No hagas nada sin mi

Hace un rato mi marido me ha preguntado por qué no había entrada nueva hoy en mi blog, que si se me había estropeado blogger o me pasaba algo. Le he contestado que no, que simplemente no he podido sentarme desde que nos hemos levantado.
Hace unos días comenté que mi hijo me persigue por la casa. Además, me persigue en plan “no puedes hacer nada sin mi“. No quiere que cocine, no quiere que me ponga a limpiar nada y lo que menos le gusta de todo es que me siente en el ordenador. Sólo puedo tener ojos y manos para él y aunque no me hable, me lo indica con gestos, tirándome de la ropa y la mano con mucha fuerza y hasta pegándome gritos. Muchas veces me siento a jugar con él y al rato deja de prestarme atención, enfrascado con lo que esté jugando, pero en cuanto me doy la vuelta para hacer otra cosa, ahí viene corriendo a echarme la bronca.
Recuerdo con cierta nostalgia la Navidad del año pasado. Yo podía levantarme tranquilamente y dejarle en la cunita mientras desayunaba, escribía mi entrada y echaba un vistazo a la blogosfera. Este “chollo” se esfumó hace mucho, de forma paulatina, hasta llegar a la situación actual: no poder ni hacer pis sin que venga detrás y me tire del brazo para que me levante del WC.
Aún cuando ayer al preguntarme mi madre “qué tal” le respondí: “aquí, en la lucha diaria”, hemos ganado bastante. No cambio esta etapa por la de recién nacido, por mucho que, probablemente, esta sea mucho más agotadora psicológicamente. 
Eso sí, tengo cierta envidia sana de mi marido, que puede tranquilarme leer el correo en el trabajo, e incluso podría tener un blog y publicar regularmente o hacer cualquier otra ciber tarea sin tanto esfuerzo como yo, comer sin luchar con nadie, ir y venir sin más preocupaciones que las propias, pedir cita con el médico sin preguntarme si me viene bien quedarme con el niño, ir a una cena de empresa sin plantearse nada más… todas esas cosas.
Anoche me dijo que creía que este trabajo (el mio) debería estar remunerado. No sé si el horno está para bollos; lo que sí sé es que cumplimos una función social muy importante y que no está nada reconocido. Pero este es ya otro tema…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

26 comentarios sobre “No hagas nada sin mi

  • el 21/12/2010 a las 12:33
    Permalink

    Ten paciencia, que lo estás haciendo muy bien!Besos y mucho cariño es lo que necesita tu niño… de momento yo te mando unos cuantos .

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 12:34
    Permalink

    uf! hija, ya te dije la otra vez, lo que necesitas es muuucha paciencia y si pudieras que alguien te ayude a entretenerle aunque sean 10 minutos para que puedas relajarte, aunque eso ya es mas dificil, no?va a épocas, a estanjanito de vez en cuando le vienen “brotes” y no puedo hacer nada, y muchas veces que estoy en el ordenador quiere que le ponga pocoyo! mi truco: media pantalla para pocoyo y la otra media para el blog y así los dos contentos

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 12:42
    Permalink

    Aun recuerdo cuando decías que estabas deseando que tu hijo interactuara un poquito más, pues amiga, esto es. Te entiendo perfectamente, la mía pequeña ( va a hacer dos años) ni a mear, con perdón, me deja ir. Si me cierro con cerrojo, aporrea la puerta mientras berrea in crescendo. Lo del ordenador tambien es de número, si puede agarra el ratón y se va corriendo con él, golpea el teclado o me pide insistentemente “aupa”, “aupa”. Cuando hablo por teléfono, con quien sea, le tengo que poner el auricular en la oreja para que ” salude” porque si no no me deja hablar. Ahora le ha dado por quitarse el pañal cada vez que se hace pis, y correr con el culo al aire por toda la casa, estamos digamos en una “prefase ” de control de esfínteres, se da cuenta cuando ya se ha hecho y le molesta. Y así, mil cosas.El tema es que tu estás todo el día con él, y eso agota, claro; yo siempre digo que acabo más cansada el fin de semana que los días de “trabajo”. En fin, todo son fases, pero son fases largas , no nos llevemos a engaño, la mía mayor acaba de cumplir seis y juro que es ahora cuando empieza a ser más manejable y se puede razonar con ella. Mucho ánimo.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 12:45
    Permalink

