La Orquidea Dichosa: ¿Cómo afrontar las críticas en cuanto a la crianza?

Hace tiempo que le pedí a una de mis grandes amigas, La Orquidea Dichosa, que escribiera algo para mi blog. Aunque le di libertad para elegir el tema, le indiqué que me interesaba mucho su punto de vista en cuanto a sobrellevar la crianza en un entorno que entiende que las cosas deben ser de otra manera.  Os recomiendo muchísimo su blog, de cabo a rabo, pero quizá para entender este post os venga bien leer su entrada Mamá, soy alemana, que explica con mucho humor cómo entendía las cosas su madre y cómo las entiende ella ahora.

Me ha gustado mucho lo que ha escrito y, de hecho, me ha dado pie a una entrada reflexionando sobre el tema, que publicaré dentro de unos días.

Sin duda la pregunta que me repiten con más frecuencia es: ¿Cómo se hace? ¿Cómo soportaste las continuas críticas de un entorno contrario a tu forma de criar? Y es que los “buenos consejos”, por lo general bienintencionados pero faltos de empatía, es algo a lo que nos tenemos que enfrentar todas las mujeres  cuando nos convertimos en madres.

 

Cuando una mujer acaba de dar a luz es al mismo tiempo el ser más poderoso y el más vulnerable.

 

Nos volvemos poderosas de un modo animal, pues al parir se activa en nosotras el instinto de un modo que nunca antes habíamos experimentado.  A menudo se dice que los niños nacen sin libro de instrucciones, pero esto no es verdad. Las madres llevamos el libro de instrucciones impreso en nuestros genes, y cuando nace nuestro primer hijo todo ese conocimiento viene a nosotras. Es nuestro instinto, ese que nos dice que no le dejemos llorar, que le tomemos en brazos, que no nos separemos de su lado, que si le cojemos en brazos y le mecemos, si le ponemos en nuestro pecho, dejará de llorar.

 

Pero también nos volvemos tremendamente vulnerables, y es que en una sociedad que busca la igualdad a base de negar la naturaleza y esencia de la mujer no hay cabida para el instinto animal. Sólo cabe la adaptación al entorno, y de ahí nace la exigencia de “independizar” prematuramente  a los bebés, y de que la mujer sea a la vez profesional, madre, mujer, amiga, hija, compañera… todo ello a la perfección y sin despeinarse. Toda esta mezcla de exigencias y sentimientos, y el influjo de las hormonas que nuestro cuerpo segrega en el postparto hace que las mujeres nos sintamos inseguras respecto a nuestras decisiones y nuestras elecciones, y que todo aquello que nos dicen nos afecte especialmente.

 

Afrontar las críticas del entorno en cuanto a la crianza

 

Y lo que suele escuchar una madre reciente es todo un grupo de frases que como sociedad repetimos una y otra vez:  “no lo cojas que se malcría”. “Déjalo llorar un poco que tiene que aprender a dormir”. “Déjalo con tus padres, tiene que despegarse de vosotros”. “Llévalo a la guardería que le viene muy bien”.

 

Frases que repetimos como si de un mantra se tratara, sin importar si tenemos  o no experiencia en bebés, sin preguntarnos si lo que estamos diciendo tiene sentido, y sobre todo sin pararnos a pensar en las consecuencias que nuestras palabras puedan tener sobre esa madre, y, lo que es peor, sobre ese bebé.

 

Es importante que toda mujer embarazada sea consciente de ello, pues el conocimiento de cómo se sentirá y a lo que se tendrá que enfrentar es la primera arma necesaria para afrontar los comentarios y críticas.

 

La segunda e imprescindible es la información. Lee, y lee mucho. Del embarazo, de la lactancia, de la crianza, del sueño del bebé y del niño. Y no te quedes con lo primero que leas: busca, contrasta, enfrenta opiniones y posiciones. Créate la tuya propia, esa que te sale de dentro, sin atender a las limitaciones de los convencionalismos y la sociedad.  Lee blogs, las experiencias y pensamientos de otras mamás son una joya y un regalo, aprovecha todo el aprendizaje que puedes sacar de ellos.

 

La información te dará seguridad para actuar y argumentos para rebatir  a quienes te critiquen… si es que quieres hacerlo, claro.

 

Por último, valora los comentarios según de quien provengan.

 

Si alguien te para por la calle y te dice cuatro tonterías, ni te molestes en escucharle. ¿ Acaso lo harías si se tratara de otro tema?.

 

Si alguien que ni tiene hijos ni experiencia en niños te da consejos, sonríe y ríete interiormente de su bendita ignorancia y ceguera social. ¿Dejarías acaso que alguien que ni es mecánico ni sabe de coches te dijera cómo arreglar el tuyo, “porque le han dicho que se hace así”?.

 

Y lo más difícil: madres, suegras y demás mujeres cercanas y “experimentadas”, que pretenderán decirte lo que tienes que hacer, y en ocasiones incluso se enojarán porque no quieras escuchar “la voz de la experiencia”… no temas recordarles que cada bebé/niño/madre/familia es distinta, no hay verdades universales, no hay soluciones mágicas, y tú, como madre, eres quien debe encontrar las vuestras… y su misión no es aleccionarte, sino apoyarte y respetarte.

 

No olvides que nadie tiene derecho a decirte cómo has de criar a tus hijos.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

72 comentarios sobre “La Orquidea Dichosa: ¿Cómo afrontar las críticas en cuanto a la crianza?

