El baile del borrachillo

El verano ha trastocado todos los horarios del bebito, que hasta el momento se dormía a las 20.30h con  puntualidad inglesa. El calor, más horas de luz, el achuchón de varios dientes al mismo tiempo y el descubrimiento de ponerse de pie con cualquier apoyo, todo influye para que ahora esté el pobre que no sabe si va o viene.
Predecir a qué hora se dormirá cada noche ahora es imposible. Unos pocos días ha seguido cayendo a las 20.30h y los demás días la horquilla está entre las 21.00h y las 23.30h.
El “problema” es que sigue sin perdonar su baño a las 20h. Con todo este calor, hemos intentado varias veces salir a la calle pasadas las 19h para dar una vueltecita, incluso tomarnos algo sus padres y retrasar su horario del baño y de la cena, en consonancia también con la larga siesta que está haciendo ahora después de comer (antes dormía apenas 30 minutos y ahora hay días que ha superado las 3 horas). ¡Error!. No hay día que no nos haya montado el pollo como hayamos rebasado la barrera de las 20h en la calle. 
Así que nada, baño a las 20h, en el que no para de frotarse los ojillos, cena a las 20.30 con los párpados casi cerrados y, a partir de ahí, el baile del borrachillo.
El baile del borrachillo es la denominación que le hemos puesto mi marido y yo a la performance que ejecuta el bebito desde que termina la cena y le llevamos casi dormido a la cuna hasta que finalmente cae. La secuencia es: caigo rendido en la cuna, me coloco boca abajo chupándome el dedito, voy elevando el culo, me siento mientras me caigo hacia todos los lados porque estoy muerto de sueño, me pongo de pie dando tumbos y pegándome golpes como un borracho hasta que entran papá y/o mamá, me vuelven a tumbar y vuelvo a empezar el baile hasta que agoto las pocas fuerzas que me quedan y no consigo volver a levantarme.
El baile se repite en un bucle sin fin durante mucho rato, a veces horas. El domingo pasado se durmió a las 20.30h, se despertó a las 23h y estuvimos hasta las 2 de la mañana con el bailecito, tanto en su cuna como en nuestra cama (en nuestra cama peor, porque cada vez que se levantaba cogía el mando a distancia de la tele y nos pegaba con él en la cabeza, a parte de que al irse para los lados nos pegaba unos coscorrones de aúpa).
Divertido es, hay que reconocerlo. Yo creo que si hiciéramos un vídeo y le pusiéramos musiquita playera iba a ser el éxito del verano en YouTube.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

22 comentarios sobre “El baile del borrachillo

  • el 31/07/2010 a las 9:53
    Permalink

    ostras qué cruz….la ventaja de que la mia haya sido tan petarda es que a peor nunca puede ir…

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 10:05
    Permalink

    el mio si esta muergto de sueño se pone a berrear…
    menos mal que no suele suceder muy a menudo porque suele dormirse rapido.. ayer tenia el sueño trastocado y a su papi se le durmio en la trona mientras le daba las frutas

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 10:16
    Permalink

    Maldito verano!!!! Pobrecito. El primer verano de mi peque lo que hacíamos era bañarle a su hora (que tampoco perdonaba), darle incluso su cena y luego bajarle con la fresca a darle un paseíto en su carro. Le relajaba mucho. Paseábamos tranquilamente cuando ya el sol se iba poniendo y hacía algo menos de calor y se quedaba bastante tranquilo.

    De ese modo cumplíamos sus horarios, no se enfadaba y luego le dabamos un pequeño aliciente.

