¿Dormir? ¡Juntitos!.

Si me hubieran dicho el año pasado por estas fechas que mi hijo iba a querer dormir con nosotros hasta las siestas, no me lo hubiera creído. Mi bebito, un recién nacido que después de llorar y llorar en brazos era posarle en la cuna y quedarse frito. Un bebito con el que nunca podía echarme una siesta por más que lo intentara porque se le ponían los ojos como platos en cuanto nos tumbábamos los dos juntos. Esa cara de felicidad que ponía cuando le dejábamos en su cunita a sus anchas para patear y moverse. Por favor, ¡si fue pasarle a dormir a su habitación y a su cuna grande y empezar a dormir toda la noche de un tirón!. Hubiera sido imposible colechar con este bebito.
Pero es que con los niños todo puede cambiar de un día para otro. Mi hijo no quería brazos, quería espacio y opciones para explorar. Quería dormir en soledad y amplitud. Hasta que un día cambió de opinión y en cuestión de pocos meses hemos dado un giro radical. 
Se nos acabó el chollo. El nene ya no se duerme si no es en compañía. Primero necesitó dormirse en nuestra cama algunas noches (después le llevábamos a su cuna). Después, todas las noches. Poco a poco eso se fue trasladando a las siestas, me olvidé ya de eso de dejarle en la cuna nada más comer y que se durmiera en dos minutos. La progresión nos lleva a que cada vez sea más complicado trasladarle luego a la cuna. Durante la siesta, por ejemplo, es llevarle a la cuna y despertarse en 20 minutos y armar la marimorena. Y rara es la noche que no le llevamos dos o tres veces a nuestra cama, donde se calla de inmediato. Antes de anoche, por ejemplo, durmió casi toda la noche entre los dos.
Me he dado cuenta de que las siestas (y algunos amaneceres) acaban mal en gran medida porque se despierta solo y eso no le gusta. Abre el ojo, quisiera seguir durmiendo, pero se da cuenta de que está solo y no quiere estarlo. Llora para reclamarnos y llorando se espabila, lo que le cabrea aún más. En estos últimos días que nos hemos despertado juntos tanto por la mañana como de las siestas, he vuelto a ver sonrisas y gestos que yo ya tenía olvidados. 
Si seguimos a este ritmo, para enero preveo que dormiremos los tres juntos la mayor parte de las noches (y todas las siestas, por supuesto). Y aunque abrir el ojo y verle dormidito a mi lado sea maravilloso, aunque sea para enamorarse volver a verle sonreir al despertarse, tengo que reconocer que es una costumbre espantosa para mi calidad de sueño. Es imposible dormir mientras uno recibe patadas, manotazos, cabezazos o cuando entre fase y fase del sueño le da por meternos el dedo en el ojo, en la nariz, en la oreja o agarrarme de los pelos, ponerse de pie en la almohada o pegarnos con el mando en la cabeza. ¡Lo que le faltaba a mi insomnio!.

Releo lo que he escrito y me entra la risa… ¡pero a las 5 de la mañana no me hace ninguna gracia!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

24 comentarios sobre “¿Dormir? ¡Juntitos!.

  • el 30/12/2010 a las 9:44
    Permalink

    Ahora mismo tengo un problemon con eso.
    Julito no quiere dormir en otro sitio que en nuestra cama, es pisar la cuna y empezar a patalear como un loco y pedir brazos para que le lleve de vuelta a la cama.
    Nosotros estamos literalmente agotados. Le vamos a comprar ya la cama pero pensar que me queda un mes de estar asi me da escalofrios.
    ESta noche me quedare con el en la cuna batallando hasta que se duerma, quizas me duermo yo antes que el, pero asi no podemos seguir. NO descansamos.
    En fin que hoy has hablado de un tema que me trae por la calle de la amargura, poco te puedo decir.
    Animo¡¡¡

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 10:28
    Permalink

    Mamá cc, el bebito está en una edad conflictiva. Al menos mi hijo pasó por lo mismo a una edad similar. Siempre he practicado colecho con él, desde bebé porque amamantarle de noche era más fácil para los dos, pero después ya no era por la teta, era por el contacto, así que siempre dormimos juntos. Le dejábamos algún rato en su cuna, porque mi espalda estaba siempre hecha un ocho, pero eran pocos ratos.
    Hasta los dos años más o menos era difícil que se quedara dormido solo…. bueno para ser sincera era imposible. A partir de los dos años conseguimos que durmiera ya en su cuarto, pero siempre tenía que estar con él, y a partir de ahí los ratos en nuestra cama fueron disminuyendo.
    Esta edad es un momento de muchos cambios en su desarrollo y evolución, a veces se sienten inseguros, de ahí que te reclame mucho más. Cada niño es un mundo desde luego, pero parece que ahora te necesita muchísimo. Además eres su única cuidadora con lo cual la dependencia que tiene aumentará.
    Ánimo guapa.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 10:45
    Permalink

