Puericultura 2018: partiendo de cero y poniéndome al día

Si hace tan solo unos meses, este mismo verano, me hubieran dicho que iba a tener que ponerme al día en todo a lo relativo a la puericultura en 2018 ¡no me lo hubiera creído! Es un tema que tenía más que olvidado, no de ahora, sino de hace ya muchos años.

Poniéndome al día en puericultura 

Cuando me quedé embarazada del Peque en 2011 ya hice poco caso al tema de los cachivaches para bebés.

Mayor era aún un bebé de pañales (no tenía ni dos años), para el que habíamos comprado o nos habían regalado absolutamente de todo, así que apenas necesitaba nada.

Por otro lado, de lo poco que sí necesitaba comprar (básicamente un carro nuevo y alguna cosita pequeña), tenía las ideas muy claras y sabía qué es lo que había en el mercado porque lo había estudiado a fondo en 2009 y 2010, así que no necesitaba refrescar la memoria.

En definitiva, pongamos que no he vuelto a leer nada sobre puericultura, salvo contadas excepciones, desde 2010. 2011, siendo generosos… Nada menos que ocho años, en los que el mercado ha cambiado mucho: infinidad de marcas nuevas, productos innovadores y mejoras en productos ya existentes.

 

Partiendo de cero en puericultura 

El Peque iba a ser nuestro último hijo así que conforme fue dejando atrás todas las cosas que necesita un bebé, nos fuimos deshaciendo de ellas.

Muchas cosas las vendí absolutamente impecables, otras las doné y las que estaban muy destrozadas (que fueron las menos), las tiramos.

Ahora mismo no tenemos en casa absolutamente nada de puericultura.

Miento, tenemos nuestra bañera Flexibath, que aún sigue en uso ocho años después ¡Sin duda una de las mejores compras que hicimos en su día y de las más amortizadas!

Así que en muchos sentidos me siento un poco como si fuéramos primerizos. Empezamos de cero.

 

Qué necesita un bebé

Por fortuna, no parto absolutamente de cero. Porque si bien es cierto que tener no tenemos de nada, lo que sí tengo claro es qué necesitamos, qué no necesitamos y cómo decidir qué comprar. ¡Y sólo eso ya es tiempo ganado y dinero que sé que no voy a invertir mal!

Desde mi experiencia, un bebé necesita muy muy poquitas cosas. Básicamente (y no necesariamente en ese orden):

  • Una superficie para dormir,
  • Un medio de transporte y contacto,
  • Algo de ropita y pañales,
  • Una buena silla para el coche.

Todo lo demás puede esperar al nacimiento. De hecho, prefiero esperar porque:

  • Nunca puedes tener claro con qué peso va a nacer el bebé ni a qué velocidad va a crecer. Es muy divertido comprar ropa diminuta pero si no quieres tirar el dinero y acabar con un montón de prendas sin estrenar, lo mejor es tener solamente unas pocas mudas, para las primeras semanas, y una vez que haya nacido decidir viendo al bebé qué es lo que realmente necesitas comprar.
  • Si el bebé nace en primavera o en otoño, como ha sido nuestro caso con los tres, no puedes tener claro si en esas primeras semanas de vida va a hacer frío, calor, fresco, calorazo o frío invernal. Otro motivo más para no cargarte con ropa que es posible que no llegues a estrenar. Recuerdo cuando nació el Peque a finales de abril de 2012 que yo entré a la clínica con abrigo y bufanda y salimos de allí en un día horroroso de lluvia y viento, con la calefacción bien fuerte en casa cuando nos dieron el alta. Sin embargo, a los 15 días, ya en mayo, empezó a hacer un calor tremendo, por lo que en apenas unos días pasamos directamente a la ropita de verano sin mediar entretiempo alguno.
  • Puedes pensar que vas a dar mucho uso a algo pero la realidad muchas veces te descoloca. Uno de los ejemplos más claros es el del carro de bebé. Una de las compras más caras de puericultura y que muchas veces se amortiza poco porque el bebé lo odia radicalmente. Esto es aplicable a la hamaca, a la cuna, al cambiador… a muchas cosas que a lo mejor te parecen muy prácticas pero que luego en el día a día apenas usas. O hubieras optado por modelos más sencillos. O más baratos. O todo lo contrario, hubieras invertido un poco más de dinero en un modelo más completo.

