Dormir como un bebé

Se suele emplear la expresión dormir como un bebé como sinónimo de dormir profundo, dulcemente, en definitiva, lo que los adultos calificaríamos como dormir bien. Pero, ¿responde esto a la realidad?. Este es el tema que quería tratar hoy dentro de la campaña de Ecus Kids y su Club de los Pequeños Soñadores.

Va camino de un año que dormimos con nuestro hijo en la misma cama, así que en este tiempo he tenido muchas noches para comprobar en mis propias carnes cómo duermen los bebés. Habiendo cumplido ya dos años:

– Sigue teniendo muchos pequeños despertares durante la noche. Cuando duerme más profundo no se despierta más de cuatro o cinco veces pero las noches regulares… esas noches se despierta cada hora u hora y media, si pasa diez horas en la cama, no hay más que echar cuentas. Con el paso de los meses y el lógico madurar de sus ciclos de sueño esos despertares no son un obstáculo para que todos sigamos durmiendo. Ahora se incorpora, mira alrededor, ve que todo está correcto, bebe un poco de agua, se achucha contra mi o se espatarra convenientemente y, ale, a seguir durmiendo. Sin embargo, hasta hace bien poco cada pequeño despertar suponía que le costara un ratito volver a dormirse y eso, con frecuencia, ocasionaba episodios de llanto.

– Se mueve mucho, en todas direcciones, maximiza el espacio que ocupa en la cama, sigue teniendo tendencia a atravesarse completamente y/o a pegarse al cabecero de la cama y cuando duerme boca arriba muchas veces pone las piernas como una ranita. Por no hablar de los codazos, cabezazos y patadas que arrea sin darse cuenta y eso que últimamente controla bastante dónde atiza. Desde luego, tanta inquietud y movimiento no parece muy propia de adultos sino de lo que es, un bebote.

– Una vez dormido profundamente, ya puede caer una bomba que no se despierta. Pero puede pasar de parecer profundamente dormido a dar saltos en la cama (y viceversa) en cuestión de dos segundos. Igualito que yo que tardo mínimo una hora en dormirme y por las mañanas me cuesta muchísimo desperezarme, además de que cualquier ruido me hace abrir los ojos como platos.

Para mi, eso es dormir como un bebé: un bebé de los de verdad, de carne y hueso. De los de mentira, de los que se utilizan para el dicho, estaría mi marido, que es tocar la almohada y caer frito como un ceporro hasta la mañana siguiente. En fin, que a mi no me gustaría dormir como mi hijo por mucho que digan, al que envidio profundamente es a mi churri, eso sí que es dormir como un angelito.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

32 comentarios sobre “Dormir como un bebé

  • el 11/10/2011 a las 10:02
    Permalink

    Las mías duermen mucho y no suelen despertarse nunca, solo si tienen pis y son muy raras las ocasiones. Lo que si he notado es que cuando rondan los dos años, sueñan mucho más, bueno lo expresan , hablan hacen gestos mientras tienen el sueño y a veces hasta lloran durmiendo. También cuando las despiertas te cuentan el sueño como si lo hubieran vivido de verdad. Es curioso. Y Yo también duermo como un bebé, pero porque duermo como un tronco!!ojalá pudiera dormir mas!

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:31
      Permalink

      Qué suerte que durmais tan estupendamente, seguro que es genético!

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 10:20
    Permalink

    Mi hija es igual que el tuyo….aunque eso si, desde hace un tiempo, los despertares nocturnos han disminuido para dejar paso a las pesadillas y al hablar en sueño….
    También se mueve mucho y acaba atravesada en la cama….Aunque ya hace unas semanas que le hemos comprado una cama para ella en Ikea, que permanece pegada a la nuestra, pero al menos es un espacio exclusivo para ella y no termina las noches desparramada encima mio…

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:31
      Permalink

      A nosotros si nos cupiera nos vendría fenomenal poner una camita de esas…. pero ahora ya estoy esperando el momento indicado para que se vaya a su habitación, creo que poco a poco va estando preparado, a ver si puede ser este invierno!

