Millones de personas se disponen a celebrar mañana Acción de Gracias (sí, en esta casa también) y seguramente aún más están ya tomando posiciones para el Black Friday, un acontecimiento comercial extendidísimo por todo el planeta que se resume en una jornada de descuentos en (casi) todo, en ocasiones verdaderamente importantes.

El origen del Black Friday

El cuarto jueves de noviembre se celebra Thanksgiving. Tras él llega el Black Friday o Viernes Negro.

Como os decía antes, se trata de una jornada con grandes descuentos, que con frecuencia se prolongan durante todo ese fin de semana.

Es cada vez más habitual que los descuentos están disponibles hasta el lunes inclusive, que es llamado Cyber Monday, un día normalmente centrado en las rebajas online. 

En el Black Friday de EEUU, las tiendas físicas acostumbran a abrir más temprano de lo normal, a veces incluso de madrugada, o la misma tarde del Día de Acción de Gracias, que allí es prácticamente el único festivo en que tradicionalmente cerraban las tiendas a cal y canto.

En España no lo hemos visto (aún), pero allí no es infrecuente que la gente acampe a la puerta de las tiendas a la espera de cazar la ganga perfecta al día siguiente. Lo cierto es que los descuentos que ofrecen las grandes cadenas ese día en EEUU suelen ser brutales y de ahí la gran expectación que generan.

He leído muchas teorías sobre su origen, de las cuales os cuento algunas:

  • Algunos dicen que el término tiene su origen en Filadelfia, para describir el horrible tráfico tanto de coches como de personas que surgía al día siguiente a Acción de Gracias.
  • Otros aluden a las cuentas de los comercios, que el siguiente día a Acción de Gracias dejaban de estar en números rojos para pasar a números negros.
  • Algunas teorías apuntan a que el Viernes sería Negro por los incidentes, algunos graves, originados por la gran concentración de gente empujando para entrar o por accidentes ocurridos con generadores de luz o estufas de los compradores que hacían cola frente a las tiendas esperando a que abrieran.

 

Black Friday en España

Hasta hace apenas unos años esto del Black Friday era una cosa que conocíamos aquellos que nos declaramos anglófilos y poco más. Pocas tiendas hacían descuentos en España así que comprábamos en tiendas americanas que enviaran aquí. Con los enormes descuentos que ofrecían, incluso pagando el envío compensaba.

En España, el Black Friday empezó a celebrarse tímidamente en algunos negocios online en torno al 2012. Lo recuerdo perfectamente porque cuando empecé a ver tiendas con este tipo de descuentos el Peque apenas tenía unos meses.

No fue hasta 2014 cuando realmente empezó a despegar. Desde ahí, el auge ha sido imparable. El año pasado Amazon tenía una previsión de 1 millón de productos vendidos ese día y para 2017 espera cifras aún mejores.

Con respecto a la campaña de este año, mi percepción es que las ofertas han empezado aún más temprano que otros años (desde la semana pasada ya estamos viendo tiendas con descuentos) y aún más negocios que se han subido al carro. Es lógico, para bien o para mal, el Black Friday ha llegado a un punto de presión tal sobre las tiendas que resulta ya impensable que un negocio no se sume a él salvo que quiera pasarse 15 días con telarañas en sus escaparates.

 

Comprar en el Black Friday sin perder la cabeza

Antes de meterme en faena y contaros qué ofertas merecen la pena, os voy a hacer una confesión: el Black Friday está bien, pero tampoco es para tanto.

Como os decía antes, en EEUU es una jornada de descuentos habitualmente brutales. En España no hemos llegado a este punto y no sé si lo veremos alguna vez, ya que nuestra industria y comercio funcionan de una forma distinta. El Black Friday en España suele ser discreto, salvo raras excepciones. Hay descuentos, sí, pero no vamos a ver porcentajes del 50% ni del 60%. Lo más normal es que rebajen un 10%, quizá un 20%.

