Al límite de paciencia y fuerzas

Creo que con mi post anterior dejaba entrever la semanita que he tenido. No ha sido tanto por ir de un lado para otro, que cansa pero ya estoy casi acostumbrada, sino, sobre todo, por la combinación astenia primaveral – demanda a tope del nene.
El miércoles salí de AT muy desinflada. 
En las últimas semanas parece que a mi hijo se le han conectado las neuronas del “no sin mamá” y empezó llamándome durante la clase para que entrara con él y ha derivado en no querer irse con M., con quien hasta el momento entraba feliz y sin mirar atrás. De esto no me quejo. Nunca es tarde para descubrir que con mami se está muy a gustito; si ha empezado a tener ahora un gran apego hacia mi yo encantada, me parece que es sano para ambos y ¡ya era hora!.
El problema es que más o menos en paralelo a esto y coincidiendo también con el cambio de tiempo y de hora, estamos con un nivel de demanda al 300%. Empiezo a tener pesadillas pensando en lo mal que lo pasamos ambos el verano pasado, realmente me preocupa entrar de nuevo en la misma dinámica de frustración por no poder hacer lo que quiere o no poder expresar lo que necesita, muy alta demanda, mala leche, poco dormir, etc etc etc.
Yo distingo bien entre dos situaciones totalmente distintas. Por un lado, las rabietas, que tiene desde el verano pasado (precoz nos ha salido en esto). No es que no me preocupen, pero las gestiono más o menos bien por más gritos que me pegue y son cabreos que igual que vienen, se van. Pero, por otro lado, hemos vuelto a los perraques, a esa situación de desbordamiento emocional que claramente él no puede gestionar. Un llanto intenso, unos gritos agudísimos y desgarradores y nada que hacer para calmarle: ni abrazos, ni mimos, ni sentarte a su lado para apoyarle, ni cogerle en brazos, ni darle agua, ni darle una galleta, ni ofrecerle un juguete que le guste… Miento, sí se puede hacer algo, ponerle algunos dibujitos, a día de hoy es lo único que le saca de esa espiral de nerviosismo y llanto.
Como digo, las rabietas, aunque precoces, no me preocupan. Lo que sí me preocupa es esa situación emocional que se nos desborda a ambos porque no deja de ser parte de lo mismo. M. opina como yo, que forma parte todo de sus carencias, de la circunstancia de que su capacidad de comunicación no es todo lo funcional que debiera ser (y no hablo sólo de lenguaje, hablo de gestos, de mirar a la cara para pedir las cosas…). Esto provoca que él se frustre, que no alcance sus objetivos por necesarios que sean, que yo no sepa entenderle, que me ponga también nerviosa y así hasta el infinito.
El miércoles se quedó dormido en el coche a la ida a AT. Como está durmiendo fatal durante la noche y muchas menos horas durante el día, me lo esperaba. Pero no me esperaba el pollo que montó al llegar allí. Le sentó a cuerno quemao que le despertara al llegar y que, encima, le cambiara el pañal, que venía con riesgo de desbordamiento. Cuando vió a M. la cosa empeoró y no digamos ya cuando se lo pasé en brazos. 
Ambas estamos de acuerdo en que siempre que me llame y me reclame (mamá), salen de la clase a buscarme y paso con ellos. O si lo pide antes de entrar, entro con él. Pero ayer no me llamó y, por lo tanto, entró solo. Estuvo llorando 10 minutos, yo lo escuchaba desde fuera, y finalmente logró calmarse. Algo que valoro, desde luego, porque conmigo no sucede y menos en ese tiempo récord…
Pero me quedé totalmente plof. Ver determinadas cosas de mi hijo en vivo y en directo, constatar que aunque la cosa haya mejorado aún queda mucho por recorrer, me dejó hecha polvo. Unido a la intensidad del día de ayer, no es de extrañar que no me quedaran fuerzas para poder escribir nada cuando anoche se durmió sobre las 23h .
Esta mañana, tras el agotamiento emocional de ayer, me he levantado de muy mal humor. En parte es la segunda fase de esta situación: primero agotamiento y después cabreo. El problema del cabreo es que me incapacita para atender al niño como debiera. Después de una noche de tirones de pelo, llaves de judo y pateos en la espalda, reconozco que no me encontraba muy predispuesta a aguantar su nivel desorbitado de demanda. Cuando ya nos preparábamos para salir me ha mordido una pierna, entre jugando y reclamando mi atención, y me ha costado Dios y ayuda no perder los nervios.
Afortunadamente, la sesión de hoy de AT ha sido algo atípica y ha ido bien. Hoy ha pasado con una clase de niños que son algo mayorcitos que él y están todos juntos. Se lo ha pasado bien, ha imitado mucho y me ha llamado, por lo que he corrido dentro y me ha gustado lo que he visto, desde luego más que lo que he presenciado días anteriores.
A la vuelta en el coche se ha dormido y de ahí a la cama. Por eso aprovecho para escribir estas líneas antes de que volvamos a la carga.
No me cuesta nada confesar que hoy me siento al límite de paciencia y de fuerzas. Sobre todo de lo primero. Y doy gracias de que los planetas se han alineado a nuestro favor y si no ocurre nada en las próximas dos horas, mi marido estará con nosotros hasta el lunes 25. O eso o me daba un sintrún.
¿Tenéis planes de Semana Santa?. Yo me quedo guardando Madrid, como siempre, pero tengo unos cuantos pero no quiero ilusionarme, que luego no cumplo ninguno. No tengo decidido si publicaré a diario o no, quiero trabajar en varias cuestiones de Madres Blogueras y creo que no voy a tener tiempo para todo.
Si os vais por ahí, mucho cuidado con el coche y nos leemos a la vuelta. 
Besos.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

