Bebés y mascotas: ¿es posible una buena limpieza en casa?

Cuando una familia sin animales se lo está pensando, una de las preguntas que con más frecuencia me hacen es si realmente es posible combinar bebés y mascotas con una buena limpieza de la casa y sin pasar horas dedicados a esa tarea.

Desde mi experiencia de más de diez años con gatos y perro (de hecho, ellos llegaron antes que los niños), mi respuesta es afirmativa, ¡sin lugar a dudas!, sobre todo si nos organizamos un poco.

 

Mascotas y limpieza en casa: consideraciones previas

Por mucho que limpies, tu casa no va a volver a estar igual que antes de tener animales.

Si esto es un problema para ti, considéralo muy bien, porque una vez que los tengas, no podrás echarle culpa al animal.

Podrás aspirar varias veces al día, y pasar el trapo mañana, tarde y noche, pero siempre habrá pelillos, porque los pelos vuelan que da gusto.

Puede que el animal tire sus bolitas fuera del cuenco, puede que vomite alguna vez y si tienes perro es muy probable que traiga barro de la calle cuando haya humedad fuera.

A los gatos les gusta tirar cosillas al suelo cuando pasan por los muebles. Son así. Diría que es parte de su encanto. Si eres adicto al orden, considéralo, por favor.

En cierto modo, y aunque a algunos les moleste la comparación, sucede igual que cuando tienes un niño: tu casa nunca volverá a ser la misma.

 

Bebés y mascotas ¿transmiten enfermedades?

Si decides tener una mascota es para cuidarla bien. Con independencia de que tengas hijos o no, pienses en tenerlos o no.

Esto incluye que la lleves al veterinario periódicamente y la vacunes y desparasites como este profesional te indique.

Parece una obviedad pero… en España no es algo que todas las familias tengan claro. De hecho, en muchas de las casas con gato, el animaluco no pisará un veterinario en su vida.

Aunque hay muchas razones para atender bien a un animal veterinariamente hablando, considero que la razón fundamental es el propio bienestar del animal. Pero, desde luego, si te preocupa tu salud y la de los tuyos, es importante que cuides a tu mascota. Y cuidándola a ella os estaréis cuidando también los demás.

Dicho esto, es muy raro que una mascota te vaya a transmitir ninguna enfermedad. Tampoco a tu bebé.

Por supuesto, tener unas cuantas normas de higiene es básico, pero tampoco es nada que afecte al día a día. Lavarse bien las manos después de tocar al animal, por ejemplo, es algo que no cuesta nada enseñar a los niños y que les ayudará a prevenir el sinfín de enfermedades que ellos mismos traen del parque y del colegio.

Si tienes dudas sobre este tema, consulta con un veterinario ANTES de tomar la decisión final de traer el animal a casa.

 

Cómo mantener la limpieza en casa cuando hay niños y mascotas

Para mi hay dos aspectos que son fundamentales para mantener la limpieza en el hogar cuando hay bebés y mascotas:

a) Recogida de pelos

Teniendo claro que en el mismo momento en que el animal ponga un pie en casa, pelos vas a tener, es posible minimizar este problema.

Te cuento qué hacemos nosotros para recoger el pelo de las mascotas de nuestra casa de la forma más eficiente:

1.- Usar una aspiradora potente para aspirar el suelo

Mi marido ha sido siempre muy fan de barrer, pero cuando barres la mitad de los pelos salen volando, de modo que a los 5 minutos los tienes de nuevo posados en el suelo y, lo que es peor, en los muebles. La recogida diaria de pelos de mascota cambia muchísimo cuando empiezas a usar una aspiradora potente que se lleve todo con el menor esfuerzo posible.

Ya sabéis que estamos encantadísimos con nuestra Roomba y que sentimos no habernos decidido a comprar una antes. Es una aspiradora que a pesar de su reducido tamaño aspira absolutamente todo, incluso las esquinas, y con un depósito suficiente para recoger toda la casa en una sola vuelta.

Me parece fundamental que elijáis una aspiradora que realmente os quite trabajo y no os lo ponga. Si escogéis una aspiradora que pese mucho, o que haya que ir enchufando por las habitaciones, o que no aspire bien, al final no la vais a pasar a diario. Y si no pasáis la aspiradora a diario, vais a tener pelos de mascota a montones. Y la mascota no va a ser la culpable de ello. Así que yo te recomiendo que si estas echando cuentas para valorar si tener un perro o un gato, le sumes el coste de una buena aspiradora, si es que no la tienes ya.

