Viajar en coche en una silla a contramarcha con 3 años y 9 meses es posible (y lo más seguro)

Silla contramarcha Peque

Viajar en coche en una silla a contramarcha con 3 años y 9 meses es posible. Y lo más seguro. A día de hoy hay mucha gente que aún no lo sabe, por eso escribo este post y por eso dedicaré alguno más a desarrollar con más detalle la vital importancia de que los niños pequeños viajen en coche a contramarcha, al menos hasta los 4 años de edad.

La maternidad es un campo amplio. Bueno, amplio no, amplísimo. Y por mucho que seas una loca de la maternidad (como me han dicho algunas veces) seguro que alguna materia te la has dejado fuera o la llevas floja. Porque nunca has oído hablar del tema o bien no te llama mucho la atención, porque piensas que requerirá mucho tiempo ponerte al día, porque te da pereza cambiar tu orden mental otra vez, porque tienes dudas de que sea para ti, porque no quieres hacer gastos, porque no quieres ir contracorriente una vez más, incluso porque tienes prejuicios… En fin, por lo que sea.

Cuando nació Mayor, hace ya más de seis años, yo no tenía ni idea de sillas de coche. Y, francamente, no me interesaba demasiado. Los primeros meses utilizó la silla que venía con el carro, que era mala mala mala. ¡Incluso alguna vez le llevamos directamente en el capazo (presuntamente homologado, ahora con lo que sé, claramente inseguro)! Era tan mala aquella silla que venía con el Trío que incluso sin tener ni idea se veía mala. Así que tan pronto como pudimos le pasamos a una silla mejor ¡pero mirando hacia delante cuando aún era un mico de poco más de 8 meses! Ahora lo pienso y se me ponen los pelos como escarpias.

En fin, no puedo asegurar si en aquel entonces (2009) se hablaba ya de contramarcha. Sospecho que no, pero yo tampoco indagué, esa es la verdad.

Pero como rectificar es de sabios y en 2012, cuando nació el Peque, sí se empezaba ya a hablar de sillas a contramarcha, el tema empezó a interesarme. Además, he tenido la suerte de tener a mi lado a una amiga bastante activista con esta cuestión, a la que agradezco infinitas horas de resolución de dudas.

Nuestro gran dilema surgió cuando al Peque se le quedó pequeño su grupo 0+, justo al tiempo en que Mayor empezaba a dejar pequeña su silla (una buena silla, pero mirando hacia delante). Por aquel entonces (primavera de 2014), el Peque tenía ya más de dos años, es decir, que ya era rarito por seguir yendo a contramarcha en su grupo 0+, que dejó pequeño por tamaño, no por peso.

La opción más fácil y más económica era pasar al Peque a la silla del Mayor y comprarle al Mayor una silla del siguiente grupo. Pero tras informarme a fondo sobre la contramarcha (y ya sabéis que yo cuando me pongo, me pongo tan en serio que me hago un master) éramos incapaces de exponer al Peque a un riesgo semejante sabiendo que existen opciones mucho más seguras.

Y es en que en esto de la contramarcha pasa que cuando te informas ya no tiene vuelta atrás. Cuando empiezas a leer, cuando hablas con gente que sabe, cuando ves vídeos… El chip te cambia por completo. ¿Quién se atrevería a poner en riesgo la seguridad de los más pequeños de la casa? Cuando descubres que los niños pequeños viajan infinitamente más seguros a contramarcha no te queda más remedio que hacer los cambios necesarios e intentar difundir el mensaje a tus allegados. Aún a riesgo de ser la loca de la maternidad. Porque con la seguridad vial no se juega.

 

La silla a contramarcha del Peque: una Kipplan Triofix Recline

El Peque tiene ahora 3 años y 9 meses. Su silla es una Kipplan Triofix Recline, una silla de coche que se pueden llevar a contramarcha hasta los 18 kilos. Considerando que él ahora mismo está en torno a 14 kilos de peso, os podéis imaginar si le queda tiempo viajando de espaldas. La foto que encabeza el post es de la primavera de 2015, en ese momento estaba a punto de cumplir 3 años, para que os hagáis una idea.

Su silla Kipplan, además, se puede poner a favor de la marcha en el momento en que se desee o a partir de los 18 kg, ya que la silla es un grupo 1-2-3 y aguanta hasta 36 kg.

En contra de lo que algunos opinólogos dicen, el Peque está feliz con su silla. De hecho, pasó de llorar siempre siempre siempre lloraba en el coche a no llorar nunca. En el Grupo 0+ iba más hundido mientras que en este silla va más alto, por lo que puede mirar a través de ambas ventanillas y, ahora que es mayor, incluso por la luneta trasera. Además, puede subir y bajar sin ayuda. Y al viajar en sentido contrario al de su hermano, pueden hablar sin que les molesten las “aletas” de las sillas o pasarse cosas o darse la mano sin dificultad alguna. Dedicaré un post a desmontar mitos sobre la contramarcha.

