Pesadillas como síntoma de embarazo

Sigo pensando que los síntomas de embarazo no existen. O que existen, sí, pero tienen tanto en común con los síntomas post ovulatorios que muchas padecemos que es imposible discernir a qué se deben.

Sin embargo, hay cosas que mosquean…

Pesadillas como síntoma de embarazo

En enero de 2009, una semana después de haber ovulado, empecé a tener pesadillas y sueños muy movidos, inquietantes, de esos que cuesta olvidar al día siguiente. Me extrañó. Tener una pesadilla de vez en cuando no creo que sea raro aunque yo no las suelo tener, pero tenerlas prácticamente todas las noches, incluso alguna tarde si me echaba la siesta, me pareció extraño. Una semana después confirmé que estaba embarazada. No recuerdo hasta cuándo tuve ese tipo de sueños pero sí que me acompañaron durante bastantes semanas, de forma bastante frecuente.

En agosto de 2011 me ocurrió prácticamente lo mismo. Una semana después de ovular empecé a dormir muy mal. Eso no me sorprendió mucho, soy de poco dormir y en verano aún menos, pero ese insomnio era especialmente intenso. Las pocas horas que dormía, para colmo, tenía sueños muy enrevesados, desagradables, me levantaba con mal cuerpo, como si me hubiera pasado un tractor por encima. No le dí importancia a pesar de la frecuencia pero cuando unos días más tarde el test de embarazo dió positivo me acordé de que eso ya me había sucedido anteriormente.

A comienzos de septiembre de 2017 empecé a tener pesadillas todas las noches. Sueños inquietantes, muy movidos, sudaba a chorros y me despertaba cansada. A pesar de que tras dos embarazos con pesadillas parecía que había un nexo más que evidente, no le di importancia. La verdad es que en aquel momento no pensaba ni por lo más remoto que pudiera estar embarazada. De hecho, creo que ni me acordé de que en mi caso podía entender las pesadillas como síntoma de embarazo… Sea como sea, continué teniendo esos malos sueños noche tras noche, hasta que a finales de mes me dió por hacerme un test de embarazo y, efectivamente, dió positivo: estaba embarazada por tercera vez.

He tenido ese tipo de sueños en mis tres embarazos. No todas las noches tengo pesadillas pero sí con bastante frecuencia, unas tres veces por semana. Y cuando no son pesadillas son sueños muy intensos, con personas que hace siglos en las que no pienso (ni ganas que tengo, normalmente), situaciones de peligro, de estrés… muy raros. De esos que luego por la mañana les das vueltas y vueltas.

También hubo algo en común con los embarazos de mis hijos mayores: una sensación parecida al nerviosismo que siento en los primeros minutos tras haberme despertado y a veces también en momentos aislados del día. Es una inquietud muy peculiar, no puedo describirla de otra forma. Recuerdo que tuve esa sensación extraña durante mucho tiempo en el embarazo de mi hijo, quizá de principio a fin (no recuerdo ya) y me es muy familar.

Como digo, realmente no creo mucho en estas cosas. ¿Coincidencia? O quizá sea fruto, simplemente, de los grandes cambios que el cuerpo experimenta sin que nos demos cuenta.

El cuerpo humano, que no deja de maravillarme…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

42 comentarios sobre “Pesadillas como síntoma de embarazo

  • el 28/09/2011 a las 12:37
    Permalink

    Yo no se si es un sintoma pero si me has recordado que yo un dia mientras estaba embarazada, estaba en la cama y de repente no se si fue un sueño o hubo algo que me produjo mucho miedo y lo que más me sorprendió es que no era capaz de controlarlo.

    Mi pareja sé que luego iba diciendo que era la niña la que tenia miedo y yo era la que lo expresaba pero yo no puedo asegurar nada porque esto fue estando de dos meses.

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 19:04
      Permalink

      Qué cosas pasannnn!!

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 12:41
    Permalink

    Yo tambien soñaba muchisimo cuando estaba embarazada, es más hace unas semanas empecé a soñar más y me entró la duda, de la que me sacó un test (mecahchis!!)… pero bueno seguiremos intentandolo… jajaj Un besito

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 19:04
      Permalink

      Jajajajaja! El día menos pensado!

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 13:05
    Permalink

    Pues a mí me ha pasado justo al revés. Soy una persona que siempre SIEMPRE se acuerda de lo que ha soñado. Hasta me acuerdo de varios sueños en una noche, sin embargo ahora caigo como un tronco y me despierto con la mente en blanco, como si me la hubieran reseteado y formateado.

    Había leído mucho sobre las pesadillas de las embarazadas, especialmente en el tercer trimestre y, la verdad es que me acojoné un poquito pensando en cómo era yo con respecto a los sueños. Por ahora voy bien (toco madera, no vaya a ser que esta noche tenga la gran pesadilla jejeje) y supongo que será al cansancio del sueño acumulado y del movimiento que me pego durante el día el que hace que caiga en un sueño tan profundo que hace que no recuerde nada.

