Cuando el postparto te funde las neuronas

Estado de mis neuronas: crítico.

Previsión de mejora: incierta.

Medidas a tomar: intentar respirar hondo cada día, dejar fluir los tiempos, priorizar comer y dormir bien (¡qué difícil!) y sacar un ratito para mover el cerebro, por ejemplo, con esta app gratuita de estimulación cognitiva.

 

¡Socorro! El postparto me funde la neuronas 

Tengo que decir que esto no es nuevo para mi.

No sé en tu caso, pero a mi el postparto me funde las neuronas mucho más que el embarazo.

¿En qué lo noto?:

– Un espesor mental preocupante, que se pone de manifiesto en cosas como:

– Dificultad para concentrarme,

– Intentar hacer muchas tareas a la vez y hacerme un lío,

– Incapacidad para recordar detalles,

– Olvidos constantes, incluso a mitad de una tarea,

– Equivocaciones tipo meter los pañales en el cubo de la ropa sucia y la ropa para lavar en el lavajillas,

– Problemas incluso para hablar, por ejemplo que no me salgan las palabras o equivocarme al pronunciarlas,

– Dificultad para abordar problemas sencillos que requieran pensar un poco,

– No saber en qué día vivo,

– Entrar en una tienda y no saber a qué he venido.

Relativización de todo lo que no está relacionado con la maternidad y cuestiones importantes de la gente que quiero. Esto es un problema más serio de lo que parece porque con bastante facilidad te lleva a tener problemas para relacionarte. Como no es la primera vez que me pasa, estoy prevenida e intento poner toda mi atención pero de verdad es que me supera. Soy incapaz de recordar otros temas, noto claramente como mi cerebro clasifica la información que recibe y deshecha todo lo que no esté relacionado con la pequeña y siento que no puedo luchar contra su inmenso poder.

Alteraciones del sueño: A pesar del cansancio, la mayoría de los días me cuesta conciliar el sueño y con frecuencia tengo sueños raros.

Sensación frecuente de tensión, que noto a nivel emocional (llegando a veces hasta los umbrales de la ansiedad) y a nivel físico (tensar los hombros, apretar los dientes…)

– Algunas veces me asaltan pensamientos inquietantes durante el día, por ejemplo de accidentes o enfermedades.

 

¿Por qué me pasa esto?

Hablamos mucho de los cambios fisiológicos, de los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, pero quizá deberíamos hablar más de lo que pasa en el puerperio. Y no sólo en el puerperio más inmediato porque ¿cuánto dura el puerperio? ¿cuándo acaba el postparto?

Esto es algo que he notado al tener a mis tres hijos: el mundo parece que te concede la cuarentena, quizá unas semanas más de margen y a correr. Si tu no estás lista, la gente te hará ser consciente de que esto no es lo que esperan de ti.

Pero lo cierto es que mientras dure el postparto el cuerpo y la mente están centradas en una única cosa: criar. Y es muy complicado salir de ahí.

No es algo malo, no es depresión postparto, no es algo irreversible y desde luego no es algo sobre lo que la gente tenga que opinar.

¿Qué más cosas influyen?:

  • Dormir poco y mal. Parece mentira hasta qué punto afecta el no descansar pero yo lo noto muchísimo. Los días que duermo mejor estoy mucho mejor y los días que duermo mal tengo un montón de síntomas.
  • Comer poco y mal. El cuerpo necesita nutrirse y si llevas semanas alimentándote de ensaladas frías, al final se nota sí o sí.
  • La falta de ayuda.
  • La excesiva sensación de responsabilidad que a menudo nos cargamos en nuestros hombros.
  • El aislamiento social que produce estar criando intensivamente.
  • La falta de apoyo emocional.

 

¿Tiene algo de bueno?

Como quiero que este post esté escrito en clave de humor, te diré que creo que sí tiene ciertos aspectos positivos.

Esta relativización de la que hablaba al principio a mi me parece bastante útil. Con el tiempo irá aflojando, de modo que te permitirá relacionarte con normalidad con la gente, pero a mi al menos me ha ayudado mucho a dejar de preocuparme por todas las tonterías que me preocupaba antes de tener hijos. A ver, sigo siendo bastante pánfila, porque soy de tomarme las cosas a pecho, pero ya no me llevo ni de lejos los disgustos que me llevaban antes ni le dedico tanto tiempo.

De la inmensa mayoría de las cosas que cuento te vas a recuperar. Pero nunca volverás a ser la misma. Tu cerebro volverá a ponerse en marcha, pero yo estoy segura de que la organización mental cambia. Por mi experiencia personal y la de otras madres con las que he hablado, nos volvemos mucho más eficientes, rápidas y organizadas. Y eso mola, te lo aseguro.

 

Cómo afrontar el postparto psicológico

El principal peligro que le encuentro a esta fusión de neuronas es que, si lo juntamos con otras sensaciones no muy agradables, corremos el riesgo de caer en depresión postparto. Por eso te aconsejo que si te estás sintiendo mal, busques ayuda cuanto antes.  No es un asunto banal y no tienes por qué pasar por ello sola. El empanamiento mental vale, pero si empiezas a notar tristeza y decaimiento, por favor, no lo dejes y acude a un profesional.

Dicho esto, para mi la clave es entender que es normal y llevarlo con humor.

¿Qué pasa si pasas una temporada atontolinada? Pues no pasa NADA. Yo creo que hay que reírse más de uno mismo y aceptar que no somos perfectos y ni falta que hace.

Tener un bebé es una gran responsabilidad y desgasta mucho física y psicológicamente. Pero para el resto del mundo es algo insignificante. Así que, si te preocupa el qué dirán, borra ese pensamiento. Yo procuro no olvidar nunca que cada uno llevamos nuestra propia mochila a cuestas.

 

Venga, cuéntame, ¿el postparto te funde las neuronas a ti también?

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com