, lo mejor es recordarse que todo son fases y que al final los años van pasando pronto, hay que intentar disfrutar lo mejor de cada momento.

    Respuesta
  • el 12/02/2011 a las 17:33
    Permalink

    Estamos exactamente la misma etapa que ustedes y tengo los mismos sentimiento.. me dió mucha risa leer esta entrada porque te acabo de preguntar por twitter: ¿cómo le hace para escribir una entrada todos los días?…que risa.. eres una dura.. a mi el tiempo y Sara no me dan sino para 1 o dos a la semana… una abrazo!!!

    Respuesta
  • el 18/02/2011 a las 0:42
    Permalink

    Zary, pues como te dije por twitter, es mi rato de desahogo, así que aunque cada vez me cuesta más, intento dedicarle un rato diario. Pero sí es cierto que últimamente me está costando mucho porque durante el día no puedo sentarme en el ordenador y por la noche cada vez se acuesta más tarde, qué estrés! jajaja. Un beso.

    Respuesta
  • el 18/02/2011 a las 12:27
    Permalink

    Perdona pero no había vuelto a pasar a leer tu comentario hasta ahora.
    Lo de "aquí la que manda soy yo" no es tan grave, no se trata de que el niño crea que está en el ejército, se trata de que él no puede imponer los horarios, se los debes de ir cambiando tú, por supuesto no a base de gritos y cosas así, pero tienes que ir adaptándole a la familia. En esto no voy a discutir contigo porque cada uno elige cómo educar a sus hijos, pero de verdad que no entiendo ese punto de vista.
    Besos

    Respuesta
  • el 18/02/2011 a las 17:30
    Permalink

    Ana, es un tema que creo que admite una gran escala de grises. No me parece mal una cierta adaptación, paulatina, y como dices tu, sin gritos ni malos modos, pero si me preguntaran mi opinión "a groso modo", creo que sería la contraria a la tuya, es decir, que es la familia la que debe adaptarse al niño, al menos en sus primeros años de vida. Es una diferencia de matiz y, como tu bien dices, cada cual en su casa, dentro de unos límites, puede hacer lo que quiera. Un beso.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com