Tummy Tub: no me convence

En casa somos fans de la bañera Flexibath, de Stokke.

Escribí sobre ella hace dos años (en esta entrada) y aún hoy la seguimos usando para bañar a Hermano Mayor. En una casa como la nuestra, con un único baño en el que no cabe un cambiador con patas y con un plato de ducha de difícil acceso, a día de hoy sigue siendo la solución más práctica.

Sin embargo, como expliqué en aquella entrada, creemos que la Flexibath es una bañera de segunda edad, es decir, idónea para bebés que ya se sostienen sentados sin ayuda.

Teníamos la opción de bañar a Bebé en un cambiador tradicional, instalado en algún dormitorio, con el método de traer y llevar cubos de agua, que es lo que hicimos con el Primero, pero nos daba tantísima pereza que decidimos apostar por la famosa bañera-barreño: la Tummy Tub.

Blanco

Tummy Tub bañera para bebés

Todas las opiniones que había escuchado o leído sobre la bañera Tummy Tub era buenísimas, por eso fue la primera compra que hicimos.

Sin embargo, mi opinión sobre la Tummy Tub es que, después de tres meses de uso (que se cumplen mañana), no me acaba de convencer.

 

Cómo bañar a un bebé en la Tummy Tub

Durante las primeras semanas fuimos incapaces de usarla, no nos hacíamos con ella. Con un bebé recién nacido, que en cuanto le pones vertical se hace un higo, tenerle ahí dentro sin que se ahogara resultaba complicado.

Al sentarle, se iba para abajo, claro, la tendencia era a ponerse completamente en posición fetal, con lo que había que estar sujetándole a cuatro manos para que no se fuera para el fondo y/o se le cayera la cabeza hacia delante. A los pocos usos decidimos aparcarla hasta que se sostuviera mejor y utilizamos la Flexibath, tumbándole sobre uno de nuestros brazos, al modo tradicional.

 

Dificultades con la Tummy Tub

A partir del mes y algo, cuando ya tenía más fuerza en la espalda y en la cabeza, retomamos su uso. En los vídeos que hay sobre la bañera se suelen ver bebés inquietos que en cuanto les meten dentro se quedan fritos. Nosotros debemos tener al único bebé que le pasa justo al revés: es meterle dentro y se pone súper contento, pero tanto tanto que desde el mes y medio se pone de pie y desde los dos meses y medio hay que estar pendiente porque es capaz de tirarse fuera de cabeza, que pega unos saltos como los salmones remontando el río. Sentado ya no hace falta casi estarle controlando para que no se ahogue, pero el tema de los movimientos que hace hacia fuera produce que haya que estar tan pendiente o más que antes.

Además, como entretenimiento no está mal, pero lo que es para lavar a un bebé, es incómoda como ella sola. No queda apenas espacio para meter las manos y cuando le lavas la cabecita acabas echando todo el agua fuera, por lo que tenemos que colocar una toalla en el suelo para que empape.

La postura también resulta incómoda, nosotros la instalamos en el suelo del baño o en el plato de la ducha y para usarla yo tengo que estar en cuclillas, no hemos encontrado ninguna mesa en la que quede bien de altura ni ningún otro sitio donde pudiera quedar más alta sin poner en riesgo la seguridad.

Se supone que la bañera es excelente para los cólicos pero no hemos apreciado nada y eso que Bebé hasta pasados los dos meses ha sufrido unos gases terribles. Pues ni un pedete se ha tirado allí dentro ni hemos notado que le relajara lo más mínimo.

 

Características de la Tummy Tub

En cuanto al tamaño, el barreño en sí, una vez vacío, resulta un poco trasto, por lo que la tenemos por ahí rondando porque no tenemos hueco en ningún armario para guardarla. Sin embargo, una vez con el bebé dentro se ve que es pequeña, no entiendo que esté indicada en teoría hasta el año de edad porque mi hijo en nada la va a dejar pequeña.

Su precio está entre los 20 y los 30 euros, según donde la compres.