    Yo no estoy en tu situación, sólo lo paso cuando está malita, por lo demás mi hija se suele entretener sola si ella quiere y yo la dejo. Suelo poder fregar o colgar la ropa cuando la pongo la merienda y la voy dejando a ella que intente comer, luego sigo yo. Se entretiene con casi todo y no haría falta que estuviéramos alguno de los dos, pero lo que es cierto es que nos encanta jugar con ella, pegar pegatinas en los cuentos y montar alguna torre de cosas. Claro que nosotros estamos desde las 15:45 hasta las 20:15 con ella e intentamos dedicárselo a ella en la medida de lo posible. Los fines de semana aprovechamos para comérnosla a besos y abrazos.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 12:59
    Permalink

    Claro que es agotador. Recuerdo yo el año pasado y estabamos igual. Pero luego vendrá otra fase en la que se entretendrá más tiempo sólo y volveras a recuperar parte de tu tiempo. Es la qu estoy disfrutando yo ahora.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 13:04
    Permalink

    Si, es algo.. que cuando estan en la cuna dices.. ay cuando dejara de llorar (bueno la mia es que jamas estuvo en la cuna tranquila..) Ahora camina perfectamente y habla por los codos (tiene dos añitos) y no puedo hacer nada sin ella.. “mama que haces? ” limpiandome los dientes Flavia.. “mama espera por mi.. yo tambien quiero” Se entretiene sola.. pero quiere que yo este alli vigilante cual faro..

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 13:19
    Permalink

    El mío es pequeñín todavía (este jueves cumplirá 9 meses) pero se entretiene solito lo suficiente como para dejarme hacer la mayoría de las cosas de la casa, lo que no le gusta es estar en el parque, pero si lo dejo gatear por la casa se entretiene bastante, o si está en la trona o en su cuna le gusta verme desde allí haciendo las cosas y pega grititos de alegría. Al igual que al tuyo lo que menos le gusta es que su papá o yo estemos sentados frente al ordenador, enseguida se acerca y comienza a tironear de los pantalones. Lo malo de esta etapa con mi bebé es el sueño, que lo lleva fatal, pero ese es ya otro tema.La verdad es que cuidar a un bebé en casa todo el día tendría que estar remunerado, porque es un trabajo cinco veces más cansador y de más responsabilidad que cualquier trabajo que se pueda hacer fuera de casa. Besines.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 13:54
    Permalink

    A mi me pasa lo mismo…pero Dani es asi desde que nacio (ja,ja,ja). Al final te acostubras y cuando no lo tienes al lado lo echas de menos 🙂

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 14:01
    Permalink

    Yo también llevo un tiempo en esa época que me da que va a ser larga, así que te entiendo perfectamente (ya sabes mal de muchos…) Y anda que no tengo también envidia de mi mardo por todo eso que cuentas y más pero a veces no es envidia del todo sana!!

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 14:12
    Permalink

    Jajajajajaja. Es lo que tienen estos peques!!!!Mis hijos, los dos pasaron por esa etapa y creo que con 7 y casi 3 años no la han dejado del todo.Paso muchísimas horas fuera de casa así que cuando estoy dentro no puedo separarme de ellos ni un sólo instante, me acaparan por completo y… eso… ¡¡¡¡me encanta!!! Disfruta de estos momentos pues luego se van echando de menos. Un besote gigante y ya verás como todo es circunstancial y maravilloso. Encuéntrale ese punto. 😉 FELIZ NAVIDAD, si no nos escribimos antes.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 14:12
    Permalink

    Yo también siento esa sana envidia por mi esposo…mi bebá tiene 4 meses y no se desprende de mi..hacer las cosas no es tan fácil como antes cuando era más chiqui.. me imagino que pronto estaré pasando por lo mismo que tu… todas las etapas tienes sus cosa buenas y sus cosas malas..pero todas son adorables!!! Un abrazo y mucha paciencia .. al final solo ese necesita eso y mucho amor!!

