El apasionante mundo de los bebés reborn

Con el nacimiento de la Niña he aprendido más cosas de las que pensaba. Pero ni por lo más remoto hubiera imaginado yo que iba a terminar escribiendo un post acerca de los bebés reborn, esos muñecos hiperrealistas que tan de moda se han puesto en los últimos tiempos.

Pero, cosas de la vida, el nacimiento de la Peque me ha traído este descubrimiento. Y como me parece una anécdota divertida y un tema interesante y, quizá, controvertido, he pensado en contarte la historia.

 

De cómo llegué yo a conocer el inmenso mundo de los bebés reborn

Estaba yo una tarde en el parque dando vueltas intentando que la Tercera se durmiera cuando una niña que conocemos se me acercó para conocer a la que entonces era una recién nacida. Como quiera que es una niña amable y dicharachera, pronto inició una animadísima conversación en la que me explicaba con todo lujo de detalles un montón de temas maternales que ya quisieran muchos primerizos conocer.

Estaba yo pasándomelo pipa con la animada conversación con esta peque cuando ella solita me explicó que es que tiene un muñeco reborn en su casa, que le encanta, que estuvo mucho tiempo pidiendo uno y que desde entonces no lo suelta.

Viendo la animada conversación se acercaron también sus padres para explicarme que, efectivamente, la niña es súper fan de los bebés reborn, que es toda una madraza y que el tema de los recién nacidos le apasiona.

Como quiera que a la niña le di animada conversación sobre el tema, no hay vez que nos veamos que no me cuente más y más cosas, que me haga sugerencias y me explique algunas cosas que me dejan la boca abierta.

 
¿Qué son los «bebés reborn»?


Son muñecos hiperrealistas que simulan ser recién nacidos.

Según la Wikipedia su origen está en la Segunda Guerra Mundial, en Alemania.

¿Dónde se compran?

Hay tiendas que los fabrican artesanalmente y permiten su compra tanto física como online. Como es tendencia, cada vez hay más opciones.

 

Bebés reborn de silicona

Así es como llegué a conocer que no todos los muñecos son iguales, ni mucho menos.

Ella me recomienda los bebés reborn de silicona frente a los de vinilo porque son muy muy realistas en todos los aspectos. El tacto, el peso, la achuchabilidad, el aspecto general, ¡la posibilidad de bañarlos! Resulta que a algunos incluso se les puede alimentar. OMG.

Además hay que tener en cuenta que no todos son de cuerpo completo, algunos el tronco lo tienen de tela. Y que el proceso artesanal que llevan detrás es importante.

 

El efecto psicológico de tener un reborn que parece un auténtico recién nacido

Yo que soy de darle muchas vueltas a todo, cada vez que la escucho contarme todas estas cosas me pregunto cuál es el efecto psicológico que puede tener un reborn en la vida de una niña, o en la vida de un adulto, ya que normalmente se les proporciona un trato como si fueran verdaderos recién nacidos.

Por lo que he estado leyendo, algunos especialistas consideran que tiene efectos positivos. Como hobby, como objeto de coleccionismo y también como «terapia», por ejemplo para personas que padecen Alzheimer o en el manejo de un proceso de duelo. Dicho de otro modo, puede ser una afición, un juguete o una ayuda psicológica.

Algunas personas críticas dicen que su aspecto tan real es inquietante y que su alto precio es para pensárselo. Sobre esto último, la peque me informa de que hay algunos que superan los 6.000 euros pero que el suyo costó muchísimo menos. Es más, me aseguró que hoy día era posible encontrar bebés reborn baratos y bonitos, que no hacía falta gastar tanto, que mejor invertir en ropa o complementos.

 

Otros datos curiosos

Hace poco me recomendó que vendiera las cosas de la Buñuelita en Wallapop con el título de «ropita para bebés reborn» porque había muchas personas que tenían uno de estos muñecos y que compraban lotes de ropa de recién nacidos para estos fines, ya que era una forma de comprar muchas prendas a buen precio y normalmente en un estado muy bueno. Al parecer, la ropa para bebés reborn está muy demandada.

También me dijo que se podía hacer un reborn que fuera exactamente igual que alguno de mis hijos. Por si quería tener ese recuerdo para siempre y para que ellos mismos pudieran verse como bebés.

¡Ah! Y también hay bebés reborn toddler. Vamos, que podría tener una réplica de mi Tercera a tamaño real si quisiera y probablemente por la calle muchas personas creerían que es un bebé de verdad.

 

Me pregunto qué cosas nuevas seguiré aprendiendo en las tardes de parque que nos esperan el nuevo curso. Yo me lo paso pipa aprendiendo de este tema, y, de paso, comentando sobre puericultura ¡pero si sabe hasta de baby-led weaning!

¿Tu conocías estos muñecos hiperrealistas llamados «bebés reborn» que ahora están de moda? ¿Te parece que son puro arte (es impresionante ver el nivel de parecido que tienen con «uno de verdad») o su aspecto te impresiona?

¡Cuéntame!

 

Foto | On.buy.com

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo!Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada.Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com