Crónica de un despido anunciado

Cualquiera que me haya leído sabrá que llevaba tiempo buscando una alternativa. Una lotería que evitara que me reincorporara al trabajo, una oferta irresistible para trabajar desde casa, un aumento del sueldo de mi marido… Cualquier cosa menos volver a una situación laboral que yo sabía que pintaba muy fea.
Pues bien, el día ha llegado, el momento es aquí y ahora. Esta mañana he ido a la oficina a firmar el documento que acredita mi reducción de jornada y me he encontrado con que me ofrecían pactar mi despido, improcedente, por supuesto, y bien indemnizado.
Aunque parezca lo contrario, no fumo nada raro. Porque del no saber qué decir ni qué hacer me ha dado por reirme y mover la cabeza que no salía de ahí. Y no será que estaba asombrada porque no, no lo estaba. 
¿Explicaciones?. Que la empresa no deja de despedir gente, que tienen pérdidas, que mi puesto y mis funciones ya no existen… Que puedo volver si quiero, que algo encontrarán para que haga, pero que si acepto el despido, mejor para ambas partes…
Cuando he salido de allí y me he metido en el coche he tenido que concederme unos segundos para respirar. No se puede conducir con esa sensación de mareo producida por la imagen mental de uno mismo andando por una cuerda floja, sin red, a puntito de caer al vacío. 
No puedo decir que estoy contenta porque no lo estoy en absoluto. Ni siquiera me siento aliviada a pesar de que, en gran medida, lo deseaba. La decisión, por tanto, está bastante clara, no voy a volver si no tengo puesto ni labores y para poner a huevo un despido mucho más barato. Pero es triste, es doloroso incluso.
Toca recomponerse, una vez más, y esta vez con la convicción de que esta es la mejor oportunidad que he tenido en todos estos años de hacer algo que realmente me guste y me apetezca hacer. Sólo puedo ganar, no tengo nada que perder. ¡Pero qué miedito da!…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

67 comentarios sobre “Crónica de un despido anunciado

  • el 07/09/2010 a las 17:44
    Permalink

    Ay madre! Bueno espero q recuperes del medio shock. Vaya noticia. Ciao, besos!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 17:52
    Permalink

    A esto los ingleses le llaman "blessing in disguise"…mucha suerte!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 17:57
    Permalink

    Menudo shock!!! Mucha suerte y aprovecha esta "oportunidad"… y ánimo! 🙂

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 17:57
    Permalink

    No hay mal que por bien no venga… suena manido pero es una verdad como un templo, te lo digo por experiencia… un consejo: usa tu blog, es una buena arma para tener un futuro laboral… 🙂 si quieres hablamos (te dejo mi e-mail por si no lotienes a mano: begogonzalez2000@yahoo.es)

    Besos y suerte!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 17:59
    Permalink

    Por lo menos han sido claros y no se han andado con rodeos. Es mejor eso que una reincorporación en la que te hagan la vida imposible para que te largues por tu pie como le ha pasado a una amiga. Suerte.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:00
    Permalink

    UF! Que putada!

    Ahora toca recomponerse, respirar hondo y… desesperarse un poco, pero solo un poco eh!

    Muchos mega besos y… estoy aqui para lo que quieras.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:02
    Permalink

    Mucho ánimo. A mi padre le despidieron este año después de 16 años en la fábrica. Él, que estudió teología, decía que no quería jubilarse en esa fábrica… ¿y sabes qué? Aprovechó la indemnización para sacarse el carné de autobús y hoy ha empezado en su nueva empresa.

    ¡Entiendo que no hay mal que por bien no venga!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:07
    Permalink

    Lo siento mucho! Al menos te lo han dicho a la cara, no por un burofax…O incorporarte y que te hicieran mobbing y acabar dejandolo tú…

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:12
    Permalink

    Opino como ricinhos, creo que no te ha salido tan mal a fin de cuentas, y ahora con dinero en el bolsillo puedes buscar tranquila un trabajo nuevo que te venga bien. Eres joven y estoy segura de que una excelente trabajadora, así que mucho ánimo y ya verás que todo se te dará positivamente!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:18
    Permalink