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 14:25
    Permalink

    Buenos días mamas! Ai! Mi niña aún no gatea y te pide que la acarrees de un lado a otro. Pensaba que cuando aprendiera a desplazarse sola seria más autónoma, pero veo que no siempre es así…jiji…Lo del trabajo remunerado, no sé…como mínimo más tenido en cuenta!! es y ha sido la base de todo: el cuidado de la prole! Señoras, nosotros somos las que hacemos rodar el mundo. Ni más ni menos. Yo soy historiadora y hace poco he empezado a estudiar el tema de la historia de las madres y la verdad es que es un trabajo siempre a la sombra, muy poco tenido en cuenta, es muy difícil encontrar referencias sobre las mamas en la historia…por si os interesa, tengo un blog donde publico sobre temas històrico-maternales!(http://fentdemama.blogspot.com/,a! es en catalán…no se hasta que punto lo podreis entender sin saber catalán…espero que no haya problema!) besos!

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 14:26
    Permalink

    Por cosas como ésta, soy una firme defensora de que las mamis trabajen (también) fuera de casa. Cuando se puede, claro… que ahora con la crisis no está el tema para muchas fiestas…Creo que al final favorece a la salud mental de la madre… y por tanto, del niño.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 14:44
    Permalink

    El mio est un poco mejor, al final tenia otitis y por eso tenia los dias tan raros.. pero sigue como si se hubiese tomado un tripi¡¡ ahora esta en la cuna muerto de sueño pero despierto.. a ver lo que tarda en ponerse de pie¡¡ el mejor regalo que me han hecho el mini portatilque me lo llevo a la silla de su habitacion y le guardo el no sueño"

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 14:49
    Permalink

    Te comprendo, mi pareja esta por las tardes en casa, pero la mayoría del tiempo es como si no estuviera, además mi hijo aunque esté con su padre en cuanto ve que desaparezco de la habitación en la que estoy viene corriendo a buscarme, ya sea al baño, a la cocina, al ordenador, donde sea, y cuando no viene el niño sólo lo trae el padre así que al final lo único que me queda es estar pegada a él.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 15:49
    Permalink

    Es agotador, pero siempre compensa. Siempre, cuando despues de un duro día, me meto con David en la camita para dormirlo y se me abraza hasta quedarse dormido, pienso que cualquier esfuerzo merece la pena si al final del día tengo este regalo!!

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 15:49
    Permalink

    Al menos cuando era bebé te dejaba hacer algo…
    Yo recuerdo tener problemas hasta para ducharme. Tenía que esperar hasta por la noche xq era misión imposible.
    Pero cuando ya no puedes más un día empiezas a ver la luz al fina del tunel.
    Ahora también le gusta que esté con él pero también se entretiene solo más tiempo.

    Realmente es agotador. Sobre todo cuando es un niño que demanda mucha atención.

    Y leo a Mis chicos y yo y parece que me estoy leyendo a mi misma jajajaja
    A veces me iba a la cocina a hacer algo y dejaba a Boliche con su padre y a los 2 minutos venían los dos y mi marido me decía, es que quiere estar contigo!
    Coño! pues distraele un poco…
    Y acababamos los 3 en la mini-cocina sin poder revolvernos, tirandonos la espumadera y el colador a la cabeza!

    Uf! que agobio.
    Ánimo, con un poco de suerte solo te quedan unos cuantos meses así… 😉

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 16:31
    Permalink

    Que te puedo decir corazón!! pues poca cosa, ya sabes tu cuál es mi situación. Demanda a tope y además ahora que debemos estar creciendo, cambiando o vaya usted a saber qué, estamos peor si cabe.
    Mi consejo es que un día en semana al menos te dediques a ti un par de horas, dejes al nene con papá (un viernes tarde por ejemplo) y te vayas donde sea. Yo no lo hice mucho y las pocas veces que lo hago me relaja mucho y me carga las pilas.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 16:45
    Permalink

    Mal voy por lo que veo… si tú podías dejar tranquilamente al bebito en la cuna cuando tenía el tiempo de la mía, y yo sin embargo no puedo casi ni ir al váter sin ella!! Madre mía lo que me espera jajajaja

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 17:10
    Permalink

    Yo estoy igual, y cuando estoy sin el estoy estudiando, que casi es peor, pero la verdad que no echo de menos trabajar, tengo mis ratitos, por la mañana que esta un rato jugando solo en el parque y por la noche cuando duerme y con eso me conformo la verdad…
    No tienes parque?