  • el 17/01/2013 a las 17:12
    Permalink

    Olé y olé! Vaya dos pedazo de bloggeras juntas en este post! Como no puede ser de otra manera, totalmente de acuerdo en cada punto. Justo acabo de comentar en el blog de La Orquidea sobre su post de lactancia que mi madre no entiende cómo seguimos lactando (fíjate, con un añazo que tiene ya -ironía mía ON-) y como mi suegra quiere que lo destete para quedárselo a toodas horas. La cuestión, la gente debería callarse un poquito más, sobretodo la gente cercana porque se supone que valoramos su opinión y confiamos en ellos, pero claro si no hablan con conocimiento nos pueden armar un cacao mental considerable! Un beso a las dos, guapas! 🙂

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:27
      Permalink

      Un beso para ti.

      ¡Qué simpática tu suegra! (modo ironía ON yo también jaja)

      Respuesta
  • el 17/01/2013 a las 17:40
    Permalink

    Muchísimas gracias por tus palabras, para mí es una suerte poder contarte entre mis amigas, que ya sabemos las dos que gente con la que compartir nuestra forma de entender la crianza no es que sobre, la pena es no encontrarnos más cerca 😉

    Gracias por darme la enorme oportunidad de escribir en tu blog, ni te imaginas la ilusión que me hizo cuando me lo pediste, y es que el tuyo es uno de mis blogs de referencia desde que nació mi hijo.. ¡como me iba a negar! La de veces que he agradecido tus entradas, lo acompañada que me he sentido… es fantástico poder devolver un poco de lo recibido, así que ¡gracias!

    Un abrazote gordo amiga!

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:28
      Permalink

      Otro para ti, espero que esta no sea la última vez!!!!

      Respuesta
  • el 17/01/2013 a las 19:16
    Permalink

    Suegra que quiere destete pa quedarselo ella….????uuummmm eso me suenaaaaa!!! pues en mi caso que se fastidie,que llevamos ya 20 meses y lo que queda!!
    fantastico post. asi me he sentido y me siento yo:sola,luchando contra opiniones no solicitadas…..Y la mejor frase que me han soltado(adivinad qué mujer)fue: yo lo sabre mejor que he criado a dos!!!!! – No pude responder mas que:vale,pues este es mio y hago lo que me da la gana.
    Uuff pienso en aquellos meses y madre mia,desde luego que fue una lucha constante contra madres sabelotodo,pero bueno,sobrevivi que es lo que importa.Aun hoy escucho cosas,pero ya he aprendido a hacer oidos sordos,y lo saben,soy muy testaruda y al final siempre hago lo que quiero….!!
    En fin,que me he desahogado jaja
    Genial saber que somos muchas las que pensamos igual y totalmente distinto a madres/suegras/abuelas/amigas carcas !! besos y a seguir asi !!

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:28
      Permalink

      Ole por ese desahogo!!!! Besos.

      Respuesta
  • el 17/01/2013 a las 19:17
    Permalink

    Buenooo, impresionante! Así se dice. Aunque a veces sea difícil de hacer 😉
    Besos!

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:25
      Permalink

      Gracias guapa!

      Respuesta
  • el 17/01/2013 a las 19:45
    Permalink

    Yo aún no tengo hijos, por lo que mi opinión tiene escaso valor en estos temas. Pero tengo previsto tenerlos, si las cosas salen bien.

    La verdad es que este es uno de los temas en los que pienso muchas veces. Me da miedo que la gente de mi alrededor quiera meter sus narices hasta puntos incómodos. Ya sea mi familia directa, mi familia política o mis amigos cercanos, he visto en todos estos ámbitos personas que apuntan a maneras muy intrusivas en según qué asuntos. Y no sé cómo reaccionaré en su momento, la verdad.

    Respuesta
    • el 17/01/2013 a las 20:51
      Permalink

      Me pasa igual. Yo tengo un bebé en camino y ya me estoy encontrando con frases del tipo “tendrás que…”, “al final harás…”, “eso dices ahora, pero luego…”. Y yo, que soy muy sensible a las críticas, me hago pequeñita y no digo ni que sí ni que no, pero me molesta, y me torturo pensando en cómo se agravará el problema cuando todos vean que no les hago caso. Espero que la maternidad me dé más coraje para contestar y no sentirme mal después.

      Respuesta
      • el 20/01/2013 a las 20:26
        Permalink

        También puedes optar por hacerles partícipes de lo mínimo imprescindible.

        Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:26
      Permalink

      Creo que la clave es saber filtrar. Tener claras las ideas y no dejar pisotear.

      Respuesta
  • el 17/01/2013 a las 21:09
    Permalink

    a mi me molesta muchísimo el tema del sueño. que ya tengo bastante con el insomnio que también tienes que escuchar a cada momento, déjalo que llore un poco, que duerma solo, que ya tiene tiempo, que en su habitación… y luego el tema, que lo malacostumbras, que acabará con mamitis, que no se despegará, que no es bueno…
    bien, no sé si estoy creando una pequeña fiera de alta demanda, que exige mis atenciones las 24 horas del día, pero creo que a un bebé de 8 meses no se le puede pedir que se comporte como un niño de 5 años. Molesta mucho cuando esos comentarios acaban arrastrando también a tu pareja, aunque entiendo que deba dormir para ir a trabajar. En fin, que cada uno diga lo que le de la gana que yo seguiré haciendo lo que me de la gana. Besotes!

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:08
      Permalink

      Y cuando tenga 5 años te darás cuenta que también dicen un montón de cosas sobre las que no estarás de acuerdo, ya lo verás… Besos!

      Respuesta
  • el 17/01/2013 a las 22:54
    Permalink

    Me ha encantado! Mucha gente lo hace con buena intención, intentan ayudarte, otra no, y a veces no se dan cuenta del daño que hacen! Sobre todo con el primero, con el segundo la cosa cambia!!!