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 10:29
    Permalink

    jajajaja, comparto cada una de las lineas que has escrito!! jajaja Incluido que bebé de 1.80m que tengo en casa duerme más o menos como el tuyo jajaja. Un besazo

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:30
      Permalink

      Jajajajajajajaa, ¡qué tendrán estos hombres! ¿será genético?

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 10:55
    Permalink

    Bueno, yo soy de la misma pasta que tu marido, caigo redonda durante horas hasta que el niño o el despertador me despierta. Mi niño duerme un día muy bien, seguido siete u ocho horas y dos días muy mal. Hoy estuvimos despiertos desde las tres hasta las seis y pico. Ni leche caliente, ni agua, ni cambio de pañal, ni nada lo hizo dormirse en ese plazo… y yo teniendo que levantarme a las seis y media. Menos mal que él quedó plácidamente dormido con su papá hasta las diez.

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:30
      Permalink

      Las noches así son súper duras, ¿verdad?. En fin, es lo que toca!

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 11:11
    Permalink

    mi bb tiene 4 meses y ya apunta maneras… se atraviesa me da pataditas…jejeje y lo del papá vamos talcual!!!

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:29
      Permalink

      Jajajajaja, cómo son!! Es que en cuanto aprenden a croquetear ya no hay quien les pare!

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 12:23
    Permalink

    totalmente de acuerdo, eso de “dormir como un bebé” se deberia emplear solo cuando queremos decir que hemos dormido mal!!! jajaja!

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:29
      Permalink

      Pues oye, lo podríamos poner de moda jajaja porque para mi también es sinónimo de dormir mal! jaja

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 12:27
    Permalink

    Nosotros intentamos no meterla en la cama, no porque no queramos dormir con ella (ojalá), sino porque con ella no hay quien duerma… Se empeña en dormir con su cabecita incrustada en la mía, y cada rato te da un manotazo (de acariciar, nada) para ver si sigues ahí, y ay de tí si te mueves, que entonces se agarra como un koala para evitarlo… mientras te da patadas, claro. Un amor.
    Así que nos conformamos con que haga eso en su cuna pegada a la cama (con la barrera subida, que si no escala) y la metemos en la cama a partir de las 7, para intentar estirarlo. Ahora que ya casi tiene dos años, se despierta menos, dos o tres veces cada noche, sólo.

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:28
      Permalink

      Uff, te comprendo perfectamente! Nuestros comienzos con el colecho fueron malos por estas cosas que cuentas, luego mejoró… y ahora estamos otra vez un poco hartos porque ya tiene un tamaño demasiado grande y no para de cruzarse en la cama… En fin, yo espero que ya pronto duerma en su camita, por el buen descanso de todos!!!!

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 12:33
    Permalink

    Bueno, vaya acción nocturna. Pero eso de dormir profundamente de un tirón sólo me ha ocurrido con mi primer hijo, que a la semana de vida ya dormia seis horas sin despertarse; pero entre el 1er año de vida y el segundo se despertaba dos o tres veces para beber zumo de manzana (no le gustaba la leche). Yo tengo assumido que los niños hasta los dos anõs, dos y pico, si se despiertan y ya me acostumbré (para no hablar de las noches en las que están enfermos). Hoy en dia el menor, de 21 meses (que duerme en su camita pero en nuestra habitación), se despierta dos o tres veces, le pongo el chupete o le doy el biberón (uno o dos por noche, 180/210 ml cada uno) y ya está. Pero sí que se despierta. Los mayores, por lo general, dormen de un tirón, pero frequentemente se despiertan y se vienen a dormir a nuestra cama. Al mediano desde los dos años y tal también le gusta irse a dormir en el sofá! Curioso, no? Y a proposito de colecho: al mayor le gusta (suele dormirse conmigo a su lado, en su cama), pero al segundo, aunque hoy en día le guste, hasta los dos años y medio nada, y al menor sólo le ha gustado en los primeros meses (pero si le gusta dormir en nuestra habitación, ya he intentado cambiarle pero sin buenos resultados). Perdona mi post tan largo, pero la familia es grande…

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:27
      Permalink

      Es que yo creo que eso de dormir del tirón es más bien de adultos… y, aún así, lo cierto es que todos nos despertamos varias veces durante la noche, son micro despertares, nos damos la vuelta en la cama y seguimos, pero del tirón, del tirón, creo que nadie!.

