¿Se acabó el "chollo"?

Mi hijo es intenso para todo, nada conformista, súper exigente, con las ideas claras. No es que lo diga yo, es que se nota allá donde vamos, a todo el mundo le llama la atención lo movido y despierto que es. Tiene su lado bueno, por supuesto, pero a mi me deja destrozada día tras días tras, pongamos, 14 horas ininterrumpidas de atención en solitario, es inevitable. Además, y como era de esperar, cada semana que crece va elevando su  nivel de intensidad, de conciencia de este mundo, por lo que cada vez me está costando más hacer cualquier tarea, incluída, por supuesto, la de sentarme delante del ordenador.
Todo esto se lleva bien y con fortaleza física porque durante muchos meses ha caído roto a las 20.30h  hasta las 07.15h del día siguiente. Sí, madrugamos todos los días del año, pero que el niño duerma sus 11 horitas diarias del tirón era un chollo.
Periódicamente este horario de sueño se ve trastocado. Ya nos pasó, por ejemplo, cuando empezó el calor en verano coincidiendo también con una erupción fuerte de sus dientes. A los pocos días todo volvió a su cauce, para alivio nuestro, claro.
Pero ahora estamos otra vez con nuestro chollo en crisis. Desde el martes tiene un nuevo achuchón de los dientes: se queja, se muerde la mano, se masajea la encía con los dedos, saliva sin parar, tiene mocos (ahora ya sé que se asocian con sus problemas de encías), no tiene apetito y el culo lo lleva rojo como un tomate. No sé si esta es la única causa, pero desde luego coincide que desde el martes no hay quien lo acueste. Desde esa noche, en vez de las 20.30h nos dan las 23.00h fácilmente. Y hemos pasado de dejarle en la cuna frito porque se dormía cenando en la trona a tener una sesión de dos horas de lloros y gritos varios por no querer acostarse. Hemos cambiado las noches del tirón a uno o varios despertares de madrugada con un llanto súper desconsolado e imposible de calmar.
Ocurre otra cosa digna de mencionar. Él sigue estando que se cae a partir de las 19.30h pero la impresión que da es que no quiere dormirse solo. No supone mayor problema que quiera dormir acompañado (al menos al principio de la noche) pero es que sí yo me tengo que meter con él en mi cama a las 20.30h para dormirle, no sé si voy a ser capaz de levantarme luego y seguir con mis tareas con el bajón que me puede llegar a dar. Sobre todo después de la habitual sesión de patadas, cabezazos, manotazos y dedos en el ojo que preceden el dormirse en compañía. Que si todo se redujera a dormirnos abrazaditos sería la tarea más deliciosa del mundo.
Así estamos, sin tiempo para nada (porque ese rato desde las 20.30h hasta que me acostaba lo aprovechaba para hacer un millón de cosas y sentarme en el ordenador) y más cansados de lo habitual. Rezando para que esta sea, simplemente, una nueva mala racha. Porque soy consciente de que tarde o temprano se acabará el chollo, que la mayoría de los niños suelen acostarse más tarde y poniendo más problemas, pero ¡no quiero que llegue ese día!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

16 comentarios sobre “¿Se acabó el "chollo"?

  • el 26/11/2010 a las 10:57
    Permalink

    El mío también nos ha dado hoy una noche de aupa, posiblemente sean también los dientes porque también se le está escociendo el culete mucho.
    Si te sirve de consuelo el mío quitando las épocas en que está malo sigue durmiéndose a las 20:30-21 hasta las 8 del día siguiente que le despierto, los fines de semana a veces me aguanta hasta las 9 o 10 así que seguramente aún te queden bastantes meses por delante para disfrutar por la noche.

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 11:04
    Permalink

    Uf!! bienvenida al club querida mía. El nene parece madurar en sus fases de sueño. Y sí, efectivamente estará super cansado, pero al hacer siestas cuando le apetece, esto supondrá un retraso en la hora de irse a dormir.
    Ánimo guapa!! Porque sí, tu hijo es bien intenso.