Lo que quiero decir con todo esto es que aunque es maravilloso planificar durante el embarazo, a mi personalmente me ha ido mejor comprando una vez que he tenido a los niños conmigo. Las compras que hice antes de su nacimiento no fueron tan acertadas como las que hice después.

 

Entonces, ¿cuáles son los imprescindibles para mi bebé?

De las poquitas cosas que tengo claro que necesito antes de que nazca, tengo que comprar:

1.- Una cuna de colecho

La cuna que utilizamos tanto con Mayor como con el Peque era una cuna de Micuna preciosa, pero no específicamente de colecho. Cuando la compramos en el verano de 2009 yo creo que la palabra colecho ni existía, yo por lo menos no había oído hablar de ese concepto y tampoco recuerdo haber visto ninguna cuna en el mercado preparada para pegarla a la cama.

Posteriormente sí la convertimos nosotros en cuna de colecho, simplemente quitándole un lateral y encajándola entre nuestra cama y la mesilla de noche que teníamos en aquella época.

Lamento haberla vendido porque era una cuna muy bonita y que a pesar de los años de uso estaba absolutamente nueva.

En principio, mi idea es repetir con MiCuna. La experiencia con la marca ha sido muy buena y además ahora todas las cunas permiten utilizar un kit para acoplarlas a la cama.

De las que tienen ahora mismo en su web, el modelo que más me gusta es la cuna Lili:

Blanco

Cuna Lili Micuna

 

¿Primero una minicuna?

La duda que tengo es si empezar primero con una minicuna o directamente comprar una cuna de colecho.

Con los niños tuvimos una minicuna balancín de Mothercare. Muy bonita pero poco práctica. Desde mi punto de vista, todo lo que te obligue a levantarte de la cama para coger o dejar al bebé resulta poco práctico.

  • A favor de comprar una minicuna de colecho está el hecho de que los recién nacidos son súper pequeños y cuando los colocas en una cuna normal parecen un guisante en una superficie enorme…

  • Pero lo cierto es que los niños crecen muy rápido y yo apenas he usado la minicuna más de tres meses.

No sé si compensa el gasto.

En cualquier caso, le tengo echado el ojo a la minicuna de colecho de Chicco Next2Me Dream.

Minicuna colecho Chicco Next2Me Dream

Me gusta el tamaño que tiene porque no es una mini-cuna diminuta, me parece práctico el sistema de acople a la cama, el hecho de que se pueda mover por la casa y estéticamente me gusta.

Eso sí, el precio es prácticamente igual al de la cuna grande de Micuna (pero ésta de Chicco incluye colchón).

 

Carro de bebé

Aunque somos una familia muy porteadora, hay muchas situaciones en la que viene bien llevar cochecito de bebé y, sobre todo, pensando en los abuelos, es necesario tener un buen carro.

Nuestra experiencia con el Bugaboo fue maravillosa pero viendo todas las buenas opciones que hay ahora, me apetece cambiar.

Tengo claro que necesito un carro muy ligero, que se pueda maniobrar con una mano y que no sea enorme porque no me cabría ni en casa ni en el ascensor.

Tanto Annabel de La Nave del Bebé como Lucía de Planeando ser Padres me recomiendan el Invictus, un carrito ligero, estéticamente muy bonito, robusto y con una relación calidad / precio excelente.

Invictus carrito bebé modelo V Plus

Tengo que decir que cuanto más lo miro, más me gusta.

