Puericultura: sacos de dormir

Saco dormir Grobag
Anoche recordaba la de dudas que tenía yo antes de tener al bebito acerca de los sacos de dormir. Por más que todos los padres que conozco me hablaban maravillas de este invento, yo no las tenía todas conmigo. Y debe ser algo de lo más común entre los que aún no habíamos descubierto sus virtudes porque meses después soy yo la que se los recomiendo a cualquiera que me quiera escuchar.
Uno de los miedos que yo tenía es que al dejar los brazos al descubierto, se quedara frío rápidamente, sobre todo las manos. Esa explicación que dan los fabricantes acerca del microclima que se crea dentro del saco y que “ventila” a través de los huecos de los brazos me parecía muy inverosimil; ahora doy fe de que no lo es. Nunca le he tocado las manos frías, ni tampoco los brazos.
Una vez que el bebé empieza a moverse en la cuna, o le pones un saco o ¿cómo le arropas?. Yo me pregunto qué usaban nuestras madres para conseguir tenernos tapados más de cinco minutos, me parece absolutamente imposible. Por más que remetas las sábanas y las mantas, acaban sacando las piernas por encima en un periquete, por pequeños que sean. Si ya son bebés más mayorcitos, ni hablamos.
Para mi ha sido el gran descubrimiento del mundo de la puericultura. Tanto que si a mi hijo le sigue gustando el saco pienso usarlo hasta bien mayorcito, que he visto que existen sacos ¡hasta para niños de seis años!
Sobre dónde comprarlos, en tiendas físicas los más difíciles de encontrar son los de entretiempo y los de verano, pero los de invierno los he visto hasta en Primark (¡más barato, imposible!).
Online (que es la opción que yo veo más cómoda) os recomiendo, como siempre, en Amazon.es. Tienen muchos modelos por ejemplo de sacos de dormir de Grobag, que es una marca de la que hemos tenido varios y me gusta mucho.
Desde luego, si alguien está pensando en un regalo útil para un bebé yo no dudaría en comprarle un saco, me parece un acierto seguro.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

31 comentarios sobre “Puericultura: sacos de dormir

  • el 11/05/2010 a las 8:06
    Permalink

    Pues yo en su día los estuve mirando y remirando, pero el problema de mi hijo no es solo que se destape…. que lo sigue haciendo con mucho arte, sino que suda a mares y tiene unos calores nocturnos que no veas. Ponerle el saco hubiera supuesto estar empapado toda la noche. De hecho al quedarse dormido tiene que ser destapado, y a los 5 minutos ya está sudando, luego se le pasa y entonces le puedo arropar. Pero ahora cuando vaya a despertarle estará destapado y nada frío os lo aseguro.

    Pero sí, me parece algo más que interesante de tener.

    Sobre tenerle con saco hasta bien mayor…. yo creo que no es posible. Si yo a mi hijo ahora con sus 3 años le pongo algo así me manda a paseo. Con lo que le gusta a él levantarse de la cama, subirse, bajarse. Creo que es algo más indicado para bebés, pero cuando ya empiezan a ser más independientes de movimientos dudo que se pueda poner.

    Pero si alguna mami lo está usando con niños más mayores que lo cuente por favor.

    Este me lo apunto yo en la lista, ya muy larga (je, je) de regalos para mi futura sobrina.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 9:09
    Permalink

    Yo los descubrí cuando nació mi peque gracias a la recomendación de una amiga que había nacido en Alemania y allí ya se usaban, de hecho ella los tuvo de pequeña.
    Los busque los compre (uno de invierno y otro de verano) y para mí ha sido la mejor compra que hice.
    Mi peque estaba súper a gusto con ellos. Después al hacerse mayor dejó de destaparse y ya dejó de usarlos.
    Ahora es que se tapa hasta la cabeza, así que no tengo problema. XDDD

    —-
    http://lallavedelbaul.wordpress.com/

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 9:20
    Permalink

    Yo los descubrí tarde, muy muy tarde, como es que nadie me había hablado de su existencia!!!! jajajaja. Pues eso yo empecé a utilizarlos cuando la peque ya tenía 12 meses, antes me tocaba abrigarla bien para dormir, porque sabía que se destaparía,….aixxx para el segundo ya no me pasará.