30 comentarios sobre “Al límite de paciencia y fuerzas

  • el 15/04/2011 a las 13:29
    Permalink

    Aix! Intenta descansar y relajarte. Te entiendo perfectamente. Como siempre digo, no soy médico ni psiquiatra ni especialista en nada médico ni de bebés, pero te explico mi experiencia por si te sirve de algo. Mi hijo mayor hacía esos perraques que comentas cuando tenía un año más o menos. Como dices, era horroroso. Pero resulta que mi marido me explicó que él de pequeño era igual. Me dijo, "déjale sólo, no le sigas el rollo" así hacía. Porque intentar consolarlo era muchísimo peor y yo me ponía más de los nervios. Así que lo dejaba y me ponía a hacer (o hacer ver que hacía) cualquier cosa. Al rato se le pasaba y venía y me abrazaba. Por suerte, cuando ha empezado a comunicarse verbalmente y a expresar sus sentimientos, frustaciones, deseos, ya no le pasa tanto. Y lo de estar pegado a ti, a mi me pasa ahora con la pequeña, pero sé que se pasará y conseguirá estar a mi lado sin necesidad de tanto tanto enganche. Mucha paciencia y muchos muchos ánimos

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 13:32
    Permalink

    Pues coge fuerzas, muchas fuerzas porque te espera un duro esprint hasta el verano.

    Lo mejor son esas sonrisas de tu niño, y esos abrazos… aprovechalos!

    Por cierto, te tengo que enviar un par de cosas a mamás Blogueras pero no sé como hacerlo (con esto estoy siendo un desastre) ¿Cómo lo hago? ¿Te mando un mail personal?

    Pues eso, que yo me quedo aqui "de guardia"!

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 13:49
    Permalink

    en vez de escribir tendrias que ir directa a echar te para recuperar fuerzas, lo necesitas!!;) Animo!

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 13:49
    Permalink

    Intenta recuperar un poco de energía estos días…yo tambien me quedo en casita estas Pascuas!!