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 10:25
    Permalink

    gracias a dios al nuestro da igual a que hora le bañemos, ahora en verano entre semana sigue su rutina a las 9 o 9-15 baño a y media cenar y antes de las 10 esta rendido pero eso si desde que esta descubriendo el gateo la unica forma de dormirlo es atarlo en la silla de paseo, porque si no en la cuna nos monta lo que has descrito a la perfeccion.
    asi que lo dejamos en la silla un rato y cuando esta en coma lo cambiamos a la cuna y ya hasta las 9 o 10 del dia siguiente.
    para la siesta hay que ponerlo en la silla de paseo xq en la cuna se pone a jugar y a guerrear.

    besikosss

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 10:31
    Permalink

    Nosotros hacemos lo que dice Belén. Bañito y cena a su hora, a veces incluso cenamos nosotros, y despues paseo nocturno. Le relaja bastante

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 10:34
    Permalink

    cuanto mas duerme en la siesta mas tarde dormira ese dia, te lo digo por mis sobris 😉 asiq aunq esten muy bien dormiditos la siesta les dejamos maximo 1 hora o hora y media xq sino es cuando no hay ni dios q los duerma por la noche y andan como tu dices "borrachillos" 😉

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 10:34
    Permalink

    Yo creo que no solo se relajaría él sino también vosotros. YO recuerdo esos paseítos y la verdad es que estaban genial, se venían muchas veces mis padres y hasta podíamos mantener una conversación con el niño estando bien tranquilito.

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 11:00
    Permalink

    Yo suelo intentar seguir las rutinas en verano,pero la verdad que es dificil, porque si vas a la piscina o a la playa ya se trastocan los horarios,pero bueno el verano pasa rapido.

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 12:03
    Permalink

    Buenas! Tras leer este post me viene una pregunta a la cabeza que a mi me preocupa bastante, porque a mi cuando me da el sueño me tengo que acostar y me da igual todo, y entonces me pregunto: cuando tenga un bebé al que atender que voy a hacer?? Seré yo la borrachilla? Porque no sé si me cambiará el chip o qué porque no puedo dejar al bebé solo y sin dormirse y yo en la cama o el sofá como un tronco. ¿Cómo lo hacéis vosotros? ¿os puede el sueño?

    Un besito a tod@s.

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 12:23
    Permalink

    ¿Habéis probado a tumbarlo en la cuna, como has dicho que se pone boca-abajo, darle parmaditas en el culete mientras le cantas?

    Yo la hago esto y suele quedarse dormida. Quizá hacer esto durante 5 minutos te puede ahorrar las 2 horas del baile del borrachito. Yo le canto: "estaba el seño don gato" y voy bajando la intensidad de las palmadas en el culete, luego dejo solo mi mano y después la retiro cuidadosamente. Termino la canción sin tocarla.

    Espero que esto te ayude

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 12:55
    Permalink

    Walewska, mi hijo es que siempre se ha dormido al segundo de tocar la cuna así que, claro, esto se nota.

    Brujilla, el mío berrea cuando tiene sueño, pero sólo durante el día. En la trona no se me ha dormido todavía, él necesita estar tumbado, le pasa como a mi.

    Belén, el otro día le rescatamos de la cuna porque estaba todo el rato de pie y le bajamos a la calle en pijama. A la vuelta, durmió como un tronco. En fin, no lo sé, algunos días lo volveremos a hacer pero como comento, es difícil saber, unos días tarda más, otros menos…

    Lunika512, lo de la silla de paseo para mi hijo no lo veo, al menos no si luego no le vamos a sacar a la calle, cada uno tiene sus truquis, eh?. jajaj

    Nat, pues sí, quizá lo hagamos más días porque además hay que bajar a mi perra a que haga su último pis, así que puede que lo repitamos.

    Myprinkbubble, no sé, yo tengo comprobado que con mi hijo no se cumple esa regla. De hecho te diría que cuando duerme una buena siesta luego está de mucho mejor humor y suele tener menos problema para dormir (siempre que la hora de la siesta no sea muy tardía, claro). Vamos, a mi hijo cómo le despiertes de una siesta sin que haya dormido lo suficiente, tienes pollo garantizado y mal humor todo el resto del día o hasta que se duerma otra vez, por eso respeto muchísimo su necesidad de sueño.