    Un saludo

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 9:44
    Permalink

    A mi no me han gustado nunca… igual es porque a mi no me gusta dormir en sacos, me dificulta los movimientos y por tanto, creo que para un bebe la sensación debe ser parecida… Yo encontré la solución con los pijamas manta… son también faciles de encontrar y también se encuentran en primark…

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 9:45
    Permalink

    Nosotros lo estuvimos hablando hace algún tiempo, a raiz de acompañar a unos amigos a comprar uno para su hijo, y al final deshechamos la idea. El peke no para quieto en cuanto detecta que tiene algo encima, y cuando digo no para es exáctamente eso, no para hasta que desaparece, da patadas manotazos, sube las piernas, se retuerce hasta que al final consigue deshacerse de lo que le has puesto. La única manera de mantenerle tapado es aprovechar que entre en fase REM y taparle entonces o meterle en la cama con nosotros que entonces está más tranquilo y si que soporta estar tapado. Es probable que para el otoño que viene compremos uno a ver si lo aguanta, aunque no tengo yo todas conmigo

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 10:27
    Permalink

    Al mío se lo empece a poner con 5 meses creo, cuando empezó el invierno, y al principio no lo quería porque empezaba a patalear así que lo que hicimos fue dejarselo abierto por los pies y así si que lo admitió a los 15 días ya se lo podíamos cerrar del todo y todavía sigue usándolo con 12 meses, cuando se despierta se pone de pie en la cama con saco y todo y se pone a saltar.
    ¿Dónde venden los sacos esos de verano? Son sólo una sábana o cómo son?
    Porque la verdad es que no se que hacer para el verano si ponerle directamente un pijama de esos de primavera que son largos, porque total haran lo mismo que el saco y se movera mejor no?

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 10:36
    Permalink

    Qué culebrillas tenéis por ahí!!. Mi bebito toleró el saco muy muy bien desde el principio, además creo que ya lo asocia con la rutina de dormir.

    Los sacos se clasifican, normalmente, en ratios TOG:

    – El ratio 2.5 es el ratio para sacos de invierno. No sé por qué, pero este saco es el más fácil de encontrar, incluso en pleno verano. Este saco lo venden en cualquier sitio: Prenatal, Mothercare, Primark, incluso en supermercados, en el Corte Inglés, por Internet. Yo se lo he estado poniendo con un pijama de esos de piel de terciopelo, sin body debajo, y se despertaba calentito y bien.

    Estos sacos equivalen a una sábana y dos mantitas o un edredón nórdico.

    – El ratio 1.0 es el ratio que yo llamo de "entretiempo", para cuando la habitación está ya a más de 21 grados. A finales de abril le tuve que dejar de poner ya el saco de invierno porque estaba sudandito por la mañana. Ahora le pongo este saco con un pijama de cuerpo entero largo. Los días que ha hecho más calor le he dejado sólo con un body de manga larga, incluso hubo un par de días que le puse un pijama de manga corta solamente.

    Estos sacos son más complicados de encontrar. En Primark han sacado unos sacos con estampados primaverales pero si miramos la etiqueta pone 2.3, así que no me vale (¡ojo con la etiqueta!). Donde sí los he visto es en Mothercare, tanto de su marca propia como de Grobag (que es más cara).

    Estos sacos equivalen a una sábana y una mantita.

    – El ratio 0,5 es el equivalente a una sabanita. Es para el pleno verano. Mis padres me han traído uno de EE.UU. Aquí no los he buscado, pero me imagino que lo venderán en Mothercare, que es donde más surtido he visto.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 10:38
    Permalink

    Sobre los pijamas manta, a mi me dan no-se-qué. Con los caluroso que es mi hijo, tengo la impresión de que no se iba a encontrar a gusto. Además, mi marido es de estos que acostaría al niño medio en bolas así que no me dejaría ni loca que le pusiera uno.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 10:45
    Permalink

    Jajaja Eva, yo también soy de la misma liga que tu marido. Que hay veces que le veo al pobre con más capas que un sandwidch de 3 pisos y me da la sensación que lo estamos haciendo al baño maría. A parte que el nuestro, de frío nunca se ha quejado, pero si lo ha hecho por tener calor.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 10:54
    Permalink