    Bueno Adry, buena noticia no es, a mi es que em despidieron así, despues de hacerme mobbing, tener que coger una baja por depresión y a través de burofax…

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:23
    Permalink

    De acuerdo contigo, ricinhos, pero dentro de lo malo yo diría que no lo es tanto, porque en otros sitios te despiden y sin darte un duro, para que tengas que ir a juicio y ellos te puedan pagar de aquí a muchos meses(algo así le pasó a mi marido hace 3 años y al final no cobró un duro). Besos.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:28
    Permalink

    Pffff…. vaya shock! Lo importante es que de ahora en adelante seguro que irá mejor! está claro que miedo da, ¿cómo no va a darlo? Pero seguro que aparece algo mucho mejor, y hasta entonces, cuentas con la indemnización y el paro…

    Ánimo guapa! un besazo!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:29
    Permalink

    bueno,a seguir adelante. Trrata de buscar alternativas para trabajar desde tu casa o buscar un buen trabajo. Yo trabajo en casa y esta muy bien, a pesar de haber pasado muchas necesidades en los ultimos meses ya todo sale a flote, y como en mi pais era mi mejor altenativa para salir adelante realmente y algun dia llevar una muy buena vida, no lo dude un segundo cuando vi que podia hacerlo.
    Yo no creo en el destino, pero si en que todo cambio es una oportunidad. Tu ahora no trabajaras en el mismo sitio pero tendras un fondo de dinero con el que buscar oportunidades, y si tienes una buena idea al menos podras tener algo para invertir en esa idea, aunque sea poco (o mucho)-
    Un saludo y mucha fuerza, no te estreses,piensa que si no ibas a ser feliz en ese lugar es mejor no mirar atras.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:29
    Permalink

    Bueno, como dicen en otros comentarios, podría haber sido mucho peor. Mobbing o situaciones de ese tipo, al menos te dan el "cheque" y te mandan para casa sin más trámites sin darle muchas vueltas. Lo bueno también es que tú lo afrontas con madurez y ánimo positivo. Ya verás como será una fuente de oportunidades, me da la impresión de que tienes algo en mente para reorientar tu carrera, si es así, es una oportunidad de lujo.
    Besos!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:31
    Permalink

    Entiendo tu miedo…lo que te ha ocurrido es dificil de encajar.

    Pero como tu dices, quizás haya llegado el momento de moverse e intentar hacer lo que realmente te gusta…y tendrás mucho más tiempo para estar con tu niño…

    Miralo por el lado bueno, porque el lado malo, lo mires o no, estará ahí dando guerra. Así que mucho ánimo y se positiva.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:33
    Permalink

    Menudo shock, vaya semana de nervios llevas, pobrecilla, mucho ánimo de verdad, seguro que hagas lo que hagas, será la mejor decisión.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:45
    Permalink

    Pues nada, otra más a la lista del paro. Pero seguro que consigues reinventarte, fíjate en mí, soy periodista pero ahora ejerzo más de repostera ya que de lo "mío" no encuentro nada. Tampoco encuentro como profesora de lengua, mi segunda profesión, así que me pondré a dar clases particulares en mi casa. Es lo que hay, se asume y se sigue para delante, porque lo que está claro es que algo hay que hacer.

    Desde aquí te mando mucho ánimo, comprendo lo que debes sentir ahora mismo, pero míralo por el lado positivo: ahora puedes hacer lo que te gusta y encontrar nuevas oportunidades. ¡Suerte!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 18:58
    Permalink

    Bueno, en cierta manera, tu querías algo diferente… así que esto te abre nuevas posibilidades, estar más con tu hijo y buscar un trabajo que te guste más… ánimo.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 19:05
    Permalink

    Ánimo!!! Pero podían habértelo dicho hace 10 días, quizá no hibieras llevado a peque a la guarde.

    Bueno, pues a expandir la mente y ha buscar cosas nuevas y algo que realmente te guste.

