No puedo resistirme: tengo que compartir con vosotros la mejor receta de nuggets de pollo para niños exigentes como los míos.

Creo que nunca antes había compartido una receta en mi blog. ¡Pues hoy me estreno!

Y es que esta receta está tan rica y estoy tan contenta de haber dado por fin haber con una receta de nuggets de pollo que están realmente deliciosos y que tienen éxito con mis peques, ¡que necesito contároslo!

No voy a decir eso de ¿a qué niño no le gustan los nuggets de pollo? porque ese tipo de frases con mis hijos no funciona. A mis hijos no les gusta la pizza, ni los perritos, ni las hamburguesas, ni las chucherías ni la gran mayoría de esas cosas que normalmente le gustan a los niños.

Pero si en vuestras casas triunfan los nuggets de pollo como en la nuestra, es probable que hayas intentado reproducir en casa los congelados, que francamente no son nada del otro mundo y mucha confianza no inspiran, ¿verdad?

Yo he probado mucha recetas de nuggets de pollo en este tiempo.

Y no daba con una que realmente me gustara.

No hablemos de mis hijos… mis hijos son el jurado más estricto que te puedas encontrar. ¡Ninguna les gustaba!

Así que hoy os traigo una receta más que aprobada por ellos con toda mi ilusión de que os guste a vosotros también:

 

La mejor receta de nuggets de pollo para niños exigentes 

 

Ingredientes:

  • 200 gramos de pechuga de pollo de corral sin piel troceada en cuadraditos.
  • 1/2 cucharada de sal.
  • 1/2 cucharada de ajo en polvo.
  • 2 rebanas de pan de molde sin corteza en trocitos.
  • 60 gramos de queso crema tipo Philadelphia.
  • 60 gramos de leche entera.

 

Preparación:

  1. Pica la pechuga de pollo con la sal y el ajo en polvo.
  2. Añade el pan, el queso crema y la leche entera.
  3. Pica todo bien hasta que quede una masa uniforme.
  4. Haz bolitas pequeñas con la masa y luego aplástalas un poco para darles forma de nuggets.
  5. Tapa con papel film y reserva un rato en la nevera.
  6. Cuando las vayas a comer, pasa por huevo y luego por pan rallado.
  7. Fríe en abundante aceite a fuego no demasiado caliente (para que no revienten) y deja reposar sobre papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.

 

¡Listo!

Es que es tan fácil y están tan buenos que tenéis que probarlos.

Con estas cantidades salen unos 20 nuggets de tamaño estándar. Podéis hacer nuggets más grandes, el tamaño es al gusto, claro.

Si tenéis una Thermomix os saldrá perfecta la masa para hacer los nuggets, y sin ningún esfuerzo. Pero podéis utilizar cualquier picadora que tengáis en casa.

Si queréis congelar, podéis doblar las cantidades. Yo los congelo sobre un plato (tapados con papel film) y cuando están duros los meto en una bolsa especial para congelados.

 

Espero que os guste la receta.

Ya me diréis si de verdad es la mejor receta de nuggets de pollo para niños exigentes como los míos.

¡No dejéis de contarme por favor!

 

Créditos | Foto y receta original de Cookidoo.es (TM5)