 

Tummy Tub: dónde comprar al mejor precio

Precio: EUR 22,95
Precio recomendado: EUR 24,95

Se puede encontrar en muchas tiendas físicas y online, pero si buscáis el mejor precio yo os recomiendo comprar la Tummy Tub en Amazon.es.

 

Lamentablemente no la puedo recomendar. En caso de problemas de espacio, como los nuestros, puede estar bien, pero me parece muchísimo más práctica la Flexibath: el bebé es mucho más fácil de bañar y, además, plegada no ocupada absolutamente nada.

 

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

43 comentarios sobre “Tummy Tub: no me convence

  • el 24/07/2012 a las 10:49
    Permalink

    La flexibath me da la sensación de que es pequeña, aunque la idea es super práctica, me ha sorprendido que la sigas utilizando con Mayor

    Respuesta
    • el 24/07/2012 a las 11:18
      Permalink

      Qué va, la flexibath está muy bien de tamaño, yo estoy segura de que la vamos a seguir utilizando durante mucho tiempo aún, todavía queda espacio de sobra para el niño y eso que son dos años y nueve meses.

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 11:15
    Permalink

    Buenas! Yo tengo la Flexibath, y la verdad es que la he utilizado desde el primer día. Compré una especie de hamaca que pongo dentro de la bañera, y la verdad que genial.

    Respuesta
    • el 24/07/2012 a las 11:18
      Permalink

      Está muy bien, ¿verdad? Es una compra excelente.

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 11:50
    Permalink

    Pues creo que me voy a decidir tambien por la flexibath, muchas gracias por todos estos consejos y recomendaciones que tan utiles nos son a las que seremos primerizas!!!!

    Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 13:02
      Permalink

      No dejes de contarme si finalmente te resulta práctica!

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 11:57
    Permalink

    Pues yo soy de las que se la recomiendo a todo el mundo!
    Para mí fue una maravilla, mis peques disfrutaban como enanos, y en mi caso ninguno de los 2 tuvo cólico del lactante!

    Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 13:02
      Permalink

      Genial! Si tiene muchos fans!

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 12:05
    Permalink

    Yo creo que el secreto está en regular la cantidad de agua, si pones mucha pasa lo que dices, nosotros llenabamos hasta la primera raya, creo recordar, y al meter a la niña el agua subía pero no lo suficiente como para que se ” ahogara”. La poníamos tal cual encima de la mesa del cuarto de estar cuando era recien nacida, con una toalla debajo. Más adelante, dentro del plato de la ducha. A partir de los seis meses, o en el momeento en que las niñas se mantenían sentadas, las he bañado directamente en la ducha, sin bañera ni nada, porque la Tummy Tub, como dices, resulta un poco peligro. En fin, a mi me fue bien, pero reconozco que, o la amas, o la odias, no hay término medio.

    Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 13:02
      Permalink

      Tu idea de la ducha me parece buena, lo que pasa es que mi hijo se pasa horas jugando en la flexibath… A mi la tummy tub me ha decepcionado…

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 12:38
    Permalink

    Perdona Pilar, cómo las has bañado directamente en la ducha? mi pregunta viene porque nos marcharemos en breve de vacaciones, y hasta ahora, cuando hemos salido, he bañado a la peque en las bañeras grandes, pero claro, alguno de los apartamentos que estamos barajando como posibilidad lo único que tienen es ducha, y en ellas lo de llenarlas un poquito como las bañeras, complicado… Igual te parece una duda absurda, pero de verdad que no sé yo si lo de enchufarle el chorro de la ducha a mi peque de 7 meses…
    Gracias 🙂

    Respuesta
    • el 24/07/2012 a las 13:51
      Permalink

      Uy uy! Y yo que es lo primero que he comprado para la niña porque pensaba que si salía con los cólicos como su hermano nos vendría mejor y porque me deshice del cambiador/bañera del niño pensando que no habría otro bebé en casa….Habrá que probar…Raquel, yo para los viajes me hice con una bañerita hinchable, es fácil conseguirla incluso en alguna revista de bebés te las regalan. Intenta conseguir una, yo lo veo mejor que lo de la ducha.Saludos,