    Muchos besitos de nuestra parte.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 19:24
    Permalink

    Da miedo y vertigo, pero si en el fondo lo sabías y lo querías es por algo. Ahora puedes hacer lo que quieras. Sabes donde estoy, así que lo que necesites, igual nos tenemos que asociar en algo, porque no te creas que yo lo tengo claro del todo, aunque no entra trabajo, mi compi se queda en breve de baja maternal asi que me hago cargo de la empresa. Pero no sé. Así que ya sabes, tu propon, usa el blog como te ha dicho mama

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 19:57
    Permalink

    Ánimo, como te han dicho, no hay mal que por bien no venga. Además, es el momento ideal, así puedes cuidar tranquilamente de tu peque hasta que empiece el cole, y si te indemnizan bien, pues eso que sales ganando. Yo me he visto en una situación similar, de la noche a la mañana me trasladaban de oficina y me ofrecieron el despido.
    ¡Bienvenida a la emmpresa más grande de este país!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 20:17
    Permalink

    Yo no te voy a decir que lo siento mucho, porque…. ¿realmente hay que sentirlo? Parece que tu etapa en esta empresa estaba finiquitada. Igual esto es una puerta que se cierra para dar lugar a otra que se abre.

    Comprendo perfectamente tu vértigo. Ahora mismo estás en lo alto del puente y te están poniendo los arneses, ¡vas a saltar! y eso da vértigo. Ese vértigo le sentí hace algo más de 2 años. NO sabía si era la decisión correcta, si debía aceptar el despido, las condiciones eran tan buenas,… pero y después? Pero,… ¿y si me quedaba?. Pasé meses dudando incluso después de haber aceptado. Hoy sé que tomé la decisión perfecta. Cerré una puerta de mi vida, y no me arrepiento. He ganado en salud, lo que no está escrito. Y ahora estoy escribiendo mi vida, mi futuro, yo soy quien tiene la pluma y escribo. No sé si encontraré trabajo pronto, o si me atreveré con algo más arriesgado. Pero no tengo miedo.

    Y sé que tu tampoco lo tendrás. Mucho ánimo.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 20:18
    Permalink

    Repito mi comentario, que se ha perdido en el "espacio sideral".

    Muchas gracias por todos los comentarios de ánimo y de apoyo, los agradezco muchísimo.

    En cuanto a la indemnización, digo que es buena porque me ofrecen el doble de lo que en teoría me corresponde, pero hay que tener en cuenta que yo era mileurista y que llevaba dos años allí, así que con esos datos os podeis hacer a la idea de que es una cantidad pequeña, que no me arregla demasiado el panorama. ¡Pero algo es!.

    Por otro lado, sobre mi bebito… pues sintiéndolo en el alma, si quiero amueblar mi cabeza, buscar trabajo desde casa o donde sea, incluso estudiar, para eso necesito unas horitas de paz y sosiego. Así que, de momento, tendrá que seguir yendo a la guardería.

    Ojalá pudiera encontrar algo desde casa, ¡ojalá!. Y en cuanto al blog, sabeis de sobra que me apasiona. Mi gran vocación es la maternidad y el escribir, ojalá pudiera ganarme la vida así!!!. Soñar es gratis… ¡y muy placentero!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 20:19
    Permalink

    Belén, nos hemos cruzado.

    Pues esta tarde he tenido un ataque importante de cobardía, para qué negarlo. Como soy una persona bastante extrema, reconozco que para unas cosas soy muy valiente y para otras no lo soy en absoluto. Pero a esto habrá que echarle dos narices y, sobre todo, estrujarme el seso.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 20:22
    Permalink

    Mucho ánimo, que se que al principio el shock es fuerte y no tengas miedo por lo que ha de venir a fin de cuentas recuerda que puedes cobrar el paro y después el subsidio por desempleo durante 2 años así que hay tiempo para buscar un buen trabajo que te motive.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 20:26
    Permalink

    No creo que me correspondan dos años de paro… Creo que me corresponde algo más de un año. El resto, con cargo a la indemnización.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 20:40
    Permalink

    Tengo poco que aportar, porque creo que la mayoría ya te lo han dicho en los comentarios anteriores, pero te mando mucho ánimo y espero que esto sea un punto de inflexión, para que a partir de ahora puedas cumplir tu sueño y encontrar un trabajo mucho mejor!

