Hay veces que me parto de risa yo sola con cosas que hace mi bebé. Y a el le encanta verme reir y normalmente me acompaña, aunque no sepa por qué me rio.
Me causa mucha risa que muchas veces, al cogerle, se tira un eructo, un pedo, o ambas cosas. Sobre todo cuando le pongo bocabajo para que haga ejercicio: “burrrp” “prrrrr” “prrrr” “arrrrr”…Entre pedos y eructos, me recuerda a esos saquitos de pedos que estaban tan de moda en mi colegio cuando éramos niños, que simulaban a la perfección un pedo cada vez que los apretabas.
Pero hijo, cómo puedes soltar esos eructos, que ni Hommer se los tira con tanto gusto!. Ay, mi saquito de gases!!.