    Lo malo es que, contra las pesadillas, no hay remedio. Respira hondo cuando te despiertes de una, relájate y piensa que son sólo eso, sueños. Un besote!!

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 19:04
      Permalink

      Dormir profundo, ¡qué bendición! Yo hace siglos que no sé cómo es eso! jaja

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 13:32
    Permalink

    A mi me ha pasado también. En los dos embarazos. Sueños hiper-realistas y en general de mal rollo que recuerdas cuando te levantas. En mi caso la estrella eran las broncas, con mi marido, con mi madre, con mi hermana…

    En fin, que eso, son sólo sueños.

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 19:02
      Permalink

      Sí, son sueños, pero ¡qué reales!

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 13:44
    Permalink

    Y que desagradable es esa sención cuando te levantas, verdad?

    Yo tuve alguna pesadilla que otra, pero sobre todo sueños super intentos no siempre agradables aunque no llegaran a pesadilla.

    Y encima cuando me despetaba me costaba un par de minutos convencerme de que había sido un sueño y no real.
    Muchas veces me dejan mal cuerpo para todo el día.

    Espero que pasen pronto.

    Besos

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 19:02
      Permalink

      Uff, sí, esas que tardas un rato en bajar a la tierra son durísimas!

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 14:45
    Permalink

    Hola! Yo no me acuerdo de haberlos tenido en ningun de mis embarazos, pero si, en el primero, de soñar que ya tenia a mi hijo y le daba el pecho. Me acuerdo perfectamente de la sensación de felicidad física que tuve al despertarme.
    Pero si, el cuerpo humano y sus hormonas son fascinantes. Yo, cuando estoy cercana a la ovulación o en ella, es cuando mejor me siento: más positiva, de buen humor, con la libido en alta, más guapa… Lo peor es la semana pré-regla, cuando todo baja… Dias ovulatorios aparte, mi paraíso hormonal son los embarazos (volvido el primer trimestre más o menos).
    Francamente no sé como se pude vivir con píldora, que todo lo artificializa – a mi me va fatal en todos los sentidos. Pero claro, cada cuerpo es único…
    Un beso,

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 19:02
      Permalink

      Te contesto a la parte del comentario que no está repetido, lo de la píldora… Pues mira, yo la tomé 8 años, se dice pronto. Y, bueno, si hago una valoración global puedo decir que me fue muy muy bien porque yo venía de una situación de un desastre de reglas tremendo y todo eso se estabilizó, lógicamente. Ahora, es cierto que al artificializar el ciclo pues… eso, que es raro. Ahora que sé cómo son los ciclos de verdad entiendo hasta qué punto son artificiales los de la píldora y no sé si me convencen o no, supongo que tendría que sopesar los pros y los contras y a día de hoy no creo que la vuelva a tomar nunca. Pero en su momento no estuvo mal.

      Respuesta
      • el 29/09/2011 a las 19:45
        Permalink

        Hola! Lo curioso es que, siendo adolescente (entre los 16 y los 18, creo) tomé la píldora y me fue bien (incluso sin recomendación médica, tomaba la misma que una amiga…). Después la dejé y cuando intenté retomarla, ya en torno a los 22 años, además del ligero aumento de peso y de la pérdida de libido, me afectaba la circulación y mis piernas parecian el doble! Así que píldora nunca más (durante años hemos utilizado como anticonceptivo un misto de método barrera con calendario, y sin sorpresas), hasta el posparto de mi primer hijo – aqui mientras hay lactancia es muy comun una “mini” píldora, Cerazette, que como tiene muy baja dosis de hormonas no me va mal. Pero mientras se acaba la lactancia ya no es eficaz. Recientemente he probado una nueva con hormonas “humanas”, no totalmente sintetica (no me acuerdo de la marca), pero al segundo ciclo empecé a quedar alterada y volvi a los métodos tradicionales…
        Pero es muy interessante, a lo largo de los años, ver como el conocimiento de tu cuerpo va aumentando, y como puedes vivir con más calidad conociendolo.

        Respuesta
        • el 03/10/2011 a las 12:10
          Permalink

          Pues sí, estoy de acuerdo contigo…

          Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 14:45
    Permalink

    Yo recuerdo que durante el embarazo, si tenía alguna pesadilla que otra, pero no tan frecuentes como las tuyas, si que me acuerdo que siempre se relacionaban o con mi marido (me dejaba por otra con toda mi tripota gorda), con él nene (algo le pasaba en la bañera, se caía de la cuna, cosas así) o bien con el parto. Pero creo que son cosas que tenemos todas las embarazadas, miedos a cosas que antes no dabas tanta importancia, de todas formas el cuerpo es sabio, y lo hará para ir preparando no solo el cuerpo si no también la mente ante el cambio tan brusco que nos viene. Un besotey que se pase pronto.