    Un beso!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 20:47
    Permalink

    tranquila yo he pasado dos veces por ello y pronto sera una tercera porque tras la excedencia no quiero volver a mi trabajo..
    toca reinventarse, formarse para otro trabajo (aunque vuelvas a algo parecido a lo que has hecho, en fin empezar de cero
    pero se sale porque al final se trata de dinero, cuando tu trabajo no te "llena" si hay que trabajar en algo que no te gusta por lo menos que sea por buenas condiciones, ya sean economicas, de horario o de falta de responsibilidades (ese fue mi ultimo caso, tras un trabajo extresante)
    mucho animo, aprobecha para estar con tu hijo, animate a estudiar para unas oposiciones y sobre todo di a todo el mundo que buscas trabajo. es primodial

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 20:57
    Permalink

    Piensa el lado positivo puedes estar con tu hijo, yo he podido disfrutar dos años de él, y me acabo de reincorporar a otro trabajo, solo llevo un día, pero de momento estoy contenta.
    Muxus

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 21:04
    Permalink

    yo me refería al subsidio que te lo dan cuando has acabado de cobrar el paro.

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 21:09
    Permalink

    Gracias a todas, de verdad!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 21:45
    Permalink

    Muchos animos y no se que decirte. Tu disfruta de esta nueva etapa

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 22:59
    Permalink

    vaya, debe ser duro estar en tu posicion, un consejo lucha por el objetivo que te propongas a partir de ahora y dejate llevar por el destino, tu sabias que ese no era el trabajo de tu vida, ¿para que alargar mas esa situacion?

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 22:59
    Permalink

    Bueno pues no se que decir, en esas me encuentro yo, aunque creo que ya me toca buscar curro. Pero oye date un tiempo y aprovecha el paro para hacer algo por tu cuenta que te permita compaginar la vida profesional con tu enano que es lo realmente quieres!
    Te deseo mucho ánimo y sobre todo suerte. Nueva etapa llena de posibilidades e ilusiones, miralo así!
    Besos wapa!!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 23:00
    Permalink

    lei algo de oposiciones, que son las famosas oposiciones de las que hablan todos ? algo asi como una tesis?

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 23:03
    Permalink

    Por cierto una idea, tienes muchisimos seguidores en tu blog, porque no te pones en contacto con alguna revista infantil para ver si puedes colaborar con ellos? Trabajo desde casa, te vendría como anillo al dedo, o webs que se dedican al tema infantil! No se es una idea pero oye he visto algunos blogueros que han coseguido colaborar con revistas!
    Si se me ocurre algo más te aviso!
    Muak

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 23:07
    Permalink

    Qué impotencia y rabia dan estas situaciones… por otro lado, en el fondo tú lo sabías, varias veces te he leído comentar que te lo veías venir, aunque eso no quita que sea una putada en toda regla!!

    No te agobies ni te amedrentes, me parece que te estás subestimando. Si algo me ha quedado claro leyéndote en el blog es que no eres una persona cobarde aunque tú creas lo contrario.

    Muchos ánimos guapa, líate la manta a la cabeza y palante!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 23:18
    Permalink

    Para rematar la faena, creo que me corresponde poquísimo paro, unos 6 meses nada más!.

    Sobre lo que comenta Mamalis, me encantaría, de verdad que me encantaría…

    Gracias!!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 23:28
    Permalink

    Ánimo, mamácontracorriente! La vida es caprichosa e impredecible, y a veces nos lleva por caminos no explorados. No me sorprendería que pronto nos contaras que hoy lo que realmente te han hecho es un favor. Ahora toca ser valiente y reinventarse, por ti, por tu marido y por tu hijo. Suerte!

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 23:32
    Permalink

    MamaCC te mando un mail que yo estoy bastante al día con esto del paro etc…

    Respuesta
  • el 07/09/2010 a las 23:49
    Permalink

    Ánimo!!!! Hay que ver el punto positivo a todo, y donde se cierra una puerta se abre una ventana. No te lo digo por decirte… a mí me despidieron una vez por estar enferma (me lo dijeron estando en el hospital, así que imagina) y la otra cuando me embaracé. He tenido una suerte loca, vamos… y siempre, siempre, siempre, compensa ser positiva. Se pasa mal, no te diré que no, pero cualquier cambio seguro que es para bien. Muchos besos y fuerza.

