Conservar la sangre del cordón umbilical

No se me había ocurrido hasta ahora que a lo mejor podía resultar interesante que os hablara de por qué elegimos guardar la sangre del cordón umbilical de mi hijo y la empresa con la que lo decidimos.
Para los que no lo sepan, la sangre del cordón umbilical contiene un gran número de “células madre”, unas células que son únicas, de obtención muy sencilla y tienen un enorme potencial en la curación de enfermedades como la diabetes tipo 1, lesiones cerebrales, talasemia… Es cierto que a día de hoy es un campo que está en pañales, pero no me cabe duda de que en las próximas décadas se harán grandes descubrimientos en este campo por lo que a nosotros nos pareció muy interesante la idea de poder conservar esas células, por si fueran necesarias en algún momento de la vida de nuestro hijo.
No entiendo por qué motivo en España se habla poco de este tema. Lo cierto es que algunos hospitales ofrecen la posibilidad  de donar esa sangre de forma altruista, pues de otra forma, los cordones son destruídos y se pierden todas esas células. Aunque creo que esto tiene una “pega” y es que, igual que cuando donas sangre, si algún día se necesitaran esas células, no te garantizan que sean las del cordón umbilical del niño y no sé hasta qué punto las de otro niño podrían dar problemas de compatibilidad (si estoy equivocada, corregidme).
En cualquier caso, a nosotros nos pareció que, pudiendo permitírnoslo, era una inversión “de vida”. 
Elegimos a SECUVITA porque nos parecieron los más serios y profesionales. Respondieron a todas nuestras preguntas (y fueron muchas, os lo aseguro) y nunca nos presionaron para contratar el servicio.
Pero existen varias empresas más así que si estais interesados, pedid información en todas. Con nosotros fueron muy amables todas ellas.
En cuanto al precio, si no me equivoco, el “kit” de extracción fueron 450 euros y una vez extraída y almacenada la sangre un pago único de 1.400 euros (creo que se podía financiar, no estoy segura). A partir del primer año del bebé se cobra una cuota anual, cuyo importe no recuerdo, pero creo que eran unos 90 euros. Sumando todo, son unos 2.000 euros. Nosotros consideramos que podíamos pagar este importe con los 2.500 que da el Gobierno por nacimiento de hijo y creo que fue una gran idea, puesto que además recibimos el ingreso del Gobierno mucho antes de que Secuvita nos cobrara el pago único. Para mi, ha sido un regalo muy especial que nos han hecho al nacer mi hijo. De otra forma, no sé si lo hubiéramos hecho porque reconozco que es mucho dinero y no todo el mundo puede permitírselo.
El kit te lo mandan a casa y tienes que llevarlo el día del parto. Los ginecólogos se encargan de todo. La única pega es que no todas las clínicas u hospitales (ni médicos) quieren ocuparse así que antes de contratar el servicio hay que asegurarse de que es posible en el lugar donde vayamos a dar a luz, para evitar problemas. En Madrid, por ejemplo, muchos hospitales públicos se niegan a hacer la extracción.
Una vez que ha nacido el niño, se llama al número que ellos te entregan y en pocas horas vienen a llevarse el kit. Unas semanas más tarde se recibe un certificado como que la sangre ha sido analizada y estaba en buen estado y el almacenamiento se ha producido.
La sangre que almacena Secuvita se guarda en Alemania, donde queda sujeta a la Ley del Medicamento.
Podría hablar mucho más sobre el tema, pero no quiero aburrir. Si teneis alguna duda, podeis dejarme un comentario o mandarme un mail y trataré de contestaros en la medida que me alcancen mis conocimientos en el tema. 
Os dejo algunos links con información adicional:

Secuvita

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

25 comentarios sobre “Conservar la sangre del cordón umbilical

  • el 21/03/2010 a las 10:42
    Permalink

    A ver si ahora lo consigo. Aquí en Italia existe la opción de donar el cordón, me interesaba pero como la cosa fue así (fui al hospital a un control y salí 6 días más tarde con Ari en brazos) ni pensé en el momento. Pero si hay una segunda vez, quiero hacerlo. Puede ser el regalo más importante que les hagamos a nuestros hijos si en un futuro tienen necesidad. Un beso !! (trato de ponerme al día contigo pero hija, tu blog es de lo más activo!!!)