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 18:29
    Permalink

    Hola guapa 🙂

    Me identifico muchííiiiiiisimo con tu situación. Los nenes crecen y sí, se hacen más autónomos pero sólo en el deambular, no en el entretenerse. Como es lógico por otra parte. Yo también echo de menos cuando aquellos meses tenía más tiempo para mis cosas, como para escribir tranquilamente. Pero cuando le miro y veo que me reclama porque se aburre el pobre de estar solo tengo que dejar lo que estoy haciendo porque para eso decidí no trabajar fuera de casa durante este tiempo. Para estar con él. Y el resto de cosas, como cocinar, arreglar la casa, o tener un blog, están sujetas al tiempo libre que buenamente me deje.

    Generalmente no es tan drástico, porque duerme bien y a ratos sí se entretiene solo. Y además en nuestro caso, papi llega a una hora decente de trabajar (en el nuevo trabajo) y en cuanto llega es un buen relevo. Y esa es mi pena: no hago más cosas para mi porque soy un desastre y no me organizo (y ultimamente, con la mudanza, porque no tengo ganas de nada). Pudiendo y no, como dice aquel…

    En el caso de ambas, la solución sería tener, como muchas tienen, esa ayuda extra, como la que proporcionan muchas abuelas/os, tías/os… Que sin cuidar de ellos todo el día, puedes pedirles (y ellos encantados) que se queden un rato con ellos para hacer tú lo que te venga en la real gana. Ducharte, limpiar, ir a la pelu, leer, ir al gimnasio, cocinar… lo que sea.

    Bueno, igual me columpio hablando por las dos 🙂 dí tu cual sería la solución. Pide por esa boquita, que si lo dices en voz alta y lo suficientemente seria, es posible que alguien te escuche y haga algo al respecto 🙂

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 18:58
    Permalink

    Yo hay días que están así de pegajosas y mimosas, a veces a la pequeña la siento en micolo y le doy papel y colores y ella pinta mientrs yo leo los blogs!

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 19:18
    Permalink

    Leia, pues no sé si muy bien, hay muchos días que me lo planteo… lo que sí se es que lo hago lo mejor que puedo!. Otro beso para ti.

    Estanjana, efectivamente, yo lo que necesitaría es una ayudita de vez en cuando, pero ni la tengo ni la voy a tener, así que es mejor asumirlo. Lo de la media pantalla lo he probado pero no sé cómo anclar el video para que no se me vaya hacia atrás si yo pincho en otra cosa.

    Pilar, cómo lo sabías, eh!. Si es que en algo se tiene que notar la sabiduría de las que vais por delante… Los primeros meses uno está deseando que el niño interactúe, se comunique… pero eso tiene una contrapartida no tan buena. Mi padres cuando estuvieron aquí unos días tras mi operación del mioma decían que estaban mucho más cansados que cuando tenían que ir a trabajar!!!. Como bien dices, las fases son largas, no es cuestión de un día… así que sólo hay que cambiar el chip, ¿no?. Gracias por los ánimos.

    Suu, ojalá tu hija siga siempre con ese carácter tranquilo, es un auténtico lujo.

    Treintañera con hijo, yo cuando leo tu blog pienso: ojalá! jajaja. Besos.

    Denenas, mi hijo siempre fue demandante y lloraba como si le estuvieran matando pero los primeros meses fueron más llevaderos. A partir de los 6 meses se fue complicando la cosa, de hecho creo que la peor etapa fue de los 8 a los 12. Y ahora hemos ganado mucho, podemos ir a más sitios, puede entretenerse picoteando de nuestros platos, se divierte simplemente con andar arriba y abajo… pero ahora también es más consciente de su entorno y por eso demanda más y más alto.

    Adry, el sueño, qué gran problema, eh!.

    Laura, yo no sabría estar sin él. Las pocas veces que he salido sola me he sentido fatal.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 19:19
    Permalink

    Lamamadeunabruja, a mi el mal de muchos, en este caso, me consuela mucho. Por lo menos siento que comprenden lo que cuento!!!!!.