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 0:46
    Permalink

    Pues nada, a buscar que hacer…ánimos, yo también comenzaré este mes, a partir de la semana que viene mejor que la siguiente, despues de dos años en casa y ahora cobrando subsidio, necesito trabajar, desde casa sería lo mejor, pero eso lo veo imposible, ánimos y suerte!

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 5:40
    Permalink

    Hola, vaya… lo siento… Por lo que contabas no estabas muy agusto en ese trabajo, pero al fin y al cabo era trabajo.
    Ahora bien, cualquier día me puedo encontrar en una de las poquísimas librerías medio buenas de Panamá con un libro con portada: "Mamá (contra)corriente".
    El día que lo vea y compre, hablamos 😉
    Muchos besos y ánimo!

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 8:04
    Permalink

    Hoy con una noche "para pensar" seguro que ves las cosas de forma diferente; hoy te tengo que decir que tienes lo más importante de la vida.

    Pero no me voy a poner transcendental, ni optimista; hoy toca coger "el toro por los cuernos" y recordar que cuando se cierra una puerta en otro lugar se abre una ventana.

    Se que estamos en crisis, y que "tan sólo" tienes pocos meses de paro, pero… con ese tiempo, internet y tu forma de escribir y ver la vida…

    Pues eso, que se te abren un millón de ventanas, tan sólo tienes que coger una silla para poder llegar a ellas.

    Y ya sabes, me tienes aqui para lo que sea, llorar, reir, desesperarase e incluso… buscar trabajo!

    Muchos besos.

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 10:08
    Permalink

    No te agobies y aprovecha la nueva situación. Piensa qué quieres hacer laboralmente e inténtalo. Animo y mucha suerte!!!
    Estoy segura de que en unos meses nos cuentas en otra entrada que fue lo mejor que pudo pasar!!!
    Un abrazo.

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 10:33
    Permalink

    Animo! trabajar en un sitio donde "algo encontrarán para que haga" da miedo, a saber que mierdas te pondrían a hacer para que te canses y lo dejes! Mejor buscar en otro sitio donde valoren tu trabajo!

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 11:01
    Permalink

    Creo que en realidad debes ver el lado positivo de esto, que es muuuuuy positivo. El poder continuar atendiendo a tu bebé es un lujo que no tiene que ver con el dinero. Y poco a poco, cuando el peque sea un poco más grande, a ver si salimos de esta crisis y aparezca algo que realmente te llene.
    Besotes

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 11:09
    Permalink

    Nada, mujer… a mí me pasó algo muy parecido a principios de mes y me lo he tomado tan bien que estoy planeando mudarme de ciudad para seguir estudiando. Voy a pasar un mesecillo lleno de nervios (ya tengo un tick en el ojo) hasta que encuentre casa en Madrid y me estabilice, pero yo creo que de todo lo malo se saca algo bueno. Un besazo y ánimo!

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 11:40
    Permalink

    Hace un año me pasó exactamente lo mismo, por supuesto NUNCA avisan,lo que más rabia e impotencia me dió no fue el trabajo, que tampoco era el de mi vida, sino que en este país quede tanto todavía para la conciliación, y sobre todo que quien te planta esto suele tener hijos y "mujer" ,en muchos casos trabajadora, por supuesto ,porque tuvo la gran suerte de trabajar en un sitio donde ser madre no es discriminatorio……….Eso sí, muchísimo ánimo!buen momento para reinventarte ah, y pelea la indemnización, el despido es nulo, con lo cual échate las cuentas, si vas a juicio, van a perder y tendrían que darte salarios de tramitación ( los juicios están tardando 4 meses aproximadamente)que te den un importe por encima de esta cantidad, QUE NO LES SALGA GRATIS PISOTEAR LOS DERECHOS DE LAS MADRES,ellos también son hijos de alguien, pero claro de deben de acordarse ya.

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 12:01
    Permalink

    50 comentarios!! Muchísimas gracias, de verdad, se agradece el apoyo.

    Hoy estoy más positiva, creo que es una buena oportunidad… pero qué raro parece todo!!