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 13:55
    Permalink

    Animo corazón, creo que estos días no están siendo demasiado fáciles ara ningún niño. El cambio tan brusco de cambio, el calor que hace y el cambio de horario los tiene un poco más descontrolados de lo normal. Mi gorda lleva unos días entre los dientes, el calor, y lo cambios de patrón de sueño que las noches están siendo durillas, eso unido a que puede pasarse una hora entera mamando por la noche. Te admiro porque pese a que la situación es dificil no pierdes los nervios,mira el lado positivo y piensa que hoy ha ido genial en AT, intenta quedarte con lo bueno para que eso te tire un poco para arriba. Intenta estos días que tu marido te releve un poco, en la medida de lo posible, que nos tienes que durar muchos años!!! Espero que podais disfrutar estos días los tres. Muchos besos guapa

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 13:57
    Permalink

    Yo también me quedaré por aquí, así que te leeré seguro! a disfrutar de las vacas!!! Un besazo!

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 13:58
    Permalink

    Tranquila, mama CC, las vacaciones están estratégicamente colocadas para que consigamos sobrevivir, ja, ja.
    Y en cuanto acabe la semana santa ya no queda nada para el verano!
    Y el que no se consuela es porque no quiere!
    Un empujoncito de ánimo y un beso.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 14:11
    Permalink

    Yo estoy empezando a ver en mi hijo cosas que me tienen desconcertada, de mala leche, de arquearse de puro encabronamiento…y por primera vez leo con una atención infinita todo lo relacionado con este tema, porque me siento un poco perdida, quiero hacer lo correcto, pero no tengo claro qué es…porque no es algo instintivo como método estivil si o no, que eso lo tengo claro, el bebé no llora en su cuna porque no me da la gana, Es en este tema de los perraques (al final has instaurado la palabra) en el que realmente estoy muy perdida, porque hay una parte de mí que le quiero consolor y que se le pase, pero hay otra (cuando nada funiciona) que me empiezo a notar que pierdo la paciencia y que realmente no quiero que se haga un niño tirano y esas cosas qué todas hemos visto y no queremos para nuestro bebé, pero no tengo ni idea de cómo llevar esto…
    Cuando leo sobre estas cosas siempre son referidas a niños con los que se puede razonar o hablar, pero es que mi hijo no habla nada de nada, y tiene 17 meses, con lo cual no puedo hacerle razonar, o negociar….
    con lo que tiene debo de actuar y ser enérgica y clara, pero no tengo muy claro cómo se hace…
    en fin, que todo lo que escribas sobre este tema te lo voy a leer con toda mi atención…

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 14:13
    Permalink

    Es muy duro lo que cuentas, son situaciones que te ponen al límite constantemente. Creo que esta semana de vacaciones (de tu marido) te va a venir muy bien para coger energía. Aunque no salgáis de Madrid, intentad hacer cosas, visitar lugares los tres juntos. Creo que os vendrá bien.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 14:14
    Permalink

    Ánimo, por lo menos ahora con papi en casa podrás descansar un poquito más.
    Para semana santa aún no tenemos planes, aunque sí tengo en mente irme un par de días al pueblo pero todo dependerá de las ganas del papi y el tiempo que haga.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 14:29
    Permalink

    sera alguna alineacion planetaria porque mi hijo (el lironcete ) lleva una semana durmiendo fatal, despertandose las 3 o 4 y tardandose en dormir unas dos horas.. estamos turnandonos mi marido (el santo job que se levanta a las 6) y yo, porque yo estoy acatarradilla y no puedo con mi body (eso tambien porque estoy pasada de peso lo reconozco).
    No se si son los colmillos, un poco de catarrillo, o que quiere tocar un poco los co..s, pero yo estoy al borde de mi paciencia
    encima intenta hablar y no le entiendes y se frustra.. no hace mas que decir "alla" para pedir orinal (tengo un niño fisno que no le gusta cagarse en el pañal, o para pedir cualquier cosa para jugar mientras come..
    lo dicho, que te entiendo
    a mi en AT me han dicho que seran los dientes, que le ve babosillo, pero quitando un dio despues de venir de vacaciones, que iba a la puerta y pedia mimos, el resto del tiempo normal
    que chapa me ha salido, como de costumbre robando tu desahogo

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 14:41
    Permalink

    Solo de leerte ya me estaba agobiando yo…
    Pienso igual que tú. Que la frustación le puede, así que solo te puedo decir lo que se dice siempre. Que tengas paciencia que ya verás como cuando aprenda a expresarse la cosa irá a mejor.
    Ya verás como estos días que tengas a tu mardio en casa, todo va mejor, xq podrás compartir todo el peso que llevas encima.