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:08
      Permalink

      Sí, con el segundo te resbala todo más, ¿verdad?.

      Respuesta
  • el 17/01/2013 a las 23:19
    Permalink

    Un gran post de la mano de 2 grandes mujeres, me siento muy identificada, a veces resulta muy duro tener q estar siempre defendiengo algo q consideras normal, tener q escuchar comentarios fuera de lugar, es dificil ser fuerte cuando te sientes sola en tu forma de ver las cosas, pero es tan gratificante al mismo tiempo…personalmente escucharme a mi misma me ha dado poder y el poder es el arma mas valiosa que una persona puede tener, asi q bendito sea nuestro instinto

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:08
      Permalink

      Gracias por tus palabras. Para mi también ha sido muy importante el escucharme a mi misma, porque haciendo lo que yo sentía que había que hacer me he sentido bien y el resto del mundo no me ha importado. Besos.

      Respuesta
  • el 17/01/2013 a las 23:54
    Permalink

    Me ha encantado el post! Más razón que un santo.
    Todo el día opinando y opinando sin saber y sin que les hayas pedido ayuda.
    A veces pienso.. Tengo cara de idiota? Me meto yo en sus vidas para que me digan nada?
    La vecina que te encuentras por la escalera, la peluquera, la de la cafetería.. TODAS saben muchísimo de bebés, sean o no madres, tengan 20 años o 70.
    Cocoliso tiene 4 meses y no hay dia que no me digan algo tipo: no la cojas si llora, se malcriara, duermes con ella? JAMÁS la sacaras de la cama, al año quítale la teta, no la abrigues tanto, ponle un gorrito que hace frío, sino duerme por la noche dale un biberón, aaaaaaaaah!!!!!!!!!!!!
    Una pesadilla.

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:09
      Permalink

      Jajajaja ay, perdona, me ha hecho muchísima gracia tu comentario! Y es que es verdad, quien menos te lo esperas, ¡zas!.

      Respuesta
  • Pingback:¿Cómo afrontar las críticas en cuanto a la crianza? | Orquidea Dichosa ahora MAMA. Blog de Mamá a mamá

  • el 18/01/2013 a las 1:36
    Permalink

    Cada vez que recuerdo lo que vivi en mi embarazo y el puerperio siento rabia. Siento que me quitaron algo y me duele saber que no lo voy a recuperar. Cuando mi suegra supo de mi embarazo, se enfado mucho aunque intento disimularlo, pero pocos dias pasaron hasta que exploto y afirmo que mi hijo era un error. Puñal que nunca podre sacar de mi corazon. Durante mi embarazo se metia en todo y mi entes novio al igual que yo mantenia la compostura, pero ambos sufriendo por dentro y cada poco “boom” acababamos explotando uno contra el otro. De hecho sigo sintiendo rechazo al hecho de estar embarazada. Mi bebe ayer cumplio 7 meses, cuando nacio, mi ahora marido meses antes pidio a su madre q no viniera al hospital. Pues hasta la noche antes del parto ella insistio ke iria a ver salir al bebe del paritorio. Q pa ca q pa lla… Pero al final mi marido le dijo q si lo hacia se liaria la cosa y como el curra ahi no queria escandalos. Bueno nos dan el alta… Llegando a casa se aparece la señora. Yo solo queria no despegarme de mi hijo, en el hospital me daba taquicardia cuando se lo llevaban a asearlo. Pues el primer dia en casa la madre de mi marido lo pidio y yo por dentro me moria , no queria darselo y mi marido no me ayudaba… Pues lo cogio yo me sentia un cero a la izquierda como madre, estaba en nuestra casa propia de mi marido, mi hijo y mia. Pero tras el parto me senti una intrusa con la llegada de la señora. Venia a quedarse cuatro dias… Si haber pedido permiso, sin avisar… Al la mañana siguiente na mas despertarse nos dio una voz a la habitacion diciendo que queria coger al bebe. Os juro que solo queria huir con mi cria (niño) pero no tenia a donde porque ademas soy extranjera y no tengo mas familia aqui. De nuevo me quitan a mi bebe pero segun ella venia a ayudar. Pos nada yo me pongo a barrer y fregar el suelo ademas lavar la ropa del bebe ( del hospital) mi marido pos nada haciendo de anfitrion a la bienvenida… Porque ya el bienvenido no era mi hijo.

    Respuesta
  • el 18/01/2013 a las 2:20
    Permalink

    Yo ya no podia mas y mi marido frustrado porque la situacion se le iba de las manos y el queria hacer bien su nuevo papel. Acababa de tener un hijo y ademas tenia una novia recien parida y un bebe que atender. Creo que hemos sido su mayor reto como pasientes y sin saber ni fregar un plato y ademas atender a los autoinvitados… Pos aun cuando me sentia una extraña incluso en mi propio cuerpo. Tuve el valor de pedir a la señora q se fuera. Armo un numerito y se fue al dia siguiente. Pero luego los amigos… Los papeleos… Los medicos… Todos te dicen la mejor forma de criar a tu hijo. Pero realmente parece mas bien que lo odiasen. La tristeza postparto es terrible sobre todo sin apoyo. Pasadas un par de semana empese a sentirme mejor y util para mi bebe. Aunque iba encaminando la crianza hacia donde me decian y note q aquello no me gustaba ni al bebe tampoco. Yo tenia unos planes pero la cosa se desviaba y mi marido creia mas en su inexperiencia q en mi instinto y el suyo y claro todo eran discuciones. Justo a los 3 meses arranque la pagina y comense de cero. Ahora nuestros instintos son la guia en la crianza de nuestro hijo, ahora lo primero es nuestro bebe y su bienenstar, ahora sabemos enfrentarnos a los q opinan negativamente sobre nuestra crianza y a hacer oidos sordos, ahora los tres nos sentimos uno, ahora nos besamos, nos abrazamos, jugamos, reimos. Dormimos los tres juntos y sobra espacio en la cama. Antes sufriamos los tres porq ser padres y ser un hijo-bebe era muy duro. Ahora somos felices, respetandonos, siendo empaticos, dandonos amor y cariño y siendo un equipo unido y fuerte. Doy gracias a mi hijo, a mi marido, a nuestra amiga q nos ha apoyado y al Dr.Carlos González