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 13:46
    Permalink

    ¡Y aún hay más comentarios!
    Aún estarás en estado catatónico, a mí al menos, me cuesta recuperarme y asumir situaciones semejantes, aunque fríamente pensadas sean para bien (por lo que ya te han comentado todos de que al menos han ido de frente y con indemnización por delante en vez de dedicarse a acosarte para q te vayas tú y ahorrarse la pasta), estas cosas descolocan un montón. Así que tómate tu tiempo para asumir la nueva situación y a por todas! De todos modos, quizás sea fachada, pero no se te nota mal, se te ve muy positiva y eso es muy, muy bueno.
    Ánimo y a por todas!

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 13:55
    Permalink

    Yo he sufrido mobbing del rastrero hace ya unos años, de ese que no puedes denunciar y es horrible. Dentro de lo malo han ido de frente y con indemnización. A lo mejor no es consuelo pero es lo que hay.

    Lo importante es tu actitud. Que seas positiva y valiente. A veces viene bien que un cabrón te de una patada en el culo para que te pongas las pilas.

    Te lo dice una acojonada que se conforma con lo que tiene, aunque sea una autentica mierda.

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 14:19
    Permalink

    Has hecho Derecho así que no hace falta que te diga que no pueden despedirte en la situación que te encuentras, no? Otra cosa,claro, es que legalmente no puedan y que, de reincorporarte te hagan la vida imposible de tal forma que al final te acabes yendo con el rabo entre las piernas. Tú conoces tu trabajo…
    De todos modos, más vale indemnización y paro que pasarlo mal, eso es evidente
    No sé qué decirte, la verdad. No querías volver pero es evidente que tampoco era ésto lo que tenías en mente. Me parece una guarrada por parte de la empresa!
    Ánimo!

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 14:20
    Permalink

    Sólo puedo decir que ánimo y que como ya han dicho, es una buena oportunidad para buscar algo mejor o iniciarte en algún proyecto propio

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 14:28
    Permalink

    Bueno, hay una cosa muy cierta: que la situación de la empresa es mala, que están despidiendo a muchísima gente (de hecho quedan muy poquitos de los que yo conocí), que se les ha caído muchos proyectos y que no existe ni mi puesto ni mi departamento. Esto no es una excusa que se hayan inventado, es real.

    Evidentemente, el hecho de que yo haya pedido una jornada muy reducida es un punto más en mi contra, pero sinceramente no pienso que se trate de un caso de acoso maternal, en absoluto. Lo que pasa aquí es, simplemente, producto de la crisis y de la mala gestión que tiene la empresa.

    Obviamente a ellos les beneficia que no me reincorpore porque se ahorran mi sueldo y el problema de buscarme una ocupación.

    Lo de que no me pueden despedir es relativo. Porque la empresa tiene problemas, el departamento ya no existe, y ningún cliente me iba a aceptar con mi horario… Si quisieran, podrían pelear hasta por despido procedente por la situación de la empresa y podríamos estar metidos en un buen berenjenal.

    A mi me han dicho que si quiero reincorporarme, lo haga. Pero, obviamente, volver a un sitio donde no tengo sitio, ni funciones, ni nada que hacer… pongo por delante mi salud a todo lo demás!!!.

    Por otro lado, me ofrecen el doble de la indemnización que me corresponde. Que no está nada mal.

    No es que les quiera defender, pero creo que no se han portado mal en líneas generales. Peor me parece que no dieran señales de vida durante mi embarazo ni para preguntar cómo estaba y que no hayan sido claros desde el principio. O que no tuvieran ni un detalle conmigo cuando di a luz, detalle que si tuvo la empresa de mi marido.

    Pero, en fin, hoy, aún en shock, me encuentro algo mejor, más optimista. Supongo que esto iba a pasar de todas formas, quizá en peores condiciones… Así que ahora sólo me queda esperar algo mejor!!.

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 18:57
    Permalink

    Una chica como tú no pierda en realidad gran cosa por un simple despido. Vales mucho más que eso y saldrás adelante…me atravería a decir que mejor que hasta ahora. Y si no…al tiempo! Animo y p'alante, a veces de momentos así acabamos haciendo nuestra verdadera "fortuna" en la vida, aunque esta no sea material. O como dicen arriba, es cierto que no hay mal que por bien no venga, estoy segura que sacarás el lado positivo de todo lo que te pase.

