Un año de falta de sueño

Imposible no tratar este tema al resumir este año con Bebé en casa. Igual que la lactancia y el porteo han marcado positivamente estos 12 meses (ya casi 13) y han cambiado mi vida, la falta continuada de sueño ha marcado negativamente este tiempo… y, sí, indudablemente ha cambiado mi vida.

Bebé nació ya avisando de cómo pensaba dormir sus primeros años de vida y por eso la primera semana se la pasó despierto con ojos como platos todas las noches desde las 00h hasta las 6.30h. A  partir de ahí fue distinguiendo poco a poco entre noche y día hasta que instauramos los despertares cada 1h 30min más o menos… Hasta el periodo de los 8-10 meses, en que la mayoría de las noches despertaba cada 20-45 minutos. Ese periodo de dos meses fue verdaderamente infernal, creí que iba a enloquecer. Desde los 10 meses empezó a sumar horas, no todas las noches pero si de vez en cuando, algunas veces 2 horas, otras veces 4… En fin, algo mejor. Todo esto suponiendo, claro está, que no haya fiebre de por medio, mocos o similar.

Mirando atrás y viendo como me ha deteriorado la falta de sueño, pienso que lo peor no es lo físico sino lo psicológico. La somnolencia permanente, las lagunas mentales y las ojeras al final te haces a llevarlas, pero el agotamiento mental acumulado… Eso es otra historia. Me meto en la cama en tensión, sabiendo que en breve estaré de nuevo despierta, y eso agota. Porque sí, el colecho me ha salvado de la locura, pero yo no he conseguido nunca dormir profundamente mientras doy el pecho y en la duermevela no descanso igual. Es la sensación de vivir en un día eterno, en un contínuo día de la marmota, en un 24horasnonstop en el que yo no tengo control alguno.

A día de hoy creo que lo más complicado en el día a día no son las malas noches sino los días sin descanso. Que apenas duerma una siesta en el día, que la duerma siempre enganchado a mi, complica muchísimo cualquier actividad que quiera hacer, pues además tiene el oído finísimo. Portearle me ayuda de día lo mismo que el colecho de noche pero si quiero que duerma mientras le llevo encima tengo que asegurarme de que haya silencio y eso, con un hermano de tres años y medio zascandileando, es muy muy complicado. Evidentemente, si le tengo conmigo no me puedo duchar, de modo que sigo teniendo los mismos problemas para encontrar este momento que tenía cuando era recién nacido.

La lista de consecuencias que tiene la falta continuada de sueño y la falta de descanso durante el día es larga y supongo que supérflua. A nadie se le escapa que es complicado el día a día con un bebé muy demandante que no duerme apenas y que necesita contacto constante y lactancia a demanda, a lo que sumamos otro hijo que te necesita muchísimo (y al que a veces siento que he abandonado) y un trabajo que atender (no nombro la casa porque la casa se cayó de la ecuación hace tiempo). Es algo que va más allá de tener mucho sueño o estar siempre cansada.

Yo no sabía lo que era ésto. Entendía lo duro que podía llegar a ser cuando otras mamás me lo contaban, me solidarizaba con ellas, pero no sabía realmente de qué me estaban hablando pues mi hijo Mayor ha dormido (casi) siempre mucho y bien y el colecho nos ayudó a dormir del tirón sin problemas. Ahora recuerdo algunos de sus testimonios y me dan ganas de salir corriendo a abrazarlas 🙂

Con esto no quiero asustar a nadie sino contar las cosas tal cual son. No están siendo buenos momentos los que estoy pasando, esa es la pura verdad. Pero al menos puedo aprovechar para homenajear a todos los que pasaron por esto antes que nosotros, ¡enhorabuena por haber sobrevivido!. A veces digo de broma (porque a pesar de todo no pierdo el humor) que ya me cobraré todas estas noches cuando venga de fiesta a las tantas, ¡qué bien me lo voy a pasar pasando la aspiradora cuando se acabe de acostar!.