¿Cada cuánto aspirar el suelo? Pues depende del número de animales que tengas y lo maniático que seas. En nuestro caso, con dos gatos y un perro, y teniendo a la Roomba que hace el trabajo sola, la mayoría de los días la ponemos mañana y tarde. El gusto que me da mirar el parquet con el sol del atardecer y no ver pelos al trasluz… ¡no tiene precio!

 

2.- Limitar el acceso a determinadas áreas

Durante años hemos tenido barreras de puerta en cada uno de los dormitorios. Por dos razones:

  • Porque si dejábamos las puertas abiertas, los gatos se pasan allí todo el día. Y una cosa es un ratito y otra bien distinta que pasen la mayor parte del día. Os aseguro que si mantenéis el acceso prohibido durante la mayor parte del día, tendréis muchísimos menos pelos acumulados.
  • Porque cerrar directamente la puerta nos parecía muy agobiante y quitaba mucha luz a la casa. Una barrera de puerta impide el acceso pero no da sensación de claustrofobia y es fácil de abrir y cerrar para cualquiera (excepto para las mascotas).
  • Porque nuestra perra tiene obsesión por meterse dentro de las camas. Sí, no digo encima, digo dentro. Deshace la cama y se mete dentro. Hay mucha gente que no le importa pero nosotros es algo por lo que no pasamos.

En Amazon tenéis un montón de modelos de barreras de puerta, que además no son nada caros para los años de uso que le podéis dar.

Con el paso de los años hemos ido quitando las barreras porque los gatos están ya mayores y tienen menos ganas de saltar sobre las camas, además de haber aprendido que no es su sitio. En cuanto a la perra, cuando salimos de casa sí que cerramos las puertas de las habitaciones que tienen camas bajas, para evitar que se meta dentro. Si estamos nosotros, no lo hace.

 

3.- Usar una aspiradora potente para aspirar sofás, camas y cualquier otra superficie con tejido

A pesar de las precauciones anteriores (que os aseguro que se notan mucho), hay suciedades que son inevitables.

A los animales les gustan los sitios blandos y calentitos así que el sofá, los cojines, y demás zonas de descanso de tu casa serán su nuevo hogar.

En estos más de 10 años con la perra no hemos sido capaces de evitar que se suba al sofá. En cuanto nos damos la vuelta, allí que está subida. Por supuesto, cada vez que nos vamos a la calle, cuando nos vamos a la cama… La única solución sería encerrarla y no nos parece adecuado así que sólo nos queda aspirar el sillón constantemente.

En este embarazo estoy especialmente obsesionada con los pelos y el olor a perro así que aspiro el sofá cada vez que veo que se ha subido. Varias veces al día.

Como decía antes sobre el suelo, para esto necesitáis una buena aspiradora. Si usáis una mala (y creedme que he tenido unas cuentas), no vais a lograr sacar los pelos. No sé qué tienen los pelos de mascota pero son bastante difíciles de sacar de los tejidos. Los de mi perra en concreto se clavan en la tela que da gusto y como no tengas una buena aspiradora no los sacas ni sudando la gota gorda.

A esto hay que añadir que deberás aspirar las camitas de los animales para evitar la propagación de más pelos y que se generen malos olores. Esto incluye el árbol rascador si tienes gatos.

No olvidemos tampoco que si tienes perro, el perro trae de la calle polvo y muchas veces barro… Sí, una aspiradora de mano será tu amiga.

Para estos fines yo tengo una Dyson que funciona muy muy bien. En este post podéis leer una comparativa de nuestra Dyson sin cable vs la Roomba, para que veáis para qué usamos una y otra aspiradoras.

 

4.- Mucha lavadora y una buena secadora

A pesar de todos tus esfuerzos, habrá pelos en tu ropa. Y te va a costar mucho sacarlos.

Para ayudarte en esta tarea, una lavadora con un buen filtro y, sobre todo, una secadora, te van a ayudar mucho. Si no lo habéis probado, os aseguro que os asombraría ver cómo metes una prenda mojada llena de pelos en la secadora y sale como nueva.

En una casa con bebés y mascotas no te va a sobrar el tiempo. Merece la pena invertir en aparatos que te ayuden.

 

5.- Cepillado de las mascotas

Con sinceridad, es la parte que más pereza nos da. Porque además nuestros animales no son de pelo largo, con lo cual no hay una necesidad imperiosa de cepillarles. Pero si cogéis una rutina de cepillado, los animales lo agradecerán y vuestra casa también. Todo ese pelo que le quitéis vosotros es pelo que no va a rondar por la casa y con cepillos como el Furminator es realmente fácil.

 

b) Desinfección 

Durante estos más de diez años con mascotas en casa he ido probando diferentes desinfectantes, sobre todo para el suelo en la etapa en la que gateaban y se lo metían todo a la boca.