    Un beso! 😉

    Respuesta
  • el 08/09/2010 a las 21:57
    Permalink

    María, muchísimas gracias.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 14:48
    Permalink

    Tal día hará un año y te reirás porque convencida estoy que te las ingeniarás como sea.. Se cierra una puerta se abre una ventana o dos. Ahora todo está gris o oscuro, no te preocupes, los apagones de luz siempre son de pocos días. Un saludo!

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 14:57
    Permalink

    Como bien dices, no teienes nada que perder, asi que valor y adelante. Pero estas cosas siempre dan un poco de vértigo.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 14:58
    Permalink

    ESto siempre da un poco de vértigo, pero como bien dices no tienes nada que perder, asi que mucho ánimo.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 17:27
    Permalink

    A mi me paso exactamente lo mismo cuando me reincorpore de mi segundo embarazo… pero mas feo aun el asunto porque querian pagarme una mie… y no teniamos ese acuerdo o que pringara mas horas que tiene un dia.
    Asi que me untaron bien y me fui.
    Animo que seguro que encuentras algo maravilloso y que puedas compaginar con tus hijos.
    Es duro pero la vida no se acaba. Los cambios son a veces dificiles de asumir pero luego te alegraras.
    Un besote,

    Respuesta
  • el 10/09/2010 a las 21:18
    Permalink

    ¡Gracias por los ánimos!. Lo cierto es que no, no tengo nada que perder. Y superado el shock inicial, me voy sintiendo mejor.

    Respuesta
  • el 13/09/2010 a las 16:08
    Permalink

    Dicen que las oportunidades las pintan calvas, tómatelo como eso, como una nueva oportunidad y reflexiona sobre cómo encarar la nueva etapa. Estoy segura de que sabrás aprovecharla al máximo y que al final hallarás algo mucho mejor de lo que imaginabas.

    Respuesta
  • el 18/09/2010 a las 0:09
    Permalink

    Dicen que mujeres y hombres somos iguales pero resulta que el dia que tenemos hijos, las empresas aprovechan para prescindir de nosotras a mí me dejaron empezar pero me cambiaron el puesto y mientras me comvenia yo acepté pero el día que me cambiaron condiciones y yo reclamé mi puesto me despidieron. Yo en su dia pensaba que era la única pero estoy viendo que pasa por todos sitios y en demasiados casos.

    Respuesta
  • el 18/09/2010 a las 16:21
    Permalink

    Gracias Velvetinna.

    Nieves, ya ves, con la excusa de la crisis se están aprovechando más que nunca, esa es la verdad. Y mientras no se cambie de mentalidad, un a mujer con hijos ya no interesa.

    Respuesta
  • el 14/03/2011 a las 16:51
    Permalink

    Llevo días "poniéndome al día" en tu blog. Hace un año reventé en el trabajo, llevaba meses de mucho estrés y ataques de ansiedad, estaba en psicoterapia, medicada y la situación cada vez estaba peor. Terminé mal, con una depresión de caballo y agorafobia. Pasé 3 meses de baja (lo mínimo en un caso así, lo habitual son de 3 a 6 meses) y el día que me reincorporé me despidieron. Reconocieron el despido improcedente y me sentí como tú: con rabia por lo sucedido, triste por el despido, aliviada porque ahí se habían gestado mis problemas… y con esa sensación de vacio y de no saber qué iba a suceder. Una vez superada toda esa fase decidí que era hora de tomar las riendas y cambiar, y en ello estoy.

    Respuesta
  • el 14/03/2011 a las 17:35
    Permalink

    Pajaguja, pues si te estás poniendo al día, tienes para mucho!!! madre mía!. Gracias por tu comentario. Lo cierto es que la zozobra me duró bien poco, ahora digo que "me vino Dios a ver" y es totalmente cierto. Yo no quería reincorparme, pero hubiera vuelto, porque tenía miedo a desengancharme del mercado laboral. Con esto que me pasó perdí por completo ese miedo y además salí con una buena indemnización, no me puedo quejar.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com