Probamos la nueva silla de paseo ultraligera Ioda de Olmitos

Olmitos acaba de lanzar una silla de paseo ultraligera bajo el nombre de Ioda y nosotras la hemos estado probando en estos días de modo que hoy puedo compartir contigo nuestra experiencia y opinión.

 

Ioda: nuestra primera experiencia con una silla de paseo ultraligera

Para ponerte en situación te cuento que tras utilizar el estupendo capazo del Invictus pasamos a utilizar un Bugaboo Bee 5 con el que ya llevamos un año y que no nos puede gustar más. Le dedicaré un post más adelante porque quiero contarte que para nosotros es la combinación perfecta entre la maniobrabilidad y ligereza de una silla de segunda edad y un carro de paseo completísimo y muy cómodo para el bebé.

Nosotros hemos sido muy fans de la Maclaren como silla de segunda edad. La utilizamos con los dos mayores y se la hemos recomendado a muchísima gente. Pero para la vida que tenemos actualmente necesitábamos algo más robusto, con más capacidad de almacenamiento y que se pudiera manejar con una sola mano (ya que normalmente voy sola con tres niños y muchas veces con la Peque andando y necesito un carro que se maneje con un dedo si puede ser y que puedan llevar los hermanos con facilidad).

También dejamos casi nuevo un Bugaboo Camaleón, más que nada porque a Mediano cualquier carro le parecía que tenía pinchos y, con Mayor, un espantoso trío de Chicco cuyo recuerdo aún nos causa entre risa y horror.

Todo esto te lo cuento para que veas los carros que hemos tenido en estos diez años de maternidad y te hagas una idea de qué hemos probado.

Pues bien, la silla Ioda es un concepto totalmente distinto a todo lo que habíamos probado hasta la fecha porque es una silla de paseo ultraligera.

Esto quiere decir que sus principales ventajas son:

  • Que pesa muy muy poco: 5,6 kg nada más.
  • Que se pliega en un espacio reducidísimo (52 x 29 x 29), con una sola mano, y que se puede llevar a pulso sin apenas esfuerzo.
  • Que cabe en el avión como equipaje de mano y también en el compartimiento superior de los trenes.

 

Características de la silla de paseo Ioda

Una de las cosas que más llamó la atención en casa cuando la recibimos es pensar que dentro de esa caja tan pequeña pudiera caber un carro.

Hice esta foto para que te hagas a la idea del tamaño real que tiene.

Ioda silla de paseo de Olmitos - embalaje

Y así es como queda plegada, en este caso nada más sacarla de la caja.

Como decía mi Mediano, el carro de la compra plegado nos ocupa más que esta silla. Y yo añado que probablemente pesa más también.

Ioda silla de paseo de Olmitos - plegada

A pesar de ser una silla muy compacta e increíblemente ligera, viene bien equipada.

Aquí puedes ver la capota, que incluye una zona de malla ventilada por la que, además, podemos ver al bebé. La capota incluye protección UV 50.

Ioda silla de paseo de Olmitos - capota y ventilación

En esta foto puedes ver las ruedas y el freno.

Ioda silla de paseo de Olmitos - ruedas y freno

Y aquí te muestro la cestilla. No cabe mucho, como es habitual en este tipo de sillas, pero el acceso es bastante fácil.

Ioda silla de paseo de Olmitos - cestilla

El asiento se regula en varias posiciones con una cinta, tal como puedes ver en la imagen inferior.

Ioda silla de paseo de Olmitos - regulación del respaldo

Así es como queda una vez desplegada.

Estéticamente me parece bonita, me gusta esta combinación de colores. Los textiles son agradables al tacto, incluye acolchado en la zona del broche y en los tirantes de seguridad.

Ioda silla de paseo de Olmitos ultraligera

También lleva una barra acolchada y extraíble, mosquitera y burbuja para la lluvia. Muy completa, sin duda.

 

El día a día con una silla Ioda de Olmitos

Aunque yo en su momento no era algo que valorara, el hecho de que una silla como la Ioda lleve el manillar corrido para mi es un imprescindible. Esto garantiza que la silla se pueda llevar sin problema con una sola mano o, como en la foto, por cualquier niño mayor. A lo mejor cuando solo tienes un bebé no es del todo relevante, pero cuando empiezas a sumar hijos y te faltan manos, es muy de agradecer.

Eso sí, es una pena que no se pueda regular porque yo me lo noto alto y a sus hermanos también les queda muy arriba, como se aprecia en la imagen inferior.

Ioda silla de paseo de Olmitos - manillar

La Ioda se maneja muy muy fácil. Sus ruedas delanteras giran 360º y son un gustazo.

Se desliza casi sin esfuerzo y se puede maniobrar en un espacio muy muy reducido. Nosotros tenemos una casa pequeña y un ascensor igual de diminuto así que para nosotros es fundamental que la silla de paseo de la peque permita moverse de esta manera. En este aspecto le damos un 10.