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:10
      Permalink

      Vaya historia… no sé qué decir. Darte la enhorabuena por haber sido fuertes, por haberos mantenido unidos. No hay nada como tener claro que la familia nuclear son papá-mamá y los hijos. Los demás, si quieren y pueden participar, genial, si no, pues sobran. Besos!!

      Respuesta
  • el 18/01/2013 a las 2:27
    Permalink

    Es estupendo este post, gracias por ayudar de esta manera a las mamis que puedan tener dudas sobre sus capacidades. Ojala os hubiese leido en aquellos dias tan dificiles, porq seguro q hoy no me arrepentiria de haber escrito mal aquella hoja que tuve que arrancar. Un saludo y besos

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:11
      Permalink

      Gracias a ti, de verdad, porque compartir tu experiencia ha sido muy importante para mi, gracias por compartirlo conmigo. Besos.

      Respuesta
  • el 18/01/2013 a las 7:39
    Permalink

    Menudo post más chulo. De acuerdo al 100%

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:11
      Permalink

      Gracias Laura!

      Respuesta
  • el 18/01/2013 a las 9:47
    Permalink

    Qué difícil lo tienen las mamás hoy en día. La presión es tremenda y lo peor es que salen perjudicados los más inocentes. Ojalá la blogosfera maternal cale muy profundamente en muchas conciencias. Lo estáis haciendo fenomenal. Gracias por compatir.
    Un abrazo.

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:12
      Permalink

      Bueno… sin ánimo de meterme en un terreno pantanoso, diría que sólo parte de la blogosfera maternal va por ese camino. Hay otra parte que está tomando otros rumbos bastante diferentes.

      Un beso, gracias a ti.

      Respuesta
  • el 18/01/2013 a las 17:09
    Permalink

    A mí me dijo la nutricionista en estos días, que que pena meterse en un tema que no era de ella pero que los bebés deben dormir toda la noche desde los 4 meses y que al dormir conmigo soy yo la que despierto a la bebé y no el hambre, cuando le dije que yo la acostaba en su cuna y ella despertaba llorando y solo se calmaba al alimentarla me respondió: A eso la acostumbraste!
    Claro, como si desde que nació yo hubiera pensado que mejor la despierto 2 veces en la noche para que coma.
    Simplemente le contesté si que para desacostumbrarla había que dejarla llorar yo no lo iba a hacer.
    Así que se quedó callada y siguió con su tema.

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:12
      Permalink

      Alucinante! Demasiado bien contestamos, ¿verdad?.

      Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:12
      Permalink

      Claro que sí, muchas gracias por compartirlo.

      Respuesta
  • el 18/01/2013 a las 17:56
    Permalink

    El artículo me ha gustado mucho, gracias orquídea por tu participación.
    Sin ánimo de crear polémica, sino de abrir el debate, lanzo una pregunta: ¿qué consejos se deben escuchar? Porque hay consejos muy valiosos, que a veces nos negamos a escuchar porque los consideramos una intromisión en la crianza…
    Esta es una pregunta que ronda muchas veces mi cabeza. La inseguridad que comenta Orquídea en el artículo, ¿no nos pone a la defensiva en muchas ocasiones?
    Hace poco leí una frase que me dio que pensar: “no hagas de tu maternidad una cruzada”. ¿Nos pasa eso a veces? Tras mucho pensarlo me he dado cuenta de que yo sí he caido en ese error en ocasiones, especialmente con el tema de la lactancia.
    Quizá sea todo más sencillo, quizá tengamos que limitarnos a disfrutar de aquello en lo que creemos.

    Respuesta
    • el 19/01/2013 a las 23:41
      Permalink

      ¿Qué consejos se deben escuchar? Pues los que se han pedido. Y escucharlos, no significa tener que llevarlos a cabo. Se escuchan, se meditan y, luego, cada cual hace lo que considere oportuno.

      Hay una(mala) costumbre de aconsejar a los padres primerizos en absolutamente todo y de meterse en la vida de los demás. Sinceramente, a mí me molestan enormente los consejos que no se han pedido (pero no sólo en lo referente a la maternidad, sino en todo …).
      ——–
      – Súbele la capota para que pueda dormir …
      – ¿Eh?
      – Que le subas la capota para que esté oscuro y se duerma
      – 0_o pero si en Alemania NO tenemos persianas … :DDDDDDDDDD
      ———–
      – ¿No aguanta 3 ó 4 horas sin toma?
      – emmmmm es que le doy a demanda y no por horas
      – Debería aguantar 4 horas porque es mejor para ti
      – 0_o
      – no tienes vida, eres una esclava de la teta. Todo el día con la teta fuera.
      – ?_? coño … la que hace topless todo el verano :DDDDDDDDDD
      ————-
      – ¿cómo lo llevas ahí?
      – porque me gusta
      – ¿Y tu espalda?
      – mi espalda bien, gracias … ¿la tuya?
      —————-

      Sinceramente, llega un momento que cansa … que todo el mundo te de la murga con algo. Muchos de los comentarios pueden influir en los padres … para bien o para mal. Hay muchas mujeres que pasan por una depresión postparto porque ante tanto consejo, se llegan a considerar inútiles.