 

La silla de Mayor: una BMW Junior Seat

Aquel mismo día que compramos la Kipplan, a Mayor le compramos una  BMW Junior Seat. Una silla que tiene fama de ser la mejor del mercado, única en incorporar un sistema de absorción de impacto japonés (al parecer, lo más de lo más).

La decisión de no girarle y ponerle a contramarcha fue complicada. Por aquel entonces él ya tenía cuatro años y medio largos y superaba los 15 kilos de peso, siendo además un niño en un percentil de altura alto. En principio, por su complexión y edad, estaba ya en un punto en el que podía viajar a favor de la marcha usando una buena silla. Por otro lado, consultamos varias veces con él su punto de vista y él no quería mirar hacia atrás, seguramente porque lo asociaba con su hermano pequeño y quería “sentirse mayor”.

 

Dónde informarse sobre viajar a contramarcha 

La seguridad vial me parece importantísima. Es un tema con el que yo no me la juego. De las pocas cosas con las que no soy nada flexible.

A día de hoy tenemos la suerte de que cada vez se está hablando más de la importancia de llevar a los niños a contramarcha en el coche el mayor tiempo posible y no sabéis cuánto me alegro. Ahora ya no es complicado encontrar información en Internet y son muchas las tiendas que están formadas en el tema.

¿Hay muchos mitos aún? Sí, muchísimos. En este post desmonto los seis más frecuentes.

Os recomiendo también el completísimo post de Una Madre como Tú: Los Niños, en sillas de coche a contramarcha, por favor.

 

PD. Actualizo este post en agosto de 2018 para deciros que el Peque (ahora recién ascendido a Mediano) ha estado viajando a contrarmarcha en su silla Klippan hasta justo los 6 años, que es cuando superó los 18 kilos y tuvimos que darle la vuelta. Seis años a contramarcha tan feliz y tan seguro.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

16 comentarios sobre “Viajar en coche en una silla a contramarcha con 3 años y 9 meses es posible (y lo más seguro)

  • el 26/01/2016 a las 13:34
    Permalink

    Cómo me identifico con tu historia! Sólo que yo tardé más en investigar sobre el tema. Mis dos hijas viajaron en el grupo 0 que venía con el carrito y también en el capazo que era “homologado”, luego en cuanto cumplieron un año mirando hacia delante. Con el pequeño al principio fue también en el grupo 0 que ya teníamos, pero este verano encontré por casualidad información sobre viajar a contramarcha y lo tuve súper claro, él seguiría viajando así lo máximo posible. Lo malo es que en Suiza casi no se venden este tipo de sillas para niño ya más grandes, así que estas navidades aprovechando un viaje à España compramos una Besafe que aguanta hasta 25kg à contramarcha, porque mi pequeño tiene 15 meses, pero pesa cómo el tuyo de más de tres años. En fin, que ahora estamos muy contentos y él va encantado entre sus dos hermanas.

    Respuesta
    • el 01/02/2016 a las 21:42
      Permalink

      Pues mira, hiciste una buena compra. ¡Debe ir encantado! Un abrazo.

      Respuesta
  • el 26/01/2016 a las 15:29
    Permalink

    Yo por suerte os he tenido a todas vosotras que ya os habeis hecho vuestro master en sillitas a contramarcha y leyendoos me volvi en la loca que compra una sillita a contramarcha hasta los 25kg, me han dicho de todo, que si se va a marear, que es ya muy mayor, que vaya forma de tirar el dinero, pero como te gastas 450€ en una silla a contramarcha si la nena ya tiene dos años!!! Y todas las tonterias que te puedas imaginar. Pero yo se que asi mi hija va mas segura (al 100% aun es imposible) y por tanto yo mas tranquila.
    Nuestra silla es la rekid de axkid

    Respuesta
    • el 01/02/2016 a las 21:41
      Permalink

      Yo de todas formas no sé donde compra la gente las sillas… la silla a favor de la marcha que llevaba Mayor era igualmente carísima. Las sillas buenas son caras. A mi no me ha resultado más cara la silla a contramarcha del Peque, me hubiera gastado lo mismo si hubiera cogido una a favor. Un abrazo Nekane.

      Respuesta
  • el 26/01/2016 a las 17:41
    Permalink

    Yo ya aprendí lo básico sobre la contramarcha a raíz del post de Una madre como tu, pero aquí en Bulgaria no existen, así que imposible comprarlas.
    Eso sí, creo que si se tiene acceso a una tienda donde se vendan, son una inversión básica para la seguridad de los niños. ya que hay que comprar silla igualmente, que sea ACM que es más segura.