En cuanto al tamaño del asiento, es bastante más pequeño que nuestro Bugaboo Bee 5. Lo notamos en ancho y alto pero sobre todo en la profundidad del asiento: la Tercera en la Ioda va con las piernas colgando. Es cierto que la Ioda lleva un reposapiés para evitar este problema pero está muy abajo por lo que a ella no le sirve.

Sobre la barra no podemos opinar mucho porque nunca le he encontrado utilidad, más bien una molestia. Pero sé que a mucha gente le encanta y le parece muy útil. Está bien acolchada y se puede articular con facilidad de modo que el bebé puede bajar y subir sin mucho problema.

Ah, y sirve para luego transportar la silla cuando la plegamos, como si fuera un asa.

Ioda silla de paseo de Olmitos con bebé de 16 meses

La capota no cubre mucho pero aporta sombra en la zona de la cabeza. En este aspecto tengo que decir que estamos muy influidos por la impresionante capota que lleva el Bugaboo Bee 5, que cuando la silla va en su posición menos reclinada prácticamente cubre el bebé entero. Para ser justos, la capota está bien para la clase de silla que es y una vez recogida no ocupa absolutamente nada.

Ioda silla de paseo de Olmitos - capota en uso

El asiento no va excesivamente acolchado, hay que pensar que estamos ante una silla donde lo que más se valora es su mínimo peso y facilidad de plegado. Aún así, parece cómodo y el tejido es agradable al tacto.

La silla Ioda ha sacado muy buena nota en nuestro barrio en cuanto a maniobrabilidad y traqueteo. Y eso es mucho decir porque estas calles nuestras están muy mal asfaltadas, tenemos muchas rampas, escalones, grava, desniveles, adoquines rotos… No lo tienen fácil las sillas de paseo por aquí. Así que si la Ioda nos ha gustado en ese aspecto, estoy segura de que para hacer turismo puede ser una estupenda opción.

Lo que menos nos ha gustado es que no hemos conseguido poner el respaldo totalmente recto. Como hay que sujetarlo mediante la cinta que lleva detrás y ésta tiene una especie de tope, el bebé no termina de ir totalmente sentado sino ligeramente reclinado hacia atrás.

Os pongo una foto oficial para que veáis que a la niña de la imagen, que parece mayor que mi Peque, le pasa lo mismo.

Por cierto, la silla se reclina hasta una posición casi totalmente tumbada. Bien para las siestas (aunque las piernas no queden recogidas, como te he comentado antes).

 

¿Para quién es la silla de paseo Ioda?

Hay que tener claro que la silla de paseo Ioda es una silla ultraligera y que sus principales virtudes son su mínimo peso y su plegado en un espacio realmente diminuto.

Además, es una sillita de bebé muy completa y que resulta cómoda. Así que yo lo veo claro: me parece ideal para familias que viajan y buscan una silla de paseo de segunda edad que les permita llevar algo muy muy ligero, que se pueda llevar en el avión, el tren o el coche sin ninguna molestia.

La veo genial:

  • Para vacaciones,
  • Para una escapada de turismo,
  • Para llevar en el coche para niños que son mayores pero que se cansan o necesitan una silla para echarse la siesta.
  • También la veo una opción estupenda para casos como el de nuestro Mediano, que siempre siempre siempre iba en mochila portabebés y la silla no la usábamos a diario.

En mi caso no es relevante porque mis hijos son pequeños pero debes tener en cuenta que el peso máximo que soporta la Ioda es de 15 kilos. Mi hija con 17 meses pesa poco más de 9 kilos, para que te hagas una idea.

 

¿Recomiendo la silla Ioda para un uso diario?

En mi caso no y ahora te explico por qué.

Con la Tercera estamos usando la silla intensivamente, todos los días, porque tengo mil recados que hacer y a veces implica andar muy lejos y porque sus hermanos tienen actividades fuera del colegio y si no la monto no llegamos ni a dejarles ni a recogerles. También necesito una silla con un buen almacenaje para cargar compra o todos los bártulos de sus hermanos y de los juguetes del parque de la Peque. Necesito una silla que no se vuelque de ninguna manera porque con tres niños para un adulto no puedo estar pendiente de eso. Y necesito una silla grande y muy cómoda para que la niña vaya súper a gusto y no llore en cada trayecto… pero que al mismo tiempo sea compacta porque mi casa y mi ascensor son diminutos.

Para nosotros el Bugaboo Bee 5 cumple todo esto y más. Y, sinceramente, creo que pocas sillas pueden darnos lo que necesitamos igual de bien. Ni siquiera la MacLaren que ya he comentado miles de veces que me gusta mucho.

Como verás, la Ioda no se ajusta a esta descripción que te hago de mis necesidades. Pero, ojo, que no es un problema de la silla sino de nosotros. La silla me parece alucinante dentro de lo que es: una silla de paseo de segunda edad ultraligera. Personalmente como carro para diario y mucho trote no la veo pero es que no creo que se haya diseñado para eso.

 

En definitiva, si buscas una silla de paseo muy muy ligera, que puedas plegar en un segundo y llevar como equipaje de mano en los viajes, la Ioda me parece una estupenda elección.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo!Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada.Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com