      Respuesta
      • el 25/07/2012 a las 12:58
        Permalink

        A mi es que la bañera/cambiador me parece un trasto, nosotros también la tuvimos, no nos cabía en el baño, teníamos que llevar cubos…

        Respuesta
    • el 24/07/2012 a las 15:08
      Permalink

      Encima del plato de la ducha tengo una tablilla de madera por lo que no hay peligro de resbalarse. La nena sentadita, su padre o yo de rodillas con la puerta abierta ( es de esquina) y la ducha a media presión. Así hasta la fecha, una tiene 7 años y la otra tres para cuatro, ahora ya se duchan de pie ;))

      Respuesta
      • el 25/07/2012 a las 12:56
        Permalink

        Parece muy práctico…

        Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 13:00
      Permalink

      Nosotros hemos salido muy poquito de viaje pero cuando lo hemos hecho, le hemos dado una ducha, yo creo que les puede hacer hasta gracia!

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 12:49
    Permalink

    Hola!

    Yo seré mama primeriza en octubre y he comprado la flexibath como primera bañera también, pensando en el ahora y en el futuro. Han sacado un nuevo accesorio que vale 15€ y es para aguantar al bebé en la misma postura que si tuvieras tu brazo aguantandolo, es una especie de cuchara que se coloca en uno de los bordes.
    La otra opción es ponerle la típiza Z (no se como se llama) que venden para las bañeras y la función es la misma que la cuchara.

    El tema del cubo no me convencía nada, y viendo tus comentarios ahora, menos todavía.

    Respuesta
    • el 24/07/2012 a las 13:52
      Permalink

      Uich! perdón me refería a Debi. Sorry

      Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 13:00
      Permalink

      Qué bien que hayan sacado ese accesorio, siempre pensé que le hacía falta. Que la disfrutes mucho, mi Mayor también nació en octubre, me encanta ese mes.

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 13:18
    Permalink

    Hola,
    Tengo que comprar ya una bañera para mi bebe de tres meses. Cómo utilizas la Flexibath? Directamente la pones en el suelo? Lo digo por los riñones y eso ????

    Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 12:59
      Permalink

      La flexibath la ponemos en el plato de la ducha y genial. Claro, la empezamos a usar cuando el nene tenía ya… yo creo que unos 6 meses. No se sostenía del todo sin ayuda sentado pero casi casi y enseguida empezó a hacerlo con lo que teníamos que estar pendientes pero tampoco todo el rato sujetando. Con el accesorio este que han comentado por aquí, o directamente sin él, se puede usar perfectamente desde el nacimiento, encima de una mesa, por ejemplo, poniendo una toalla debajo. A mi me parece una gran compra, no muy cara, y que se amortiza enseguida.

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 14:04
    Permalink

    Yo utilice la tumy al principio y se tiraba unos pedos que parecia un yacuzzy, (bueno los primeros baños fueron en el lavabo (es lo que tiene tener un prematuro, puedes lavarlo en el lavabo y usar la ropa del nenuco)
    Luego pasamos a la de 7 € del ikea, y alli sigue con 2 años y medio (eso si ya cabe justito de largo)
    La tumy como han dicho al principio hay que llenarla poco, y jabonar no se le jabona bien (pero es que los recien nacidos tampoco se ensucian tanto) es para darles un aguilla y un poquito de jabon y ya..
    Yo quede muy contenta con el “cubo de fregar”, y lo ponia en el suelo y me sentaba yo en el bide

    Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 12:57
      Permalink

      Genial, oye, si ya sabía yo que hay mucha gente contenta con la bañera!

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 14:33
    Permalink

    Yo compré una “imitación” de la tummy, creo que se llamaba Shantala y es un poco mas ancha que la tummy y bastante mas barata. Igual es mas incómoda pq no tiene el pie que la sujeta, así que nos toca agachar el riñón.
    Al principio la usamos un par de veces pero al peque, que era recién nacido, no parecía gustarle mucho, así que la aparcamos y la usamos unos tres meses despues y bueno, él intenta ponerse de pie o levantar los pies, así que si está sentado y los levanta le va entrando la cabeza al agua! jeje, todo un show.

