Cortarle las uñas al bebé

Una de las primeras cosas que hice cuando pude levantarme de la cama tras la cesárea fue cortarle las uñas a mi hijo. Nosotros optamos por no ponerle esas manoplas que ahora se han puesto tan de moda y, como era de esperar, a las pocas horas de nacer ya tenía la cara hecha polvo. Nadie se atrevía a cortárselas y yo no podía moverme así que en cuanto pude cogí las tijeras y ¡zas!, en un momento, arreglado el asunto. Realmente tiene cero misterio. Las uñas de los bebés, aunque sean diminutas, son muy blanditas, casi casi se deshacen solas. Y las tijeritas de bebé son totalmente inofensivas. Creo que las posibilidades de hacer un desaguisado son bien pocas.

Esa etapa, la de recién nacido, fue la más fácil para la tarea. En cuanto empezó a ser un poco consciente, el tema uñas se fue complicando. Hace unos meses tuvimos una racha en la que no ponía oposición, incluso parecía que le gustaba. Se quedaba embobado mirando cómo la uña iba desprendiéndose del dedito y se dejaba hacer perfectamente. Pero ha vuelto a cambiar de opinión y ahora mismo cortarle las uñas es un drama, para el que necesito un ayudante fortachón que le haga un buen placaje porque se defiende como si le fuera la vida en ello.Vamos, que es mucho más fácil cortarle las uñas a nuestros gatos que a él. Y con la velocidad que le crecen, todas las semanas estamos con la misma historia.

He intentado todo lo que se me ha ocurrido, incluso cortárselas dormido. Pero debe tener un sexto sentido porque en cuanto empiezo se despierta y el cabreo es doble: por haberle despertado y por osar tocar sus uñitas. Le he dejado las tijeras para que juegue con ellas, le he invitado a cortarse él mismo una uña (con mi ayuda, claro), me he cortado yo las mías delante de él, se las he cortado al papá… Nada, no hay forma de convencerle.

Así que hemos pasado de llevarle siempre con una manicura impecable a días como hoy, que de tan largas que lleva las uñas de los pies hasta se le parten.

¿Alguna sugerencia?.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

48 comentarios sobre “Cortarle las uñas al bebé

  • el 16/09/2011 a las 12:56
    Permalink

    Tu tienes gatos verdad? pues yo suelo decir que le corto las uñas antes a mis dos gatos que a mi hijo jajaja.
    Con la niña de momento 0 problem, nunca se las he cortado, las tiene tan finas y débiles que se le van cayendo solas y no llega a tenerlas largas ni a arañarse.
    Al nene no se cuando empecé a cortárselas, pero hubo una época en la que era un drama. Luego pasó por poner los dedos tiesos y soltar un ay cada vez que me acercaba con las tijeras, y ahora cuando voy a por ello me dice “mamá no las tengo largas, las tengo cortitas” para que no se las corte, o si ya estamos en faena él mismo se dice y se autoconvence con la frase que le repito una y otra vez , “las uñas no duelen”. Así que vamos tirando… pero bueno, que sigo acabando antes con los gatis jajaja

    besotes

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:37
      Permalink

      Mis gatos es que son unos santos, es mucho más fácil manejarles para cualquier cosa!!!.

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 13:02
    Permalink

    El mío tiene unas uñas muy pequeñitas y es muy difícil cortárselas, tampoco le gusta nada que se las corte. Yo aprovecho cuando está mirando a los “Little Einsteins” que le encantan y se las corto, o se deja o se pierde el capítulo…

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:36
      Permalink

      Precisamente hoy le he cortado las uñas con esos dibujos, le encantan! Ha protestado un poco, sobre todo al principio, pero he tardado dos segunditos y bien.

