Bye, bye, matronatación

El jueves de la semana pasada fue el último día que fuimos a matronatación. Parece que hace un siglo ya… ¡y es que llevamos unos días de lo más intensos!. 
La experiencia ha sido muy buena. Buenísima. Mi hijo se lo ha pasado pipa, nosotros tambié hemos disfrutado y hemos pasado de mucha mejor forma las tardes de agosto. Pero no todo podía ser perfecto, claro.
En el sitio al que íbamos, de primeras, había que contratar una especie de “bono” por 20 clases. Para ellos se considera una introducción al agua y para coger soltura se debía acudir a diario o al menos tres veces por semana. De hecho, el plazo que te dan para gastar el bono es de dos meses. Así que nosotros muy obedientes fuimos casi todos los días durante el mes de agosto.
Pero se fueron agotando las clases, el “bono” llegaba a su final. Y ahí empecé a ver cosas que no me gustaron demasiado:
– Primero. Cuando yo contraté el bono, me dijeron que las clases eran de 5 niños. En realidad, los días que había 5 bebés ya resultaban demasiados porque en 30 minutos el monitor realmente no tenía mucho tiempo para cada uno. Pero es que conforme fue avanzando agosto un día aparecieron 6 niños, lo mismo al día siguiente… ¡y los últimos días había 7!. Yo tenía la sensación de estar tirando el dinero completamente. Y estamos hablando de unas clases bien caras. Menuda rabia que en 30 minutos el profe hiciera caso al niño escasas dos veces porque, simplemente, había demasiada gente en el agua.
– Segundo. Me descontaron la clase de prueba. Cuando llamé para informarme me ofrecieron ir un día gratuitamente a una clase y probar si me gustaba. Así lo hicimos y, como quedamos encantados, nos apuntamos. Pues bien, en lugar de dar 20 clases más la de prueba, que sería lo lógico, hemos dado 19 clases más la de prueba. Es decir, que la de prueba me la cobraron. Tanto mi marido como yo insistimos en ello pero nada, no se apearon de la burra. Y por no acabar mal con ellos, dejamos el tema correr teniendo claro que era un gesto muy poco elegante por su parte, desde luego.
– Tercero. Acoso y derribo de una de las responsables del lugar. Como yo me corté el dedo y no podía meterme en el agua, me quedaba fuera mirando la clase, momento en que aprovechaba esta mujer para comentarme lo mucho que había progresado mi hijo, que teníamos que seguir para que no se perdiera lo aprendido… Y además intentando venderme todos sus demás servicios, ¡hasta clases de natación para mi!. Al final me daba muchísima pereza ir a las clases porque ya sabía que mientras mi marido estaba en el agua con mi hijo, yo tenía que estar aguantando a esta mujer. Definitivamente, las técnicas agresivas conmigo funcionan fatal.
– Cuarto. Tema vestuarios. Cuando entraba yo sola con el niño, no había problema. Vestir y desvestir a mi hijo es peor que luchar contra el Diablo de Tazmania de los dibujos animados, pero yo ya estoy hecha. El problema vino cuando le tocó pringar a mi marido por lo de mi corte, se apañaba muy mal. El vestuario de hombres tenía un cartel en la puerta que ponía que era mixto hasta las 19.30h, así que empecé a entrar, animada además por la gente de la recepción y en vista de que otras madres también entraban. Pero, ¡qué mala suerte!, un día salió el profe de la piscina y cuando me vió allí me echó el sermón de que eran un vestuario de hombres, que no podían cambiarse con libertad y que me saliera… ¡Me sentó falta!. Porque este es un sitio dedicado a los bebés, de hecho tienen cunas de viaje en los vestuarios, es un sitio totalmente familiar, ¿por qué no voy a poder pasar yo a ayudar a cambiar a mi hijo?. Y, ¿qué pasa con  el cartel de la puerta?… Otra cosa que dejé correr. Mi marido se quedó sin ayuda, viendo como las demás madres sí seguían pasando dentro, mala suerte que tuvimos nosotros de que aquel día nos pilló solos.
– Quinto. La matronatación es cara. Parece mentira que en Madrid, capital de España, haya tan poquitos sitios donde ir. Y en todos está más o menos igual de precio. Pero es que es una auténtica  pasta. Cuando se acabó el bono y tocaba renovar, nos pusimos a pensar en lo que costaba al mes y nos parecía un abuso. Pagar la hora a 45 euros me parecía una barbaridad.
Nos costó bastante tomar la decisión de no continuar. Mi hijo se lo pasaba fenomenal y nosotros también. Pero al fin y al cabo es una actividad más, no es que el niño sea verdaderamente consciente de lo que está haciendo, no estamos hablando de un niño mayorcito que sepa que está yendo a clases de natación y quiera continuar porque le encanta y se le da genial. Estamos hablando de una actividad de ocio con un precio exageradamente alto. 
Por otro lado, en el polideportivo municipal que tenemos enfrente de casa dan clases de matronatación a partir de los 18 meses. Es decir, que en abril podría llevar al niño. Me imagino que habrá más gente, el agua estará más fría… No creo que me guste tanto como donde estábamos yendo, pero a cambio no tengo ni que coger el coche y el precio es baratísimo. 
Por último, en septiembre mi marido ha vuelto a su horario de invierno. Así que a la piscina tenía que llevarlo yo sola, con el trajín que eso supone (quien tenga un Diablo de Tazmania por bebé sabrá de lo que hablo). Y hay que considerar que en invierno las cosas se ven con más pereza, sobre todo si hay que mojarse y luego ponerse veinte capas encima.
Así que, sintiéndolo mucho, se acabó. Y, cosas de la vida, ha sido una decisión bien tomada porque ahora que no tengo perspectivas de un trabajo estable, semejante gasto hubiera habido que suprimirlo por la fuerza. En marzo apuntaré al niño al polideportivo público y cuando nos dejen entrar en abril veremos si me gusta. ¡Que para volver a este sitio privado siempre hay tiempo!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