    ¿Qué esperabas, chiquilla? Todos, incluso los bebés, nos acostumbramos fácilmente a lo bueno. Ahora quieres fastidiarle, es lógico que llore y patalee, los niños, igual que el resto de las personas, no tienen un interruptor "on/off" para encender o apagar cuando te apetece tenerle contigo en la cama o cuando mola más que duerma tranquilito en la cuna.

    Me vais a fusilar, lo sé, pero es lo que pienso, chicas colechales…

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 10:46
    Permalink

    No sabes cómo te entiendo con lo de los tirones de pelo… Hay días que mi hijo (2 años) termina durmiendo en la cama de matrimonio y yo en la suya de 1'60, con tal de salvaguardar mi cuero cabelludo y un par de horas de sueño. Aún así, da gusto verles despertarse 😀

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 10:51
    Permalink

    Pues nosotros vamos a cambiar la cama y vamos a comprar una más grande para poder dormir mejor los tres juntos.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 11:09
    Permalink

    Mamadejulio, te comprendo… yo creo que sólo nos queda tener paciencia y dar tiempo al tiempo. A mi se me parte el corazón cuando veo que en su cuna llora y en nuestra cama es feliz, me siento muy responsable… así que sólo nos queda esperar que sea una fase y que con el tiempo vaya cambiando. De todas formas, Julito es mayor que mi nene, es posible que le haga ilusión la idea de domir en su cama nueva, "como los mayores". Ánimo guapa.

    Belén, fíjate que esta noche ha dormido de un tirón en su cuna (durmiéndose primero en la nuestra, eso sí) y estoy nueva! jajaja. Se que son etapas y por eso lo llevo bastante bien, como le he dicho a mamadejulio, el ver que cuando está durmiendo con nosotros es feliz me toca muchísimo la fibra sensible… prefiero sacrificar mi descanso, si te digo la verdad. Mi nene ahora me necesita, es cierto, es la otra cara de la independencia que está ganando, que a veces ser autónomo de mamá da mucho miedo.

    Teresa, la de la ventana, ¿fusilarte?. No me parece que hayas dicho nada ofensivo. Efectivamente, todas las personas nos acostumbramos pronto a lo bueno. Mi hijo nunca quiso dormir en compañía cuando era chiquitín, ahora sí, para que veas cómo cambiamos. Quizá me hayas entendido mal, no he dicho que yo quiera "fastidiar" a mi hijo, todo lo contrario: si cada noche dormimos más horas juntos en nuestra cama es, precisamente, porque él lo necesita y yo prefiero sacrificar mi descanso. No sé qué pensarán otras chicas, yo siempre he creído que el colecho se practica, casi siempre, por necesidad. Habrá quien duerma fenomenal todos metidos en una cama, pero desde luego no es nuestro caso (¡al menos de momento!).

    Celita, ¿y cuando te vas no se da cuenta de que te has ido? jaja

    Evaeuroleague, pues oye, si os va bien así, genial. Yo, de verdad, no me veo durmiendo los tres juntos todas las noches del tirón, en nuestro caso así no hay quien descanse.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 11:18
    Permalink

    ¿Y si pones su cuna pegada a vuestra cama con la barandilla de un lado desmontada? Eso es lo que hice yo en su día y así mi hija tiene su espacio para dormir, pero a la vez está cerca mio y las patadas y manotazos son menos frecuentes…( aunque haberlos hay los!!!)