    Australia, gracias, tu siempre tan positiva, da gusto!. Feliz Navidad!.

    Zary, es que con 4 meses todavía puedes cogerla en un brazo y seguir haciendo alguna cosa, pero ya con 14 meses puffff. Besos.

    Anna, yo creo que la mujer ama de casa – madre es una "profesión" que ha existido toda la vida y, como tu dices, al final es el pilar de todo. Lo que pasa es que en los últimos años, con toda la revolución de la mujer, este papel ha caído en desgracia y ahora está, según con quien topes, hasta mal visto. Me pasaré por tu blog, quizá con el traductor pueda entender algo.

    MadreYMas, bueno, en esto no estoy de acuerdo contigo. Lo que yo necesitaría es algo de ayuda, de vez en cuando. No pido mucho, aunque ya se que es inviable.

    Brujilla, bueno, madre mía, cómo son! jajaja

    Mis chicos y yo, mi marido hace exáctamente lo mismo!!!.

    Ana, estoy de acuerdo contigo, merece mucho la pena, a pesar de todo!.

    La teta reina, pues yo también me identifico con Mis chicos y yo, así que espero que ambas podamos seguir tus pasos y los de Boliche!!!.

    Belén, oxigenarse un poco, verdad?. Qué pena no tener más ayuda…

    Mamá Coqueta, mi hijo podía estar en la cuna o en la hamaca, no mucho tiempo, pero si algunos ratos… Siempre fue muy exigente, demandante, pero lógicamente sus demandas se adecuaban a su escasa comprensión del mundo. Ahora que empieza a ser más consciente todo se ha complicado!!.

    Supermama, yo no sé cómo puedes estudiar, yo tengo las neuronas destrozada jajajaja. Tengo parque para aburrir pero entre el mal tiempo y que es un poco pequeño… en la calle sólo quiere ir de mi mano, no le divierte, lo único que hace es coger hojas y rebozarse en la mierda (= más trabajo para mi).

    Caro, me has entendido perfectamente. Yo quisiera un poco más de ayuda, de vez en cuando, fíjate que no la pido ni siquiera todos los días. Un par de veces por semana, que se lo llevaran a dar una vuelta, por ejemplo. Pero ya me puedo ir olvidando. Mis padres no están cerca y trabajan y mis suegros van a su bola, por no hablar de que se ocupan 200 veces más de su otro nieto que de mi hijo… Y mejor no hablo de ese tema porque me pongo mala!!!!.

    Yo sigo estando muy satisfecha de estar en casa. Es un trabajo extenuante pero merece muchísimo la pena. Soy consciente de los sacrificios que conlleva. Es cierto que en el blog muchas veces podría parecer que sólo veo lo malo, pero no es así. Simplemente, lo utilizo de válvula de escape. Aquí me siento más comprendida y respaldada de lo que lo estoy en realidad. Y aunque parezca una tontería, alivia un montón. Gracias!.

    Cartafol, a ver cuándo el mío aprende a pintar, aunque con lo nervioso que es, no se yo!.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 20:24
    Permalink

    Mi hija creo que viene fina porque ni con un mes y medio me deja muchos días ni mirar el correo. Hoy estoy aprovechando que lleva dos horas de siesta pero ayer no me dio ni diez minutos de respiro. Es agotador.

    Respuesta
  • el 21/12/2010 a las 23:32
    Permalink

    Julito lleva asi desde que era bebe y con el paso del tiempo se ha ido acrecentando mas.
    NO quiero desanimarte pero a sus 28 meses esta igual, rara es la vez que me deja hacer algo sin tenerle pegado.
    Con papi va por dias, pero lo normal es que este con la palabra mama todo el dia en la boca, esto es asi hasta por las noches, si se despierta, perdon cuando se despierta (no hay noche que no lo haga) es mama, como vaya papa ya la hemos liado.
    Se que a papi le gustaria que no fuera asi y que le encantaria poder dormirle el, etc y a mi estar en el ordenador mientras el le duerme.
    Peeero, en mi caso a dia de hoy no es posible.
    Animo guapa¡¡¡

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com