22 comentarios sobre “Bye, bye, matronatación

  • el 09/09/2010 a las 9:38
    Permalink

    Ya veras como el polideportivo tambien te gusta¡¡¡Es que hay veces que los precios son realmente abusivos. De todo lo que cuentas lo de la clase de prueba me parece de lo mas cutre…

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 10:33
    Permalink

    Bueno, tampoco pasa nada… Ten en cuenta que ahora en la guarde va a estar súperestimulado en otras cosas y que tampoco hay que sobrecargarles.

    El precio, sinceramente me ha parecido súperexagerado… Este verano apunté al mayor a clases PARTICULARES de natación, para que dejase los manguitos (llevo queriendo que aprenda muuuuucho tiempo, que mis suegros tienen un río en mitad del jardín y hay que estar cruzando un puente colgante todo el rato…etc. vamos, un peligro constante porque eso ni está crecado ni vigilado y con niños por ahí, con la corriente y todo) y me costaban 20 min/20 euros. Caras, vale, pero es que la profesora, en 2 semanas, me dejó al niño nadando perfectamente, se tira de cabeza, bucea…etc. vamos, me dejó súpertranquila y ha sido una inversión que me ha merecido la pena.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 10:41
    Permalink

    Hace bastante tiempo que tengo claro que apuntaré a la bebita a matronación llegado el momento, pero no me hacía a la idea de que tuviera ese precio!! Espero que en el polideportivo que tengo en mi barrio den clases y sean más económicas…

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 10:59
    Permalink

    La verdad es que estoy flipando un poco con lo del polideportivo, por un lado lo de la clase gratis que no era gratis y por otro lo del profesor que cuando un cartel indica que es mixto vaya y te eche!
    Ademas seguro que tienen un vestuario sólo para profesores.
    El precio me parece abusivo a mas no poder, a mi me resultaba cara la de al lado de mi casa (privada) y cuesta 90€ al mes (45 minutos a la semana) vamos 22'5 los 45 minutos.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 11:08
    Permalink

    Vaya pasada el precio,pues si vas dos horas, a la semana te sale 90 €y al mes 380€.
    Como abusan ,esta bien que haya pocos centros de matronatación pero tampoco es eso que saquen el dinero a la gente ,tenía que estar subencionado.

    Pues tu tranquila,que en abril si puede ir al polideportivo municipal,tu nene lo va a disfrutar igual ,no vas a tener que coger el coche y no te van a sacar un ojo de la cara,porque suelen ser baratos y suelen estar bien.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 11:14
    Permalink

    Pues efectivamente, no pasa nada.

    Aquí las mensualidades eran de 90 euros por media hora a la semana (una clase) o 125 por una hora a la semana (dos clases). Y, en fin, yo comprendo que habrá quien le parezca poco dinero, pero para nosotros es un pastizal. Especialmente con la situación actual.

    El polideportivo municipal, si no recuerdo mal, creo que me dijeron 15 euros la matrícula y 15 euros al mes, no estoy segura. Una diferencia más que importante.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 11:25
    Permalink

    yo despues de enterarme el que en unas piscinas municipales nuevas el plazo de inscripcion se acaba el domingo, me acaban de inscriir en las de un pueblo cercano.. me toca mas de media hora de metro pero su psicomotricista nos lo a arreglado porque le vendra genial al niño y sabe que estabamos interesados.. a ver si hay suerte..

