Crecimiento personal

A estas alturas está claro que el mes de agosto está siendo un mes muy raro para mi. Siento que estoy cerrando una etapa y aunque intento no pensar en ello para disfrutar al máximo los días que quedan, no puedo quitármelo de la cabeza. Y estoy sintiendo un cúmulo de sensaciones muy dispares.
Por un lado, estoy en el mejor momento de mi vida. Me siento feliz, me siento llena y, lo que es más importante, me siento fuerte. Yo, que he sido el colmo de la indecisión y he tenido mi autoestima por los suelos, por fin he encontrado mi sitio en el mundo y tengo claro que nada va a apartarme de mi camino.  ¡Qué gran crecimiento personal!. Aunque sigo siendo hiper sensible (uno de mis grandes defectos, sin duda), los disgustos me duran mucho menos, le doy menos vueltas a las cosas porque cada vez tengo más claro que es inútil preocuparse de lo que uno no puede cambiar. Claro que sigo cogiéndome mis cabreos por las cosas que me ocurren pero ahora lo veo de otra manera. Me siento tan bien con mi familia de tres (bueno, de seis contando los bichos) que los demás me la traen al pairo. 
Es verdad que esto de ver Matrix me ha convertido en una persona cada vez más rara. Rara por las cosas que digo y rara porque me aislo bastante en cuanto huelo el menor atisbo de confrontación. Estoy en fase zen, se podría decir, no tengo ganas de discutir, así que cuando intuyo que alguien va a comportarse o a decir algo que me va a cabrear, procuro largarme, alejarme o, al menos, que me entre por un oído y me salga por otro. Y como me siento fuerte, cuando alguien busca que le responda, le digo lo que pienso, lo más educada y calmadamente posible y aguanto las caras y los gestos de qué rarita es esta chica sin que me entre esa ansiedad que me daba antes por sentirme tan diferente. Me siento más equilibrada.
Sin embargo, el saber que vamos a comenzar una nueva etapa me hace estar nerviosa. La guardería, mi vuelta al mierdacurro (con malas expectativas, además), muchos proyectos personales que estoy dispuesta a realizar sea como sea, los cambios que experimentará mi hijo durante su segundo (y próximo) año de vida y la idea de un futurible segundo embarazo (idea que, no nos engañemos, ha sobrevolado mi mente desde que di a luz)… ¡muchas cosas en la cabeza!.
Era de esperar que esto me pasara factura en la salud. La migraña interminable es un claro ejemplo, pero también el súper brote de acné que tengo, las pesadillas por las noches, contracturas musculares varias y un inoportuno resfriado que ayer hizo su aparición. Si tuviera que fijarme un proyecto psicológico a corto plazo este sería, sin lugar a dudas, dejar de somatizar todas las cosas que me suceden.
En definitiva: estoy pensativa y un poco cansada, sí, pero estoy muy muy bien. ¡Y satisfecha de estarlo!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

22 comentarios sobre “Crecimiento personal

  • el 20/08/2010 a las 12:01
    Permalink

    Olé!!!

    Pues me alegro mucho guapa, que aunque físicamente estés hecha una mierda, anímicamente te encuentren tan bien.

    Así que ánimo, que aunque esta nueva etapa es dura, porque separarse de tu hijo es muy muy muy duro y volver al trabajo es otro tanto, tranquila que lo vas a llevar y lo vas a superar. Y más sabiendo que estás así de fuerte.

    Ahora a recuperar fuerzas y ponerte buena de una vez.

    Besos

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 12:11
    Permalink

    ¿Sabes? Lo de somatizar me pasa a mí, es una putada porque, al menos en mi caso, la somatización se da porque soy incapaz de sacar de mí los nervios/rabia o lo que sienta en cada momento. Por eso está muy bien lo que dices de ser capaz de contestar a lo que haga falta, eso te servirá.

    Me gusta leer sobre las historias de superación de los demás. Además, creo que comparto contigo ciertos rasgos de los de "antes" y otros de los de ahora. Espero algún día tener tan claro eso de que los demás me den igual.

    Bonita entrada, da para pensar…

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 12:17
    Permalink

    Me alegro de que seas tan feliz, de verdad.
    Y los proximos cambios pues los asumiras con mucha fuerza y los superareis, a todo se acostumbra uno cuando no hay otra forma de hacerlo. Sera duro, no te digo que no, pero lo superareis. Y ademas tu bebito yo creo que lo pasara genial en la guarderia, se acerca a una edad que empieza a entender muchas cosas y en cuanto vea que se lo pasa pipa en la guarde, querra volver.
    Yo tambien ando dandole vueltas a un segundo embarazo, pero en mi caso, nuestros horarios por un lado, que julito creo que aun necesita nuestra total atencion y que yo se que no estoy preparada, hacen que me eche para atras. Ah, y que me toca convencer a papi, que no va a ser tarea facil.
    Yo creo q en mi caso cuando llegue el momento lo sabre, aparte de que creo que soy joven y tengo asumido que julito se va a llevar bastante con su posible futuro hermanito/a.