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 13:25
    Permalink

    Pues yo estoy como tú… con rachas que van y vienen, pero en general es bastante complicado, he intentado todo lo que cuentas, pero no hay manera, no le gusta y hay dias que es absolutamente imposible… con el problema añadido de que tiene dermatitis, se rasca, y cuando tiene las uñas largas los desaguisados son tremendos. Así que aquí me quedo, a ver si alguien nos da un buen truco 🙂

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:36
      Permalink

      Me temo que sólo nos queda ir probando y tener paciencia hasta llegar a una “racha buena” jaja

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 13:41
    Permalink

    lo peor es cuando viene alguna listilla (suelen ser mujeres o abuelas) y te saltan el tipico “que largas lleva las uñas no se las cortas?” hombre si no se las cortase le llegarian ya hasta la cintura, pero si quieres te lo dejo un rato a ver si tu lo logras¡¡
    yo he probado de todo , y lo mejor es sentado entre mis piernas viendo la mtv (a el niño le gusta la musica) o tumbado en el cambiador y yo dandole la teta mientras mi marido se las corta (ademas es tragon
    9 pero con esta ultima yo acabo con la espalda hecha una M

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:35
      Permalink

      Jajajajajajajajajajaaaaaaaaaaaaaa! ¿Pero de verdad la gente te dice eso? Madre mía, si no les cortáramos las uñas entrarían en el Guinness!! jajajaja

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 13:45
    Permalink

    Ay el tema uñas. No puedo ayudarte porque veo que has probado todo y además nosotros vamos por el mismo camino.
    Tengo que reconocer que a día de hoy (a falta de un día para su primer añito) no le he cortado nunca las unas, siempre lo ha hecho su padre. Me daba mucha cosa y todavía no lo he superado, si ya se que va siendo hora, pero como encima ahora es cuando más difícil es la tarea pues se la termino dejando a su padre.
    Se las suele cortar cuando está dormida, profundamente dormida, que si no, como tu hijo, de despierta. Pero a veces no encontramos la ocasiones y puede estar con unas uñas que miedito me dan, porque son pequeñas navajillas.
    Yo recuerdo que no me gustaba nada de nada que me cortasen las uñas, tampoco se muy bien por qué.

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:34
      Permalink

      Navajillas! jajajaj parece que has visto a mi hijo con sus mejilloncillos! jaja

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 14:04
    Permalink

    Jaja yo llevo 3 años sufriendo este tema! Mi hija tiene 3 años y conseguí que se dejara cortar las uñas de las manos así: me sentaba a su lado y en plan indiferente me cortaba mis propias uñas haciendo como que disfrutaba. Y enseguida empezó: “Mami, yo también quiero”.

    Con las de los pies he tenido grandes problemas hasta la semana pasada. Hasta ahora la tenia que tumbar en el sofá e inmovilizarla con las piernas como podía. Y lloraba com si la despellejara viva… Pero como ya es mayor,el otro día le conté que en las uñas largas hay mucha porquería, y entonces vienen las bacterias y se puede poner malita. Y ahora se deja!

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:34
      Permalink

      Claro, es que cuando se puede dialogar es otra cosa… A mi las uñas largas me dan mucho asquito, precisamente por esa explicación que le das tu.

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 14:16
    Permalink

    Yo al mío se las corto con cortauñas, porque las tijeras me dan miedo y ya le hemos hecho algún estropicio con ellas y la verdad es que no tenemos muchos problemas para cortárselas, de pequeño mientras dormía, luego tuvo una época que viendo los dibujos después del baño que estaba más relajado se dejaba tranquilamente y ahora te va dando él el dedo para que se las cortes, de hecho alguna vez ha pillado él el cortauñas y si no le paramos se corta las uñas él mismo.

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:33
      Permalink

      ¿Te dan miedo? No sé cómo serán las tuyas, las nuestras son de bebé y son inofensivas totalmente…. Hoy se las he cortado viendo los Little Einsteins, no te digo más!

