No quedarse con los brazos cruzados

Leyendo esta entrada del blog de Mamá reciente (cada vez menos) he pensado que tenía que escribir sobre esto. Habla de que si existe un retraso en el lenguaje es muy recomendable acudir cuanto antes a un especialista para que lo valore, porque más vale prevenir que curar y porque en caso de ser necesario un tratamiento, cuanto antes nos pongamos a ello, mejor.

Acudir a un especialista, consultar, no quedarnos con la duda. Si hay algo en lo que podamos ayudar a nuestros hijos a superar las dificultades que puedan tener, ¿por qué no hacerlo? ¿qué ganamos esperando? Estimulación, terapia, como lo queramos llamar, eso nunca les va a hacer mal. El cerebro de los niños es maravilloso, cuanto más pequeños mejor. Si puede ser hoy, mejor que mañana.

Porque creo en ello firmemente, porque mi hijo mayor dejó atrás la sospecha del TGD gracias a la persona adecuada, desde hace un mes está yendo de nuevo con M.

Espero que entendáis que los motivos concretos los voy a reservar por respeto a la intimidad de mi niño del alma, que ayer cumplió 4 años. Dice mi marido que escribo esto con cara de pena pero aunque tenga lágrimas en los ojos, no es así. Mi niño bonito está bien, si por algo estamos preocupados (y ocupados) es porque pueda ser feliz. Y siendo diferente a los demás no creo que pueda serlo. Bloqueado por la gestión de algunas de sus emociones (como los celos) no creo que pueda serlo.

Supe que volveríamos con M. cuando este verano vi en varias ocasiones a unos niños reirse de él. ¡Cómo le puede llegar a doler el corazón a una madre!

No sé qué le pasa a mi niño, si es que le pasa “algo”. No sé por qué algunas cosas no son como deberían ser. De hecho, me importa un carajo que sea peculiar en algunas cosas, nosotros tampoco entramos en la media. No sé si tiene nombre, no lo creo, tampoco me interesa. Lo único que tenía claro mientras ayer soplaba sus velas es que no voy a consentir que sufra por cosas que tienen remedio. Por ahí no paso.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

33 comentarios sobre “No quedarse con los brazos cruzados

  • el 03/10/2013 a las 23:09
    Permalink

    Animo Eva!!! Ya verás como si es algo, se soluciona rápido. Besos guapa!

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:43
      Permalink

      Gracias Tamara, un besazo.

      Respuesta
  • el 03/10/2013 a las 23:09
    Permalink

    Y bien ue haces en no permitirlo. Un hijo es lo primero en que hay que pensar al levantarse y lo último antes de dormir y si ves que algo no va como debiera lo mejor es buscar la ayuda precisa.

    Abrazos.

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:43
      Permalink

      Gracias Susana, así lo veo yo. Un gran abrazo.

      Respuesta
  • el 03/10/2013 a las 23:25
    Permalink

    Hola Eva!!! mucho ánimo y que lo estáis haciendo muy bien. Entiendo tu preocupación, pero siempre has sido una madre preocupada y buscando soluciones a los problemas que os surgen. Un besote enormeeeeee

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:42
      Permalink

      Sí, preocupada pero sobre todo ocupada, ¡siempre con algo, hay que ver…! Un beso grande

      Respuesta
  • el 04/10/2013 a las 10:24
    Permalink

    Creo que haces bien. Sin llegar a preocuparse en exceso por cualquier cosa, un padre suficientemente atento (como es vuestro caso, seguro) se da cuenta de cuándo algo no encaja. Si hay una persona que puede ayudarle, creo que haces bien en recurrir a ella, sobre todo si tan buenos resultados te ha dado hasta ahora. Creo que estas cosas no estorban y si realmente hay algún problema es mejor atajarlo cuanto antes. Espero que esas peculiaridades de tu peque no le impidan ser feliz que, al fin y al cabo, es el objetivo de esta vida, pase lo que pase. Mucho ánimo desde aquí.

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:42
      Permalink

      Pues sí, yo creo que el objetivo debe ser la felicidad… y me temo que los que se salen del caminito marcado lo tienen complicado… Gracias por los ánimos!

      Respuesta
  • el 04/10/2013 a las 10:54
    Permalink

    Es la mejor actitud y la mejor decisión que habéis podido adoptar. Estoy aquí para lo que necesitéis.
    Un abrazo grande.

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:41
      Permalink

      Lo sé! Gracias 🙂

      Respuesta
  • el 04/10/2013 a las 11:01
    Permalink

    Muchísimo ánimos. Yo también creo que no hay que quedarse parado. Menos con lo que atañe a la felicidad de nuestros hijos.
    Un beso grande.

    Respuesta
  • el 04/10/2013 a las 11:28
    Permalink

    ¡¡Mucho ánimo!!
    Yo tampoco creo que haya que esperar. En este país todavía hay gente que te mira raro si vas a terapia, pero es una idiotez. Si hay algo de lo que preocuparse, pues se arregla, y cuanto antes mejor. Y si no lo hay, pues no has perdido nada. Y cuanto antes mejor, que con los niños, enseguida cogen “famas” entre los demás, y empiezan con las vergüenzas, los miedos… y luego es mucho peor.
    Espero que tu niño sólo necesite un empujoncito. Las relaciones sociales siempre son complicadas, y ver a tu hijo pasándolo mal por ellas… un espanto.
    Un beso gordo!!

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:41
      Permalink

      No puedo añadir nada a tu comentario, ¡es que lo comparto totalmente! Otro beso grande para ti, ojalá fuéramos todos a terapia.