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 11:07
    Permalink

    en nuestro caso mi marido despues de cenar se acuesta con el peque (el madruga mucho) y cuando voy yo a la cama me los encuentro dormiditos .. meto al peque en su cuna(de la cual no se despierta hasta las 8 cuando nos despiertan los de arriba con su movimiento de muebles)

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 12:10
    Permalink

    jejeje…son agotadores!!! Como ya te he comentado en alguna ocasión, David me recuerda a tu peque en muchas cosas, sobretodo en lo activo y demandante.

    Yo lo acuesto a las 9 y, por norma general, a las 9.30 o 9.45 está frito. Aprovechamos para ver alguna de nuestras series y en cuanto acaba, a eso de las 11.30, a la cama!!! porque mi pequeño tiene la buena costumbre de empezar el día de 6 a 6.30 de la mañana…así que como ves tampoco es muy dormilón!!

    Y, como tu dices, hay días que cuando me pongo a dormirle, me quedo dormida yo tambien. Y es lógico porque acabamos el día agotadas!!!

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 12:28
    Permalink

    Seguro que es una pequeña racha que en cuanto se le calmen las encías superará. Mi Bichito se duerme a la misma hora que el tuyo y se despierta aproximadamente a la misma hora, pero yo no aprovecho como tú, sino que ceno corriendo y me voy a la cama lo antes posible, jajajaja. Estoy derrotada y el día que me dan las 22:00 lo pasó realmente mal.
    Ya verás como la semana que viene se encontrará mejor y se dormirá a sus horas, dale un pelín de tiempo.

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 13:02
    Permalink

    Espero que sea una mala racha que pase pronto. El pobre debe estar pasándolo fatal!!

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 13:12
    Permalink

    No te alarmes, será una mala racha. Ten en cuenta que cada vez es más mayor y lo más habitual que es tienda a dormir toda la noche sin despertarse, aunque con lo listo que es también intentará que mamá se acueste con él.

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 13:30
    Permalink

    Bienvenida al club!, en tu caso, creo que tendrás más suerte y seguramente cuando le pase lo de los dientes vuelva todo a la normalidad.

    Ánimo!

    Mira que son puñeteros estos dientes.
    Y luego dicen que los dientes no duelen cuando salen…, pues yo no sé si dolerán pero no veas si joden la marrana!

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 14:46
    Permalink

    No te creas: conozco a unos hermanos que con 6 y 7 años se siguen acostando antes de las 9!
    Espero que sea una mala racha…

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 16:00
    Permalink

    La verdad es que todo son fases. Mi hijo que en general se puede decir que ha sido buen dormidor ha tenido fases de despertarse a media noche que han durado lo suyo. De hecho llevamos ya casi un mesecito que con algunos días de excepción, se despierta mínimo una vez durante la noche. Todo este proceso empezó más o menos al cumplir el primer año. Yo era feliz porque mi hijo desde los dos meses dormía toda la noche de tirón, sí sí, como lo lees. Mi pecho daba leche muy muy buena y se quedaba tan lleno que no se despertaba para comer más. Así que yo madre primeriza e ignorante de la vida, me las prometía felices pensando que aquello siempre sería así. Que las noches sin dormir era una cosa de los primeros meses de vida. Que superada esa fase todo era un camino de rosas. Pero no, primero por los dientes, luego por los resfriados, después por el calor, otras veces por el frío, el traslado de hogar, vete a saber tú, el niño se despertaba y claro ahora era más consciente de su alrededor y reclamaba la presencia de su papá o de sus mamá. Menos mal que en su nueva habitación le pusimos cama-nido así si se despierta uno de los dos vamos allí, nos acostamos debajo y le cogemos la manita, él se calma, duerme como un bendito y nosotros también. Así que bueno sólo decirte que muchos ánimos y que piensa en esto, todo esto son fases y el "chollo" volverá. Ah! Aunque mi hijo siempre se ha dormido entre las 21.00 y las 22.00, nunca antes!