    No tenia ni idea de eso de los ratio, el mío tiene 2 sacos de invierno que supongo que serán de ratio 2.5 pero la verdad no he visto en la etiqueta que lo indique, son comprados unos en kiabi y otro en Alcampo, los dos de disney así que imagino que serán de 2.5
    He mirado el catálogo del mothercare y tienen los del 1 y el 2.5, del 0.5 no hay nada, pero me pasaré por la tienda porque los días esos de calor de abril se levantaba todo sudado con el saco de invierno y claro le quitamos el saco pero entonces no aguantaba tapado ni mientras le ponías la manta encima.
    Lo que acabo de ver tambien en mothercare es una sábana con body para meter al niño dentro no se yo que resultado dará eso con las lagartijas estas.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 11:00
    Permalink

    yo los conocia pero nunca los he usado, mi hijo tambien es muy caluroso y ocurre una cosa curiosa solo se destapa cuando tiene calor que si tiene frio no bien arropadito que se queda.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 11:07
    Permalink

    Muchas gracias por el enlace ese, porque viene una tabla que te pone segun la temperatura que ponerle que nosotros estos dias estamos siempre preguntandonos pijama con body sin body y ahi indica por temperatura si poner body con pijama o solo body que parece que nos puede ayudar

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 11:22
    Permalink

    De nada!. La tabla sirve de orientación aunque yo lo hago a ojímetro. Esta noche, por ejemplo, ha dormido con body sin mangas, pijama entero de manga larga y saco 1.0. Según la tabla es un poco excesivo, pero yo le tengo ya muy bien cogido el punto al niño 😛

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 11:27
    Permalink

    A mi los sacos no me han servido, tengo uno que le compré a la mayor cuando ya era mayorcita, ya tendría más de un año, pero nada, no había manera, pataleba como una loca. Luego, con la segunda traté de usarlo despues del verano, cuando ya tenía unos 8-9 meses, pues tampoco, tampoco lo toleraba. No lo usé antes porque mientras estuvo en la minicuna la niña no se destapaba y además, el saco era más grande que la minicuna. Luego llegó el verano y no lo vi necesario. Así que durante todo este invierno ha dormido con pijama gordete con pies y body debajo. Yo la tapaba con el nórdico y pensaba que estando la casa a más de 20 grados, si se destapaba, pues tampoco se iba a congelar la criatura. En cuanto al saco, si a alguien le interesa, se lo vendo barato, esta si usar XD

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 11:43
    Permalink

    ¡Si antes digo que no conozco a nadie a quien no le haya ido bien con los sacos! jajaja. A mi hijo se lo empecé a poner con dos meses, más o menos. ¿Quizá por eso le gusta?. A lo mejor si uno se lo intenta poner a un bebé mayorcito que no los ha probado tiene menos éxito, no lo sé…

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 12:59
    Permalink

    Yo he sido una de las que lo usé de pequeña, incluso hay alguna muñeca con uno puesto en casa, pero vamos, no creo que sean tan modernos como los de ahora, con los diferentes grados de calor, o lo que sea el ratio.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 14:51
    Permalink

    Yo también pienso que esto se les debe poner desde muy pequeñitos, porque como se acostumbren a rular por la cuna y luego se lo pongas, estás perdido.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 16:00
    Permalink

    A mi peque le funcionaron muy bien hasta q cumplio los 14 meses, a esa edad ya se lo quite pq el mio se mueve mucho y rula y rula por la cuna, ademas coincidio con una epoca de despertares q achacamos a q estaba incomodo con el saco, auqnue a lo mejor no era eso, a saber.
    Este invierno lo q hicimos fue ponerle dos pijamas, si suena heavy, pero nos funciono. Le poniamos uno debajo mas finito y otro encima de los de terciopelo, asi si se destapaba no cogia frio y podia moverse a su entojo.
    Yo los sacos q tenia son de grobag, q me costaron una pasta, pero los hay bastante chulos en el carrefour y en c&a por 20 o 30 euros

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 16:09
    Permalink

    A mis hijas también les puse el saquito, porque encima como vivimos cerca de una zona de vías, al mínimo ruido se despertaban y no paraban de destaparse. A la mayor la tuvimos 1 mes entero con catarros, pero entonces una amiga que tenemos de Ucrania nos lo recomendó.

    Ya hace muchos años de esto obviamente, pero pudimos reaccionar a tiempo. La verdad eramos un poco novatos cuando fuimos padres por primera vez. Por cierto, ¿me podrías decir el precio exacto de estos sacos en Primark? O aproximado, es que tengo una amiga que lleva una página de consejos y le podria interesar.