Dicho de otro modo, hay que valorar qué necesitamos comprar realmente y si con ese descuento nos compensa. Hablando de ropa, por ejemplo, que es un sector que no hace unas rebajas de desmayarse, yo tendría muy presente que en poco más de un mes llegan las rebajas de invierno. Es muy posible que en ese momento encontremos mejores precios que en el Black Friday. También es posible que para entonces no tengan nuestra talla (algo que a mi me pasa mucho). Ponedlo en una balanza.

 

Black Friday en España: ¿qué merece la pena?

Por mi experiencia, merece la pena aprovechar el Black Friday para dejar comprados los regalos de Navidad, muy especialmente si estos regalos son zapatos de marca, cosmética o artículos de electrónica. Son productos con un enorme margen (frecuentemente superior al 100%) y, por tanto, a los que mayores descuentos se pueden aplicar. Además, si son productos de grandes establecimientos el descuento también podrá ser mayor ya que estos negocios pueden permitirse sin problemas apostar por volumen de ventas y no por margen (de hecho, esa es la idea que hay detrás de los descuentos del Black Friday).

Por supuesto, no sólo es interesante para dejar los regalos ya listos sino para cubrir necesidades que tengamos nosotros. Más aún teniendo en cuenta que en España el invierno es ahora cuando empieza a sentirse por lo que perfectamente hemos podido tirar estas primeras semanas esperando que llegue el día en que podamos comprarnos ese abrigo o esas botas que necesitamos a un precio muy inferior.

En más de una ocasión os lo he dicho: muy rara vez compro ropa, calzado o accesorios sin descuento. Entre las muchísimas cosas geniales que nos brinda Internet está la posibilidad de aprovechar las mejores ofertas. En sectores con un margen tan tremendo como son ropa y calzado, a mi ya no me sale comprar al precio habitual. Me siento tonta pagando el precio completo de algo que tengo clarísimo que no lo vale y que en escasas semanas va a estar a mitad de precio. Marcas como GAP o Abercrombie (que me requete-encantan pero son caras), están constantemente haciendo ofertas durante todo el año. Comprar a precio normal no se me pasa por la cabeza.

Compras de Black Friday 2017 para niños

Bebés

Toda la sección de bebé de ofertas en Amazon está a muy buenos precios.

Por ejemplo, el sacaleches Medela Swing Maxi, que os he recomendado millones de veces, está ahora mismo en Amazon con un súper descuentazo: EUR 165,00.

Medela Swing Maxi

Si no lo conocéis, os aconsejo que leáis mi reseña sobre este maravilloso sacaleches.

 

Ropa y zapatos para los peques de la casa

Creo que una de las grandes bazas del Black Friday es comprar ropa y zapatos para los niños ya que son productos en los que podemos encontrar ese día un descuento más que importante. Es más, si el descuento es bueno, podemos comprar con antelación tallas que aún no se pueden poner y guardarlo para más adelante. Más de una vez he comprado zapatillas simplemente para guardarlas.

Todos los años suelo aprovechar para comprar unas Converse de piel para los niños.

Zapatillas niño Converse de piel forradas

Ya hace varias temporadas que ambos usan estas zapatillas durante el invierno y no puedo estar más contentas con ellas. Son súper suaves y blanditas pero al mismo tiempo aguantan carros y carretas. Está forradas por dentro para que no pasen frío pero tampoco se les cuece el piel, algo importante porque sobre todo a Mayor le suda muchísimo. Y tienen una horma más bien ancha, ideal para la forma que tienen sus pies gorditos.

Muy fáciles de quitar y poner y combinables con toda su ropa. En fin, que me encantan. Pero son caras así que intento cogerlas con descuento siempre que puedo.

Una de mis tiendas de referencia en ropa de niños es Verbaudet. En varias ocasiones os he contado que con unos niños tan delgados como los míos es muy complicado encontrar pantalones largos que les sirvan de pierna pero que no se les caigan. Esto sólo lo consigo, a día de hoy, con los pantalones Morphologik de Vertbaudet, que se fabrican en tres anchos distintos. Los de la foto son unos de los que compré el año pasado.