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:59
      Permalink

      Que mi marido me deja es algo que sueño con relativa frecuencia… ¡debe ser que le quiero mucho y no quiero que me deje por otra! jajajajaa Besos.

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 14:46
    Permalink

    Hola! Yo no me acuerdo de haberlos tenido en ningun de mis embarazos, pero si, en el primero, de soñar que ya tenia a mi hijo y le daba el pecho. Me acuerdo perfectamente de la sensación de felicidad física que tuve al despertarme.
    Pero si, el cuerpo humano y sus hormonas son fascinantes. Yo, cuando estoy cercana a la ovulación o en ella, es cuando mejor me siento: más positiva, de buen humor, con la libido en alta, más guapa… Lo peor es la semana pré-regla, cuando todo baja… Dias ovulatorios aparte, mi paraíso hormonal son los embarazos (volvido el primer trimestre más o menos).
    Un beso,

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:59
      Permalink

      Pues eso sí que es ser afortunada porque normalmente el embarazo suele ser una etapa durilla!!! Besos.

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 14:47
    Permalink

    Perdona la duplicacion de mi comentario! Y que te pasen pronto las pesadillas!

    Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 16:16
    Permalink

    Yo no recuerdo haber tenido pesadillas durante el embarazo de mi hija, pero sí que recuerdo que soñaba muchas veces con que le veía la carita y la tenía ya en mis brazos…y me despertaba con una sensación de bienestar maravillosa…supongo que todas esas sensaciones que experimentamos la mujeres estando embarazadas son fruto de los cambios hormonales que experimenta el cuerpo.

    Espero que se te pasen pronto las pesadillas y puedas dormir y descansar por las noches.

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:58
      Permalink

      Pues a ver… no confío mucho en ello por mi experiencia anterior pero ¡nunca se sabe!

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 20:10
    Permalink

    A mí nunca me ha pasado lo que describes. Sí siento que mi “sueño” ha cambiado desde que soy madre. Tengo el sueño muy ligero, me despierto con cualquier ruido u olor y tengo más pesadillas y sueños movidos que antes. Eso antes de ser mamá no me pasaba. Quizá sean las hormonas…

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:58
      Permalink

      Yo es que siempre he tenido el sueño ligero y tendencia a dormir poco y mal pero sí, creo que cuando se es madre, se duerme más alerta aún. Qué cosas tiene la naturaleza!

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 20:45
    Permalink

    Yo he estado dos veces embarazada y me paso igual…. La primera vez ni me imaginaba q estaba embarazada y tenia pesadillas…. Y la segunda m lo imaginaba y tb las tuve… M duraron hasta las 10-12 semans!!
    (pensaba q era la unica!)

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:57
      Permalink

      Ya ves, somos unas cuantas!

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 22:02
    Permalink

    Yo sí creo en los síntomas de embarazo, porque en mi ambos embarazo sno té que mi cuerpo estaba “raro” antes de hacerme el test. En el primero, me extrañó porque el mismo día 1 de la falta, que aún no había falta, comimos fuera y la comida me provocó ardores de estómago, algo que jamás me había pasado, y me extrañó; al día siguiente fui de barbacoa y volví a tener ardores después de comerme un par de salchichillas, empecé a sospechar y al día siguiente salió la rayita.
    En el segundo embarazo el síntoma fue diferente, desde que había dejado las anticonceptivas hacía 3 meses cada vez que me iba a bajar la regla, 3 días antes me salía un montón de acné en la cara y cuello, que se pasaba tras la regla. Esa semana, 3 días antes de lo previsto allí no había ná y empecé a sospechar, el test me dio positivo 2 días antes de la falta. Y bueno, teniendo en cuenta que como como una lima y tengo un estómago fuerte, cuando empecé a sentir las náuseas sabía que eso era síntoma típico y tópico del embarazo.
    No recuerdo pesadillas especiales con Antía (es que yo sueño muchísimo) pero embarazada de Iván sí, soñé por 3 veces con su parto, y en las 3 salía mal. Pero mira, creo que con esto me has dado una idea y lo contaré en el blog jajaja. Besotes

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:57
      Permalink

      Pues lo leeré, lo leeré, que ahí te sigo, silenciosamente la mayoría de las veces!! jaja

      Respuesta
  • el 28/09/2011 a las 23:12
    Permalink

    Supe que estaba embarazada de mi segundo hijo cuando soñé que unas olas enormes amanazaban llevarse al mayor,de cinco años entonces,Al despertar,empapada en sudor,empecé a temblar de manera incontrolable.Pocos dias después el test de embarazo daba positivo.Durante los dos embarazos nunca soñé con una niña…y efectivamente,como me decian mis sueños,mis dos hommbres ya han cumplido 18 y 12 años
    Un saludo

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:57
      Permalink

      Yo es que nunca he soñado con mi bebé, es curioso… Qué cosas fabrica nuestra mente mientras dormimos!