    Para enjabonarlo…pues mal, claro, sobre todo la zona del culillo, que o lo pones de pie o se queda sin lavar bien.

    Mientras no hace de bañera queda muy decorativo (el mío es verde pistacho) en la habitación del bebé, así que por esa parte estoy contenta de no tener un trasto inservible:) Cuando no haga de bañera se quedará para la ropa sucia del peque.

    Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 12:57
      Permalink

      Mira, pues ya le has encontrado una utilidad. A mi me ocupa demasiado espacio, no sé qué haré con ella, quizá la venda a alguna tienda de segunda mano cuando ya no la vaya a usar más…

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 15:16
    Permalink

    Me ha venido genial la información. Cuando vi la tummy tub, me parecio ideal, pero si es cierto que parece menos práctica de lo que es una bañerita normal. Compramos la flexibath pensando que sería buena para utilizarla bastante tiempo y por el poco espacio que ocupa. Parece que hemos acertado!!

    Un abrazo

    Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 12:56
      Permalink

      A mi la flexibath me encanta, creo que no te vas a arrepentir, le vas a sacar mucho más partido que a la tummy tub.

      Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 12:56
      Permalink

      Que bien, es una gran idea.

      Respuesta
  • el 25/07/2012 a las 20:22
    Permalink

    Hola compañeras! Pues yo tengo una buena opinión acerca de la Tummy: la utilice desde el primer baño y mi experiencia fue muy buena, la niña se quedaba quietecita y solo tenía que sostenerla la cabecita hasta que la aguanto por si sola, yo la podía enjabonar bien y me gustaba porque tiene todo el cuerpo en remojo, con las bañeras convencionales el bebé tiene casi medio cuerpo fuera del agua y tienes que ir tirándole continuamente; llegada una edad (algunos meses) la niña que quedaba sola jugando en la Tummy (mamá a 50cm claro…), le pedía ponerse de pie unos segundos para enjabonar y volvía a sumergirse en su cazerola; aun ahora, con 2 años, le encanta estar ahí metida. He provado las otras bañeras (la flexi no) y no me gustan, tengo que estar muy pendiente de que no resbale, se incline, se vuelque….Alguna madre mas ha provado la Tummy y nos puede contar su experiencia?

    Respuesta
    • el 27/07/2012 a las 1:31
      Permalink

      Me alegra leer tu opinión, que haya puntos de vista distintos y, ¡qué bien que te ha ido bien!.

      Respuesta
    • el 29/01/2013 a las 18:31
      Permalink

      yo uso la tummy tub y me parece verdaderamente genial, mi bebe desde el principio se sintió muy cómodo en ella, no lloro ni nada, mas bien juega. Hay que tener muy en cuenta el nivel de agua de llenado para que no tome trague liquido y sostenerle la cabecita cuando no lo puede hacer por si sola. Con una esponja lo jabono y con la mano a modo de recipiente le lavo y enjuago su pelo.

      Respuesta
      • el 30/01/2013 a las 22:40
        Permalink

        Pues a disfrutarla mucho!

        Respuesta
  • el 27/07/2012 a las 16:06
    Permalink

    Uy, si que hacía tiempo que no me pasaba por aqui. Estoy de acuerdo con lo de la Tummy Tub, a mi me la prestaron pero a la hora de la verdad no logré hacerme a ella y me parecía incómoda de usar para un bebé tan pequeñajo, luego en unos meses cuando me decidí a usarla de nuevo la niña ya era demasiado grande y casi se me quedaba medio encajada dentro. La flexibath no la he usado pero tenía muy buena pinta, llegué a pensar en comprarla para llevar de viaje pero al final no me ha hecho falta. Para casa usamos la bañerita del cambiador unos meses, luego cuando ya podía sentarse, directamente a la bañera “de mayores” con su silla de plástico.

