Todo empieza a rodar

Salvando las grandes diferencias entre mi primera experiencia estrenándome como madre y ésta, en mi caso se repite el esquema de recuperación postparto e integración del cambio familiar: unas primeras semanas bastante malas, inicio de remontada en torno al mes y algo y empezar a ver la luz al final del túnel cerca de los tres meses tras el nacimiento.

Y es curioso que se repita tan claramente porque las razones esta vez han sido distintas.

Con mi hijo mayor las primeras semanas fueron malas porque perdió mucho peso, la lactancia iba muy mal, tampoco tomaba apenas biberón y presentó cólico del lactante desde los primeros días de vida. Recuerdo como especialmente horrible la tercera semana, que fue cuando mi marido empezó a trabajar tras la baja de paternidad y se juntó con unos días en que los llantos se prolongaban desde las doce hasta las seis de la mañana. El fracaso definitivo de la lactancia mixta, en torno a los dos meses, marcó también el inicio de una mejoría en todos los aspectos: alimentarse más y mejor, empezar a recuperar peso algo más rápido, dormir más horas…

En esta segunda ocasión, las primeras semanas han sido horribles por un montón de motivos. Primero, porque nos encontrábamos desubicados y para el Mayor fue un golpe muy fuerte. De estar bien pasamos a estar todo el día peleando, enfadados los unos con los otros, él enfadado con todo el mundo, rabioso especialmente conmigo, intratable hasta con aquellos con los que nunca había tenido ni un problema (por ejemplo, con sus abuelos). Dormir no entraba dentro de lo normal: Bebé pasó su primera semana sin dormir ni un solo minuto en la franja nocturna y cuando empezó a hacerlo apenas dormía tres o cuatro horas en toda la noche y nunca del tirón; el Mayor, para no ser menos, empezó a inquietarse y despertarse en muchas de las tomas el pequeño. Problemas durante los primeros días de lactancia: una ingurgitación bestial y grietas sangrantes en ambos pezones. Y un tiempo de perros que nos impedía salir a la calle a airearnos un poco. ¡Vaya cóctel!.

Como digo, la mejoría ha seguido los mismos tiempos que la primera vez. A partir del mes y pico (en torno a las seis semanas), Bebé empezó a dormir algo más por la noche y conseguimos que casi todos los días pudiéramos coincidir los cuatro a la misma hora para hacer una siesta, lo que daba energía para superar esas noches con apenas cuatro o cinco horitas de sueño totalmente fragmentado. También Mayor empezó a hacerse a la situación alrededor del mes y medio de vida de su hermano, dejó de estar tan enfadado, poco a poco su nivel de rabia fue descendiendo, volvió a estar cariñoso y receptivo conmigo y a dormir con normalidad.

Es ahora, con dos meses y medio, cuando puedo decir que todo empieza a rodar. Este fue el momento en que, en diciembre de 2009, me encontré con fuerzas para iniciar este blog y es en este momento en que comienzo a sentirme más animada, veo que todo va encajando, que todos estamos más felices y nos sentimos menos extraños. Bebé ha empezado a dormir algo mejor durante la noche: un primer tirón de entre tres y cinco horas y uno o dos tirones de dos horas cada uno. Entre medias, las tomas son bastante más cortas (hemos pasado de una hora y algo a media hora) y no suele espabilarse (ni yo prácticamente) por lo que ahora suelo dormir unas seis horas de media, con suerte alguna más.

Desde luego que este rodar es distinto de aquel que ya vivimos: es cierto eso que dicen que uno más uno, tratándose de niños, no parece sumar dos. Pero poder decir que todo empieza a rodar es un gustazo.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

13 comentarios sobre “Todo empieza a rodar

  • el 13/07/2012 a las 18:01
    Permalink

    Cuanto me alegro de que te sientas tan bien. Las dificultades y los obstaculos estan para atravesarlos. Animo y un abrazo muy fuerte

    Respuesta
    • el 18/07/2012 a las 10:45
      Permalink

      Gracias Isabel, otro beso muy fuerte para ti.

