19 meses

Hace justo una semana que mi hijo cumplió 19 meses. Empezamos a acercarnos a los 20 meses, que siempre he tenido como barrera psicológica. Ahora veo que supondrá un cambio físico, que ya lo noto, pero probablemente le seguiré viendo tan pequeño como le veo ahora, crecido, sí, más espabilado de todo, pero aún un bebé.
El mes de abril ha sido bueno, muy bueno diría yo, sobre todo por lo mucho que ha mejorado la imitación y el lenguaje. Ahora lo explico.
Medidas. Pues no tengo ni idea, ando muy perdida. Entre que el mes pasado encogió en la consulta de la pediatra y que medirle es cada vez más complicado… Creo que unos 81 / 82 cm, quizá más, y en torno a los 11 kilos.
Dientes. Creo que estamos otra vez en una fase en la que le duelen porque se mete los dedos hasta el fondo y se masajea. Intuyo que serán las famosas muelas de los dos años porque los demás dientes los tiene todos fuera.
Alimentación. Seguimos sin poder quejarnos, come de todo, sobre todo rico, claro. La fruta es lo que peor está comiendo, no parece tener muchas ganas de merendar y muchos días me dice que la papilla para mi pero tampoco quiere la fruta en trozos. Los potitos de fruta parece que le gustan más así que a veces le doy eso. Este mes ha probado las gambas y los langostinos, que no le han entusiasmado, la paella, los calamares…
Cada vez más intenta comer con los cubiertos. Si le pinchamos la comida en el tenedor, muchas veces consigue comerse el plato él solito llevándoselo a la boca. Con la cuchara es más difícil, el yogur se le pierde por el camino, pero cada vez está más interesado en hacerlo sin ayuda. Eso sí, cuando se aburre y tiene hambre me pide que se lo de yo. En cualquier caso, es un paso importante porque hasta el momento no quería saber nada de los cubiertos y lo suyo era comérselo todo con la mano, ¡hasta la paella!.
Dormir. Ahí vamos, durmiendo juntitos los tres. Hemos tenido unas cuantas noches malas, de despertares llorando histérico y gritando como un loco. Lo bueno es que la última noche que pasó esto conseguimos que se calmara con mucha paciencia y sacando unas cositas para primero jugar nosotros y después que se incorporara el al juego y así se olvidara de lo que fuera que le pasaba. Es la primera vez que hemos conseguido calmarle sin tener que ponerle a Pocoyó, algo es algo. Ahora sólo nos falta saber por qué le pasa esto. Sería genial que supiera explicarse. Tiene pinta de pesadillas, porque pasa de cero a cien en un segundo, pero son elucubraciones nuestras, nada que podamos comprobar.
Lenguaje. Sin duda es una de las cosas que más han mejorado. Casi todos los días tenemos palabras nuevas. A las que listé el otro día habría que añadir cucu-tás, obo (globo), posa (mariposa), coco (gato)… Y seguro que me dejo alguna.
Además de palabras ha empezado a hacer sonidos y onomatopeyas. Por ejemplo, haciendo un puzzle que tiene de animalitos muchos días de motu propio hace el sonido del animal que conoce. Tampoco es que lo borde (¡’o quizá soy muy exigente!) pero se ve claramente que está haciendo el sonido asociado.
Ahora ya no es nada raro que le digas una palabra y él automáticamente la repita a su manera. Y normalmente si la repite, se le queda ya grabada en la mente. 
Imitación y gestos. Ha sido en este último mes cuando realmente he sentido que se le podían enseñar cosas y que él las imitara. Por ejemplo, de la noche a la mañana, ha empezado a hacer el cucu-trás con sonido y todo, escondiéndose, que es que te lo comías enterito. O decir adiós con la mano, que aunque lo haga sin levantarla, lo hace, incluso también para decir hola.
En los últimos días ha empezado a mover los deditos de la mano para decir dame. Lo hace al revés, es decir, con los deditos hacia abajo, no hacia arriba, pero es un principio. Es un gran triunfo porque M. (y nosotros, claro) llevamos meses trabajando en ello, para que tenga una forma de pedir las cosas más funcional que gritando, cabreándose o arrancándote el brazo. Y hace unos días parece que empezamos a ver frutos, ¡qué alegría!.
Una mañana le estaba vistiendo y cuando le pregunté, como siempre hago, que si había dormido bien, además de beeeennn me hizo el gesto que M. le ha enseñado para ello. ¡Me quedé alucinada!. A partir de ahí lo ha hecho más veces, no siempre, pero si muchas veces más y no sólo en ese contexto sino en cualquier otro en el que la palabra salga a relucir.
Lo mismo, por ejemplo, con chocar la mano, que es algo que M. le está enseñando para el contexto de decirle bien y aplaudirle, como una forma de interactuar más con él. Parece que lo ha captado enseguida. 
Otras habilidades. Este mes ha empezado a tener más soltura con los escalones (¡si cabe!). Muchos de los escalones los baja solo, sin ayuda ni apoyarse en nada. Y lo mismo para subir muchos escalones siempre que no sean muy altos. Además, en caso de que no pueda subir o bajar porque el escalón sea demasiado alto, ya sabe que puede agarrarse a una pared o barandilla así que cada día tiene más peligro porque antes cuando llegaba a un “abismo” se detenía, pero ahora en 2 segundos ha sorteado el obstáculo.
El tema de los puzzles me tiene anonadada. A principios de mes le compramos varios con piezas irregulares, que a mi me parecían bastante difíciles, y desde el principio se los ha hecho de un tirón sin casi pensarlo. Desde luego, es una habilidad que parece tener muy desarrollada y además le fascinan. 
Con apilar cosas seguimos igual, como ya he comentado otros meses, es una actividad que le chifla y lo hace tan bien que a veces se tiene que poner de pie para seguir apilando, muchas veces consigue torres de ocho, nueve, diez piezas… y de todo tipo de piezas (cubos, mega bloks, fichas de puzzle, paquetes de kleenex, vasitos de yogur, lo que pille).
Más espabilado. Quizá una de las explosiones que espero para los próximos meses es esa sensación que tiene quien está con el niño todos los días de observar que cada día comprende más cosas, es más consciente de su entorno, tiene más memoria, etc etc. Es difícil describir hechos concretos que me llevan a notarle más espabilado porque es más una impresión, una sensación, pequeñas cositas… Por ejemplo, ponerle un proyector de techo y quedarse extasiado mirando, cuando hasta hace nada no le hacía ni caso. O ir a la cocina a pedirme “tata” señalando el armario donde las guardo. O ser imposible esconder una cosa delante de sus narices porque se da cuenta de dónde la has puesto. O de pronto irse a la puerta y señalármela diciendo “papa”. O estar señalando una cosa en un libro y entonces girarse a buscar con la vista esa misma cosa, presente en la casa y señalarla con el dedo (por ejemplo, las pompas de jabón que aparece en un libro y el pompero que tenemos nosotros en una estantería).
Cosas que van regular. Curiosamente, tras haber mejorado tantísimo en estos últimos meses, hay cosas que venimos arrastrando de atrás que ahí siguen. Rara es la vez que obedece una orden simple del tipo “traéme esto“. Y, obviamente, no es un problema de comprensión, no es nada cognoscitivo, porque cada día nos demuestra que sabe muchas cosas y comprende otras muchas. Entonces, ¿cuál es el problema?. No lo sé y realmente no sé si algún día lo vamos a saber, la cita con el neuropediatra es dentro de un mes, ya veremos.
La pregunta “¿dónde está?” le sigue cabreando muchísimo. Igual que el “dame” (aunque finalmente haya empezado a hacer un tímido gesto para pedir la cosas). Son los dos grandes hitos que no sabe hacer/responder y es plenamente consciente de que le presionamos con ello y no le gusta ni un pelo. A veces tengo dudas acerca de si es que no sabe o es que no le da la gana. Mi marido, de broma, dice que el niño es tan listo que pasa de responder y por eso se cabrea, en plan “dejadme ya de hacerme preguntas tontas“.
En definitiva, un gran mes. Y ¡mayo pinta igual de bien!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