    Respuesta
  • el 27/01/2016 a las 18:22
    Permalink

    Yo soy defensora de las sillas a contramarcha, y la única de mi entorno que parece haberse enterado. Lo peor de todo es que, cuando el hijo de mis cuñados tenía en torno a 6 meses y viendo que estaba a punto de desbordar su grupo 0+ y sus padres decían muy orgullosos que como era tan grande ya le iban a poner en una silla de mayor, yo les dije que era una barbaridad, les informé sobre las sillas a contramarcha, ellos buscaron información… Y, aún así, le pasaron a una silla a favor de marcha porque decían que así le duraba más años (cuando no tienen en absoluto problemas económicos). Ellos están tan contentos porque la silla tiene un “opresor pectoral” y yo… pues ya habiéndoles dado la información, me mordí la lengua para no decirles que lo que sufre del niño no es el pecho, sino el cuello… Me da bastante pena que haya gente que ni con toda la información en la mano sean capaces de tomar una buena decisión… ¡y más pena que el niño (que ojalá no lo tenga que experimentar) sea mi propio sobrino :(!

    Respuesta
    • el 01/02/2016 a las 21:39
      Permalink

      Esto da para un post ¡o para varios! Yo creo que hay papás que se toman muy mal la información, les venga por donde les venga. Sería interesante que miraran dentro de si mismos para saber por qué. A mi sin embargo con la maternidad me ha pasado justo lo contrario: estoy ávida por saber y me encanta que me cuenten cosas y luego yo poder ampliarlas. Pero bueno, te diré que yo también soy la única en mi entorno más cercano, a pesar de que ya di la información en su día. ¡Qué le vamos a hacer!

      Respuesta
  • el 28/01/2016 a las 13:37
    Permalink

    Me ha saltado un error por no poner el nombre y se ha borrado el contenido… sugiero que pongas lo del nombre encima del cuadro, como antes, o que la alerta no borre todo lo escrito!!!
    Decía que yo también me informé y compré la Klippan Kiss 2. También me preguntan que cuándo la paso a una silla “normal”. Es un lío al principio pero es interesante que la gente vaya entendiendo que llevar el grupo 0 por la calle todo el día… craso error! Pero como venden capotas y saquitos y de todo… lo ven como algo normal, porque es lo que venden las tiendas.

    Respuesta
    • el 01/02/2016 a las 21:37
      Permalink

      Hola melibea, lo miraremos… los cambios de plantilla siempre traen pequeños contratiempos, no falla!

      Lo del grupo 0 es muy interesante, sí. Nosotros nunca lo hemos sacado del coche, que es donde debe estar 🙂

      Un abrazo!

      Respuesta
  • el 29/08/2016 a las 14:32
    Permalink

    Mamacontracorriente, tengo pensado comprar esa que tienes para el pequeño, la que es grupo 123, quizás tenga que ends garla porque en hi lva de momento no la encuentro. Pero, hay otras que te parezcan buenas? Me recomiendas alguna otra marca? Mi bebé tiene 7 meses y 10kg.

    Respuesta
  • el 29/08/2016 a las 17:12
    Permalink

    Estoy investigando y según la OCU y RACC la kipplan no es muy buena 🙁

    Respuesta
    • el 29/08/2016 a las 17:33
      Permalink

      El RACC es un club automovilístico y la OCU es otra entidad privada, ¿no? Y, ¿cuántas sillas a contramarcha analizan en sus “estudios”? ¿Qué criterios se valoran?… Yo desde luego no elegiría una silla basándome en estudios de estas entidades. En todo caso me iría a los tests del gobierno sueco, que es una entidad pública que además lleva años de experiencia a sus espaldas con sillas a contramarcha.

      De todas formas yo de modelos concretos no te puedo asesorar, si quieres información seguro que en ReTensión o en AContramarcha te ayudan encantados.

      Respuesta
  • el 31/08/2016 a las 14:56
    Permalink

    Ya se lo he dicho por privado, pero quería decirlo también en público: leyendo e investigando coincido con mamacontracorriente en todo, la kipplan es muy muy biena silla y el race y toda esta gente no saben na ni son fiables en absoluto. En Acontramarcha y en Retension dan una información fantástica y clarisima una gente muy experta, así que acabo de comprar la silla en cuestión y mi marido y yo estamos contentísimos de lo que la bloguera maravillosa nos ha aconsejado.

    Respuesta
  • el 18/08/2018 a las 14:38
    Permalink

    Qué razón tienes, ¡cuanta información nos falta! A ver si me podéis ayudar entre todas, ya he leído mucho sobre ir a contramarcha y se que mi hija que nacerá en enero del 2019 irá así lo máximo posible. La sillita que mejores referencias hemos leído es la Besafi Izi plus, que es grupo 0+ 1 2 y no recuerdo si 3 también, vale bastante cara, casi 600€ pero no nos importa nos quitaremos otros caprichos por su seguridad. Mi pregunta es, alguna recomendación para el grupo 0? Saludos

    Respuesta
    • el 18/08/2018 a las 15:53
      Permalink

      A mi hija (nacida en abril de este año 2018) le hemos comprado la Klippan Kiss 2 Plus y como no podía ser de otra forma con esta marca, estamos encantados.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com