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 10:47
    Permalink

    Pues creo que hiciste lo mejor. Por desgracia yo no pensé en muchas cosas durante mi embarazado, demasiado duro. Pero con un segundo lo haría sin dudar. Y como tampoco daría a luz donde lo hice, estoy segura que no encontraría pegas.
    Estupenda información la que das hoy Eva.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 10:49
    Permalink

    Yo decidi donarla aunque no se si al final guardaron la sangre o no porque en el momento del parto yo no me entere de nada pero espero que si.

    El motivo por el que yo no la guarde solo para mi hijo es porque se necesita más sangre que la de un sólo cordón para curar las enfermedades, al menos eso es lo que nos explicaron con lo cual si luego no le va a servir mucho prefiero que cualquier niño que la necesite la pueda usar.

    Yo consideró que deberían guardar toda la sangre que no sea para guardarla en un centro privado en lugar de tirarla ya sea para usarla en ensayos clinicos o para curar enfermedades porque en la basura no hace nada.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 11:16
    Permalink

    A nosotros nos ofrecieron la posibilidad de donar, en un hospital público, sangre del cordón de nuestra niña pequeña. Nos dijeron que era de forma anónima y que de todas maneras, era altamente improbable que en el futuro, de necesitar células del cordón, las suyas propias le sirvieran. La verdad es que me pareció que Maite tuvo una forma muy bonita de venir al mundo, donando células del cordón, "siendo generosa" desde el primer instante de vida, como nos dijo la enfermera que recogió su sangre y la mía.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 11:51
    Permalink

    Estoy de acuerdo con Naia y con Marisa, por lo que han dicho. Yo quise donar el cordón pero curiosamente en el hopital de Getafe no aceptaban la donación (Que quede claro para su propia verguenza).
    No guardaría el cordón de mi hijo solo para mi. Lo donaría por el motivo que ha dado Marisa (Un solo cordón no es suficiente para curar las enfermedades) y por lo que ha dicho Naia (quizás mi hijo nunca lo utilice y me parece triste que se quede sin utilizar para otro niño que lo pudiera necesitar o para que sea usado en investigación).

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 12:08
    Permalink

    A mi me hubiera gustado donar la sangre del cordón, pero sacaron a la niña tan rapido para reanimarla que no dió tiempo a nada…. En fin, si algún día tengo otro hijo lo intentaré.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 12:43
    Permalink

    Lo lamento pero ¡tengo que disentir!.

    Si la sangre no sirviera, no se guardaría. Ni en bancos públicos ni privados, no tendría ningún sentido. En España existen ya más de 300 trasplantados que se han beneficiado de esta técnica. Quizá no sirva para determinadas enfermedades (por el momento) si son genéticas, pero sí para otras muchas. Y en el futuro, se sabe que seguirán encontrándose aplicaciones (alzehimer, parkinson…).

    Al margen de que la compatibilidad con uno mismo es del 100% y entre hermanos y padres es muy alta también por lo que podría beneficiar a toda la familia.

    En fin, es una lástima que esta información se propague de forma sesgada porque, después de haber leído bastante sobre el tema, tengo constancia de que se suelen emplear esos argumentos para no impulsar ni la donación ni la conservación privada de sangre del cordón umbilical en este país, lo cual es una auténtica pena.

    No hay más que coger distintos medios de comunicación. En los medios pro-izquierda vienen a decir que la sangre no sirve para nada y en los pro-derecha que la sangre es casi un medicamento y no plantea problemas como sí lo hace la selección de embriones (o las células embrionarias).

