Qué difícil es caminar por Madrid

Nunca he sido consciente de lo complicado que es caminar por Madrid cuando tienes movilidad reducida hasta que he empezado a salir con el carrito. Ahora, cada vez que bajamos a la calle no hago más que pensar en todas esas personas que van en silla de ruedas, o con bastón, en las demás madres con carritos…
La lista de obstáculos es larga: baches, socavones, alcantarillas a distinto nivel, árboles y papeleras en medio de la acera, coches aparcados en cualquier parte, bordillos de una altura tremenda, losetas sueltas o medio rotas, cacas de perro sin recoger, aceras estrechísimas, negocios con puertas que no se sujetan, o con escalones para entrar o salir, etc etc.
Pero para mi lo peor de todo no son las barreras arquitectónicas. Lo peor es la gente.
Dicen que Madrid es una ciudad de gente muy amable, muy acogedora. Yo nunca he estado de acuerdo con esta afirmación.
A diario me topo con gente que me arrolla, que me arrinconan contra la pared o en el borde de la acera, porque nadie cede el paso ante un carrito. Esta mañana he salido a dar una vuelta, aprovechando que hacía sol, y he tenido varios ejemplos: llegamos a un estrechamiento y no cabemos. En todas las ocasiones, he sido yo la que me he tenido que apartar y dejar pasar a la gente para evitar que mi hijo y yo termináramos arrollados. Y lo curioso es que esta actitud no es exclusiva de niñatos que se están fumando alguna clase del insti, no, los peores, como siempre, son las personas mayores, que se creen con derecho a todo.
Ayer fui al parque frente a mi casa, un gran parque, con lago con patos y todo. Para llegar al lago hay una enorme ¿acequia? (un canal de más de 15 cm de ancho pensado para que corra el agua de lluvia, supongo), precedida de un escalón de más de 20 centímetros. Mire a un lado y a otro, a ver si alguno de los múltiples jubilados que por allí paseaban querían echarme una mano, pero, obviamente, se hicieron los suecos. Así que baje el escalón y salve el abismo sosteniendo el carro, capazo incluido, a lo bruto. Pa’berme eslomao.
Así que entre unas cosas y otras, vuelvo a casa siempre sudando. Esto de salir a pasear con el carrito es una auténtica gymkana. 

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

5 comentarios sobre “Qué difícil es caminar por Madrid

  • el 20/01/2010 a las 17:40
    Permalink

    Yo creo q eso pasa en Madrid y en todas partes, nadie te deja pasar y es mas muchas veces se te cruzan delante del carro que tienes que ir tirando del carro para no darles, claro q cuando en un mismo dia te lo hacen un par de veces a la 3ª no tiras

    Respuesta
  • el 20/01/2010 a las 19:19
    Permalink

    Puff, yo lo estoy sufriendo estando aún embarazada. Hasta ahora las veces que he viajado en el metro nadie me ha cedido el asiento, y cuando camino entre la multitud, soy yo la que se tiene que estar cuidando de que no la atropellen los otros peatones, más que nada tengo miedo de que me golpeen la tripa, que la cuido como oro, jeje. Además lo que no llego a comprender en estos años que llevo en España, es porqué mucha gente se queda plantada en un sitio y no se mueve del lugar si ve que alguien quiere pasar, eso sí que me pone de los nervios, yo digo para mí misma que se creen que estan solos en el planeta tierra, porque ellos como que ni se enteran de la existencia de los demás. En fin, paciencia, Eva. Un besote.

    Respuesta
  • el 20/01/2010 a las 19:40
    Permalink

    A mí me pasaba igual y no vivo en Madrid. La de veces que tuve que coger el carrito en brazos para salvar algún obstáculo. Creo que así tengo de destrozda la espalda! Un besote

    Respuesta
  • el 20/01/2010 a las 23:54
    Permalink

    Si que es cierto que en Madrid van todos como si no llegaran a ningún lado, y como te ven con el carro se piensan q ellos ocupan menos y son mas rápidos, con lo cual pasan antes. Así que no te preocupes…esperemos que estas cosas no vayan a peor!Yo que vivo en la periferia de Madrid, creo q el paseo con carrito se hace mas sencillo. besitoos

    Respuesta
  • el 21/01/2010 a las 15:03
    Permalink

    Si te consuela, creo q no es solo en Madrid, ni lo de las barreras arquitectónicas, ni lo de que te ayuden a salvar los obstaculos, o subir el cochecito al autobús… Y si te digo parar en un paso de peatones…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com