Y para no despedirme con desánimo sino con algo simpático, os dejo el enlace de un post buenísimo sobre el tema (en inglés), que compartí ayer en Facebook y que me encanta, siempre que lo leo lloro de la risa:

What it is like to (not) sleep at night, illustrated with crappy pictures.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

52 comentarios sobre “Un año de falta de sueño

  • el 20/05/2013 a las 1:10
    Permalink

    Preciosa! Un año ya!! Ha pasado volaaaando!!! Te entiendo perfectamente, el tema sueño con mi hija era igual, por suerte el segundo me ha salido dormilón… Te entiendo en el sentimiento de “abandono” del hermano y en el agotamiento mental.
    Mi primera maternidad la disfruté muchísimo y desde que nació el segundo me noto en constante tensión.
    Yo no creo que se trate de asustar, las sombras de la maternidad existen y es necesario hacerlas visibles, no podemos vender una maternidad color de rosa pq no es real…
    Besotes y felicidades!!

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:50
      Permalink

      Sí que hay sombras, ¡muchas!.

      Mi segunda experiencia está siendo muchísimo más dura que la primera, no estoy contenta, esa es la verdad. Siento que he perdido el control y mi día a día es pura supervivencia. Pero también creo que está cerca el día de volver a recuperar las riendas… Ojalá sea así.

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 1:38
    Permalink

    Un año de falta de sueño… Suena duro, y me imagino que vivirlo debe ser muchísimo peor. Yo tampoco consigo dormir profundamente dando el pecho, ni superficialmente tampoco, me conformo con no desvelarme! Pero mi bebota de momento aguanta sus 3-4 horas que son un regalo del cielo. Aún así hay días duros (sobre todo cuando hemos dormido fuera de casa) y la verdad es que me minan el ánimo, me agrían el carácter, sacan lo peor de mí… Hasta me tocan la autoestima! Que qué tendrá que ver, oye…
    Parece que poquito a poco vais yendo a mejor, espero que la tendencia dure! Tu caso, con tanta diferencia de patrones de sueño entre uno y otro, me hace preguntarme si será cierto lo de que los niños de bibe duermen más horas, o sólo un mito…

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:49
      Permalink

      Sobre lo último que comentas… en mi caso ha sido así. Pero también hay un detalle importante: el Mayor se chupaba el dedo (y se lo chupa aún) y el pequeño chupa la tetilla.

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 8:20
    Permalink

    Como te entiendo guapa!!! Tú sabes que vamos a la par…mi niño tampoco es dormilón, ahora con 15 meses parece que la cosa ha mejorado, pero… vamos, no se lo que es dormir del tirón, alguna vez me ha regalado alguna noche pero…en contadas ocasiones.
    Yo también he tenido la sensación, o el miedo de enloquecer por falta de sueño y cansancio, a veces he llegado a dormir solo una hora en todo un día…era desesperante…Pero bueno, todo pasa, yo empiezo a ver la luz al final del túnel así que no te preocupes que llega.
    La maternidad tiene sus cosas también “oscuras” pero eso la gente no lo cuenta. Por eso cuando me vienen las mamis de mi alrededor diciendo que sus hijos duermens de maravilla, 12 horas seguidas, me rio…
    Un besazo y ánimo!

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:47
      Permalink

      Lo has dicho muy bien: la maternidad tiene zonas de sombra. Creo que hay que contarlo, para lo bueno vale cualquiera, pero a ver con quién compartes lo malo…

      Yo también noto algo de mejoría pero claro, es que partimos de una situación tan tan mala que cualquier cosa es mejor!!!