      Respuesta
      • el 20/01/2013 a las 20:21
        Permalink

        No sabes cuánto te comprendo!!!!!

        Respuesta
      • el 22/01/2013 a las 13:04
        Permalink

        jajajajajaaj me ha encantado el ejemplo del topless!!! A mí me ponían mala cara por “sacar” la teta mujeres que siempre hacen topless… y sus maridos también, no creáis eh! Yo creo que a veces ni se paran a pensar en lo que están diciendo.

        Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:15
      Permalink

      La maternidad nos hace vulnerables, por eso estamos a la defensiva.

      Pasa incluso con gente que realmente no tiene un rumbo definido, que nunca se ha hecho preguntas sobre maternidad ni ha leído libros ni se imagina todo lo que hay aquí montado en el 2.0… pasa cuando le he comentado a alguien que esa mochila que llevaban era una “colgona” y, por tanto, mala para la columna y caderas del niño y nada recomendable. La mayoría de las veces lo han encajado mal, hasta el punto de que ya son muy pocas las veces en las que digo nada, aunque a mi me hubiera encantado que alguien me dijera algo.

      Creo que hay que tener los oídos bien abiertos a todo en esta vida, pero hay que tener un buen filtro para que lo que no interesa o hace daño vaya rápidamente a la basura. De todo se puede aprender, pero a veces de los malos consejos, de las críticas despiadadas lo único que se aprende es a conocer a quién tienes delante y qué clase de persona es, lo cual no es poca cosa, por cierto…

      Respuesta
      • el 20/01/2013 a las 21:08
        Permalink

        Jajaja. Me hace gracia lo de la mochila. Si me lo hubieses dicho a mi te invitaba a merendar, como me paso con una q fue conmigo a clases postparto. Quedamos para un curso de introduccion a los alimentos y yo llevaba al peq en una no ergonomica q le regalo el abuelo pero escogida por mi. Yo q iba a saber de mochilas si ni bolso uso. Solo me importaba poder llevar a mi bebe lo mas cerca posible.
        !!!que haces?, dice mi compañera!!! !!! No se, le respondo!!! me dice q esa mochila no es buena y me explica logicamente el porq. Demasiada logica y sentido comun para descartar el comentario. Ya tenia pensado comprar otra porke akella me molia los hombros y espalda. Aproveche q estabamos en la tienda y la presencia de quien en ese momento dejo de ser mi compañera y supe que seria mi amiga. Entre ella y su marido, mi marido, yo y los hijos de ambas.. Escogimos una mochila ergonomica. Que diferencia… Llevo un tiempo empapandone y bien, sobre el mundo del porteo, despues de mucho estudiar y comparar y mi experiencia en la costura…. Mi marido y yo, hemos pasado dos noches haciendole un mei tai al nene para el verano

        Respuesta
        • el 20/01/2013 a las 21:16
          Permalink

          Esta mañana lo probamos y el bebe sorpendido y mordiendo el mei por tos laos.. Al poco de ponerlo se kedo dormido. El rendido y yo haciendo mis cosas de casa. La verdad es q los bebes pierden muchos kilos en un mei

          Respuesta
          • el 21/01/2013 a las 0:35
            Permalink

            Los bebés pierden muchos kilos en cualquier portabebé! jaja

        • el 21/01/2013 a las 0:35
          Permalink

          Hombre, yo supongo que en un ambiente de padres interesados en cómo introducir los alimentos a sus bebés sí se puede uno permitir hacer el comentario sobre la mochila colgona, algo nos dice que en ese ambiente los padres están deseosos de aprender, ¿verdad?. Me parece genial lo del mei-tai, qué apañaos!!!

          Respuesta
          • el 21/01/2013 a las 1:33
            Permalink

            Si claro. Respecto a criar con respeto y/o de forma natural, todo lo que sea positivo para el niño yo lo recibo como el mejor regalo.

    • el 22/01/2013 a las 12:50
      Permalink

      Tiempos, efectivamente pienso como tú, estamos más vulnerables, nos sentimos inseguras, y nos afecta más lo que nos dicen. Tambíen hay que tener en cuenta quién lo dice y cómo lo dice… que a mi me han “llevado la contraria” con todo el cariño y el respeto y no me he sentido atacada, he escuchado, he valorado, y he tenido en cuenta -o no- el consejo/opinión. Pero hay personas y personas, y formas y formas. Y para eso es para lo que tenemos que estar preparadas.
      ¿Qué consejos se deben escuchar? Bajo mi punto de vista, los que se den desde el cariño y/o el respeto. Tomarlos en cuenta o no es otro percal, y depende únicamente de cada una 😉

      Respuesta
      • el 25/01/2013 a las 18:05
        Permalink

        Me quedo con eso último, con escuchar los consejos que vienen desde el cariño y el respeto, si tontos no somos ninguno…