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 11:37
    Permalink

    el mio de momento las siestas se dormia solo en su cuna (menos cuando esta su padre que duermen juntos) y por la noche se duerme en la cama con su padre y luego su papi o yo le llevamos a su cuna.. menos ultimamente que yo me quedo dormida en el sofa y el papi se despierta y nos lleva cada uno a su cama..
    los tres en la cama no entramos bien y eso que es de 150, pero mi hijo necesita 90 cm para el solo¡¡¡
    y estos dias con los dos con catarro y roncando (mi hijo duerme en la habitacion de al lado y le oigo) si les tengo a los dos en la cama la que se va soy yo¡¡¡
    mi hijo desde pequeño se despierta con ruidos y duerme mejor solo, y eso que mi marido no ronca siempre

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 12:15
    Permalink

    Ay estos bebitos!! Tal vez es la etapa previa a dormir solito en su camita! La verdad es que todos los días dan sorpresas, el mío hace dos días durmió del tirón hasta las ocho y no me lo podía creer. Claro que fue solo esa noche, aunque estoy viendo que poco a poco se va tranquilizando de la novedad del gateo y duerme mejor en general. Alguna que otra vez nosotros hemos colechado, pero muy poco, porque nuestra cama es de 1,35 de ancho y ninguno de los tres está cómodo! Ojalá durmáis todos bien de ahora en más. Besines.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 12:20
    Permalink

    Mi hijo también pasó la etapa del tuyo y ni en las siestas me podía ir cuando se quedaba dormido porque a los diez minutos ya estaba llorando. Durante unos meses durmió con nosotros todos los días porque sino era estar toda la noche de su cama a la mia. Poco a poco se le fue pasando y aunque ahora duerme con nosotros cuando esta malito y alguna noche que tiene un poco peor en general duerme en su cama todas las noches, eso si, me tengo que quedar con él hasta que se duerme.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 12:26
    Permalink

    Nosotros dormimos juntos desde el 4º mes en que la peque empezó a dormir mal sola y dormir fantásticamente con nosotros. Por ahora (tiene 8 meses) estamos encantados, pero ya nos han advertido que pronto comenzarán las patadas, el atravesarse en la cama y demás.
    Pero como yo les digo, por ahora no hay problema, cuando lo haya ya veremos cómo ponerle remedio.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 12:48
    Permalink

    Mamá cc, mi hijo ya sabes tu que hay noches que se viene a mi cama a eso de las 4 y a mi se me acaba el descanso…. pero es lo que hay.
    Estoy de acuerdo en que el colecho se practica por necesidad. Dicho así puede parecer durísimo, pero no lo es. Los padres hacemos lo que sea necesario (al menos algunos) para que nuestros hijos estén bien, tranquilos, protegidos. Si vemos que el colecho les ayuda pues a colechar tocan, pero no neguemos una realidad y es que nuestras espaldas se destrozan, no dormimos igual, etc, etc, etc. Yo sigo colechando cuando mi hijo lo pide, y confieso que me encanta despertar abrazada a él…. pero mi cuerpo acaba destrozado.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 13:20
    Permalink

    Mi enano lleva duermiendo en su cama de mayor desde el año, lo de los barrotes de la cuna no le gustaban nada se enredaba con ellos y desde que tiene cama grande duerme mejor.
    Se despierta alguna vez pero es para pedir agua y vuelve a retorcerse y seguir durmiendo.
    En alguna ocasión hemos intentado meterle con nosotros en la cama y se le abren los ojos como platos, creo que piensa que nuestra cama es un campo de juegos (le hacemos mucha cosquillas alli) y no lo considera un sitio para dormir, pero no descarto pasar por esta etapa, visto lo visto casi todos pasan en mayor o menor profundidad por las mismas etapas
    http://trastadasdemama.blogspot.com/

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 13:20
    Permalink

    No sé si a vosotros os ocurrirá lo mismo, pero yo empecé a dormir bien con David en la cama con el tiempo. Al principio cuesta acostumbrarse y te despiertas a cada rato…ahora duermo como un tronco, me tiene que despertar el cuando quiere algo!!!

    Y por otro lado, al principio el me daba muchas patadas y demás, pero con el tiempo tambien se ha acostumbrado a dormir acompañado y ya es raro que me los de.

    Para mi ahora mismo es un placer dormir con David, no puedo decirte nada negativo porque no lo encuentro. Tanto es así que, en nuestro afan de dormir pegaditos, nos metemos los dos en la cama de 90 que hemos unido a la grande y se qeda el pobre papi solo, reclamando tambien su momento para dormir con el chiquitin!!

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 13:36
    Permalink

    Jejeje, pues será pura ignorancia pero a mi me parece maravilloso… al principio necesitaba su espacio (cuando es tan pequeñin que se le puede aplastar) y ahora que ya es más mayorcito (y consciente) quiere a sus papás… me lo pido!