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 9:39
    Permalink

    Buf, yo también te entiendo. Mi enana va camino de los 9 meses y cada vez duerme peor. Por lo menos tuvimos la suerte de que nos regalo 2 meses de dormir 10h a la noche, desde los 2 a los 4 meses, y yo me ponía mala cada vez que la gente me decía que eso ya no cambia, porque sabia que Murphy estaría por ahí oyéndolo todo! La ultima noche que durmió del tirón fue en noche vieja, y a partir de ahí cada vez se despierta más. Al principio solo una vez y se dormía con la teta enseguida, luego 2, luego 3, y ahora se despierta cada poco, ya ni miro el reloj!
    Antes la pasaba a su cuna en cuanto se dormía, pero ahora ya no hay forma porque el sueño es menos profundo, y si se despierta hay que volver a empezar. Pero yo tampoco me puedo dormir dándole pecho en la cama, aunque por lo menos me desvelo menos. Y muchas noches no puedo evitar enfadarme con ella porque no se duerme, pobre!
    Pero bueno, no nos queda otra que llevarlo lo mejor posible, y las alegrías que nos dan por el día compensan! Un besito, y mucho animo!

    Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 10:01
    Permalink

    Mi nena no se despierta tan a menudo…pero nunca hemos pasado de las 3 horas de tirón… y si a eso le sumas q darle de comer supone un esfuerzo de aprox. 1 hora y q se necesita 2 personas, una q la de de comer y otra q la entretenga con juguetitos, para q no se de cuenta de q está abriendo la boca…… los biberones no los ha probado nunca, la papilla mal, pero ya los purés y similar peor, sólo quiere teta, pero con 13 meses no puede alimentarse sólo de teta…tiene bajo peso y vomita en cuanto la metes en la boca algo q no quiere 🙁
    Ah! y yo trabajo además fuera de casa, porque por el momento mi trabajo es el q sostiene la casa.
    Como ves cualquier situación siempre puede ser peor… yo llego muchos días a la oficina agotada y mientras tanto mi hija se pega en la guardería una mega-siesta para coger fuerzas!
    No veo el momento de q llegue el horario de verano para al menos poder echarme una siestecita…

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:45
      Permalink

      Vaya panorama! No sé ni qué decirte, para mi la siesta es una palabra cuyo significado empiezo a olvidar… además yo ahora trabajo todas las horas del día, lamentablemente el escaso tiempo que podría aprovechar para dormir lo empleo en trabajar así que… en fin, que no sé, que sobreviviremos, ya lo verás! Besos y ánimo.

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 10:10
    Permalink

    Jajaja lo que me he reido con lo de que pasarás el aspirador cuando llegue de fiesta!!! Jajaja mi madre siempre ha dicho que nosotras eramos buenas para dormir. Pero la joía nos hacía eso! No se me ocurre que nos hubiera hecho si le hubieramos dado malas noches… Quizás nos hubiera dado el aspirador…. Por cierto animo con lo del sueño, nosotros hasta el momento hemos tenido suerte con los dos para las noches. Aunque Roc, por el dia sigue queriendo bracitos… Y es normal, pero no deja que haiga días que una se siente al límite, no me imagino si eso además es por la noche. Así que ánimo!

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:41
      Permalink

      Ser papás al final nos pone al límite en muchas ocasiones pero si además estás sin fuerzas… ¡mal fatal! 😉

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 13:07
    Permalink

    Buf, te entiendo perfectamente, mi hija tiene dos años y medio y sigue durmiendo fatal. No prentendo desanimarte, al contrario, quería decirte que llevamos dos semanas que noto un cambio importante, ya “sólo” se despierta dos o tres veces (para nosotros éso era impensable hace un par de meses). He notado que tiene que ver con que debe estar pasando un proceso de maduración personal, empieza a queres quitarse ella sola el pañal y hacer pis en el orinal. También mama mucho menos por la noche (ésto lo he forzado yo, porque estaba destrozada, pero no es lo mismo un bebé de un año que una niña de dos y medio…) y se nota. Me temo que cada niño es distinto y depende mucho de su madurez.
    A mí me dejaba muy descolocada los comentarios de mis amigas, todos sus hijos duermen genial desde el principio y yo me preguntaba qué hacíamos mal. Pero me he dado cuenta de que la gente miente, o, por ser menos mal pensada, tienen una “percepción distinta” de las cosas. Por poner un ejemplo, una amiga con una hija de diez meses que por supuesto dormía tooooda la noche me cuenta hace como un un mes que están utilizando el método Estivil. Le pregunto extrañada que para qué, si su hija según ella dormía genial, y me dice, “sí, duerme toda la noche, pero se despierta cada hora u hora y media porque quiere pecho o simplemente mi compañía”. :-o. así que ya no me afecta tanto. Ánimo, que sobreviviremos.