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 16:10
    Permalink

    Mis chicos y yo, ya te he leído ya. Menos mal que la tele nos funciona, no?. Aunque bendita sea la gracia que me hace a mi ponerme a ver pocoyó a las 3 de la mañana! jajaja. Lo de tener que despertar a mi hijo sólo me pasó una vez en septiembre cuando tenía que llevarle a la guarde, todos los demás días se despierta cuando quiere y antes de que cante el gallo! jaja

    Belén, es un poco de todo, la maduración de sus ciclos de sueño también influye, desde luego. Paciencia.

    Brujilla, hija, qué buena organización!.

    Ana, no, tu hijo duerme poco desde luego… Hay muchos días que a las 10 de la mañana tengo la sensación de que ya es la hora de comer pero, claro, con esos madrugones que nos pegamos, verdad?.

    Suu, cuando mi hijo se acuesta siento que tengo que aprovechar el tiempo. De pronto se me pasa todo el cansancio del día y sólo quiero hacer muchas cosas, que me cunda mucho, porque es cuando realmente puedo. Todas las mañanas me prometo a mi misma que me acostaré en cuanto el niño se duerma, pero luego nunca lo hago.

    Mamá Coqueta, lo está pasando mal con la boca, sí, desde bien pequeño ha estado muy molesto con ese tema.

    Nuria, a mi me encanta dormir con él, pero hay que reconocer que no se descansa nada.

    La teta reina, dirán lo que quieran, mi hijo lo ha pasado mal desde siempre con los dientes, lo tengo clarísimo. Espero que pase, sí, porque ese erspiro era necesario para mi salud mental!.

    Laky, eso eso!.

    Arual, jajaja, es verdad, muchas veces nos pensamos que ya está todo hecho y de eso nada. Mi hijo siempre ha dormido bastante bien pero yo sabía que la cosa no podía ser tan idílica. De hecho, desde los 8-9 meses no es raro que se despierte algunas noches llorando mucho, sea por terrores nocturnos, pesadillas o dolor de algo. No me puedo quejar, a pesar de todo puedo decir que duerme bien, pero es que acostumbrarse a lo bueno es muy fácil!.

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 16:20
    Permalink

    Deben ser cosas de la edad porque Maite está igual. Ya me extrañaba a mí lo bien que se dormía porque sus hermanos no nos tenían igual de acostumbrados. Ánimo y a no desesperar.

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 18:50
    Permalink

    Yo creo que es lo que tu intuyes y que la racha pasará. Puede que con el tiempo vaya durmiendo un poquito menos, pero eso sería que se durimiese media horita ma´s tarde, por ejemplo, y no dos horas y media. Seguro que se pasa!

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 19:35
    Permalink

    claro que sera una mala racha y pasará rapido!!
    que bueno que todo te ha salido muy bien, me alegro. ojala puedas darte una vuelta por mi blog porque te tengo un regalito. cuidate y cuidalo mucho. paciencia..bye

    Respuesta
  • el 26/11/2010 a las 21:12
    Permalink

    Yo también pienso que es una racha pasajera, si lleva ya tantos meses con ese patrón de sueño no creo que se le quite así como así. Ánimos, guapa! Besos y buen finde.

    Respuesta
  • el 27/11/2010 a las 1:26
    Permalink

    Naia, la edad estoy segura de que influye porque en los últimos meses ha tenido muchos más despertares, antes es que no se despertaba nunca, dormía como un tronco sus 11 horas del tirón. Lo mismo te digo: ánimo!.

    Mamareciente, espero que sea una racha de la boca y vuelva a acostarse temprano, por nuestra salud mental al menos!.

    Mariana, muchas gracias por todo, me pasaré cuando pueda, un beso!.

    Adry, está claro que su patrón es dormir 11 horas del tirón, acostándose pronto y levantándose temprano. El por qué ahora le está costando más es difícil saberlo, pero creo que es una combinación de: maduración de los ciclos del sueño, maduración intelectual/motora y dolor de dientes.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com