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 12:38
    Permalink

    Pues mira que a mí cada vez que te leo menos rara me pareces (salvo el hecho de que no te guste Agosto jeje). En fin, como reza una camiseta que tengo en mi armario "Todos somos raros".

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 12:52
    Permalink

    Suu, es que yo creo que el coco lo es todo. Ya lo pasé muy mal durante el embarazo y de ahí salí con el espíritu renovado. Parece que sintiéndose una más fuerte puede afrontar mejor los nuevos retos como el trabajo y la guarde, ¿no?. Gracias por los buenos deseos, yo también espero levantar cabeza pronto!.

    Sonix, es una putada, qué me vas a contar!. Yo soy una persona muy muy nerviosa, no lo puedo evitar ni creo que lo pueda evitar nunca. Lo de pasar de la gente quizá sea lo más sencillo porque una vez que consigues sentirte bien contigo misma, lo demás viene de la mano.

    Mamadejulio, yo creo que lo llevaremos bien, sobre todo el nene, que con lo que le gusta la juerga el que le tengan tan entretenido le va a encantar, seguro. Lo de un segundo embarazo es algo que está ahí, que es una idea. Yo tampoco me siento preparada ahora mismo porque mi hijo requiere muchísima atención y además tiene un carácter que agota. Pero el pensamiento lo tengo ahí, desde que nació, y cuanto más tiempo pasa, más fuerte es. Supongo que hasta que llegue un día que sepa que ha llegado el momento!.

    Mistress, ¿no será que tu también eres rarita?. Porque yo te aseguro que salgo a la calle y me tratan de rara rara rara. Creo que a muchos les parecería menos raro un perro verde

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 13:02
    Permalink

    Jaja puede ser…pero si algo me hace maravillarme Internet es precisamente que puedo googlear cualquier cosa que me hace sentir "bicho raro" y darme cuenta que efectivamente, ¡¡hay más gente que piensa como yo!! haz la prueba! :))

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 13:03
    Permalink

    Mistress, sí, a veces lo hago. Es lo maravilloso de Internet. Siempre digo que gracias a Internet he conocido gente estupenda y muy especial porque por la calle encontrar gente tan rarita es bastante complicado jajajaja.

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 14:38
    Permalink

    Para mi también esta siendo un extraño verano…
    El crecimiento personal va desarrollandose de forma esponencial. Lo de ver matrix es maravilloso, y lo de pasar hasta de pasar es el Quam… la única pega, esa migraña que indica claramente que vas por el buen cmino pero que aún te queda un pequeño trecho.

    ÁNIMO!

    Miles de besos.

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 14:49
    Permalink

    Pues sí amiga mía, el coco es el todo. Pero estás en una época de tránsito, de cambio, y generalmente no suele ser fácil. Los momentos de cambio implican mucha introspección y eso a veces "duele". En tu caso el "dolor" se somatiza y tu cuerpo lo paga a nivel físico. Es una forma de exteriorizar, porque por algún lado tiene que salir.

    Pero los cambios son buenos, evolucionas, maduras, te encuentras a ti misma. Lo veo importante, porque poco a poco vas consiguiendo llegar a un punto de encuentro contigo misma. Y te aseguro que no todo el mundo lo consigue.

    Joer, qué rollo zen que te he soltado eh?? je, je. Pero sabes que me alegro mucho que vayas superando obstáculos. Lo físico lo superarás, eres más fuerte de lo que piensas.

    Besos.

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 14:51
    Permalink

    Me alegro que te encuentres contenta y por la epoca que te llega no te preocupes,que seguramente la vas a superar rapidamente en cuanto veas que tu niño se adapta bien,aunque te de penita separarte de el.

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 17:51
    Permalink

    Es habitual lo de somatizar…a mi también me ocurre…

    Y, como tú, estoy asustadísima pensando el comienzo de la guarde, en un futuro embarazo (aunque esto también me ilusiona mucho), la entrada de mi yaya en la residencia…

    Pero bueno, mucho animo y una cosa detras de otra.
    Y me alegro muchisimo de que sientas que has crecido interiormente, a mi me ocurre lo mismo!!

