Cuando tienes un bebé, adquieres intereses nuevos y, junto con ellos, un vocabulario inédito. De pronto te interesan muchísimo las cacas, el tiempo empiezas a medirlo en semanas y la palabra percentil aparece con frecuencia en tus conversaciones con otros padres, familiares y amigos. Sí, de pronto, comprobar los percentiles de crecimiento de tu hijo, que antes ni sabías lo que eran, se ha vuelto importante.

 

Qué son los percentiles de crecimiento

Los percentiles, también llamados curvas o tablas de crecimiento, son una medida estandarizada que sirve para valorar el desarrollo de los niños desde su nacimiento, teniendo en cuenta factores como la edad, el sexo y la raza.

Percentil es lo mismo que porcentaje, por eso en las tablas se utilizan valores entre 0 y 100.

Las tablas de crecimiento están pensadas para niños sanos, ¡todos ellos! Esto lo remarco porque estar arriba de la tabla no es mejor que estar abajo, aunque siempre esté la vecina del quinto diciendo que qué bien se cría ese sobrino suyo que está en el percentil 98. Estar en un percentil 98 significa, simplemente, que de cada 100 niños con la misma edad y sexo, sólo 2 serían más grandes, el resto sería más pequeño.

Si comparamos, pongamos, 100 niños sanos de la misma edad y sexo, cada uno estará en un punto diferente de la gráfica. Estar más arriba o más abajo no es importante, insisto, unos medirán más y otros menos y todos estarán sanos mientras estén dentro de los límites.

Lo importante es valorar la evolución del niño a lo largo del tiempo. Tampoco sin llevarlo al milímetro. Es lógico que los niños no estén siempre en el mismo percentil exacto. Unas veces subirán, otras veces bajarán porque tengan una crisis de crecimiento. El pediatra interpretará esos cambios y verás todo es normal.

 

Por qué son útiles los percentiles de crecimiento

Para los pediatras, es una herramienta útil para comprobar que el crecimiento de tu hijo es normal.

Para los padres… tengo mis dudas. A veces puede servir para ponernos más nerviosos. Como mamá de dos niños de percentiles bajos, se que hay que estar bien informado para comprender cómo interpretar los percentiles y no darle una importancia que no tienen.

 

Cómo comprobar los percentiles de crecimiento de tu hijo

Las tablas o percentiles de crecimiento están a disposición de todo el mundo. Es muy posible que en la cartilla de vacunación de tu bebé las tengas impresas, en las de mis hijos lo está.

Es importante que utilices unas tablas actualizadas. En algunos sitios siguen utilizando las de Fundación Faustino Orbegozo, que se basaban en niños que mayoritariamente habían sido alimentación con biberón, de modo que su patrón de crecimiento era diferente al de la lactancia materna, mucho más extendida ahora que en los años en los que se hicieron estos estudios.

Desde 2006 lo normal es utilizar las tablas de percentiles de crecimiento de la OMS, tomadas a partir de un estudio multicéntrico llevado a cabo entre 1997 y 2003, recogiendo información de 8.500 niños de muy distintos orígenes étnicos y entornos culturales (Brasil, Estados Unidos de América, Ghana, India, Noruega y Omán).

De hecho, en la página web de la OMS tenéis acceso a la descarga y/o consulta de mucha información, por ejemplo a los patrones de crecimiento infantil.

Veréis que estos percentiles de crecimiento miden:

  • La longitud / estatura para la edad,
  • El peso para la edad,
  • El peso para la longitud / estatura,
  • El índice de masa corporal para la edad

Incluso podéis consultar los patrones de crecimiento del perímetro cefálico y braquial para la edad, el pliegue cutáneo subescapular y el pliegue cutáneo del tríceps.

Hasta un cuadro con las etapas del desarrollo motor podéis encontrar en esta página.

 

Qué es lo verdaderamente importante de las tablas de percentiles

Para no llevarnos disgustos, es fundamental entender que no es mejor estar más arriba o más abajo en la tabla sino seguir un patrón de crecimiento coherente con el bebé. Para eso el pediatra tomará las medidas y analizará los resultados.

En la web de la OMS, que insisto que me parece fantástica, encontráis un documento que explica con mucho detalle cómo evaluar el crecimiento el niño en base a estas tablas. Explica, por ejemplo, qué ocurre si se atraviesa la línea de puntuación, qué importancia darle a los incrementos o descensos drásticos en la línea de crecimiento, que podrían darse por ejemplo en el caso de una crisis de crecimiento, o cómo valorar una línea de crecimiento plana (llamada estancamiento).

 

Espero que os haya resultado útil este post en el que explico cómo comprobar los percentiles de crecimiento de tu hijo. Buscad un buen pediatra, papis, ¡y a disfrutar de los peques!