Las sillas de coche a contramarcha son la opción más segura para nuestros hijos

La semana pasada dediqué un post a explicar que el Peque, a sus tres años y nueve meses, sigue viajando en coche en una silla a contramarcha y cómo llegamos a interesarnos por este tema tan importante y al mismo tiempo tan descuidado en nuestro país: la seguridad de los niños cuando viajamos en coche.

Como aquel post ya fue largo de por sí, decidí dividir el tema en tres partes, por lo que hoy quiero hablar de por qué las sillas de coche a contramarcha son la opción más segura para nuestros hijos y la semana próxima desmontaré todos los mitos que he escuchado acerca de este tipo de sillas.

 

Las sillas de coche a contramarcha son la opción más segura para nuestros hijos

Yo no entiendo nada de física, así que mi explicación va a ser muy sencillita, tal como la entiendo yo:

Cuando viajamos en coche y de pronto nos paramos en seco, todos los ocupantes y objetos que van dentro del vehículo salimos disparados hacia delante. Como vamos sujetos por el cinturón de seguridad (por el arnés de su silla en el caso de los niños), lo que sale proyectado hacia delante es, fundamentalmente, nuestra cabeza.

Los niños tienen la cabeza muy grande en relación con su cuerpo y un cuello mucho más frágil que el nuestro. ¿Hace falta que siga?

Tenemos dos fuerzas que chocan:

  • La que retiene al niño contra su silla, para que su cuerpo no salga disparado.
  • Y la fuerza que impulsa a la cabeza a lanzarse hacia delante por la inercia del frenazo producido.

Os podéis imaginar el impacto tan brutal que esto supone en el cuello de un niño.

Por desgracia, cada cierto tiempo escuchamos de accidentes de coches de poco alcance, en el que los adultos salen ilesos, y sin embargo el bebé ha fallecido o ha sufrido gravísimas lesiones.

Si habláis inglés, en este vídeo os lo explican de una forma muy gráfica:

En definitiva, viajar a contramarcha puede salvar la vida de muchos niños.

¿Hasta cuándo deben viajar los niños en una silla de coche a contramarcha?

Muy sencillo: los niños deben viajar en una silla de coche a contramarcha hasta que físicamente sea posible. Una vez que el niño haya rebasado con su cabeza el respaldo de la silla o haya excedido el peso máximo, ya no será posible viajar a contramarcha. Hay que tener en cuenta que en el mercado ahora mismo existen bastantes opciones de sillas a contramarcha por lo que, en principio, debería ser posible (y desde luego es lo más recomendable) mantener esta posición hasta al menos los 4 años.

En el caso del Peque, como os contaba el otro día, compramos una Kipplan Triofix Recline, una silla de coche que se pueden llevar a contramarcha hasta los 18 kilos. Considerando que él ahora mismo con casi 4 años está en torno a 14 kilos de peso y en un percentil de altura 3, creemos que podrá viajar en esta silla a contramarcha hasta al menos los 6 años.

 

¿Dónde puedo seguir informándome sobre la importancia de que los niños viajen a contramarcha en el coche?

Afortunadamente, cada vez se está hablando más de contramarcha en nuestro país.

[Tweet “Tengo el convencimiento de que en unos años las sillas a contramarcha serán obligatorias.”]

Sí, la gente al principio se rasgará las vestiduras. ¡Yo todavía recuerdo cuando iba de vacaciones a la playa durmiendo en las piernas de mi abuela! ¡Es que no había ni cinturones de seguridad en los asientos traseros del coche! Pero al final la mayoría de la gente (que todavía quedan algunos irresponsables por ahí) está concienciada de que el uso del cinturón es básico y de que los niños no deben viajar en el coche sin un asiento homologado. Pues esto será igual, al final se acabará viendo como normal. Y, aún con las quejas de algunos, se habrá conseguido un gran avance: muchas familias evitarán llorar toda su vida una pérdida realmente absurda.

He dedicado un post a desmontar los 6 mitos frecuentes sobre las sillas a contramarcha. Dedicadle un momento, por favor.

Os dejo los dos enlaces que a mi me pasó la maravillosa amiga que empezó a hablarme de este tema: la página de Contramarcha (podéis empezar por el artículo ¿Por qué acm (a contramarcha)? y el Facebook de Que los niños viajen a contramarcha por favor.

Además, os recomiendo que leáis el excelente post lleno de información de Una Madre como Tú: Sillas de coche a contramarcha: por qué son más seguras.

 

Ojalá cada vez hablemos más de este tema y esta información llegue a más padres.

Por favor, tomaros unos minutos para informaros, reflexionad sobre ello ¡y compartidlo para que llegue a más familias!

Las sillas de coche a contramarcha son la opción más segura para nuestros hijos. Para todos los niños.

Foto | Axkid Duofix de SillaCocheBebe.com

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

3 comentarios sobre “Las sillas de coche a contramarcha son la opción más segura para nuestros hijos

  • el 03/02/2016 a las 18:36
    Permalink

    Recuerdo cuando hablaste de las sillas de tus niños y te diré que a mi me pasó algo parecido a lo que te pasó a ti con tu mayor, que con 8 ó 9 meses dejamos el grupo 0 y lo cambiamos a una silla en sentido de la marcha, de las tradicionales. El caso es que, con cada vez más información sobre el tema, al final acabamos comprando otra silla, esta ya ACM que es la que sigue usando ahora con casi tres años y medio.
    Realmente este es un tema muy serio y yo creo que no es que la gente sea despreocupada, o que tenga perjuicios con este tipo de sillas (que también los hay ¿eh?) pero sobre todo yo creo que el problema es la falta de información, que no llega al gran público. Si buscas la información la encuentras, pero ese es el problema de base, que hay que buscarla y no todo el mundo lo hace, creo yo…

    Respuesta
    • el 04/02/2016 a las 17:20
      Permalink

      Es un tema muy muy serio. Y es cierto lo que dices, ¿pero y los que tienen la información y sin embargo no se dan por enterados? Es un tema muy delicado, desde luego.

      Respuesta
  • el 22/02/2016 a las 21:43
    Permalink

    Hola, mi hijo viajó en una Britax, a contramarcha, hasta los 5 años. Mi marido, que es inglés, lo tuvo siempre clarísimo y tuvo que soportar bromas y tonterías de muchiiiiiisima gente. La silla, hasta 25 kg, la compramos x internet en Suecia. Y fenomenal, a mi hijo le costó acostumbrarse a viajar en el sentido de la marcha después. Estaba muy contento con su silla, aunque cada vez que un amiguito lo veía viajar así alucinaba. Y de los padres, mejor no hablar. Mucha sorna… pero nosotros a lo nuestro, que es proteger y cuidar al peque! Creo que mucha sorna viene de querer hacer lo mismo y no atreverse, en el fondo. Nos dá pánico ser distintos y que la tribu no nos acepte

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com