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 14:21
    Permalink

    A veces pienso que me espias… este es el primer blog que leo después de aprovechar que la peque esta sopa para cortarle las de las manos y las de los pies, sólo puedo hacerlo cuando está dormida, pero dormida en la siesta porque muchas veces se despierta y por la noche no quiero arriesgarme 😉 Hubo una época que salía con las tijeras en el bolso y cuando se dormía en la calle aprovechaba y si se despertaba seguía con el paseo hasta que se volvía a dormir y podía terminar.
    Compré un cortauñas de bebé por ver si sería más sencillo pero eso es peor todavía, he probado todo lo que tú dices y no hay forma, así que espero algún consejo maravilloso que te den por aquí, jeje
    Y estoy con brujilla lo peor son las listillas que te dicen eso, petardas!!

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:33
      Permalink

      A mi es que los cortauñas… mi marido es “muy fan” pero a mi no me van. Nosotros tenemos unas tijeritas de bebé, de Chicco, y la verdad es que de momento van fenomenal.

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 14:27
    Permalink

    Suena trivial y repetitivo pero como todo son fases, esta época complicada de hacer placajes imposibles para cortar las uñas pasará y después volverá a dejarse hacer. Nosotros siempre se las hemos cortado en la bañera, están blandas y son más fáciles de cortar mojadas, pero cuando él se oponía teníamos que hacer malabares su padre y yo para lograr el objetivo!!!

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:32
      Permalink

      Pues mucha paciencia y nada más, eh?

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 14:38
    Permalink

    Papi siempre se las ha cortado después del baño y yo suelo cortaraelas viendo dibujos. De mi forma, no protesta, Jeje

    Cuando era bebe se las cortaba mientras papi le daba el bibe, tampoco decía ni mu.

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:32
      Permalink

      A mi después del baño no me gusta demasiado porque se le ponen bastante transparentes y me parece un pelín más difícil, prefiero por la mañana cuando las tiene bien blanquitas!

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 14:58
    Permalink

    Muérdeselas!!! así de claro. yo es lo que hago, y luego se las limo, puede parecer una brutalidad pero mi hijo no se deja y lo de morder le parece un juego. oye tiene unas manicura!!! que si no fuera porque es un tiarrón se la pintaba a la francesa>!!!

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:32
      Permalink

      Jajajaja, no lo había pensado! Pero me da un poco de grimilla, yo es que de niña me comía muchísimo las uñas pero ahora me da repelús y todo!

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 14:58
    Permalink

    Mi caso es uno más de lo habitual: de bebé mientra dormía, pero sobre todo mientras dormía drante el paseo. Simepre llevaba una lima en el bolso de la silleta y en cuanto caía dormido, donde me pillara, se las cortaba.

    Luego todo se complica. Intenté los placajes y el resultado era un niño desquiciado y una mamá a punto del colapso. Luego mejoró aprovechando sus sibujos preferidos. Pero sobre todo, sobre todo, lo que más utilizaba (y sigo haciéndolo recién cumplidos los 4 aos del pequeño) es cantar. SIgue sin gustarle el cortarse las uñas pero ya no es nada traumático. Decidimos una canción entre los dos (con los trámites ya llevo 3 cortadas), empiezo yo y caray, que no me acuerdo de la letra 😉 cariño ayúdame… ala, ya he cambiado de mano…. y entre pitos y flautas, siendo un poco hábil, en dos minutos has acabado. También he de decirte que con el mayor era un auténtico suplicio y fue umplir 6 años y ya es un mero trámite. Paciencia, que todo llega.

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:30
      Permalink

      Lo de la canción lo había pensado… a ver si me invento algo!