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:39
      Permalink

      No me desanimas, yo sé que esto va para largo…

      Por lo otro que comentas, claro, entonces él también duerme toda la noche, porque en posición horizontal está cerca de 12 horas pero despertando cada dos por tres! jaja Así cualquiera!!

      Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:42
      Permalink

      Sobrevivir sobreviviremos, la cosa es con qué secuelas nos vamos a quedar 😉

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 15:14
    Permalink

    Ay, como te entiendo… nosotros con la primera lo pasamos fataaaallll. Pasó meses en los que dormía de 20 en 20 minutos, y sólo encima de mi tripa… un horror. Al año y medio, dormía como mucho hora y media seguida, y decidí destetarla por la noche, a ver si mejorábamos. Error. Se despertaba igual, sólo que ahora no tenía nada para dormirla. En fin, poco a poco fue alargando, y a los 2 años ya “sólo” se despertaba dos veces cada noche. La pasamos a su cuarto, a ver si así dormía mejor… Pues tampoco. Ha estado yendo y viniendo a nuestra cama, según el día. Pero oye, fue escuchar las campanadas de fin de año, y empezar a empalmar 10 horas del tirón, de un día para otro, con 3 años ya cumplidos. Lo probamos todo, en serio, menos estivill, claro. Nada funcionó, excepto su propio desarrollo.
    En cambio, la segunda duerme mínimo de tres en tres horas, a veces ¡empalma 5!
    Y se duerme tumbada, en la hamaca o en la cuna, que yo cada vez que la veo flipo. Con la primera, eso fue imposible total hasta casi los 2 años…
    Mucho ánimo, un abrazo fuerte, y más ánimo todavía. Porque consejos, no tengo.
    Un beso!

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:34
      Permalink

      Yo lo que no sé es cómo habéis tenido valor de tener otro! De verdad, si hubiera sido al revés no sé si me hubiera animado a tener otro hijo, francamente creo que no!!! jajaja. Gracias por los ánimos.

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 16:23
    Permalink

    Si es que no dormir es lo peor. Qué grandes las viñetas!! Mucho ánimo. Parece que fue ayer cuando nos anunciaste nuevo embarazo e ilusión y ha pasado un año!!! Increíble.
    Un besito.

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:32
      Permalink

      Sí, es increíble cómo ha pasado el tiempo!

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 16:49
    Permalink

    Caray qué duro! Tengo unos amigos que pasaron por lo mismo que tú. Probaron de todo, hasta el método Estivill y nada les funcionó. Es más, les pasó factura en su relación de pareja y estuvieron al borde de la separación. Como comentaba otra mamá antes y en el caso que te cuento depende del desarrollo del bebé y a medida que crecen va pasando. Ellos pasaron el bache y ahora todo va como la seda. En vuestro caso verás que pasará también. Mucho ánimo y besos!

    Ah y lo de dormir toda la noche, cuando rascas un poco te das cuenta que la gente lo interpreta a su manera!

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:31
      Permalink

      Pasa factura, pasa factura en todo. Yo hay días que no puedo mentalmente, ya no es el cansancio físico, es la sensación mental de ir a explotar, de no poder aguantarlo… Pero bueno, es lo que tu dices, hay que pasar el bache.

      Lo de dormir del tirón, es que al final la gente duerme mucho. Mi hijo mayor dormía mucho y muy bien pero incluso ahora suele tener algunos despertares, lo que pasa es que él casi siempre ha sido capaz de darse la vuelta y seguir durmiendo, que es un lujo!

      Besos.