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 12:26
    Permalink

    Bueno, la verdad es que los sitios privados son muy caros para mi gusto. Yo también la llevo a uno y tampoco estoy muy contenta. 64€ 45 minutos dos días a la semana. Pero no tengo un polideportivo cerca. El agua no está muy caliente, lo que no me viene mal del todo dado que estoy embarazada. A ella la pongo un "traje de neopreno" que compré en el Decathlon. Pero ojalá tuviera un polideportivo cerquita, porque da mucha pereza ir con el coche y demás. Yo si no lo veo claro en septiembre y octubre la borro. Empezamos el lunes!!!

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 12:53
    Permalink

    Pues aunque sea un gimnasio privado me parece carísimo. Aquí los polideportivos municipales son muy, muy baratos y están genial, para las clases de matronatación, bebés calientan el agua. Lo malo que tienen es que están solicitadísimos y va a sorteo. Así que, por supuesto, no me ha tocado plaza y le he apuntado a uno privado. Éste funciona por trimestres, y me sale 160 € el trimestre de una hora a la semana. Es decir, te sale a unos 53€ al mes, una hora la semana. He mirado más gimnasios privados, y todos andan parecido, salvo uno especializado en teoría en agua, piscinas etc., que es mucho más caro. Además le puedo llevar los sábados, lo que me viene genial, porque entre semana estoy pilladísima.
    Por otra parte, además de caro, los demás detalles que han tenido contigo me parecen fatal: en especial lo de cobrarte la hora de prueba y lo de la tía plasta dándote la paliza, es que eso es un agobio… Normal que no quieras volver…

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 13:02
    Permalink

    Es curioso esto que contais de los polideportivos públicos. Porque yo pensaba que estaba saturado como contais, pero llamé al que tenemos cerquita y, lo primero, ya me sorprendió que tuvieran matronatación en un barrio como el mío. Y, lo segundo, me dijeron que no hiciera matrícula ahora sino el mes anterior a apuntarme porque siempre había plazas libres!!!.

    La verdad es que quedé disgustada con este sitio al que íbamos. Me pareció que iban a por el duro descarádamente y con el beneficio que sacan por cada cliente, me pareció un poco cutre.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 13:13
    Permalink

    falsifica el libro de familia (es facil yo lo hacia con el dni antiguo para poder entrar en los sitios), dices que nacio prematuro y que es pequeñito.. y apuntalo antes jejeje
    que macarrada¡¡

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 15:34
    Permalink

    A mi me costó bastante encontrar el lugar ideal. Al principio, como Alex tenía solo 3 meses, necesitaba algún sitio con píscina exclusiva para bebes y con agua caliente. Encontramos una que estaba bien, aunque solo se podía ir en coche y era un poco cara. Tuvimos problemas con ellos porque se les voló el globo que cubre la piscina y nos tuvieron 1 mes sin hacer clases y, encima, no nos querían devolver el dinero. Así que durante ese mes, me apunte a otra, pero no me gustaba el profesor ni la piscina, que era muy baja y muy incomoda para un adulto. Al final, cuando Alex cumplió los 6-7 meses, empecé a ir a la de mi gimnasio, que además está cerca de casa… y hasta ahora!!! Con esta estoy muy contenta, aunque es una piscina grande y el agua está algo fría para los bebes pequeños…

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 15:59
    Permalink

    Realmente siento que el centro no se haya portado todo lo bien que esperabas. La verdad, verdad, que racanearte un día así como lo han hecho es de cutres total. Más cuando cobran las cantidades que cobran, dicen muy poco de ellos.

    En mi caso, como sabes, la matronación del peque no fue muy cara: 38.80 €uros mensuales por dos clases a la semana de 45 minutos cada una. Es en un colegio. Éramos más de 5 por supuestísimo. El monitor asignaba una tarea cada día y debíamos intentar que las hicieran, él dedicaba un poquito de tiempo a cada nene. Los que iban superando esas pruebas tenían algo menos de dedicación, lo cual era comprensible. Bueno al final de curso el profe solo hacía caso a mi hijo para tirarle desde lo alto o cosas similares, y es que poco podía ya enseñarle en matronatación.

    Ahora seguirá con él, pero ya en clases de grupo reducido, de 5 niños, todos más o menos del mismo nivel. Y el precio al mes por dos días en semana son 60 €uros, sigue siendo barato para los precios que contáis desde luego.