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 15:45
    Permalink

    Pues nosotros tuvimos una etapa de estas que cuentas, por suerte no duró mucho. Lo que yo solía hacer era entretenerle con algo, que con una mano cogiera una cosa y cortar las uñas de la otra.
    Lo que también hacia era negociar con él algún premio…
    Y por ultimo, agarrarle fuerte…

    No queda otra…

    Eso sí, soy la mas veloz del oeste…(fuuuuuu)

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:30
      Permalink

      Gracias! Pues no he probado con la lima, la verdad es que no me lo había planteado… puedo probar pero pienso que hoy por hoy es mejor cortar porque voy mucho más deprisa, creo que limar sería más costoso tal y cómo se defiende!

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 16:43
    Permalink

    El problema que tengo ahora es que si quiere cortarselas… pero él mismo, ási que primero hay que convencerlo de que nos deje, luego pon el dedito pero apenas le acerco el cortaunñas llora, despues de mucha paciencia, negociar y a veces agarrarlo duro se deja…:(

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:29
      Permalink

      Qué paciencia, eh?! jaja

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 17:47
    Permalink

    Pues me he leído todos los comentarios y creo que no te voy a decir nada nuevo, pero bueno…
    Cuando era más pequeño, en la teta era como mejor iba, se le olvidaba el mundo y se dejaba hacer.
    Luego pasamos a la fase tele. Si no dejaba que se las cortara, pues le daba al pause hasta que se decidiera. Aún así costaba mucho, pero lo conseguíamos…
    Ahora ya es más grande, y no le gusta pero las de las manos se deja. Va muy bien cuando sale de la bañera, que están blanditas.
    Las que es misión imposible es las de los pies… uf!!! Cuando va a estrenar zapatos tengo excusa, le digo que si no se las corto los zapatos se romperán con las uñas tan largas. Como esto sólo pasa unas 4 ó 5 veces al año, pues las otras veces hago lo que puedo… es un comilón así que aprovecho antes de cenar algo rico y le digo que hasta que no acabemos no podrá comer los macarrones, o si viene mi hermana a verlo y lo entretiene mientras…
    Lo que sí que he hecho hasta hace poco es cortárselas con un cortauñas de bebé. Pero ya tienen casi 4 años (el niño y el cortauñas) y no corta bien, y nunca me acuerdo de comprar otro, y con tijeras me cuesta mucho más…
    Ah, otra idea que probé este verano!!! Me vio pintarme las uñas y también quiso, y le dije que primero cortábamos las uñas y se dejó tan contento. Luego le puse brillo y super orgulloso que iba él, jajaja!!

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:29
      Permalink

      Aiss, qué difícil, cuántas cosas llegamos a probar!

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 18:58
    Permalink

    Hace un ratito que se las he cortado, de momento no se queja demasiado, pero no le gusta y a mi tampoco cortarselas pero es que Jose le deja piquitos que son como cuchillas…

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:28
      Permalink

      Esos piquitos pueden ser criminales! Yo reconozco que a veces también se los dejo, cuando se defiende mucho es que corto como buenamente puedo, no estoy para hacer virguerías! jajaja

      Respuesta
  • el 16/09/2011 a las 19:13
    Permalink

    Yo también soy de las veloces, mientras lo convenzo de que no duele y que lo voy a hacer rápido, le voy cortando, eso para las uñas de las manos, las de los pies ya es un tema más complicado, y se las corto cuando las tiene tan largas que casi se le parten, entonces es más fácil para ambos cortarlas en ese punto (y rapidito también, jeje).

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:28
      Permalink

      Yo todavía no he conseguido convencerle, ¡pobre!.

      Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:27
      Permalink

      No lo había oído nunca… pero pienso que es más rápido cortando, ¿no?. Yo es que con lo que se resiste no me veo limando… Besos.