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 16:02
    Permalink

    Mi hijo también se despierta por las noches, ya sea buscando teta o simplemente para cogerse, o que le den el chupete… Pero es eso, mini despertares…
    Y mi marido también es igual que el tuyo: es poner la cabeza en la almohada y ya no hay quien lo despierte… ¡¡ni los lloros del niño!!
    Un saludo

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:26
      Permalink

      Ni los lloros del niño, qué razón llevas! Cuando era bebé le tenía que despetar muchas noches y eso que le tenía al lado!!!! jajaja

      Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:26
      Permalink

      Jajajajaja, estos maridos…. jajaja

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 19:17
    Permalink

    Mientras describias tus noches y como duerme tu bebé lo único que hacia era asentir con la cabeza: mis noches y mi hijo son exactamente igual a lo que mencionas. Esa es la realidad de dormir como un bebé!!

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:25
      Permalink

      Eso me parece a mi!!!

      Respuesta
  • el 11/10/2011 a las 19:18
    Permalink

    Ahhh.. y mi marido también cae muerto y, por supuesto, no se entera de nada, aunque al día siguiente quiera hacernos creer que si!!

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:25
      Permalink

      Jajajajajajaa! Mi marido es capaz de conversar contigo en sueños y a la mañana siguiente no recuerda nada!

      Respuesta
  • el 12/10/2011 a las 0:49
    Permalink

    Pues el mio tiene 7 meses y también apunta maneras…al final terminamos mi marido y yo en un rinconcito de la cama i él bien ancho! Y lo del despertar en cuestión de segundos, pues también! Pero para buscar teta no se despierta…la tiene ya controlada!

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:24
      Permalink

      Mi marido hay noches que acaba desterrado el pobre, ¡qué complicado!.

      Respuesta
  • el 12/10/2011 a las 2:52
    Permalink

    Siempre me causo gracia esa frase :”dormir como un bebe”…ciertamente se utiliza muy mal! Mi beba tiene el sueño super liviano, con decirte que a veces tengo ganas de hacer pis y no me quiero levantar porque se que termina en una despertada de ella…
    También se mueve muchisimo en la cama y me da cada cabezaso que mama miaaa!

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 11:23
      Permalink

      Jajaja! A mi me pasa igual, no me levanto por la noche muchas veces porque sé que como me mueva se despierta!!!.

      Respuesta
  • el 12/10/2011 a las 15:48
    Permalink

    Hay una cosa del sueño de los bebés que a mí me tiene loca: voy con mi hija de tres meses por la calle, ella dormida en su capazo llegan las procesiones de Semana Santa y ni se inmuta, tiene siete meses va dormida en la silla pasamos por un barrio que están en fiestas y empìeza a tocar una charanga ella sigue roque, está dormida en su cuna yo tumbada en la cama al lado me levanto al baño con el mayor cuidado posible, hay un miniruído del somier y de repente abre los ojos y se incorpora como si tuviera un resorte. Vamos que no hay por donde cogerlo!!
    Qué envidia me da tu marido!! antes yo también era así…

    Respuesta
    • el 12/10/2011 a las 20:01
      Permalink

      Yo nunca he sido así y me da una envidia…

      Eso que cuentas de los niños es súper normal, creo que lo han hecho todos… aunque creo que mi hijo poco a poco va teniendo el oído más fino y probablemente ahora sí se despertaría con esas cosas que comentas jaja

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com