    Ánimo guapa!
    Yo estaré por aquí hasta el miércoles 😉

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 14:47
    Permalink

    Querida mía, hay que confesar cuando una se siente sobrepasada, colapsada, abrumada. No pasa nada, somos humanas, y aunque madres también somos personas, todas tenemos un límite, y aunque parece que podemos con todo, muchas veces es a costa de nuestra salud,…, mental.

    Me alegra que la sesión de AT de hoy te haya dejado tan buen sabor de boca. El nene es muy activo, demandante, con carácter, a parte del tema que se está trabajando con él, todo ello es suficiente para acabar con su pobre madre.

    Bien por las vacaciones del papi! te hace falta apoyo, delegar en él, compartir las responsabilidades. Me alegro muchísimo.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 14:49
    Permalink

    Entiendo que estes apunto de perder la paciencia y que notes que ya no puedes mas.
    Lo de los perraques no se muy bien como gestionarlo, Eric en eso y por ahora y cruzo muy fuerte los dedos no ha tenido ninguno, tuvo dos rabietas hace un tiempo y ya esta. Es muy camlado en esas cosas. Eso si el nivel de exigencia es muy alto, quiere que hagamos cosas todo el tiempo y juguemos a mil historias…
    Hablo desde la mas absoluta ignorancia y puede que diga barbaridades pero puede que fuese bueno buscar una ludoteca, un espacio donde compartir una hora o asi un rato con niños de su edad, para canalizar su potencial, su energia, jugando con otros niños. Un sitio donde tu estuvieras cerca para poder actuar pero a la vez con dejando un margen, un espacio entre los dos.
    De todas formas dentro de nada sereis tres en el equipo y asi se llevan mejor las cosas

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 14:54
    Permalink

    Descansa y aprovecha que tu marido esta con vosotros para descargarte de un poco de responsabilidad.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 15:02
    Permalink

    No me extraña que estés al limite, hay dias que pueden con nuestra paciencia…si esta durmiendo mal es normal lo de los perraques, seguro que se acentuan mas por la falta de sueño…estás pasando por una etapa por la que pasé yo hace unos meses, (dormía mal, llevarme la contraría en todo, no quiere vestirse, cambiar pañal…me quiere a mi para todo…). Pero de repente se calmó la cosa, no ha desaparecido, pero se volvió a regular y vamos mejor. No sé si te ayudará que te cuente mis males, ya sabes que mal de muchos consuelo de tontos…

    Aprovecha que esta tu marido y coge fuerzas de nuevo, ya veras como todo pasa y lo ves de mejor color.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 15:33
    Permalink

    Mi peque también lleva una semana de anécdota, porque no dormía nada mal y de repente, despertares, lloros, insomnio, anoche mi marido se lo llevó a las 2 de la mañana al salón y no se durmió hasta las 4! Debe ser el cambio de tiempo, porque si no es que no tengo ni idea qué le puede estar pasando. Me imagino tú solita con el peque todo el día, tienes que tener una paciencia de santo. Por suerte ya a estas horas debes tener a tu marido en casa y te podrá echar una mano los próximos días. Yo te doy el mismo consejo que otras chicas por aquí, y es que trates de salir un poco y distenderte, porque si no se vuelve todo muy poco llevadero. Besotes y que descanses el finde.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 16:01
    Permalink

    En fin supongo que ahora este tiempo extraño (demasiado calor para el més que estamos)los tiene a todos descolocados, nosotras al final tambien nos descolocamos y nos ponemos nerviosas y al final ellos lo notan y perece que entramos en un bucle sin fin nervios aqui y allá.

    Asi que estos días pues algo habrá que hacer para salir de la rutina diaria y así a lo mejor las cosas calman.

    Una pregunta sobre frustración de tu niño ¿como lleva él que pases tiempo en el ordenador?