      Respuesta
  • el 14/07/2012 a las 0:16
    Permalink

    No sabes cuánto me alegro preciosa!!! Por fin todo va cogiendo forma y es más llevadero…. se que ha sido un inicio muy duro, durísimo, pero ha pasado más rápido de lo que hubieras creído un mes atrás.

    Dentro de poco lo tendrás bajo control seguro!!!! No sabes la de ganas que tengo de abrazaros. Un beso enorme y un abrazo de esos que salen del corazón.

    Respuesta
    • el 18/07/2012 a las 10:45
      Permalink

      Muchas gracias por tus palabras, guapa, sí que ha sido duro, mucho más de lo que pensaba, pero ya estamos mejor. Besos!!!

      Respuesta
  • el 14/07/2012 a las 9:38
    Permalink

    Me alegro que comience a rodar. El principio de todo cuesta siempre un poco, pero se va superando. Y a pesar del sueño que hayas podido ir acumulando, tres meses para conseguir dormir de un tirón unas cuantas horas es mucho conseguido 😉
    Además, me alegro un montón que el Mayor ya esté más receptivo contigo, a la mía le costó “volver a quererme” un poco más de tiempo.

    BEsos

    Respuesta
    • el 18/07/2012 a las 10:43
      Permalink

      Es que debe ser súper duro para ellos, ¿verdad?

      Respuesta
  • el 17/07/2012 a las 2:08
    Permalink

    ¡Qué bien que todo empieze a rodar!
    Llevo unos días sin entrar en tu blog y me encuentro esta buena noticia.
    Despacio toda la familia se está acustumbrando a Bebé: Mayor en particular.
    Y cuanto duerme por ser un niño tan pequeño … me lo soñaba yo con mi pequeño 🙂
    Felicidades por todo y animo que todo irá siempre mejor.
    Besos

    Respuesta
    • el 18/07/2012 a las 10:42
      Permalink

      Besos Lily, y gracias!.

      Respuesta
  • el 17/07/2012 a las 12:43
    Permalink

    Tenía la esperanza de que no pusieras este post. No sé, pensé que podría haber una mejor organización o algo que hiciera que no se volviera a entrar en caos con el segundo. Ainch! y la niña viene en octubre cuando empieza el mal tiempo, el niño no se habrá integrado aún en el cole….Me iré concienciando ya….. TODO PASA, TODO PASA, TODO PASA, TODO PASA, TODO PASA OHMMMM!!!

    Respuesta
    • el 18/07/2012 a las 10:41
      Permalink

      Bueno, estoy segura de que habrá mujeres mucho más organizadas que yo, y familias mucho más apañadas, cada experiencia es distinta!!! El mayor nació en octubre, a mi me parece un mes precioso, y lo del mal tiempo es muy relativo, no te preocupes antes de tiempo!!!!

      Respuesta
  • el 24/07/2012 a las 14:38
    Permalink

    Como me alegro de que todo empiece a ir bien!! ESto no nos lo cuentan en las clases de preparación al parto, eh? ufff, nosotros tambien pasamos unos meses bastante mal.

    Tuvimos un parto con forceps, peazo de cicatriz:S, puntos soltados, infección de episiotomía:S, luego infección de orina y para terminar una peazo de otitis. Bueno, que empezamos a ver la luz cuando el peque tenía 3 meses.

    Me alegro mucho de que todo vaya marchando mejor:)

    Respuesta
    • el 25/07/2012 a las 12:57
      Permalink

      Estas cosas no se suelen contar… el primer tirón hay que pasarlo, tres meses son muchos, eh?.

      Respuesta
  • el 27/07/2012 a las 11:15
    Permalink

    Me alegro de que la cosas vayan rodando. Soy primeriza de una nena de casi dos meses y el primer mes fue duro y eso que la lactancia ha sido totalmente exitosa. Mi niña es muy nerviosa y no para… Pero parece que me voy adaptando y me da ánimos saber que con el tiempo las cosas van mejorando!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com