    Me alegro que el polideportivo te haya dicho que no hay problema de plzas, un gusto. Y encima te queda al ladito de casa.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 16:27
    Permalink

    PUes sí que han tenido detalles feos!
    No tenía ni idea de lo que costaban estas cosas pero, desde luego, 45 euros me parece una pasada!
    Seguro que en el polideportivo también estaréis bien y en abril os dará menos pereza ir…

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 17:21
    Permalink

    En algunas ocasiones los polideportivos publicos estan mejor que los privados.
    Lo que cuentas es un timo manifiesto.
    Yo nunca les he llevado porque soy miedica con los peques por naturaleza, pero en el cole con 3 años empiezan con la natacion asi que mi hija mayor con 7 años nada mejor que yo, como una campeona. Y espero que con mi peque sea igual. Ya me diras el sitio donde fuiste para no ir para nada y comentarlo a mis amigas. No soporto que la gente te engañe y que intenten vender por encima de todo.
    Un besote bien gordo.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 17:58
    Permalink

    me desmayaste con el precio. DE VERDAD.A mi me parece una locura, incluso los 90 euros de la municipal, aca todo eso es gratis y cuando no es gratis te cobran una bobada tipo 10 euros (ademas de que es para todas las edades, al menos hace 20 años era asi.. y yo cuando fui a gimnasio PRIVADO me costaba 7 euros por mes asi que seguro no es mucho mas)
    Y que estafa lo del dia de prueba, ademas de que te hayan echado del vestuario por ffavor, que mala educacion ademas el profesor no darse cuenta de que tu marido precisaba que lo ayudaras.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 19:32
    Permalink

    Falsificar el libro de familia jajajajaja, ¡me parto!, ¡vaya ideas! Si yo soy la típica empollona que nunca se hizo una chuleta por tener el total convencimiento de que el único día que me la hiciera me iban a pillar!! yo no sé mentirrrrrrr!.

    El polideportivo del que os hablo es bastante nuevo, no tiene mala pinta. Espero que sea cierto que no hacía falta hacer la matrícula ahora en septiembre y no me lleve el chasco en marzo. Espero que me guste, ya veremos. Desde luego es una actividad que quiero seguir haciendo porque mi niño se lo pasa bien y es un gusto verle desenvolverse tan bien.

    En cuanto a los precios, pues en Madrid es que está la cosa así. No es que sea un precio exclusivo de este sitio, cuesta más o menos lo mismo en cualquier sitio que preguntes. Y este por lo menos estaba cerca de casa, porque todos los demás que he visto nos pillaban al quinto pino!.

    Sobre los demás gestos, pues sí, muy poco elegantes, en ese sentido me han decepcionado.

    Respuesta
  • el 09/09/2010 a las 21:21
    Permalink

    Me has dejado helada. Yo como te comente llevo a Aran a una municipal desde los 6 meses. En las clases cada profesor se encarga de 6 niños, si hay mas, se pone otro profesor. El agua esta de fabula, ni muy fria ni muy caliente.
    Los profes estan muy bien, les hacen juegos y empiezan el contacto con el churro para iniciarse en la piscina.
    Tienen parking propio y metro cerca. Los vestuarios son para personal femenino, masculino o solo para cambiar a los peques.
    Tienen dos cambiadores y taquillas.
    Y el precio mensual es de 14,9o euros mes, por un dia a la semana durante 1 hora.

    Si ya lo digo yo, que encontre el chollo.
    Besotes

    Respuesta
  • el 10/09/2010 a las 0:30
    Permalink

    Cuando empece a buscar en Madrid piscina para mi hijo me volvi loca porque como dices los precios desorbitados y en los polideportivos hasta los 18 meses no lo cogían. Al final encontré donde le llevo ahora que me sale a 30 euros al mes por media hora a la semana (para mi el tiempo ideal para el niño y para mi que ya pesa mucho). El profesor el muy majo y en el grupo son 6 niños aunque pocos días estabamos los seis, la mayoria de los días de 4 no pasabamos e incluso algún día dos. Este año volvemos a ir.

    Respuesta
  • el 10/09/2010 a las 21:12
    Permalink

    Eva, desde luego que encontraste un chollo, ¡todos los sitios deberían ser así!.

    Treintañera con hijo, tengo pendiente mandarte un mail, porque a parte de por la pisci te quería preguntar otras cosillas jajaja. No me extraña que repitais, tiene buena pinta.

    Respuesta
  • el 10/09/2010 a las 22:08
    Permalink

    Niña, ya me explicaras como tu chiquitin quiere comer trozos, el mio se niegaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa …….ya no se que hacerrrrrrrrrrrrr

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com