    Espero que todo vaya bien 🙂 … Yo este fin de semana me fui a Santander, por eso me quedé unos días sin volver por aquí (estoy preparandome un blog por cierto!!) ANA

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 16:15
    Permalink

    Yo los intenté usar pero los niños amanecían empapados en sudor así quehe optado por manta y si se la quitan, pues nada ya está la calefacción.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 16:23
    Permalink

    Mi hijo rula de un lado a otro antes de dormirse y no se enreda en el saco. Y eso que el que usa ahora es bastante largo (es de esos hasta 18 meses).

    El precio de los Primark… no sé si 7 euros o 9 euros. Pero no más. Lo que sí te digo es que de los de verano no he visto, ahora tienen unos con estampado de primavera pero el ratio es el mismo (me parece un poco timo, más de uno se lo llevará a su casa pensando que es de verano y es el mismo que el de invierno). Yo cogí uno ese invierno y está como nuevo, a pesar de haberlo lavado y metido en la secadora un millón de veces.

    Mamalis, pero qué les ponías debajo del saco?! jajajaa. Lo que suelen decir es que tu vayas regulando la ropa que les pones en función del calor con el que veas que se levantan.

    Respuesta
  • el 11/05/2010 a las 18:47
    Permalink

    Yo no usé ni usaré ahora porque en mi casa hay calefacción central común, que no puedes apagar ni regular y hace siempre tanto calor que todo el año dormimos con pijama de verano. Al peque le puse un pijama un poco calentito y fue suficiente; jamás le noté con frío. Pero si que me parecen útiles, por supuesto.

    Respuesta
  • el 17/09/2010 a las 13:18
    Permalink

    Hola. Es la primera vez que visito tu blog y me ha gustado mucho.
    Por otra parte me ha venido muy bien toda la información sobre los saquitos porque llevaba tiempo pensando en ellos como solución a la forma de dormir de mi hijo. Te explico tiene 12 meses y rueda y rueda como una peonza…de pequeñito le tapaba con mantas pero terminaba destapado. Y ya desde los 8 meses más o menos no me deja taparle con nada, así que le pongo un pijama más gordito y una toallita en la tripa, pero le dura poquito puesta.
    Estoy casi decidida a probar los sacos pero tengo una duda: cuando se los poneis??? Lo digo porque mi hijo sólo sabe dormir en brazos y no se si tendría que ponerselo antes de empezar a dormirlo o se puede poner una vez lo eche a la cuna.
    AHH y otra duda… si dan muchas vueltas se enrollan en el saco???
    Gracias.

    Respuesta
  • el 17/09/2010 a las 13:37
    Permalink

    Cristina, mi hijo siempre ha usado el saco, salvo ahora en verano que ha dormido solamente con el pijama. Hasta el verano le poníamos el saco cuando le poníamos el pijama, después tomaba el biberón en brazos y de ahí a la cuna, se quedaba frito en 2 minutos. Ahora, como cena en la trona y además en la cuna se pone de pie y demás, lo que hacemos es acostarle sin nada y en cuanto se duerme, le ponemos el saco. De todas formas, en invierno probaré de nuevo a ponérselo desde el principio porque ahora ya le ha cogido el truco y sabe ponerse de pie igual con él que sin él. El saco no se enrolla a penas, también depende de lo grande que le esté, pero no les resulta incómodo para nada. A mi me encantan.

    Respuesta
  • el 15/02/2011 a las 7:40
    Permalink

    pues mi hijo debe ser rarito o el saquito que compré en Ikea muy cutre, porque el niño se levantaba con las manos heladas, asi que deje de ponérselo. Pero estaís hablando tan bien de ellos que lo mismo pruebo con uno de Primark

    Respuesta
  • el 15/02/2011 a las 10:57
    Permalink

    Penelope, lo de las manos frías es muy común en los bebés, pero eso no quiere decir que tengan frío. Donde hay que tocarles es en la parte de la nuca para ver si están calentitos o no. Los sacos de Ikea no los he probado pero me imagino que serán como todos. Tu prueba a tocarle ahí atrás.

    Respuesta
  • el 25/06/2012 a las 6:29
    Permalink

    Qué interesante!! ¿y se pueden utilizar desde que son bebés? ¿a partir de cuántos meses del bebé se recomiendan?

    Respuesta
    • el 25/06/2012 a las 6:31
      Permalink

      Normalmente se recomiendan a partir de los 3.5 kg, es decir, que en algunos casos se podrá usar desde el nacimiento y en otros unas poquitas semanas después. Para mi son un must.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com