Animada por una primera (y muy positiva) compra en Vertbaudet, gracias a la cual conseguí comprarle a Mayor (después de buscarlos durante años) unos pantalones vaqueros forrados con cintura sin botón y cremallera y que hasta le sientan bien (vamos, un milagro total), he repetido hace algo más de una semana.

La experiencia, nuevamente, ha sido muy positiva. Aunque de las cuatro prendas que compré he tenido que devolver tres porque la delgadez de Mayor lo pone muy complicado, la calidad de las prendas, el corte y la estupenda atención al cliente me han dejado encantada.

En esta segunda compra elegí tres pantalones cortos y unos largos.

Los pantalones largos, que son los que nos hemos quedado, son unos vaqueros de la línea Morphologik para tipología delgada.

Nuevamente son vaqueros con cintura de goma ya que me cuesta muchísimo encontrarlos y eso que los busco con desesperación porque para el colegio me parecen súper prácticos.

La línea Morphologik, como ya conté en su momento, permite elegir un mismo pantalón en tres tipos de corte: para niños “fuertes”, niños “normalitos” y niños delgados. Yo pensé que era imposible pero ya llevamos dos pantalones de esta línea para niños delgados y no es que le esté bien de talla y ya ¡es que le están fenomenal! Entiendo que muchas mamás no lo comprenderán pero tras años llevando al niño con las cinturas apretujadas y llenas de bolsas por el efecto de la goma elástica del interior de la cinturilla apretada al máximo, encontrar unos pantalones donde no hay nada que apretar y que le sientan estupendos es una gran alegría. ¡Grandísima!

El pantalón, al igual que el de mi primera compra, gana mucho al natural. En la foto no estaba mal, sin más, pero visto en persona me gusta mucho más y puesto ya no digamos. El tejido es flexible, no es un vaquero tieso (que los odio). Las costuras están bien hechas, no hay hilillos sobrantes por todas partes, la goma tiene buena pinta… En definitiva, parece de buena calidad y duradero. E incluso se puede meter en la secadora.

 

Con los pantalones cortos no ha habido suerte. No sé por qué razón Verbaudet no tiene bermudas de la línea Morphologik. Así que al probárselos ha pasado lo de siempre: que le estaban muy grandes. Y aunque llevan elástico interior y se pueden apretar, hay que apretarlos tanto que a cada lado del pantalón le sobraban 3 dedos y quedaba feísimo.

 

En esta ocasión tanto el envío como la devolución han sido rapidísimos. El pedido lo hice en fin de semana y el martes lo tenía en casa. Como llegaron por la mañana, se los probé a medio día cuando salió del cole y esa misma tarde dejamos a MRW el paquete de la devolución. Pues bien, me ingresaron el importe de la devolución la noche del miércoles al jueves, es decir, en 24 horas. Mejor imposible.

 

Es cierto que se podría decir que el pedido ha salido mal porque no he conseguido comprarle los pantalones cortos que buscaba. De hecho, el tema de los pantalones cortos me está trayendo por la calle de la amargura porque este año está siendo especialmente difícil encontrar unos que le queden bien. Pero con este pedido he comprobado que la línea Morphologik de tipología delgada es ideal para él, lo cual es una gran alegría. Es más, el viernes he hecho un tercer pedido con otros pantalones, que espero que le estén igual de bien. Y como la atención al cliente ha sido tan buena, ya puedo hacer “oficial” nuestro idilio con Verbaudet, relación que espero que sea duradera porque sería un gran descanso haber encontrado una marca con la que dejar de preocuparse por las tallas.