    Bueno, esperaré a ver como te va a ti,jeje.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 13:59
    Permalink

    Creo que una vez, cuando hablaste de que tu hijo dormía toda la noche en su cuna, ya te comenté que no te hicieras ilusiones, jeje, pero ahora te digo también que tiempo al tiempo. Es cierto como dices que es muy bonito despertarse con tu hijo, pero yo por lo menos, igual que tu, no descanso igual. Desde hace ya algún tiempo mi hija pasa cada vez más noches seguidas en su cuna, y yo cuando esto ocurre tengo la sensación de haber dormido 14 horas seguidas de lo descansada que estoy. Si se despierta y pide venir a mi cama, viene sin problemas, pero ni que decir tiene que si no se despierta es mucho mejor. A veces incluso me paso por su habitación temiendo que le haya pasado algo. No sabes como te entiendo con lo que cuentas, es como si lo volviese a vivir.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 14:51
    Permalink

    Viva el colecho!!!!

    Ya sabes que yo soy una gran defensora de esta práctica. Sobre todo si se consigue que la familia consiga dormir, como fue nuestro caso.

    Los primeros 4 meses de la vida de Boliche fue una guerra el ir a dormir. Era dejarle en la cuna y gritar como un poseso.

    Me puse a trabajar y después de una semana durmiendo 3 o 4 horas al día (con un cansancio acumulado de 4 meses),con unas ojeras que me llegaban al suelo, con una mala leche que me estaba empezando a jugar malas pasadas, tuve que decidir entre quitarle la teta o meterle en la cama y bueno… el resto de la historia os la podeis imaginar.

    Desde ese momento nuestra vida cambió. Es lo mejor que pude hacer y me arrepiento de no haberlo hecho antes. Todo por dar gusto a los tocahuevos de siempre, pancartas en ristre de, NI SE TE OCURRA METERLE EN LA CAMA.

    En mi caso, nunca hemos tenido problema con patadas y esas cosas.
    Boliche come teta, se da la vuelta y a seguir durmiendo.
    Tenemos una cama de 1.50 x 2.00 que ayuda bastante, pero aun así nunca ha sido de moverse mucho. Eso sí, le encanta dormir pegadito a mi o mejor dicho a mi teta.

    Tengo pendiente contar mi experiencia con el colecho en un post, pero en lineas generales, esta es mi experiencia.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 15:05
    Permalink

    Yo duermo con mi hija desde que nació.. y para mi es de las mejores experiencias que puede traer la maternidad.. Muchas direis que la mejor es la lactancia materna, yo que le di biberon, opino que el dormir junto a tu hijo… despertarse con el, ver su carita a tu lado.. es lo mas fantastico del mundo. Algunas me dicen que estoy loca por hacerlo, y les contesto asi..: la lactancia materna nos la meten por los ojos porque es lo mas natural, estableces vinculos, tan natural que hasta lso animales lo hacen, pues bien.. el dormir con sus cachorros tambien lo hacen los animales.. y sin embargo nosotras dejamos a nuestros bebes solos en su cuna en habitaciones muy lindamente decoradas.. pero solos.. Yo la verdad es que disfruto con la experiencia.. Lo malo es que la cama que tenemos ahora no permite que mi marido comparta con nosotras la experiencia (ni ganas que tiene jajajaj) pero cuando nos mudemos, quiero una cama grandota grandota para estar los tres juntos..
    Para mi es de lo mas gratificante, ademas mientras se despiertan a malas horas.. no tengo que andar pasillo va, pasillo viene.. cuando me necesita me tiene a su lado. Normalmente me acaricia la cara o el pelo hasta que se duerme y lo primero que ve al despertarse es mi cara y yo la suya.. Eslindo.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 16:44
    Permalink

    Miedo ma ha dado leer tu post!Los Mellizos hasta el momento duermen en su habitación pero…ay..si cambian las cosas!!!