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 18:52
    Permalink

    Qué bueno que este sea el mejor momento de tu vida, y además tenerlo a una edad tan hermosa como la que tienes, porque yo recuerdo mis 28 años, y tenía un optimismo y una energía envidiables!! Ahora con 39 no es que esté hecha un despojo, pero a nivel físico sí que se sienten un poco los años. En estos días que quedan para que termine agosto seguro que terminas de recuperarte y ya verás cómo encararás septiembre con toda la fuerza necesaria para que todo salga muy bien!
    Ah, y para las pesadillas, viene muy bien la vitamina B1. Besines.

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 20:57
    Permalink

    Me alegra que sepas identificar el mejor moemnto de tu vida y te felicito por ello. Porlo general las personas sólo lo sabemos cuando ya lo pasamos o estamos por terminar.
    Sigue disfrutando y no te preocupes por las personas belicosas que hay en todo el mundo y no por eso vamos a permititr que nos desequilibren el aura, jejeje.
    Un besote y te sigo deseando lo mejor.

    Respuesta
  • el 20/08/2010 a las 23:58
    Permalink

    Pues yo pensaba que era la única tia rara de este mundo… pero al final va a resultar que nosotras somos las normales y el resto del mundo los raros!!!
    Espero que te mejores de todos tus males… sales de una para caer en otra…que mala pata que tienes…

    Respuesta
  • el 21/08/2010 a las 18:50
    Permalink

    Leia Organa, muy cierto lo que dices de la migraña, gracias!.

    Belén, estamos muy místicas tu y yo, eh? jajaja. Gracias!

    Kithy, pues espero que sea una época buena para nosotros y que las cosas buenas superen a las negativas!.

    Ana, muchas cosas!. Yo lo de un segundo embarazo que conste que lo digo como algo que está ahí, que no me quito de la cabeza, pero que no me planteo seriametne. Creo que a mi marido le ocurre lo mismo, que por una parte está deseando y por otra parte no se atreve. Y eso es señal de que no es el momento. Todo llegará.

    Adry, no sé yo si estas cosas tienen que ver con la edad o no, eh? jajaja. Veremos qué tal este próximo otoño, desde luego va a ser muy distinto.

    Mayo, llevas razón, nunca se sabe hasta que pasa. Pero yo creo que sí, que estoy en un momento muy bueno y muy especial, sin ninguna duda. Esta felicidad que tengo ahora no la he tenido nunca!.

    LadyA, como se sabe eso? lo de si uno es raro o lo son los demás? Yo creo que somos raras, muy raras, porque tu sales a la calle y te das cuenta de que la gente no es así, ni piensa así ni por asomo.

    Respuesta
  • el 21/08/2010 a las 22:53
    Permalink

    Tal vez es que las rarezas de la gente se han generalizado hasta tal punto que ya es lo que resulta normal…Y, en cambio, lo que debería ser normal, por darse en muy pocas personas, se considera rareza…

    Respuesta
  • el 21/08/2010 a las 23:11
    Permalink

    Eso he dicho yo muchas veces, que hemos acabado viendo como normal cosas que realmente no lo son.

    Respuesta
  • el 22/08/2010 a las 14:53
    Permalink

    Me alegra leerte más animada, pronto llegará también la mejoria física, ya lo verás. En cuanto a los cambios que os esperan en la familia, estoy segura de que los afrontareis con mucha fuerza y valentia
    Un abrazo fuerte desde Málaga

    Respuesta
  • el 23/08/2010 a las 9:46
    Permalink

    Coincido contigo en que tener a mi hijo me hizo crecer como persona, ganar en seguridad, etc. Animo con los cambios que se acercan. Los cambios siempre cuestan, pero a veces nos sorprenden para mejor.

    Respuesta
  • el 23/08/2010 a las 10:34
    Permalink

    Me alegro de que estés mejor, al menos anímicamente. Físicamente vendrá después.

    Respuesta
  • el 02/09/2010 a las 18:21
    Permalink

    The world is full of too many people following too many people’s ways. Be different and be proud of it. But hey, I hear you, it’s not easy or a rose garden at all. Your husband and I used to chat about that…. ah, what memories!Keep it up, though. You are just the way you have to be 😉

    Respuesta
  • el 02/09/2010 a las 22:46
    Permalink

    Yasmin, muchas gracias por tus ánimos, desde luego ganas y fuerza no nos falta para afrontar todos los cambios!.Mamareciente, es que es así, a muchas los hijos nos han hecho crecer muchísimo, ver las cosas con más claridad.Laky, gracias!!.Francis, thank you so much for your kind words. I think I’ve always felt that different but couldn’t deal with it, now, as you say, I’m pround, I like the way I am.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com