30 comentarios sobre “19 meses

  • el 09/05/2011 a las 9:47
    Permalink

    Me dejas alucinada con que come de todo, rico claro,hasta langostinos y estoy con tu marido, a veces no nos respondes por que deben creer que somos unos plastas.

    Te he dejado un premio, por si quieres pasar a por él.

    Mami Poppins

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 10:04
    Permalink

    Ahora viene la mejor etapa, explicaciones que salen por esa boquita graciosa, hacer tonterias para hacerse el gracioso,jajaja…me encanta esta etapa

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 10:12
    Permalink

    Que de cosas!! si es que crecen y evolucionan por momentos. Ha sido un gran mes sin lugar a dudas, ten cuidado que ya queda menos para que explote

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 11:00
    Permalink

    Felicidades, cuántops avances!!

    En lo que cuentas que va más flojo y según todo lo demás que dices que hace… me inclino por pensar que simplemente no le da la gana XD

    Besos

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 12:25
    Permalink

    Que ganas de que el mío empiece a hacer estos avances!! :))

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 12:30
    Permalink

    Cuantas cosas!!! y que envidia que coma de todo!!!

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 12:31
    Permalink

    Que biiiien!!! la cosa va genial eh, me alegro mucho, que de avances. Un besazo y feliz cumplemes!

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 12:53
    Permalink

    Qué bueno dormís los tres. Es una gozada…
    Poco a poco…
    Un bs.

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 12:57
    Permalink

    Cuántos avances! Me alegro mucho y como dices, en este mes seguro que notas muchos más cambios.

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 13:26
    Permalink

    No sabes como me alegro de todo, incluido de tu alegría y tu positivismo, que me parec esencial.
    Y lo de comer…, me das envidia de la malaaaaaa jajajajajaja

    Besos

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 13:55
    Permalink

    Cuanto me alegro! Cuantos avances!
    Tienes mucho mérito y se ve recompensado.
    Enhorabuena!