Vertbaudet vaqueros forrados Morphologik

Además son pantalones que salen buenísimos y muchos de ellos son con cintura de goma elástica, que me parecen los más prácticos para ellos. ¿La única pega? Pues lo de siempre: el precio. El año pasado, si no recuerdo mal, hicieron ofertas progresivas por importe de compra y por 50 euros gastados te descontaban 20 euros. Yo compré unos cuantos pantalones, para ambos, con un buen descuento.

El año pasado hubo buenos descuentos en El Corte Inglés. Su e-commerce es un desastre tanto en navegación como en facilidad de compra y no digamos ya en la gestión del envío… Pero si la oferta es buena, bien merece el sacrificio. De hecho, las Converse de piel forraditas que compré el año pasado las compré en su Black Friday junto con una sudadera de Levi’s para el padre de las criaturas que había fichado varios meses antes y que me salió baratísima.

Habrá que echarle un ojo también a Zalando. Una web donde ofrecen un catálogo inmenso con buenos precios y ofertas constantes y en la que imagino que en este largo fin de semana de Black Friday hagan al menos un 20% de descuento, como toda la cadena Inditex. Por cierto, con la ropa tan mona que hay de bebé en Zara, os recomiendo que no la perdáis de vista. A nosotros ya no nos vale esa sección pero ahí lo dejo.

 

Juguetes

En el tema de juguetes te puedes encontrar cualquier cosa. Hay que monitorizar bien lo que estamos buscando porque no siempre vamos a encontrar el descuento que quisiéramos. Es lógico, nadie vende duros a pesetas y si sabes que vas a vender sí o sí los juguetes más buscados, ¿para qué rebajarlos?

En cualquier caso, merece la pena estar pendientes porque la Navidad está a la vuelta de la esquina y si encontramos una buena oferta habremos ventilado Papá Noel y los Reyes a un mejor precio y encima nos hemos quitado el estrés de buscarlo a última hora.

Para mi la referencia indiscutible en juguetes es Amazon por surtido, precio y servicio.

Hay una cosa que me parece comodísima de cara a aprovechar bien todas las hipotéticas bajadas de precio que es poder meter los productos en tu cesta y cada vez que entras Amazon te indica si el precio ha bajado o ha subido. Así es mucho más fácil saber cuándo darle al botón de comprar.

Desde mediados de noviembre Amazon tiene una página específica de ofertas para el Black Friday. Como otros años, muchas de las ofertas duran apenas unas horas y según se acerque la fecha cada vez habrá más surtido disponible. Si le echáis un vistazo no sólo hay juguetes o videojuegos sino ropa, belleza y mucha electrónica. Aquí puedes regalar a toda la familia sin salir de la misma página.

Estos son algunos de los juguetes que tengo en observación para ver si tenemos suerte:

 

¿Qué comprar en el Black Friday 2016 para nosotras?

Voy a decir una obviedad: esto depende de lo que os guste o qué tengáis pensado regalar. Yo os hablo de mi :-)

Tecnología

Si no la tuviera ya, sin duda alguna tendría entre ceja y ceja una Roomba. Sin duda alguna ha sido la mejor incorporación tecnológica que hemos hecho en casa este año y merece muchísimo la pena.

iRobot Roomba 896 | Caja cerrada

Ahora mismo en Amazon tienen el modelo 650 de Roomba con un 41% de descuento. Yo desde luego le echaría un ojo si queréis comprar una Roomba.

 

Un descuento muy interesante es el que va a ofrecer la pulsera de fertilidad Ava, un gadget que monitoriza de forma muy cómoda el ciclo menstrual y analiza los días fértiles. Seguro que recordáis que os hablé de ella hace unos meses.

Desde hoy mismo tenéis 50 euros de descuento con el código MAMACONTRA.

Black Friday Pulsera fertilidad Ava

Podéis comprar Ava directamente en su página, ya que envían a España gratuitamente en menos de una semana.

 

Formación

En Escuela Bitácoras están tirando los precios por la ventana.

Tenéis cursos desde sólo 6€ en formato pack y por sólo 12€ de forma individual.