        Respuesta
  • el 19/01/2013 a las 14:45
    Permalink

    Hola tiempos. Respecto a tu primera pregunta, opino q nadie tiene el deber de escuchar ningun consejo. En cualquier caso creo q una madre q quiere a su hijo solo oiria aquellos consejos q ella considere beneficiosos. Sin embargo, hay mucha gente q no distingue entre dar un consejo y entrometerse y otros tantos dan supuestos consejos q no tienen ni pies ni cabeza; y peor aun.. Aconsejan sin haber tenido ni la mas escasa experiencia. Estaria bien saber a q consejos valiosos te refieres, porq yo por ejemplo he tenido q oir a la madre de mi marido decirme q la mejor alimentacion para mi hijo no era el pecho, q los especialistas recomiendan la leche de vaca como mejor alimento. Pero ocurre q esta señora jamas hizo el intento ni de acercarle una teta a mi marido ( hijo unico) para ver si el muchacho queria mamar el ceno de su madre. Un animal no puede alimentar mejor a otra cria q a la de su propia especie en situaciones normales. Es normal q una madre tenga dudas, temores, curiosidad, dudas, etc.. Sobre todo si es primeriza, pero si ademas se le agobia dociendole como debe ejercer su maternidad puede llegar a sentirse insegura sobre todo si es una persona emocionalmente mas sensible. Tambien es normal q una persona se defienda cuando se siente atacada y eso es lo q gran parte de la sociedad hace y es por ello q la maternidad se convierte e en una batalla, El instinto de una madre ( de una madre, no de la madre de los padres) es y sera la mejor guia ara criar a los hijos. Queria decir una cosa: mi hijo tiene 7 meses y raya los 9 kg , mi pecho es su principal alimento. Come (lo mismo q comemos nosotros), lo hace solo, bebe en vaso normal, solo requiere ayuda al sujetar la cuchara y nunca ha comido papillas ni triturado y le encanta comer. De nuevo estupendo post. Saludos

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:16
      Permalink

      Creo que todos en un momento dado podemos agradecer un consejo, o podemos tener ganas de darlo cuando creemos que podemos aportar algo. Pero en líneas generales no somos todos, todos sabemos cuándo estamos aportando algo de manera constructiva y con tacto y cuando, simplemente, vamos a tocar las narices.

      Respuesta
  • el 19/01/2013 a las 14:54
    Permalink

    De nuevo, me ha gustado mucho tu post.
    Estoy totalmente de acuerdo con Tiempos, nos dejamos llevar y hacemos de ser madres una cruzada.
    Es inevitable dar consejos y opinar, si alguien te dice q le duele la espalda, que levante la mano quien no haya dicho: “tómate un ibuprofeno!!” y no se monta ningún follón porque te hayan sugerido/ indicado/opinado algo.
    Con la maternidad es lo mismo, no nos engañemos, pero el tema es más sensible y parece que quien opina, ataca directamente a los padres de la criatura acusándolos de ineptos, inútiles y un montón de cosas más.
    ¿Qué pasaría si cuando seamos abuelas (madres y suegras) nuestra hija o nuera se decide por la LA, por ej? Y además convencida, no de eso de no saber que hacer. ¿No iríamos con las bondades de la LM a opinar y comentar?
    No hay porque hacer lo que digan los demás, ni en la crianza, ni en la vida en general, pero tampoco creo que consista el asunto en hacer de la maternidad un “yo contra el mundo” por sistema, cada vez que alguien habla de un tema en el que no se coincide al 100%.
    Un beso y enhorabuena de nuevo por este post

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:20
      Permalink

      En la próxima entrada voy a desarrollar un poco este tema, estoy de acuerdo con vosotras, aunque no sé si es exáctamente lo mismo. En este caso, muy especialmente por las vivencias que ha tenido Orquidea Dichosa, estamos hablando de cómo afrontar que tu entorno considere que la crianza que estás llevando a cabo es nefasta y no paren de incidir en ello. Por supuesto que en la vida normal todos opinamos y eso no tiene por qué ser, a priori, negativo, aunque como he dicho en otro comentario, creo que todos sabemos cuando abrimos la boca si lo estamos haciendo con tacto y para construir o solamente vamos a generar tensión.

      Esto que comentas de si una nuera optara por la LA… partiendo de la base que supongo que le contaría que me he dedicado a temas relacionados con la maternidad durante años (¡quizá algún día me haga asesora de lactancia!), le contaría cuál ha sido mi experiencia con la LA y con la LM y mi opinión sobre el tema. Lo que haría sería invitarla a que se informara y a que decidiera por ella misma, además de prestarle todo mi apoyo. Desde luego, haría todo lo posible para no hacerla sentir mal con el tema.

      Gracias por el comentario!!!

      Respuesta
    • el 22/01/2013 a las 13:01
      Permalink

      Me gusta el ejemplo del ibuprofeno… y ahora te doy el contraejemplo.
      ¿Y si yo soy alérgica al ibuprofeno, y te digo que no puedo tomarlo porque me pongo fatal y al final es peor? ¿Y si tú sigues repitiendo tu consejo, a pesar de que te diga que no puedo? Pero a tí te da igual lo que yo diga, tú tienes tu idea preconcebida -si hay dolor, tomar ibuprofeno- y no sales de ahí, y encima ya me dices que tome ibuprofeno en cuanto ves que hago un mal gesto, y además te enfadas porque no te hago caso…
      Hay gente que es así, que no escucha, que le dan igual tus motivos, que sólo considera válidos los suyos. Y hay también quien se siente atacado por los tuyos, y no duda en atacarte por ello.
      Como apunta Mamá (contra) corriente, es la vivencia que yo he tenido, por suerte no todo el mundo es así pero sí hay personas que son muy corrosivas. Y estas cosas, con un bebé recien nacido, sin dormir apenas, con muchos miedos e inseguridades, te pueden afectar y mucho. Por eso hay que estar preparadas 😉

      Respuesta
  • el 19/01/2013 a las 16:01
    Permalink

    Me parece respetable una lactancia u otra si los padres consideran q es lo mejor para su hijo q al fin y al cabo son los principales protagonistas pero muchas veces a quienes menos se les tiene en cuenta. No creo que el mundo este en mi contra. Al contrario pienso que todo el mundo es buena persona, aunque mucha gente se inmiscuya donde no le corresponde. No creo q sea inevitable aconsejar ni tampoco q haya q dar consejos por todo y menos si no beneficia. Yo soy auxiliar de enfermeria y tengo conocimientos de algunos medicamentos comunes, cuando alguien conocido me dice.. Me duele aqui.. Siempre digo ( si te preocupa, tienes el medico de cabecera). Cada quien q haga lo que le parezca pero esta bien tomar en cuenta al niño y lo q es mejor para el.