Si os pasa como a mi, que necesitáis poneros al día o que os orienten un poco, no os perdáis los posts de La Nave del Bebé sobre los mejores cochecitos de bebé 2017-2018, la recopilación de Refugio de Crianza o el post con los 6 mejores carritos de bebé para 2018 de Planeando ser Padres.

 

Silla para el coche

Seguramente la compra más importante (la seguridad en el coche me obsesiona) aunque también la que tengo más clara.

Es cierto que me quita un poco el sueño pensar en cómo vamos a encajar tres sillas en la parte trasera de nuestro coche… pero tendrán que caber sí o sí.

Hace nada hemos tenido que poner al Peque mirando a favor de la marcha, porque ya superaba con creces los 18 kilos permitidos en su Klippan Triofix Recline para ir a contramarcha. Más de cinco años y medio viajando a contramarcha. Sin duda, de las mejores decisiones que hemos tomado.

Al ponerle mirando hacia delante, hemos dejado de usar la base. Y la base es compatible tanto con su silla como con la de bebés.

De modo que mi idea es usar la base Klippan para fijar la silla de bebé grupo 0+ de la misma marca, que se llama Dinofix.

Silla bebé automóvil Klippan DinofixDicen de ella, entre otras cosas, que cuida al máximo la posición de la cabeza del bebé, evitando la inclinación y la presión de la barbilla sobre el pecho gracias a su exclusivo y novedoso reductor ergonómico, cuyo sistema de acolchado regulable se ajusta al crecimiento del bebé.

Nuestra experiencia con Klippan ha sido tan buena que, teniendo además la base, no me planteo buscar más.

 

Hamaca de bebé 

No es una compra imprescindible pero es útil.

Como bien explica Lucía en su post sobre hamacas de bebé, las hay muy sofisticadas, llenas de colgantes, luces, música y colores, frente a otras más sencillas y elegantes. Nosotros elegimos en 2009 una de las primeras y me arrepentí muchísimo. La hamaca pensaba un montón, con lo que el objetivo de moverla por casa quedaba bastante deslucido. Por no hablar de que tanto cuchifrito nunca lo usamos para nada, ni con Mayor ni con el Peque.

Así que en esta ocasión tengo muy claro que quiero una hamaca sencilla y ligera.

Todavía no tengo claro cuál me gusta, así que ya os contaré más adelante.

 

¿Os apetece echarme una mano? ¿Me ayudáis a elegir todas estas cositas de puericultura contándome vuestra experiencia? ¡Me sería de mucha utilidad!

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

12 comentarios sobre “Puericultura 2018: partiendo de cero y poniéndome al día

  • el 17/01/2018 a las 11:40
    Permalink

    ¡Gracias por las menciones! A mí el segundo me tiene loca con las cosas que me fueron genial con su hermana y que él no se digna a usar. ¿Cómo pueden ser tan distintos? Yo no creo que vea ya a mi tercera criatura, pero si no, estaría curada de espanto y también tendría muchas opiniones para renovar la puericultura de casa.

    Respuesta
  • el 17/01/2018 a las 12:11
    Permalink

    La hamaca de babybjorn! Con la primera no la usamos tanto, pero segundo y tercera la han adorado! No pesa, no abulta, va sin pilas… les encanta poder “ver” y participar en los juegos en el suelo, mientras limpias… superrecomendable

    Respuesta
    • el 22/01/2018 a las 12:18
      Permalink

      Si, mis peques 1 y 2 la siguen disfrutando, incluso hasta los 2 años. Ideal también para bajarla a la playa en vez del carro.