    Y, sobre la cantidad, las propiedades regeneradoras de las células madre no requieren litros y litros para producirse, al menos que yo sepa. En cualquier caso, me enseñaron la sangre que se extrajo del cordón de mi hijo y era una bolsa entera de esas que se utilizan cuando donas sangre, vamos, que no son cuatro gotitas precisamente.

    Yo, entre donar y guardar, lo tengo claro. Si me lo puedo permitir, lo que realmente me haría sentir mal es que mi hijo pudiera necesitar esa sangre y no la tuviera porque nosotros hubiéramos decidido no conservarla. No me lo perdonaría nunca.

    Ahora, si no me lo pudiera permitir, querría donarla. Lo que no consentiría es que esa sangre se desperdiciara, ¡me parecería tristísimo!.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 12:53
    Permalink

    Dejando de lado todas las cuestiones médicas: si la sangre vale en un futuro (ójala no la necesite) habrá merecido la pena. En caso contrario habrá sido un dinero empleado inutilmente (que todos los problemas sean esos)
    Enseñaré a mi hijo la importancia de ayudar a los demás. Sin embargo, creo que tampoco hay que ser hipócrita. No voy a dejar de comer todos los días porque haya gente muriéndose de hambre (cosa que lamento profundamente) Creo que uno debe ayudarse primero a sí mismo, y que de esa manera puede ayudar mejor a los demás (de hecho, creo que no te dejan donar sangre si no llegas a un peso, si tienes la tensión baja…)

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 13:30
    Permalink

    Pues a mi me parece muy bien lo que has hecho. Yo he parido las dos veces en hospital público, la primera vez, hace cinco años, estos temas me parece que todavía no estaban ni planteados. En la segunda ocasion, hace 14 meses, no se si en el hospital que di a luz ( Clinico) , que no era el mismo que el primer parto, se daba esta posibilidad. Se que en el otro ( Miguel Servet de Zaragoza) si que se hacen extracciones de la sangre del cordon en determinados días ( con lo cual si das a luz otro día distinto, pues no puedes). Me parece que en los públicos no dejan efectuar la extracción a empresas privadas. Yo hubiera donado sin problemas para un banco público si me lo hubieran planteado es ese momento, pero que quieres que te diga, ni me acordé, bastante tenía con maldecir a los anestesistas ( dos epidurales inefectivas). Ahora bien, a mi me parece estupendo lo que has hecho tu, faltaría más.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 15:06
    Permalink

    Por un lado a mi me parece vergonzoso que según en que hospital o según qué días (como acaba de comentar Pilar), se pueda o no donar. Pongámonos de acuerdo, si algún beneficio puede hacer a la salud algo tan natural como la sangre del cordón, conservémosla.

    De todos modos no sabía que también de esto podía sacarse un trasfondo político. Lo digo Eva por el comentario aludiendo a la comparación en opiniones de medios pro-izquierda y pro-derecha.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 15:37
    Permalink

    A mí me parece una idea buenísima, y ójala hubiera más información y estuviera al alcance de todos. Está claro que no hay que ser hipócritas, yo también lo guardaría para mi propio hijo en lugar de donarlo, y no creo que eso me haga ni mejor ni peor persona. Se puede ayudar en multitud de facetas en la vida: desde donar sangre (soy donante desde hace años) a donar médula o a donar todos nuestros órganos si fallecemos en un accidente, por ejemplo.
    Creo que hay que ser coherente.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 16:50
    Permalink

    Bueno, como estudiante de medicina que soy XD creo que entiendo un poco sobre si podría servir o no el donar la sangre del cordón umbilical.

    En mi opinión, tal y como dice Eva, es una inversión de vida. Las células madre son la base de muchas investigaciones y además una de las claves del futuro de la medicina, así que haciendo esta donación o guardando bajo pago previo la de tu propio hijo, estás permitiendo a la ciencia evolucionar y además dándole una oportunidad futura a tu descendencia.