Si estabais deseando hacer un curso de Julio Basulto, Alberto Soler o Lucía Galán, este es el momento.

 

Cosméticos

Otro de los sitios que merece la pena visitar es la web de Korres. Es una marca de cosmética que me va muy muy bien y a la que soy fiel desde hace tiempo (y eso es muy raro en mi). Los últimos años han hecho un 40% en el Black Friday. Esto sí que merece la pena.

En Kiehl’s, otra marca que me encanta, van a hacer descuentos sí o sí. Considerando que es una marca bien cara, ¡no os lo perdáis!

 

Ropa y zapatos

En cuanto a la ropa, a mi este año me pilla embarazada así que no tengo mucho interés, pero que sepáis que Mango suele hacer un 30%, que no está mal.

En Oysho estoy loca, una temporada más, con los pijamas de Mr Wonderful.

Camiseta pijama Oysho Mr Wonderful

Los tengo ya en la cesta así que es cuestión de darle al click. Oysho ya ha anunciado que hará un 20% de descuento. No es mucho pero necesito un par de camisetas y unas botas para estar por casa, así que esto caerá seguro.

Si os gustan las botas UGG, todos los años hacen descuentos y ¡vaya si se notan! Desde su web envían a toda Europa y no tardan mucho. Puede ser un gran regalo de Navidad.

 

Consejos para aprovechar bien el Black Friday en España

Son cositas muy evidentes pero no está de más recordar:

6 tips para ahorrar de verdad en el Black Friday

1.- Hacerse una lista de cosas que necesitamos DE VERDAD. Es decir, una lista de ineludibles, de artículos que necesitas pero que esperas unas semanitas más a que llegue ese día de descuentos y ahorrarte un piquito. Estos deben ser los productos prioritarios, los que primero mires en cuanto activen los descuentos.

En mi caso este año lo único que tengo anotado son los pijamas de Oysho pero el año pasado compré un montón de cosas que me hacían falta.

2.- Hacer una lista con los productos que te gustaría comprar pero no son urgentes. Vamos, de caprichos. Estos deben ser los últimos que mires, sólo si te queda presupuesto después de haber comprado lo ineludible.

Evita caer en la tentación de empezar por aquí porque es donde vas a caer impulsivamente (y luego te arrepentirás). Piensa que si compras lo que no necesitas, al final el ahorro se habrá esfumado.

3.- Fijarse un presupuesto. Yo no soy muy estricta en esto porque si de pronto ves una oferta genial con la que no contabas y que te puede venir de perlas, siempre está bien ser flexible. Pero me parece fundamental en base a la lista que hemos elaborado calcular cuánto te puedes gastar y ceñirte lo máximo posible.

4.- Monitorizar los productos que vamos a comprar desde varias semanas antes. De hecho yo me hago un Excel en el que una vez que tengo el producto y la tienda donde lo voy a comprar anoto el precio y calculo cuánto me va a costar con el descuento estimado.

5.- Suscríbete al boletín electrónico de la tienda. Cada vez más los establecimientos están adelantando los descuentos varios días antes del Black Friday. A veces no compensa esperar y puedes hacer tu compra un poco antes, evitando así el furor de ese día. Algún año he llegado a encontrar mejores ofertas unas semanas antes que incluso ese día. Por eso creo que es importante estar suscrito para enterarse de todo lo que hagan.

6.- En cuanto se activen los descuentos, ¡corre! En nuestra casa somos especialistas en tallas pequeñas, tanto los niños como nosotros. Tu ponte a buscar unos zapatos de mujer talla 36 o unos pantalones talla 32 un día de rebajas. ¡Imposible! Así que yo el primer día de rebajas estoy pegada en el ordenador varios minutos antes y en cuanto activan el descuento ya estoy pagando. ¡A ver si después de estar esperando tanto tiempo al final me voy a quedar sin oferta y sin producto!

Ahora es vuestro turno, ¿qué expectativas tenéis para este próximo Black Friday 2017? ¿Compraréis algo o no tenéis nada en mente? ¿Hacéis como yo que os planificáis con tiempo en busca del mejor precio?