    Porque a la mia muchos dias no quiere verme delante del ordenador porque considera que asi no estoy pendiente de ella. Parece mentira pero ellos se dan cuenta de estos pequeños detalles.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 17:17
    Permalink

    Pues yo te iba a escribir algo… pero practicamente era lo mismo que te dice Belén, incluso con las mismas palabras, así que no me repito.

    Tu entrada de hoy me lleva a la del otro día, guapa, a la del peso de la responsabilidad. Llevas mucho peso, tú sola, durante mucho tiempo, y eso es muy jodido. Yo te diría que por supuestísimo aprovecheis las vacaciones de tu marido para recargar fuerzas. Pero sobre todo TÚ, que eres la que más lo necesita, mi niña. Lo necesitas, y te lo mereces. Está genial que hagas planes con ellos, pero si necesitas desconectar, aprovecha.

    Un beso grande.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 17:55
    Permalink

    No sé qué decirte porque estoy más o menos igual, cansada y casi sin recursos para consolar a Teresa en la etapa por la que está pasando.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 19:19
    Permalink

    Que estrés!
    cuanto te entiendo, no somos DIOS, pero somos madres…que se parece mucho, somos la mano que mece el mundo…no decía eso una peli?pues tomalo así.
    Tenemos que armarnos de paciencia, y yo no soy un b uen ejemplo, en cuanto Maria me tira del pelo y se queda con un mechón de más de 4 pelos, y vuelve ha hacerlo…y lo repite una y otra vez…no entiendo como no me he quedado ya calva, pues llega un momento que pierdo la paciencia también…me hace mucho daño y ella es muy nerviosa y sino me tira del pelo me está arañando la cara…tiene sus momentos de cariños y mimitos, y con esos son con los que me quedo, aunque sean los menos…a´nimos guapa, que lo haces genial!!! y aquí estamos todas para darnos ánimos…

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 19:23
    Permalink

    Madre mía, no me extraña que estés agotada. Este trimestre ha sido muy largo y todos estamos llegando l limite de nuestras fuerzas. Disfruta de las vacaciones!

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 22:10
    Permalink

    Pues mucho ánimo y espero que poco a poco baje en lo que a demandarte se refiere.

    Respuesta
  • el 15/04/2011 a las 23:07
    Permalink

    Jo es q te hace falta descansar un poco yo creo. Estos dias veras como son mas relajados con tu marido en casa y desconectas un poco. Si me quedo por aquí q es mas q probable a ver si tengo un huequillo y podemos hacer una visita al mc donals, Jejé.
    Animo, pasara, antes de q te quieras dar cuenta.

    Respuesta
  • el 16/04/2011 a las 2:16
    Permalink

    pues nada, te mando mucha fuerza y animos, espero q puedas descansar un poco y desconectarte. Ya veras q con el tiempo el te va a demandar menos.

    besos

    Respuesta
  • el 16/04/2011 a las 3:20
    Permalink

    Como te puse en lo de los "perraques":
    Yo hacía lo mismo cuando era bebé, la soluciónn que le dio el pediatra a mi mamá: métala a una ducha de agua fría, porque si el berrinche es muy grande y se pone roja o morada, ya no le está llegando sangre al cerebro.
    Cruel, pero parece que funcionó…

    Respuesta
  • el 16/04/2011 a las 9:39
    Permalink

    Es normal que estes así, somos humanas, también debes permitirte esos momentos, date permiso para estar agotada y descansar y estos días que va a estar tu marido exprimelo.

    Planes de semana Santa,nada de nada, bueno si, rehabilitación y quitar el pañal que ya es bastante viaje, estando como estoy.

    Ahh quiero ir al parque del Capricho, lo conoces? esta estupendo para ir con niños ya que no hay casi nadie y es precioso.

    Take it easy and nice weekend

    Mami Poppins.

    Respuesta
  • el 16/04/2011 a las 14:29
    Permalink

    Hola! Es la primera vez que entro a tu blog y me sentí muy identificada con todo lo que escribiste. Me pasa varias veces que me siento al lpimite de mi paciencia y creo que en esos momentos lo más sano es separarte un poco de tu hijo (a veces es difícil porque no hay con quien dejarlo, pero hay que buscar), ir a hacer algo para vos, gym, peluquería, compras, algo que te haga sentir bien para después recibirlo con la energía que se merece. Nos pasa a todaaas y es sano que así sea. Fuerza y te invito a conocer mi blog que es nuevo. Un beso.