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 13:56
    Permalink

    Madre mía cuántas cosas hace ya! Me has dejado flipada con lo de empezar a comer con cubiertos y hacer puzzles. Lo de enfadarse cuando le dices dame, será porque es suyo y no quiere dártelo, normal, je, je.
    Aleja los fantasmas… tu hijo está hecho un sol.
    Qué bien veros tan contentos, disfruta de esta etapa.

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 13:58
    Permalink

    no se que es mejor que no pida y diga dame o como el mio que esta todo el dia da da .. si es que parece hijo de cura
    y tar tar, (montar) cada vez que ve un cochecito de las tiendas de chuches (mira que le prohibi a mi padre que el montase y echase dinero.. pero como quien oye llover)

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 14:09
    Permalink

    Jejeej… Ahora están en la época "bollito", como la llamo yo, y es que con esos gestos y la lengua de trapo están para comérselos 🙂 Esos pies redondos… ains…

    Me alegro de que vaya tan bien la cosa 🙂

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 14:45
    Permalink

    Pues ha sido un gran mes sí, mucho cambios, se hace un niño y va dejando, poco a poco, su etapa de bebé. Que sube escaleras aún mejor???? mejor????? pues chica vas a tener que correr dentro de nada tras él, porque menudo es.
    Qué bien que le gusten tanto los puzles, es fantástico! pues tu dale de más piezas, que aunque parezcan difíciles seguro que con paciencia los va haciendo.
    Estupendos avances, estupendas noticias nos das.

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 15:42
    Permalink

    Q bien! Cuantos avances!!
    En lo de los puzzles se parece a Julito. Los devora enseguida, tengo la casa llena de puzzles!!
    Espero con ganas la crónica del mes de mayo.

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 16:54
    Permalink

    Como ha avanzado este pequeño, mi bebé tiene 19 meses tambien pero si dice 4 ó 5 palabras es mucho, no hay manera de que quiera hablar aunqu se hace entender todo lo que quiere… no sé que hacer para esto aunque mi muñeco mayor tampoco hablo mucho hasta los 2 años y medio donde un día empezo a hablar y ahora no hay quien lo calle jejeje… lo de las ordenes simples creo que es porque no quieren, a mi muñequito le pasa lo mismo, cuando no quiere hacer algo simplemente se hace el que no escucha aunque si uno lo mira detenidamente ve que se esta riendo… es que son picaros jejej

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 17:18
    Permalink

    Respecto a comer de forma autónoma sé que en algunas escuelas optan por ofrecer en la etapa de 1-2 únicamente cucharillas porque les es más fácil manipularlas. En el sitio donde hice prácticas los niños "comían solos" con la cucharilla y nosotras teníamos cucharas normales a mano para ayudarles cuando se cansaban o no atinaban!

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 17:19
    Permalink

    Los avances son notables, es para estar orgullosa del trabajo que estáis haciendo. Aunque el día a día sea duro, el balance que has hecho desprende mucho positivismo. Me alegro.

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 18:29
    Permalink

    Es un placer verlos crecer! no hay palabras para describir la sorpresa y el orgullo cuando los ves haciendo algo nuevo!

    Respuesta
  • el 09/05/2011 a las 22:50
    Permalink

    Ahora es un no parar, no vas a tener espacio suficiente para escribir todos sus avances 🙂

    Respuesta
  • el 10/05/2011 a las 0:55
    Permalink

    Disfrutalo día a día. No dejes pasar ni un segundo sin disfrutar sus descubrimientos, experiencias, vivencias. Es una etapa muy bonita.

    Respuesta
  • el 10/05/2011 a las 1:26
    Permalink

    Es cierto eso que dices del espabile, es dificil decir hechos concretos, pero ya veras cuando puedas interactuar mas con el, te partes de risa.
    Va despacito pero va teniendo avances, eso es genial!

    Respuesta
  • el 10/05/2011 a las 10:05
    Permalink

    yo veo a tu niño genial para tener 19 meses.

    Respuesta
  • el 10/05/2011 a las 11:20
    Permalink

    está muy bine, en cuanto a los lloros por las noches, yo creo que son pesadillas, pero claro no sabe como expersar lo que ha soñado.

    Respuesta
  • el 10/05/2011 a las 14:08
    Permalink

    Me acuerdo cuando empecé a leerte y me parece mentira que el niño tenga ya casi 20 meses. Madre mía!!!

    Respuesta
  • el 10/05/2011 a las 16:05
    Permalink

    Pues yo creo que tu peque está genial!! y lo de no hacerte caso al dame o traeme esto creo que es porque no le da la gana, yo con el mio alguna vez probé a si me das no se que te doy un aspito y me lo dio a la primera, después de llevar un buen rato haciéndose el sueco.

    Respuesta
  • el 11/05/2011 a las 10:37
    Permalink

    Muchas gracias por los comentarios.

    Ha sido un mes estupendo y estamos muy contentos, por los avances propios y por el alivio que supone ver que muchas cosas van mejor.

    Y desde que escribí esto hemos ido incorporando avances nuevos, es una cosa increíble, así que estoy muy contenta, no me puedo quejar para nada.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com