      Respuesta
  • el 04/10/2013 a las 15:27
    Permalink

    Cuatro años ya? No me lo puedo creer!!! Felicidadesssss!!!!!!!!!
    Eres valiente, muy valiente. Te lo he dicho muchas veces y hoy te lo repito. Los problemas no hay que eludirlos, sino hacerles frente.
    Tus hijos tienen mucha suerte!

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:39
      Permalink

      No sé si tienen mucha suerte o no pero que yo tiro pa’lante, ¡vamos! jajaja Un beso.

      Respuesta
  • el 05/10/2013 a las 16:51
    Permalink

    Creo que es una gran decisión. Todo lo que se coja a tiempo mejor. Al final seguro que no es nada… No todos los niños evolucionan igual ni se le puede poner nombre à todo.
    Ánimo! Eres una muy buena madre.
    Un abrazo

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:39
      Permalink

      Hacemos lo que podemos! Que espero que sea mucho… Besos.

      Respuesta
  • el 07/10/2013 a las 10:24
    Permalink

    Ánimo! Tú crees en tu hijo, en sus posibilidades y las ganas que le pones para ayudarlo son lo mejor!!

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:39
      Permalink

      Claro que sí, gracias!

      Respuesta
  • el 07/10/2013 a las 21:53
    Permalink

    Mucho ánimo! Claro que no hay que quedarse con los brazos cruzados cuando hay profesionales excelentes que pueden ayudarnos. Es duro pero hay que coger el toro por los cuernos

    Respuesta
  • el 08/10/2013 a las 3:46
    Permalink

    mi nene si tenia Tea,y la pediatra no queria mandarlo a un especialista,nosotros veiamos sus peculiaridades,que no son muy notables porque es leve y la veradad insistimos mucho para lograr llegar a un diagnostico,el no hablaba solo dos o tres palabras con 3 años, no decia mama! en fin…hoy en dia con su terapia esta super! va a una excuela normal y se de lo que hablas duele el Corazon cuando se burlan de sus diferencias.

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:38
      Permalink

      Duele, duele…

      Respuesta
  • el 15/10/2013 a las 16:05
    Permalink

    No sabes como te entiendo. Todavía estoy saliendo de ese lugar frío y oscuro al que me sumí cuando descubrimos las necesidades de mi hija. Muchas veces me repito que no se trata de mí, de como me siento, si no de ella, de lo feliz que es, de sus sonrisas, de su mundo de fantasía. Pero por otro lado, siento que necesito estar fuerte como un roble para poder ayudarla, para que pueda seguir avanzando. Nosotros no tenemos diagnóstico definido, pues había muchos factores ha considerar, mi hija escucha 4 idiomas a diario. Pero yo sé que hay algo más, y muchas veces pienso en María, en las entradas que escribiste sobre como trabajaba con tu niño hermoso. Voy a tratar de contactar a María, porque sé que ella me podría orientar muchísimo, Mucho ánimo!!! Tus peques te necesitan, uno no puede evitar sentirse culpable, pero como diría mi abuela: “No te preocupes, ocúpate!!!”. Te envío un fuerte abrazo, todo irá bien, ya lo verás!!!

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:37
      Permalink

      Si necesitas cualquier cosa no dejes de decírmelo, por favor… Otro fuerte abrazo para ti!

      Respuesta
  • el 16/10/2013 a las 12:33
    Permalink

    Mucho ánimo!! haces lo mejor que puedes hacer, ocuparte en buscar lo mejor paraél..Que las terapias, estimulaciones y demás no les hacen ningún daño y si luego no hay nada pues mejor. Espero que vayais para alante, te entiendo perfectamente…Esto es muy duro para los padres, pero yo todos los días miro a mi hija y pienso “¡ella es féliz!” Supongo que cuando crezca será todo mucho más complicado pero aqui estaremos para volver a encauzar las cosas…Que no es como los demás niños…oye, que cada uno tiene su pecurialidad y el sin la suya no sería tu niño…Mucho animo y muchos besos!!

    Respuesta
    • el 22/10/2013 a las 22:36
      Permalink

      Las peculiaridades están genial siempre y cuando les permitan ser felices… esa es nuestra preocupación 🙂 Un abrazo grande.

      Respuesta
  • el 27/10/2013 a las 12:21
    Permalink

    La verdad es que al principio es muy duro y doloroso, pero poco a poco, cuando ves que las terapias funcionan, que tus desvelos dan sus frutos, que ves a tu hija mejorar y sobre todo la ves FELIZ, a veces llegas a olvidarte que es una niña con una gran discapacidad.
    Besos y ánimo

    Respuesta
  • el 31/10/2013 a las 0:03
    Permalink

    Estoy empezando a conocer este blog. De hecho, di con el de casualidad al estar en busca de un embarazo. Me enganchó al poner palabras a lo que siento ahora mismo y continue leyendo…
    He de decir que soy enfermera en el área de salud mental y creo que la decisión que habéis tomado es lo mejor para vuestro hijo. Me consta por lo que escribes que AMAS a tu hijo y eso es lo mas importante, pero acompañarse de un buen profesional experimentado en el tema te ayudará en el camino (exista patología o no).
    Mucho ánimo!

    Respuesta
    • el 10/11/2013 a las 23:53
      Permalink

      Gracias Marijose, un abrazo fuerte.

      Respuesta
  • Pingback:Global Developmental Delay – Retraso Global del Desarrollo | A WordPress Site

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com