      Respuesta
  • el 17/01/2018 a las 14:49
    Permalink

    Pues me encuentro en las mismas, peque iba a ser nuestro ultimo bebé, pero nos hemos lanzado al tercero (solo estoy de 9 semanas y no me he atrevido aun a mirar mucho…)..no tengo Grupo 0, ni banera ni carro…He visto que hay ahora dos modelos de Grupo 0 para coche que se puede poner en posición casi tumbada tanto en el coche como cuando lo acoplas al carro. Eso me lo compraría seguro, con el segundo no usé practicamente el capazo (vivimos en las afueras, vamos en coche a casi todas partes y era muy dormilón, asi que me daba penita despertarle cuando iba dormido en el Grupo 0 al traspasarle al capazo. Además porteamos mucho, por lo que el capazo lo usamos en contadas ocasiones y a los 6 meses le pasé a una buena silla de paseo que podia mirar hacia mi.
    La hamaca aun la conservo, hemos usado la baby björn, ambos han sido podo de hamaca pero para momentos puntuales mientras me ducho o mientras hago alguna tarea con la que no puedo portear, nos ha gustado.

    Respuesta
  • el 17/01/2018 a las 15:31
    Permalink

    La chicco next2me me resultó un poco “ñeh”. Tiene un reborde de plastico que se te clava si das el pecho tumbada y lo de moverla por la casa es un síperono. Porque es enorme y no cabe por cualquier puerta y coger las curvas de mi pasillo era un horror! Yo optaría por cuna colecho fija en el dormitorio y hamaquita para el resto de la casa.
    Dinofix teniendo la base me parece una excelente elección! Recientemente compramos la century para la mayor y el bebé hereda kiss2.

    Respuesta
    • el 17/01/2018 a las 18:17
      Permalink

      Estoy totalmente de acuerdo con hirosaki. Yo tenia la next2me y no me pasaba por algunas puertas, habia que levantarla y siempre tenia que esperar a mi marido para moverla. Al final nunca estaba en la habitación en que debia de estar y mi hijo queria contacto físico y al final siempre acababa en la cama. Además al tener la mesa de noche fija, tenia que arrastrarme hacia abajo para poder bajar de la cama por el lado y me resultaba dificil por los dolores Postparto, la utilicé más bien poco, no és práctica.Por lo demás bien, sé puede inclinarde un lado para levantar un poco al bebé.

      Respuesta
  • el 17/01/2018 a las 16:12
    Permalink

    Yo también te recomiendo la hamaca babybjorn. La he llevado hasta a la piscina cuando el mayor tenía clase de natación. No pesa nada, abulta muy poco, se lava fenomenal

    Respuesta
  • el 17/01/2018 a las 23:21
    Permalink

    Nosotros tenemos un bebé de casi 4 meses y usamos la minicuna de colecho de Jan? Babyside, prácticamente igual que la de Chicco, y estamos contentos. Yo también dudé si le iba a dar mucho uso o no y la verdad es que hasta ahora nos ha venido fenomenal y aún la usará un par de meses más, seguro. Además es bonita. Eso sí, moverla por casa tampoco es demasiado cómodo, como ya han dicho, porque es ancha, pero nosotros ahora ya la dejamos en la habitación siempre, solo la movíamos al salón al principio. Ahora en el salón tenemos una hamaquita, también de Jané (fue un regalo y no está del todo mal, aunque no es la que yo habría elegido). Enhorabuena por tu embarazo!

    Respuesta
  • el 18/01/2018 a las 17:50
    Permalink

    Pues yo no he comprado nunca una minicuna ni creo que la usara jamás. De hecho con la última niña me prestaron una y ni un día la gasté. No la veo práctica. Yo he usado la misma cuna para los 3, una de ikea a la que he convertido en cuna de colecho quitándole un lateral. Llevo 8 años con ella y sigo encantada, y los que le quedan, porque luego se puede usar a modo de sofá para lectura, por ejemplo. Con bebés hasta los 5 meses, lo que he utilizado muchísimo para las siestas diurnas ha sido el capazo del bugaboo. Lo encuentro super práctico ya que lo puedo mover de habitación en habitación y además, si al ir a dejar el niño parece que despierta un poco, lo meces un poco y vuelta a dormir. Con cualquier cama o cuna no puedo hacer eso y cuando lo he intentado, el bebé se me ha despertado al pasarlo.