    Kithy, nosotros hemos mantenido todas sus rutinas, al fin y al cabo estamos en Madrid y no hacemos nada del otro mundo. Lo que pasa es que si antes dábamos una vuelta sobre las 17.30 o las 18h, ahora es impensable, claro. De todas formas, el hecho de que estén trastocados sus horarios no es porque hayan cambiado sus rutinas sino por algo derivado del calor, que supongo que nos afecta a todos, o los ritmos biológicos según la estación, qué se yo!!.

    Deliciaskawaii, no sé qué decirte. Mi marido es de esos que se duerme en cualquier sitio y cuando tiene sueño no conoce a nadie. Pero por un hijo esas cosas se superan, creo que uno tiene mucho más aguante. Yo he sido siempre de poco dormir, aún así, recuerdo una noche al poco de nacer mi hijo que tuve que despertar a mi marido porque yo se me iba a caer el niño al suelo. Pero esa noche es que ya llevaba mucho cansancio acumulado, muchas noches sin apenas dormir, y eso pasa factura. Yo creo que no tendrás problema, ya lo verás, el instinto es una cosa alucinante.

    Suu, nosotros le acariciamos la espalda. Pero da lo mismo, empieza levantando el culete y al final se sienta. Probaré a cantarle esa canción con palmaditas, no se pierde nada! jajaja. Aquí, intercambiando consejillos jajaja. gracias!.

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 14:49
    Permalink

    Aysss pobre!! no hay nada como querer dormir y no poder, o como poder dormir y no querer…

    Besos guapa!!!

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 15:33
    Permalink

    El mío por la noche se queda dormido con la última toma, y es acostarlo en la cuna y ya está. Lo malo es que con este tiempo lo que lleva muy raro es lo de las tomas y el sueño, porque a veces se despierta a las 2 de la mañana con un hambre que parece como si no hubiera comido en 2 días… (hasta hace poco aguantaba sin comer hasta las 4-5 de la madrugada). En fin, hoy tiene uno de esos días raros en que no para de pedir biberones, y calculo que hasta la noche se habrá tomado unos 6 ! :0

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 15:39
    Permalink

    jeje… No os asustéis, pero sabes lo que me viene a mí estupendamente para acabar con el baile del borrachillo y ayudarle a dormirse??…. Inmovilizarle.

    Sí sí, parece una tontería, pero si le sujetas (con amor y cariño, por supuesto jeje) los bracitos a lo largo del cuerpo (como swadling o Pucken, ya lo conté en mi blog), al minuto o menos se relaja (por estar en la misma postura, ya sabes que cuánto más cansado más activo y pesado se pone y más le cuesta estarse quieto), ya le puedes soltar y se queda dormidito enseguida.

    Si no lo has hecho nunca, es probable que al ppio llore un poco porque pensará que qué narices estás haciendo, pero en cuanto esté x segundos en la misma posición, el cansancio hará que se relaje…

    Respuesta
  • el 31/07/2010 a las 21:55
    Permalink

    Mo, es verdad! yo antes tenía problemas para dormir. Ahora estoy tan cansada que es meterme en la cama y caer frita, no sé de dónde sacan tantas energías los niños!.

    Adry, esto del calor y tantas horas de sol ya te digo yo que nos vuelve locos a todos! y especialmente a los niños, claro.

    Mama en alemania, pues no te creas que no lo había pensado! de hecho, alguna vez he intentado sujetarle un poco porque hay días que noto que está sobre excitado y que necesita algo para relajarse. Es verdad que cuando he tratado de retenerle se ha puesto más nervioso y le he soltado, quizá debería aguantar un poco… Voy a volver lo que contaste en tu blog.