Con precaución siempre, porque en un hogar con niños y mascotas no puedes usar cualquier producto. Mucho ojo con lo que compráis, no vayáis a acabar intoxicando al animal o a vuestro hijo.

Desde hace varios años utilizo en toda la casa Sanytol. Lo tengo en todos los formatos: el spray lo utilizo en muebles, en el baño, en la cocina…; el formato líquido para fregar el suelo de la casa (deja muy bien el parquet y no lo daña) y luego tengo un formato especial para la ropa, que lo uso de vez en cuando en la lavadora, por ejemplo cuando lavo las camas de los animales o nuestras toallas o ropa de cama.

Me gusta porque huele muy bien y promete acabar con el 99% de los gérmenes sin usar lejía. Esto último me parece importante porque no genera vapores (que yo con el asma es que me muero con determinados desinfectantes), no mancha la ropa, no te destroza las manos y no huele mal.

Creo que lo conocí por mi obsesión con los virus, ya que promete acabar con virus como el de la gripe (al menos la cepa A H1N1) o bacterias como la E-coli o el Campylobacter además de liquidar los ácaros del polvo, hongos ambientales (a los que tengo alergia)…

Además de utilizar usar un producto de desinfección en toda la casa, yo utilizo la lavadora y la secadora constantemente. Me refiero, por ejemplo, a lavar las fundas del sofá y los cojines con mucha frecuencia, las camas de los animales, etc.

En fin, mi criterio es mejor excederme en las medidas higiénicas que quedarme corta.

Es verdad que con el tiempo puedes relajarte un poco. Llega un momento en que tus hijos ya no gatean ni se tiran por el suelo, ni tampoco se meten cosas a la boca. Pero aún así, vivir en una casa limpia creo que es algo que se agradece siempre.

Aunque con los gatos no suele pasar, no está de más tener precaución en el caso de que la mascota quiera compartir los juguetes de los niños. O viceversa. Nuestra perra aún a día de hoy es de chupar / masticar / comerse cualquier pieza de madera o plástico que pille por casa así que conviene no dejar nada a su alcance, sobre todo si vamos a salir. En caso de que pesque alguna pieza… en mi caso no hay piedad: a la basura que va.

 

¿Qué necesitas para limpiar tu casa cuando hay perros, gatos y bebés?

Aunque quería ser más concisa, al final me he extendido bastante y por eso quería recapitular antes de concluir este post para poder dejar algunas ideas claras:

  • Se puede tener una casa limpia cuando tienes mascotas.
  • Puedes tener bebés y mascotas sin agobio por posibles enfermedades.
  • Aunque parece mucho lío todo lo que he contado, un bebé siempre te va a dar más trabajo que una mascota.

Entonces, si finalmente te decides a dar el paso, lo que realmente necesitas es para tener tu casa especialmente limpia cuando tienes bebés y mascotas es:

  • Un veterinario al que vayas a hacer caso con las pautas de vacunación y desparasitación.
  • Un producto de limpieza que desinfecte sin intoxicar.
  • Una aspiradora potente y cómoda, por lo que te recomiendo sin duda que te decidas por una Roomba.

 

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

3 comentarios sobre “Bebés y mascotas: ¿es posible una buena limpieza en casa?

  • el 24/01/2018 a las 20:50
    Permalink

    Yo siempre he dicho que no quiero animales en casa por esto mismo. Para mí es muy importante la limpieza y la higiene de nuestra casa. La gran mayoría de familias que conozco tienen la casa y la ropa llena de pelos y, lo que para mí es peor, hay un fuerte olor. Es algo muy personal y creo que hay que ser honesto con uno mismo en este aspecto.

    Respuesta
  • el 25/01/2018 a las 10:09
    Permalink

    Nos encantan los perros, pero vivimos en un piso, y no tenemos por dos cosas: una, que trabajando los dos y con el tercer hijo en camino, no nos vemos capaces de asumir más responsabilidades.

    Y segundo, lo que dices, la limpieza de la casa y los olores. Yo me he criado con perros en casa de mis padres, y sé lo que suponen a nivel pelos y olores. Y eso que mis padres viven en casa con jardín, y hay muchas zonas de la casa que los perros tienen vetada, como los dormitorios. Pero en las habitaciones en las que sí que entran, se nota y mucho. Y yo ahora mismo con niños pequeños no me veo con ganas de esto, por mucho que nos gusten los perros.

    Yo también creo que es muy importante saber lo que supone tener animales en casa antes de tenerlos.

    Respuesta
  • el 08/02/2018 a las 0:15
    Permalink

    Yo tampoco he querido nunca animales en casa por lo mismo,y menos ajora con un bebé. Más motivo aún tra leerte 🙂
    Un abrazo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com