      Respuesta
  • el 29/09/2011 a las 7:49
    Permalink

    Sí que puede ser fruto de tanto cambio que se produce en el organismo. Yo tengo sueños muy intensos de cuando en cuando, a veces son pesadillas pero no es lo normal. En mi embarazo tuve muchos sueños, más de lo habitual, pero sobre todo en el último trimestre de embarazo, ahí se me despertaba sobresaltada y todo.

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:56
      Permalink

      Qué cosas, eh?

      Respuesta
  • el 29/09/2011 a las 8:01
    Permalink

    En los últimos meses yo he soñado de vez en cuando con que tenía un bebé, lo paseaba o le daba teta. Al principio, pensé que era una premonición, que pronto iba a quedarme embarazada, pero sigue sin suceder, y los sueños no terminan de irse. Yo creo que muchas veces soñamos con lo que nos produce inquietud.

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:56
      Permalink

      Estoy de acuerdo contigo, a veces soñamos con inquietudes que tenemos… aunque a veces no tengo ni idea de por qué sueño con ciertas cosas…

      Respuesta
  • el 29/09/2011 a las 8:08
    Permalink

    Quizá sea porque yo lo he sufrido, pero a mi en cada embarazo las pesadillas se han intensificado, así que sí que creo en las Pesadillas como síntoma de embarazo.

    Espero que consigas dormir mejor. Besitos,
    Suu

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:55
      Permalink

      Sí, me he acordado de ti cuando estaba escribiendo esto… A ver si mejora la cosa!

      Respuesta
  • el 29/09/2011 a las 11:51
    Permalink

    Yo tuve muchas pesadillas en el tercer trimestre y sobre todo durante los primeros meses de vida de la bruja, soñaba que le pasaba algo, que no la encontraba,… y me despertaba con una angustia tremenda.
    Espero que no te duren mucho, un beso

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:55
      Permalink

      Me imagino! Pues a ver si pasan, que no se yo, porque anoche…

      Respuesta
  • el 29/09/2011 a las 13:15
    Permalink

    No recuerdo haber tenido pesadillas en mis embarazos pues, de todos modos si logro repetir experiencia me fijaré!

    Respuesta
    • el 29/09/2011 a las 18:55
      Permalink

      Bueno, probablemente no las tengas, así que mejor porque la de anoche ha sido de aupa!!!!!

      Respuesta
  • el 30/09/2011 a las 9:49
    Permalink

    Hola, guapa! ¡SÍ! es normal, normalísimo, diría yo. En mi blog, en “embarazo”, hay un post dedicado a los “sueños de preñada” que son de todo menos “normales”. Pesadillas horribles que te despiertan de golpe, con el corazón a mil por hora. Laura Gutman te diría que es la sombra, que en el reposo de la mente, cuando el inconsciente aflora, se deja oir con toda su fuerza. Cosas que quizás creías resueltas, personas que quizás creías que ya no te “afectaban”, vuelven, para recordarte que no todo está tan puesto en su lugar. Miedos, preocupaciones, aquella sensación de “sabré hacerlo bien”? “saldré de esta”? que quizás no es consciente, pero que está allí… miedos muy profundos que con el embarazo se hacen visibles. Aprovéchalos para entender como te sientes, qué te pasa, qué miedos tienes,… y saber un poco más de ti.
    Un beso. Y que tengas… “felices sueños” 🙂

    Respuesta
    • el 03/10/2011 a las 12:10
      Permalink

      Sí, si muchos sueños entiendo por qué son aunque otros no… me parece muy significativo, la verdad, que estando embarazada se lleguen a tener sueños tan intensos.

      Respuesta
  • el 16/03/2016 a las 9:48
    Permalink

    La semana anterior a saber que estaba embarazada tuve el peor insomnio que recuerdo. Llegué a decirle a mi marido “me da la impresión de que no volveré a tener sueño en la vida”, me dormía de golpe, sin tener en ningún momento la sensación de tener sueño, y me despertaba igual, a las dos horas o a las siete, sin sensación de estar adormecida en absoluto. Después, muy poco después de confirmar el embarazo llegaron los sueños malos. No llegan a ser pesadillas, pero mi mente no descansa. Va de una situación estresante y psicodélica a otra a velocidad de vértigo. Además de las cinco veces mínimo que me despierto por noche. Me despierto con la sensación de no haber dormido nada. Me alegra saber que es un síntoma medianamente normal! Porqur estaba empezando a preocuparme.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com