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 17:12
    Permalink

    El nuestro sigue prefiriendo su cama, aunque últimamente ha tenido días que no quería dormir también es normal porque ahora nada más quiere jugar, así que estos días se está acostando un poco más tarde entre las 9 y las 10 y se duerme tan agusto en su cama.
    Pero alguna noche que se ha despertado y me he acostado con él en su cama he sufrido las múltiples patadas, tirones de pelo y codazo y a la hora me he vuelto a mi cama porque sino iba a parecer que me habían maltratado jejejeje.
    También puede pasar que esté reclamando ya su cama grande, el mío a los 12 meses se cansó de la cuna y le pasamos a su cama y fue mano de santo aunque eso no quiere decir que no se siga despertando de vez en cuando para pedir agua, el muñeco o simplemente verte.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 19:28
    Permalink

    Aisss nena a mí tampoco me ha importado nada colechar con mi niño pero la verdad es que de pequeñito no hizo falta porque dormía bien en su cuna. El año pasado más o menos por estas fechas pasamos la primera crisis de sueño, tenía año y medio y sólo quería dormir con nosotros, así que noche tras noche los tres en nuestra cama descansando más bien poco pero bueno. Al cambiar de casa y tener su nueva habitación se acostumbró a dormir en su cama grande, nada de cuna, y pensé que la batalla estaba ganada, para nada. Desde hace un par de meses vuelve a despertarse tropecientas mil veces y muchas noches acabo yéndome a dormir a su cama para lograr descansar un poco porque levantarme tantas veces resulta agotador como sabes. Así que bueno esto del sueño es más complejo de lo que jamás pensé.

    Respuesta
  • el 30/12/2010 a las 23:18
    Permalink

    Yo ya comenté hace tiempo en mi blog que desde el principio la bruji sólo se duerme conmigo en la cama y luego la paso a su cuna hasta que se despierta y vuelve a la cama, de hecho la pasamos a la cuna porque ese es casi el único rato que puedo descansar al 80%. Hubo una temporada que cada vez que la posaba en la cuna aunque estuviera como un tronco se despertaba y la liaba gorda así que dejé de hacerlo, ahora el problema es que no la puedo dejar en la cama sola porque con lo que se mueve en un rato estaría en el suelo así que quiera o no hasta que yo me acuesto tiene que dormir en su cuna, eso sí la tengo que echar ya dormida.
    No sé como acabará esto…

    Respuesta
  • el 31/12/2010 a las 11:24
    Permalink

    LadyA, pues es que en nuestra habitación no cabe una cuna grande. Ese fue uno de los motivos por los que cuando nació compramos una minicuna. Cuando se le quedó pequeña le pasamos a su habitación en la cuna grande porque nosotros no la podemos tener en nuestro cuarto. Si no, ya lo habría pensado.

    Brujilla, mi hijo también duerme mejor sin ruidos ni nada.

    Adry, si lo importante es dormir bien, dónde es lo de menos!.

    Treintañera con hijo, pues ya veremos si es una racha o no, esto es impredecible.

    Silvia, bueno, yo espero que todo os siga yendo bien!.

    Belén, estoy de acuerdo contigo.

    Tricius, yo le veo pequeño aún para su cama, sobre todo me da miedo que se caiga…

    Ana, ojalá con el tiempo sea más agradable dormir juntos, de momento no hay quien pegue ojo!.

    Leia Organa, no, si eso está claro, a mi me halaga pero claro, también quiero dormirrrrrr! jajaja

    Nuria, pues sí, hija, si es que con los bebés hay que tener claro que lo que funciona un día puede no funcionar al día siguiente, es así!. Ya veremos cómo evoluciona el tema.

    La teta reina, como le he dicho a Ana, ojalá algún día nos resulte más cómodo, porque lo que es a día de hoy no descanso nada de nada. El único rato bueno es cuando ya cae muy profundo y se está quieto pero, claro, ahí es cuando solemos pasarle ya a su cuna. Porque, encima, yo soy de las que necesita dar veinte vueltas en la cama durante la noche para poder dormir bien jajaja.

    Denenas, pues si tu lo disfrutas, bien por vosotras.

    Madredemellizos, pues como tengas que meter dos como el mío en tu cama va a ser muy divertido jajaja

    Mis chicos y yo, no lo sé, quizá si que prefiriera dormir en su cama grande, pero yo no me fío. Es que con lo que se mueve me da miedo, además tiene una estantería en la cabecera, no sé, me da pánico que se ponga por ahí de pie o a gatear, le veo capaz de cualquier cosa!!!.

    Arual, el sueño es un tema muy complejo, desde luego.

    lamamadeunabruja, pues ya nos irás contando como acaba, yo creo que va por fases, para bien o para mal!.

    Respuesta
  • el 01/01/2011 a las 12:14
    Permalink

    Yo te entiendo porque las veces que ha dormido el niño con nosotros él es el único que ha dormid. Los demás imposible. En la mayor parte de los casos o bien mi marido o bien yo nos íbamos a otra cama y así alguno conseguía dormir.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com