    Si en algunos sitios no admiten estas donaciones, es porque quizá requieran de un servicio especial para ser conservadas, cosa que muchos hospitales no pueden permitirse debido a razones de presupuesto. Hay X cantidad de dinero destinado a cada hospital, y tiene que repartirse equitativamente. Quizá gastando parte del presupuesto en guardar la sangre de un cordón, ese mes tienes que recortar el gasto en operaciones de prótesis de cadera, por ejemplo. Esto hace que las listas de espera engrosen, y que aunque hayan algunos beneficiados por la donación, otros salgan malparados porque no hay presupuesto para ellos.

    Por eso, en los hospitales que no son de referencia en cuanto a investigación, pueden rechazar estas donaciones. Su presupuesto no alcanza para ese ámbito.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 17:39
    Permalink

    Seishi, muchas gracias por tu opinión. Tu punto de vista como conocedora del mundo médico me despeja alguna duda que otra.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 18:08
    Permalink

    Pilar, me parece alucinante lo de que se pueda hacer sólo unos cuantos días de la semana y otros no.

    En algunos hospitales públicos de Madrid sé que se puede guardar la sangre, pero entonces tiene que ir el equipo de Secuvita (hablo de mi caso) a hacer la extracción porque los médicos de allí se niegan. Lo que pasa es que ahora mismo no recuerdo en cuáles…Pero estoy casi segura de que en La Paz era un sitio donde no se permitía guardar la sangre del cordón, ni por ellos ni por nadie.

    Seishi, gracias por tu aportación como médico y por lo que has comentado del tema de los hospitales.

    Belén, yo desde hace un tiempo vengo observando que en todo esto de la sanidad pública vs. privada hay unos intereses más que oscuros. Y para progerlos se cuentan medias verdades o directamente se miente. No estoy pensando sólo en este tema de hoy, sino también en el de la píldora postcoital, la reforma de la ley del aborto…¡Tremendo!.

    El tema de la conservación de la sangre del cordón lo llevo siguiendo desde hace mucho tiempo porque siempre me ha interesado y si lees a unos y a otros al final dices: esto es un cachondeo.

    Me parece muy triste que se juegue con la salud de las personas, en temas tan serios como estos…¡pero estos son los políticos que tenemos!.

    Gem, yo tuve que dejar de donar sangre porque siempre estuve en el límite por peso y al final tuve anemia, presuntamente por haber donado demasiadas veces en poco tiempo y me aconsejaron que donara más porque estaba un poco floja. Pero sí, hay muchas formas de colaborar.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 22:20
    Permalink

    Bueno Eva, más que como médico, como proyecto de ello :-P. Aún me queda mucho por andar U_U jajaja, pero lo de los presupuestos sí es así… Este año, con una asignatura que se llama Planificación (y Gestión) Sanitaria, nos han explicado muchas cosas interesantes, como el manejo del presupuesto en los hospitales.

    Respuesta
  • el 21/03/2010 a las 22:53
    Permalink

    En el hospital publico de Mostoles se puede donar y luego si la quieres guardar en una entidad privada nos digeron que habia que hablar con el gerente del hospital creo, para que te diera permiso y el dia del parto habia que decirlo y asegurarse de que lo supieran los medicos del paritorio y no se si habria que hacer algo mas, pero vamos que si que se podia hacer

    Respuesta
  • el 22/03/2010 a las 1:47
    Permalink

    Nosotros al principio nos planteamos guardarla pero después de preguntar mucho y hablar con varios medicos y ver como estaba el tema ahora y el tiempo que te la conservan y para que enfermedades sirve y para cuales no decidimos que era mejor donarla porque no nos covencio mucho el tema, pero el hospital nuestro no aceptaba donaciones, asi que al final todo se quedo en nada. Para un futuro hijo a lo mejor me planteo guardarla pero tendría que volver a mirar otra vez todo de nuevo y convencerme que ahora mismo no estoy yo muy convencida.