    Respuesta
  • el 01/08/2010 a las 10:49
    Permalink

    Claro, es que si no está acostumbrado (o demasiado excitado) se rebelan y parece todo lo contrario… Pero si aguantas un pelín más, enseguida ves como tuercen la cabecita de lado y cierra los ojos (aunque siga un poco rebelde todavía), eso es señal de que está funcionando: llega un momento en el que se relajan 😉

    Respuesta
  • el 02/08/2010 a las 18:08
    Permalink

    Jajaja, me parto con el baile del borrachillo. Creo que, como ha dicho Belén, quizá sea buena idea pasear después de darle la cena. Aun así te diré que en varias ocasiones he pensado en tí cuando otras veces has comentado que tu hijo dormía fenomenal toda la noche. La razón; mi hija también dormía toda la noche seguida hasta que cumplió ocho meses y medio. A partir de entonces todo cambió. Empezó a protestar cuando la dejaba en la cuna, algunos días poco otros días más y tenía que volverla a sacar e intentarlo más tarde. Al final siempre se queda dormida en la cuna pero cuando lleva unas horas se despierta, unas veces era porque no encontraba el chupete, otras veces estira los brazos para que la coja y finalmente acaba en la cama conmigo porque si no, no hay manera. Aquí los que no dormimos bien somos mi marido y yo porque nos machaca a patadas y manotazos, pero lo que es ella duerme genial. Ahora que ya utiliza el lenguaje lo deja claro, cuando se despierta en la noche me llama y cuando voy a verla me dice "a mamá" (con mamá). Yo no considero que duerma mal, duerme muchas horas, lo que pasa es que necesita estar conmigo y ahora que es capaz de expresarlo pues lo deja claro. Eso sí, hay noches que se las pasa enteras en su cuna. Te comento que me he acordado de tí en alguna ocasión porque conozco otros casos de niños cuyas madres también consideran que son más demandantes que otros que dormían toda la noche y alrededor de los ocho o nueve meses les ha pasado lo mismo. Bueno igual es casualidad, jeje. Mucho ánimo.

    Respuesta
  • el 02/08/2010 a las 22:57
    Permalink

    Nuria, jajaja, me suena, me suena!!! jajaja. Es muy probable que toda esta variación se deba a la maduración de sus ciclos de sueño, al descubrimiento de nuevas capacidades… aunque para estar segura al 100% necesitaría que estuviéramos en invierno y la boca no fastidiara tanto. Sobre todo el tema del calor está siendo tremendo, mi casa es que es muy calurosa.

    En fin, seguiré contando. Besos.

    Respuesta
  • el 03/08/2010 a las 0:29
    Permalink

    A mi me pasó como a Nuria, a los 8 meses dormía toda la noche y de pronto empezó a gatear, dientes y un montón de cosas y las noches se revolcaron totalmente. Pasó de dormirse a las 8:30 pm a las 10 pm y después de dar muchas vueltas. No llora, sólo que se voltea, se sienta, tira los pies para un lado, para el otro, ahora se baja de la cama, en fin. Ya tiene 15 meses y siempre termina en mi cama. Y lo que le ayuda a dormirse de nuevo es mi cabello, así que me agarra y empieza sus volteretas con las manitos enredadas en él. Lo bueno es que cuando despierta en medio de la noche, con sólo sentir mi pelo en las manos se duerme de inmediato.

    Y para deliciaskawaii: hay noches en que me he tenido que levantar medio borrachilla del sueño porque mi hija se para al lado mi cama y estira la manito mientras protesta porque quiere que yo me levante para acompañarla a hacer algo, no le sirve el papá ni nada más que su mamá, así que uno puede estar caído del sueño pero igual se levanta.

    Respuesta
  • el 03/08/2010 a las 8:28
    Permalink

    Está claro, Jessica, que es lo más normal!! Por lo menos me consuelo en que de momento una vez que se duerme no se suele despertar, la mayoría de las noches duerme de un tirón! (cruzaré los dedos!).

    Respuesta
  • el 10/08/2010 a las 12:55
    Permalink

    Me encanta ese baile del borrachillo. Anda, animaos a grabarle y cuelgas en el blog el vídeo, para que disfrutemos todas un poco!

    Respuesta
  • el 10/08/2010 a las 13:22
    Permalink

    Jajaja y luego de mayor me reclamará derechos de imagen!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com