      Respuesta
  • el 17/09/2011 a las 23:19
    Permalink

    Cinco años cortando uñas. Con mis tres ninõs, aunque el carácter de cada uno influya, puedo concluir: mientras son bebés, más o menos hasta el primer año, la cosa va, o sea, les dás la vuelta. Pero parece que ha medida que se sienten persona lo detestan, como si de la peor invasión de su espacio vital se tratara. Mi único “truco” fue su padre agarrandoles y yo cortandoles las uñas (con cortauñas y tan despacio cuanto su integridad fisica lo permitiera). La escena tenia cambiantes – más gritos y sudor, menos gritos, a veces logrando “el no grito”. Con el menor (20 meses) aun no he necesitado del padre, he logrado entretenerle y cortarlas. Pero hoy, por exemplo, se ha resistido, y ha quedado con los pies a media pedicura. La buena noticia: después les gusta, a medida que los tres años se acercan. Con mis hijos mayores todo bien, aunque se resistan un poco a que les corte las de los pies… Enfin! Entrada pertinente, mama(contra)corriente!

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:27
      Permalink

      Así que luego les gusta? Pues bueno es saberlo! Un beso.

      Respuesta
  • el 18/09/2011 a las 18:11
    Permalink

    No es nada fácil, al menos David no me lo pone fácil!! pero bueno… siempre encuentro el momento, con un poco de paciencia. Eso si… a mi de pequeñito me daba terror cortarselas!!! jajaja

    Respuesta
    • el 18/09/2011 a las 19:26
      Permalink

      Sí, te daba cosilla? A mi ninguna, yo creo que para esas cosas siempre he sido lanzada! jaja

      Respuesta
  • el 19/09/2011 a las 12:32
    Permalink

    Jejeje, cuando encuentres el truco me lo cuentas, cortarselas al mio es toda una odisesa. Yo tambien he probado hasta a intentar cortarselas dormido, hay veces que va con una mano cortada y otra no.
    Eso si, yo no fui tan valiente como tu, de hecho antes de que naciera estaba un poco agobiada con ese tema, a todo el mundo le decia que me daba miedo y de hecho tardé un par de meses en cortarselas yo, con lo fácil que era entonces.

    Respuesta
  • el 19/09/2011 a las 17:41
    Permalink

    Yo siempre le doy a él otras tijeras y un muñeco y le digo que corte las uñas al muñeco mientras yo se las corto a él. Es complicado porque sólo tiene 1 mano para llevar a cabo la tarea que le has encomendado y en cuanto te descuides empezará a tirar de la manita sobre la que tú estás “trabajando” pero si eres rápida en el proceso te dará tiempo. jejeje, es el truquito que uso yo!

    Respuesta
  • el 20/09/2011 a las 12:52
    Permalink

    Jajaj, eso de aplacar me suena!
    En nuestro caso, cuando nació Maria no le pusimos tampoco las manoplas, no me gustan nada, lo siento, pero tuvimos la seurte de que no se arañara nada de nada, eso sí, eran muy karguitas. al igual que tu, cuando pude, le corté las uñas, no me costó nada, era más el miedo de hacer daño que otra cosa, pero sin problemas ahí estaba yo cortandoselas cada dos tres días.
    Después,conforme va creciendo …cuesta mucho más, he hecho exactamente las mismas cosas que tu, jajaja, a veces le corto las de una mano, y al día siguiente las de la otra…o unos dedos un día y otros otro día…jajaja lo que me deja!!

    Respuesta
  • el 24/09/2011 a las 11:31
    Permalink

    Que gracia, todas unidas para poder corter las uñas!!! Pero que pensarán para que se pongan así.

    Yo sólo puedo después del baño y mientras ve el Baby Einstein y no suelo terminar todas en una sesión. Me da para dos días.

    Las de los pies me resultan más fáciles pero las de las manos es otra historia.

    Me ha hecho mucha gracia este post!!!

    Respuesta
    • el 25/09/2011 a las 11:01
      Permalink

      Lo difícil que se puede poner una cosa aparentemente tan sencilla, verdad? jajaja

      Respuesta
  • el 11/01/2014 a las 9:03
    Permalink

    Me han aconsejado cortarlas con unos guantes puestos pero tampoco a funcionado, no creo que sea cosa de cosquillas si no que no les gusta y punto!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com