    Respuesta
    • el 19/01/2013 a las 17:03
      Permalink

      Sólo una puntualización, mi comentario era en relación al post publicado, por tanto la expresión “yo contra el mundo” que he utilizado ha sido de manera genérica. Si has pensado que lo decía por ti, no es así, no estaba contestando a tu comentario, cosa que si hago ahora. Saludos.

      Respuesta
      • el 20/01/2013 a las 14:20
        Permalink

        No hombre no!!! Tranki yo no me me lo he tomado para mi, por eso no te preocupes. Lo que pasa es que me utilizo para hablar por mi, ya que no me gusta hablar por los demas ni meter a todo el mundo en el mismo saco. Y como estamos en un post me tome la libertad de responder a tu comentario… Con mi opinion. Saludos. 😉

        Respuesta
        • el 20/01/2013 a las 20:21
          Permalink

          Muchas gracias chicas, da gusto hablar con vosotras!

          Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:20
      Permalink

      Tu última frase es importante. Yo creo que en la crianza “estándar”, por llamarla de alguna manera, normalmente prima más el interés de los padres/familia que las verdaderas necesidades del niño, a las que además no se suele prestar ni la más mínima atención.

      Respuesta
  • el 19/01/2013 a las 16:25
    Permalink

    Se puede decir más alto pero no más claro, cada madre sabe bien qué hacer y qué no hacer con su pequeño. Los consejos gratuitos, no pedidos y que realmente no aportan nada positivo están de más en nuestra vida y debemos hacer oídos sordos

    Respuesta
    • el 20/01/2013 a las 20:21
      Permalink

      Gracias Zulema, un beso.

      Respuesta
  • el 20/01/2013 a las 21:54
    Permalink

    ¡Buenas noches!
    me ha encantado la entrada y todo el debate que se ha generado a raíz de la pregunta de @Tiempos. Yo creo que me he vuelto un bicho raro y no acepto consejos de nadie (por mucha lógica que tengan) pero es que cuando llegué a Alemania, me aconsejaban hasta como hervir las lentejas … Choque cultural. En mi casa se hace así, en la tuya asá …

    Nunca jamás le he dicho a una amiga lo que tenía que hacer con su maternidad. Miento, sólo una vez y le pedí perdón meses después ,porque mi consejo había sido una gran cagada.
    Cuando mis amigas (que somos muchas primerizas) se quejan de la maternidad, las escucho. Les presto mi empatía. Y ahí se acabó el tema a no ser que ellas pregunten directamente cuál es mi opinión.
    Soy una persona con bastante personalidad. Aún así, muchas veces, los comentarios de la gente me hicieron dudar. Si en vez de haber sido fuerte, hubiera sido insegura, no habríamos llegado hasta hoy con la lactancia.

    Respuesta
    • el 21/01/2013 a las 0:37
      Permalink

      Es un debate muy interesante, la verdad que sí (como diría mi hijo mayor jajaja).

      Bueno, yo creo que entre amigas se pueden hacer muchos comentarios, para eso es la amistad, ¿no?. Yo al menos tengo amigas con las que comparto cosas, no “temo” de sus consejos, sé que todos construyen e intentan aportar algo.

      Enhorabuena por esa lactancia ¡y por tu seguridad!.

      Respuesta
  • el 21/01/2013 a las 21:06
    Permalink

    Jo, en estos casos hasta me da penita escribir por que siempre soy la parte contraria. Me encanta el post y estoy solo de acuerdo en parte. Yo pregunto… ¿Solo por ser madre te da derecho a ‘hacer lo que te da la gana’ con tus hijos? Es que hay afirmaciones que son peligrosas en algunas madres por que bajo la premisa de ‘hago lo que me da la gana, me da igual lo que digan los demás, crio a mi hijo a mi manera’ acaban educando niños con dificultades sobrevenidas y otras muchas rarezas que veo por ahí. He visto madres que se pasan por el forro las recomendaciones que se le hace desde el equipo pedagogico de la escuela ¿entonces para qué lo llevas?. He conocido madres que tratan a sus hijos como mudos, sin estimular el lenguaje ni lo más minomo (porque además con una mirada ya le dan todo lo que piden) y la criatura con 5 años solo dice 3 palabras por que no necesita ‘más’ (y no tiene problemas neurologicos ni problemas del aparato bucofonador). He visto niños como aunténticos salvajes además de insultar a la gente o dar patadas y la madre justificarse con un ‘ es que si los riñes los traumatizas’ y un largo etc que como educadora he visto a lo largo de bastantes años. Y me parece una pena. Yo no digo que la gente se tenga que meter en tu vida, pero a veces hay que ser más abierta a posibles comentarios o críticas que te puedan hacer por que nosotras no somos perfectas y quizás lo que estás haciendo no es lo mejor para tus hijos aunque lo veas así. A todo esto añado que se de quien no le deja a su hijo a nadie de su familia por que dice que no saben educar… me pregunto que hubiese sido de ella sin su familia… (yo ya me rio por no llorar….)
    Para terminar tambien recuerdo que muchas veces a la pareja no se la tiene en cuenta y al final siempre hay problemas por el enfrentamiento de dos puntos de vista distintos sobre la educación de los hijos. Esto debe ser un tema que hay que plantearse en la pareja antes de ponerse a ello, que luego pasan las cosas que pasan…..l

