A escape diario

Va camino de un año que padecemos los escapes… Creía que era menos, pero lo he comprobado: la primera entrada que escribí sobre el tema es de mediados de febrero de 2011. En aquel entonces el problema era la gran cantidad de agua que bebía, o al menos eso pensaba yo. Hemos tenido alguna racha buena, alguna que otra semana sin ningún escape, pero desde entonces las fugas han sido frecuentes hasta llegar al punto en el que nos encontramos: escapes a diario. Y muchos días no sólo uno, sino dos, incluso tres.

Hace algo más de un mes le pasé a la talla 5 de pañal. Ahí tuvimos una racha buena y creí que el problema quedaría solventado durante un tiempo. Pero tras unas pocas semanas buenas, los escapes han vuelto con tanta fuerza que estoy saturada de cambiar ropa varias veces al día y quitar pañales que pesan tres kilos. A estas alturas, tengo clara la razón: no hay pañal en el mundo que aguante sus meadas. No es cuestión de que le deje mucho tiempo con el pañal, ¡si gasto casi los mismos pañales que con un recién nacido!. Es un problema de que sus pises son de niño grande y uno sólo basta para dejar a reventar incluso un pañal recién estrenado. Sólo así se explica, por ejemplo, que recién levantado por la mañana y con un primer pis ya hecho, se cale hasta los calcetines y deje un charco en el suelo.

Este post es un post de desahogo… porque solución a corto plazo no tiene. Tras un muy buen acercamiento al orinal en el mes de julio, ahora no lo quiere ni ver. A veces se sienta de motu propio y dice pissssss pero cuando le bajo los pantalones sale corriendo por el pasillo al grito de socorro, socorro, help me. No está preparado. Y mientras siga con el pañal seguirán los escapes.

Santa paciencia… ¡y bendita lavadora!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

10 comentarios sobre “A escape diario

  • el 18/01/2012 a las 13:48
    Permalink

    te lanzo una idea sin saber ciertamente si te podría servir, pero y si usas los pañales para niños mayores, los que se supone que son para la noche? con una talla 5 de pañal creo que el peso es correcto para usarlos porque están pensado para niños que ya dejan el pañal diurno. Por probar?

    Respuesta
    • el 19/01/2012 a las 18:33
      Permalink

      ¿Tu crees que esos pañales para la noche absorben más?. En casa tengo un paquete de estos que son tipo calzoncillo, que se suben y se bajan… pero no los he probado precisamente porque pienso que van a absorber menos. Lo de noche no tengo ni idea de cómo serán. Podría probar…

      Respuesta
  • el 18/01/2012 a las 14:35
    Permalink

    vaya historia… mucho ánimo y paciencia! has probado con cuentos y/o pelis sobre el tema que le “convenzan” de que el orinal no muerde? o dejarlo un tiempo y dentro de unos meses volver a intentarlo a ver si hay más suerte…

    Respuesta
    • el 19/01/2012 a las 18:32
      Permalink

      Tenemos varios cuentos pero no le han “calado”. No he encontrado pelis o dibujos en los que salga el tema, si hicieran un capítulo de Dora sería genial porque es súper fan de ella! jajaja

      Respuesta
  • el 19/01/2012 a las 4:36
    Permalink

    Una sugerencia: pañales de tela. Yo los uso con mi hijo, ahora solo a la noche porque esta dejandolos. Pero podes añadirle absorventes segun la necesidad y puede ser que funcione contra los escapes.

    Respuesta
    • el 19/01/2012 a las 18:32
      Permalink

      No eres la primera que me lo dice, quizá sea una solución… me da muchísima pereza, esa es la verdad, pero estar todos los días así es un fastidio.

      Respuesta
  • el 20/01/2012 a las 0:57
    Permalink

    Hola!!! a mi nené no le gustó nunca el orinal, así que probé sentarlo en el water con un adaptador y enseñarlo a darle a la cadena y decir “adios pipí”, eso le encantó. Y así fue como fue dejando el pañal y explicáncole cada vez que tenía que avisar. Todavía usa pañal de noche, algunas veces amanece seco y otras no. Este proceso lo hicimos en agosto y se tardó justo un mes en aprender a usar “el sanitario” como él le dice. Saludos.

    Respuesta
    • el 20/01/2012 a las 12:21
      Permalink

      Pues he probado algo similar pero el resultado es el mismo, que salga corriendo por el pasillo… en fin, tengo la sensación de que no hay mucho que podamos hacer.

      Respuesta
  • el 07/02/2012 a las 10:07
    Permalink

    Hola!! se lo que estas pasando a mi me pasa lo mismo , y la verdad estoy un poco desesperada de TODOS los días levantarnos a medianoche para cambiarla entera por que ha tenido un escape, bueno a veces en lugar de escape parece que no le he puesto el pañal! la verdad es que bebe muchisimo, pero que hago , la dejo muerta de sed pra que no se haga pipi … si encuentras solucion por favor dimelo!!

    Respuesta
    • el 07/02/2012 a las 16:47
      Permalink

      Lo único que veo posible es ir cambiando de marca/modelo de pañal hasta que alguno vaya mejor.

      Nosotros ahora le hemos quitado el vaso adaptado y desde que bebe en vaso normal, de adulto, bebe algo menos y se ha notado.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com