    Respuesta
  • el 17/04/2011 a las 13:06
    Permalink

    …traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro…

    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ

    COMPARTIENDO ILUSION
    UNA MAMA CONTRA CORREIENTE

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía…

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

    José
    Ramón…

    Respuesta
  • el 17/04/2011 a las 22:30
    Permalink

    Uff, qué tarde voy contestando comentarios, madre mía!!!

    Sandra, no sé qué decirte, seguro que pasará, pero mientras pasa… jajaja. Besos.

    Leia, pues donde quieras, o a mi correo del blog o al de Madres Blogueras admin@madresblogueras.com

    Etiketa, pues es lo que estoy haciendo, anoche me acosté a las 22h y hoy, en cuanto acabe de contestar comentarios, estoy haciendo cura de sueño.

    Ana, pues sí que voy a aprovechar, lo necesito.

    Maria, la verdad es que con mi hijo tengo toda la paciencia no tengo para lo demás!. Besos.

    Gem, que disfrutes mucho, un beso.

    mama de parrulin, eso creo yo, que están estratégicamente colocadas porque si no….

    Mamá de un bebote, yo con mi hijo distingo muy bien cuando se cabrea por "capricho", es decir, una rabieta pura y dura, de cuando tiene un perraque, que ahí claramente veo que sufre. Con mi hijo, que es más o menos como el tuyo, de edad y de hablar, es complicado negociar pero pienso que hay que intentarlo porque nunca podemos saber hasta qué punto entienden… Es muy complicado, yo tampoco sé muy bien qué decirte.

    Mamá mimosa, me va a venir de perlas!

    Mis chicos y yo, pasadlo muy bien sea donde sea.

    Brujilla, jajaja, me encantan tus desahogos!

    La teta reina, ánimo con la semana de curro, piensa que es corta. Y, sí, espero que cuando mejore su expresión mejore todo!

    Mamá sin complejos, pues sí, lo necesito, lo necesito.

    Tricius, si hubiera una ludoteca por mi zona ya le habría llevado alguna vez, una o dos veces por semana, me encantaría, un ratito, aunque fuera para sentarme yo en la puerta y respirar hondo. Peeeeero de eso no hay por aquí así que nada.

    Treintañera con hijo, eso es lo que estoy haciendo! jaja

    Supermamá, pues mira, a mi en estos temas de maternidad si que me consuela el mal de muchos, no sé por qué, te hace sentirte como más comprendida, no? jaja

    Adry, salir y dormir, ese es mi plan!

    Nieves, no le gusta que me siente en el ordenador, me tira del brazo, así que procuro no hacerlo… vamos, es que tampoco podría, no me dejaría. Aprovecho si está durmiendo o si está muy entretenido con algún juguete o viendo unos dibujos o con su padre, no es fácil encontrar el momento! jaja

    Caro, como me has entendido, maja…

    Nuria, ya te leí, vaya como estamos!

    Paris, muchas gracias.

    Laky, disfruta tu también!

    Suu, pues no sé, algún día bajará, digo yo, pero de momento no tiene pinta! jaja

    Mamadejulio, espero que podais iros de viaje y, si no, a ver si nos hacemos un Mc Donald's, sí.

    Mamá Blue!, hombre, supongo que cuando tenga 15 años me demandará menos jajajaja Besos

    Michelle, puff, yo descarto métodos crueles y, de todas formas, creo que con mi hijo no funcionarían. Es un niño súper sentido, cuando ha tenido un perraque y le he regañado ha sido siempre para peor, tengo claro que no llora por gusto.

    Elena, no sé dónde está El Capricho, yo quiero ir al Parque Europa, que está en Torrejón.

    Clementina, bienvenida, no me importaría en absoluto poder hacer alguna cosilla yo sola, sin el niño, pero me es imposible porque no tengo ayuda en todo el día y mi marido viene tarde de trabajar, qué le vamos a hacer!

    Jose Ramón…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com