    Respuesta
    • el 22/01/2013 a las 13:18
      Permalink

      Ser Educadora, te agradezco tu comentario, pero estás omitiendo una parte importante… fíjate que de lo primero que hablo es de que hay que informarse bien. Y además hablo de crianza, no de educación. Se que son dos términos que van de la mano, pero no es lo mismo, y además es un tema para mí muchísimo más complejo.
      Te puedo decir que yo, personalmente, cojo muy con pinzas los consejos de los profesionales acerca de crianza. Sin embargo, si me hacen alguno en cuanto a educación lo tomo en consideración. Que lo ponga en práctica o no es otro percal, pues debido a mi formación hasta puede que maneje información más fresca que el “consejero” 😉

      A mí también me parece tremendo lo que cuentas, es algo que he visto en niños cercanos, pero mi experiencia es que es gente que en general no se informa, hace “lo que toda la vida” o sencillamente lo que le da la gana. Pero esa es sólo mi experiencia 😉

      Gracias por tu comentario, me ha parecido muy interesante :O)

      Respuesta
      • el 22/01/2013 a las 20:32
        Permalink

        Nada mujer, yo siempre con el punto para la i. Pero quería comentarte que había leido bien todo el post, se que lo primero es informarse pero los casos que te comentaba eran gente informada sobre crianza natural (hicieron de todo menos ‘lo que se hacía de toda la vida’ eso te lo aseguro) lo que pasa es que decidieron interpretarlo como quisieron o llevar algunas afirmaciones a rajatabla. A parte de eso, quería comentarte que criar implica y engloba todo: alimentación, sueño, educación…. Quiero decir, no es que vayan de la mano, es que es un todo, un mismo fin. Tu al tiempo que alimentas a tu hijo lo educas: si lo dejas comer solo lo educas en autonomía y si le das tu de comer tu cuando podría hacerlo solo le frenas su desarrollo personal.
        Y bueno yo solo pudo hablar de lo que conozco pero por suerte, en la ciudad donde trabajo hay escuelas muy buenas con unos buenos gabinetes donde el personal está en constante aprendizaje y reciclándose por el bien de los pequeñajos que están con nosotras.

        Respuesta
    • el 25/01/2013 a las 18:17
      Permalink

      ¿Quien ha dicho que haya que hacer lo que te de la gana con tus hijos? Más bien es todo lo contrario. Como te comento en tu otra respuesta, yo estoy hablando de crianza consciente, lo cual implica informarse, formarse un criterio tras meditar profundamente e intentar decidir lo mejor siempre pensando en el niño, no en uno mismo (esto último raro raro raro de ver!). Estos ejemplos que estás poniendo son de crianza insconsciente, y me da igual si hablamos de gente que muele a palos al niño por no estar callado y sentadito (extremo autoritario) o de gente como tu dices que no educa porque cree que no hay que hacerlo (extremo mal entendido de la crianza respetuosa). En cuanto a la familia, la tribu es fundamental, pero desde luego hay familias que han educado fatal a sus hijos y no es de extrañar que después ellos no quieran repetir esos patrones.

      Respuesta
  • el 31/01/2013 a las 13:05
    Permalink

    Joo!!me ha gustado muchisimo,me he sentido tan identificada en todo lo que dices!!me has ayudado mas de lo que puedas pensar en serio!!

    Respuesta
  • el 22/03/2013 a las 15:13
    Permalink

    Me da mucha pena por tantos niños que tienen que sufrir la consecuencias por estos “consejos”. No me cabe en la cabeza que se critique tanto el darle amor y confianza a tus hijos. Deberían decirte lo contrario, lo bien que lo haces. Parece que molesta la crianza normal, porque para mi lo raro y antinatural es lo otro. Los niños son lo más maravilloso de este mundo. Tenemos que cuidarlos y respetarlos.

    Respuesta
  • Pingback:¿Critican tu forma de criar? | Maternidad Continuum

  • el 25/05/2013 a las 15:49
    Permalink

    Gracias por esta entrada, gracias por tus palabras porque es cierto que muchas veces la duda asoma por cualquier resquicio. Conversaciones casuales que esconden una doble intención te taladran el cerebro sin darte cuenta, y terminas dando explicaciones sin saber por qué. Y lo que es peor tú que estabas tan feliz con tu forma de vivir con tu hijo, tu hijo que estaba tan feliz creciendo atu lado… Por qué, quién inventó la frase de tienes que despegarte un poco de él? No lo entiendo. No lo comparto. No creo que sea cierto. No quiero tener que responder a estas cuestiones continuamente. Así que gracias. Muchas gracias.

    Respuesta
  • el 01/02/2014 a las 4:40
    Permalink

    hola, me encanto tus articulo y el blog entero….
    para mi es un tanto difícil aceptar las criticas sobretodo de la familia, por supuesto que no dejo que vean mi vulnerabilidad, aunque en el fondo me duelen mucho las criticas.
    mi fortaleza es mi hijo, verlo crecer feliz y sanito me confirma que mis decisiones son las correctas.
    saludos y muchas gracias

    Respuesta
  • Pingback:¿Cómo afrontar las críticas en cuanto a la crianza? - La Orquidea Dichosa ahora MAMA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com