    Respuesta
  • el 13/11/2010 a las 19:45
    Permalink

    Hola. Mi hermana ha dado a luz y querían conservar el cordón umbilical. Lo cierto es que no sé qué gestiones realizaron pero lo que me sorprendió fue lo que me dijeron. Que el personal médico les dijeron que el cordón se había perdido y que esas cosas solían pasar, al menos en la Seguridad Social de Madrid ¿qué?. El Hospital era el Hospital Clínico San Carlos.
    ¿Os ha ocurrido algo así?, ¿habéis oído algo semejante?

    Respuesta
  • el 13/11/2010 a las 22:19
    Permalink

    Yo lo único que se de los hospitales públicos madrileños es que en casi ninguno permiten conservar la sangre de cordón en un banco privado. No recuerdo si mi compañía estaba permitida en el Clínico, esa es la verdad… En principio, el Clínico tiene buena fama, yo estuve a puntito de quedarme allí ingresada por parto de alto riesgo y, bueno, no sé qué hubiera pasado con el cordón, pero ya te digo que en principio los profesionales sanitarios madrileños suelen mostrarse bastante reacios a su conservación en bancos privados. ¿No te parece un poco raro que se les pierda?. Si alguien puede aportar más información, estaría bien saberlo, desde luego.

    Respuesta
  • el 22/04/2011 a las 20:42
    Permalink

    Nosotros tbn lo conservamos, y tbn con Secuvita y es la mejor elección que hemos hecho en la vida. Estoy segura de que jamás lo utilizaremos pero creo que es un seguro de vida importante para nuestro hijo si algún día, Dios no lo quiera, ocurriera algo.

    Respuesta
  • el 03/10/2011 a las 11:18
    Permalink

    Me encanta poder leer este tipo de información, parece que cada vez nos animamos más a conservar la sangre de cordón umbilical; aunque es complicado, porque en algunos centros sanitarios no lo llevan a cabo…
    Respecto a compañías, también he oído hablar de Secuvita y parece la más seria, en cuanto al contrato, la posibilidad de visita…etc.

    Un saludo.

    Respuesta
    • el 03/10/2011 a las 12:06
      Permalink

      Yo estoy contenta con ellos y aunque no sé si repetiría (por el coste ecónomico), si lo hiciera, sería con ellos, seguro. Un saludo.

      Respuesta
  • el 26/08/2014 a las 8:40
    Permalink

    Hola! Como vosotras yo también he estado pensando en la posibilidad de guardar el cordón umbilical en un banco privado. Mi hermana lo hizo en su día y estaba investigando por la red acerca de esto.

    He leido diversos post y artículos para hacerme una idea mas o menos clara del asunto. Creo que hay mucho interés comercial al respecto y las compañías que se benefician de esto enmascaran un poco la realidad haciendo creer que es algo que va ayudar a nuestro futuro hijo/a en multitud de enfermedades.
    Según otros artículos de la prensa con comentarios de especialistas y profesionales médicos, parece ser que la utilidad de esta sangre a día de hoy es mínima y los casos en los que se ha podido utilizar de forma privada se puede contar con los dedos de una mano. Sólo en enfermedades muy específicas y en que sea viable su utilidad, siempre que sea necesario un solo cordón y no mas (lo normal es que se necesiten mínimo 2).

    Quizas pueda tener mayor utilidad en un futuro y sirva para curar otras enfermedades, pero aun no se sabe con certeza.
    Aquí os dejo el enlace de 2 artículos que hablan sobre esto. De 2007 y 2013. El Mundo y la Razón Digital, medios que son mas bien de derechas y parecen criticar mas que alabar esta práctica.
    http://www.elmundo.es/suplementos/salud/2007/694/1169247617.html
    http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/1782197/el-mito-curativo-del-cordon-umbilical#.Ttt1BkhvqUbTjin

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com