    Hamacas, la babybjorn, sin duda.

    Sillas de coche, la Cybex sirona sin dudarlo también. Es una silla a contramarcha. Es super fácil regular la altura, la inclinación.. todo! y el bebé va comodísimo. También tengo la klippan kiss y estoy muy contenta, pero la cybex me gusta mucho más.

    Respuesta
  • el 26/02/2018 a las 13:26
    Permalink

    Buenas! Felicidades por tu próxima maternidad…me das una envidia… yo ya tengo 2 pero el 3º sería una ilusión…ya se verá.
    Cuna o minicuna? pues depende del espacio que tengáis en la habitación, poco espacio en los laterales, minicuna porque es más chiquitina y no agobia,… vamos sobrados? pues cuna que se aprovecha más tiempo y duermen igual de bien. Eso sí, echo en falta menciones a los colchones… eso es lo más importante… lo que cuenta es la superficie de descanso, el colchón. Ahí, junto a la silla de auto, es donde debería ir el grueso de nuestra inversión. Cuántas horas al día duermen los bebés? pues eso…

    Hamaca Babybörjn, muy muy práctica,…hay muchas más en el mercado pero esta tiene unos tejidos estupendos, dura hasta los 12 kg (la homologación…luego tú ya ves hasta dónde la estiras)… y se le saca la funda, se lava, y está nueva! lista para balancearse un rato más.

    Sillas de auto,… yo elegiría a contra marcha por supuesto,…pero si puede ser que sea I-size (con la nueva homologación) y si puedo elegir que gire (aunque no tenga el plus Test, o incluso si la quieres sí o sí con el plus Test hay opciones como la nueva Swingfix de Römer). Si tienes más de un niño, las gestiones para meterlos en el coche, revisar que los cinturones estén bien puestos etc…lleva un ratín antes de salir,… girar la silla del peque, sentarlo bien, colocar sus reductores, sus arneses, ajustarlos correctamente y volver a colocarla a contra marcha… eso es un plus de comodidad para los padres, y la comodidad muchas veces deriva en seguridad. Si es i-size nos aseguramos que su instalación, al menos las de grupo 0 y 1, será con isofix, o sea, sencilla y clara,… facilidad=seguridad…

    Y poco más! coincido contigo, la Flexibath es un gran, gran invento,…es poco aparatosa, sencilla, portátil, económica,… un diez…
    El tema de los cochecitos,…es un mundo! depende de tu ritmo de vida, de las superficies por dónde os mováis, del coche que tengas,… etc… y luego también el tema de la estética y presupuesto…

    Ah! y también recomiendo comprar “sobre la marcha”… uno puede tener las ideas muy claras al principio, pero a veces hay que modificar “las hojas de ruta”…Muchas veces, “menos es más”.

    Y sí… además de mamá, tengo dos tiendas especializadas en puericultura,…lo mismo que te he comentado aquí (en cortito) se lo comentamos a tod@s los futur@s padres/madres que nos visitan…no somos grandes almacenes, no somos comercio por internet, somos la tienda de cercanía. Aquí se crean relaciones de confianza, si algo funciona fantástico, lo celebramos, si no ha ido bien, vemos cómo lo solucionamos… escuchamos “en vivo y en directo” las opioniones de los cientos de mamás que pasan a vernos, y normalmente repiten,…por eso conocemos tantos productos,..y descartamos los que no nos convencen, y traemos los que nos apasionan,…Estamos formados, conocemos y tocamos lo que vendemos,…y además generamos (trabajo) y riqueza a nivel local 😉 estoy por darnos un beso.

    Lo dicho, felicidades por tu próxima maternidad! y ya nos contarás que hamaca has elegido!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com