    Respuesta
  • el 03/08/2012 a las 14:17
    Permalink

    Debo de reconocer que no he leido todos los comentarios, pero parece que la mayoría habla de ciertas incomodidades al usar la bañera Tummy Tub. He ido al enlace de la página web porque no conocía la bañera en cuestión, y tras ver la foto, creo que nunca utilizaría semejante “cosa” para bañar a un bebé. Yo opté en su día por una bañera similar a la que comenta Brujilla de Ikea, y para los viajes tenemos una hinchable que venía de regalo con la revista “Ser padres”. Ambas opciones son económicas, no ocupan mucho espacio y sobre todo, son cómodas para el bebé, que creo es lo más importante.

    Respuesta
    • el 03/08/2012 a las 14:25
      Permalink

      Precisamente por el tema de la comodidad me decanté por comprar la Tummy Tub, porque se supone que es maravillosa y que a los niños les encanta además de que les ayuda a expulsar gases. En Youtube hay un montón de vídeos con bebés que se quedan dormidos nada más meterles… pero a mi no me ha convencido!

      Respuesta
  • el 03/01/2013 a las 18:19
    Permalink

    En casa hemos tenido las dos bañeras y nosotros nos deshacemos en elogios hacia el tummy tub, súper recomendable, para nosotros todo lo que decía de ella fue una realidad, aunque al principio (y más si eres primeriza) te cueste hacerte a lo de meterle y sacarle del barreñillo.

    Por otro lado, la flexibath no me terminó de convencer porque el niño se resbala aún sentado, se le iba el culete estando sentado continuamente (la superficie interior no es antideslizante), y además tiene un gancho de plástico para manternerla plegada, que al tenerla abierta se queda tieso y mirando para arriba, por lo que si bien mi hijo se lo metía en la boca estaba siempre a punto de hacerse daño con él; total, que lo acabamos cortando. Además las gomas de tanto plegar y desplegar se iban rompiendo.

    Una opinión más, sólo eso 🙂

    Respuesta
    • el 05/01/2013 a las 12:27
      Permalink

      Hola Ale!

      Está claro que sobre gustos no hay nada escrito, yo no le recomendaría la Tummy Tub absolutamente a nadie y la Flexibath en cambio nos parece una maravilla. La superficie interior no es antideslizante pero yo no he visto que resbale, el plástico con el que está hecha la bañera no es nada resbaladizo, ¿no será que la llenas demasiado?. Porque a mi con dos niños y no me ha pasado nunca… El gancho te doy la razón, a nosotros se nos rompió enseguida, de hecho creo que lo rompió el mayor de tanto cogerlo y morderlo. Y las gomas… hombre, pues un poco de desgaste sí que le noto pero es que nosotros llevamos usando la bañera va camino de tres años, a ver por ese precio quien encuentra una bañera que le duere en tan buenísimas condiciones y siga aguantando el tute diario de dos niños.

      Gracias por compartir tu opinión!

      Respuesta
  • el 13/06/2013 a las 5:23
    Permalink

    Es una maravilla, desde el primer día hasta el año y medio de edad la bañé en la Tummy Tub, solo la metía y adoptaba la posición de Buda, la sostuve con una mano y con la otra la bañaba sin problema, al terminar de bañarla le daba de comer y dormía hasta 4 horas. Después de un año y medio la metí a la regadera para poder enseñarle a nadar. (es importante que se acostumbre a sentir el agua en su cara)

    Respuesta
  • el 23/01/2014 a las 15:33
    Permalink

    Yo estoy de acuerdo con lo que comentan algunas, la Tummy Tub o la amas o la odias! En mi caso estuve a punto de odiarla hasta que encontré el truco y ahora me va genial. Pero tengo amigas que la compraron y la dejaron de utilizar. De todas formas, a nosotros nos salió a muy buen precio porque en eurekakids.es la tenían rebajada, así que decidimos comprarla sin saber si nos iba a gustar porque no nos dolía mucho perder ese dinero y había que probarlo! jejeje
    Paula

    Respuesta
    • el 02/08/2014 a las 18:26
      Permalink

      Hola Ana, se la regalé a una amiga. Para proteger tus datos borro parte de mail. Un abrazo.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com