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 17:30
    Permalink

    Te entiendo muy bien! En twitter hemos coincidido en algún desvelo… 😛
    A veces es desesperante! En mi caso el colecho y la teta me han salvado de morir de sueño! Al principio parecía que aguantaba un poco más por la noche (3-4horas) ,por el día siempre la costó muchísimo dormir. Pero a los 3 meses y medio o 4 pegó un cambio y eran despertares cada 2 horas como mucho y 30 min como poco, veía todas las horas del reloj! Y como por el día necesita muchos brazos y no dormía…
    A los 7 meses me decidí a portear y mi vida mejoró porque me permite más libertad por el día y es capaz de dormirse en la mochila. Pero seguimos con algunas noches toledanas! Ahora tiene 11 meses y medio y lo único bueno es que por regla general no se suele desvelar, se engancha en su teti y en un segundo tanto ella como yo nos quedamos roque. Pero cuando es una noche con muchos despertares (esto sucede a menudo) que tu tienes tus ritmos de sueño y se quebrantan 20 veces!!! Que mal!!! Por la mañana eres un zombie. A veces llego al trabajo no se ni como.
    Y yo de momento solo la tengo a ella y este es un motivo del porque no me animo a tener más!
    Se que en algún momento esto cambiará pero no se lo perdonaré asi que gracias por la idea de la aspiradora! xDDD
    Mucho ánimo guapa y a ver si algún día alguien se queda unas horas con él y haces una cura de sueño!
    Y que sepas que son así porque tienen muy desarrollado su instinto animal y son niños super inteligentes asi que habrá que aguantar un poco más 😉
    Besos

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:29
      Permalink

      Ya me veo en unos años con la aspiradora en la mano, ¡cómo vamos a dejar la casa de limpia! jajaja

      Besos.

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 22:53
    Permalink

    De sobra sabes tú lo mucho y bien que te entiendo… realmente es mi temor, que el segundo sea igual, porque con uno solo sobrevives: aprovechas las siestas, duerme cuando él duerme, pero con otro a quien atender debe ser una verdadera locura.
    Sólo puedo mandarte mucho ánimo y mucho cariño, esto no nos queda más remedio que pasarlo como buenamente podamos y sobrevivir. Llegarán tiempos mejores.
    Por cierto, creo que empiezo a entender por qué mi madre siempre pasaba la aspiradora los domingos a las 9 de la mañana ;P

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:29
      Permalink

      Sobrevivir, esa es la palabra!

      Respuesta
  • el 20/05/2013 a las 23:17
    Permalink

    Mi hija cumplió ayer 8 meses y estoy como tu.. ni duermo, ni m puedo duchar, ni nada de nada..sólo quiere brazos y mas brazos! estoy muy feliz a la vez que agotada! no veo el momento de poder dormir unas horas seguidas! ánimo!

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:28
      Permalink

      El día que pillemos la cama a gusto no la soltamos en un mes! 🙂

      Respuesta
  • el 21/05/2013 a las 8:07
    Permalink

    La verdad es que lo que te sucede es el miedo que tengo yo. Ahora solo tengo uno y duerme muy bien, pero y si me animo a por el segundo y pierdo eso? Pero bueno, la maternidad es así, cuando decides tenerlo estas abierta a un sin fin de posibilidades, habrá cosas mejores y peores.
    Se por experiencia de otras mamas que el tema de dormir mal es una pesadilla, pero tambien te digo que al final, se regulan, aunque parezca que es muy muy al final… 😉
    Ánimo! Esperemos que tu peque vaya cogiendole el gustillo a dormir mas!

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:28
      Permalink

      Tu lo has dicho. Yo a día de hoy te puedo decir que aunque tengo muchas más razones para no tener más hijos, este tema del sueño es lo suficientemente importante como para quitarle las ganas a cualquiera y si hubiera sido al revés, es decir, si hubiera sido mi hijo mayor el que hubiera dormido así, no sé si hubiera tenido un segundo hijo. Dormir mal es… imposible de explicar! jaja Besos.

      Respuesta
  • el 21/05/2013 a las 18:37
    Permalink

    Acabo de conocer tu blog de casualidad buceando entre la blogsfera maternal y me he parado en esta entrada tuya porque precisamente yo en mi blog hablo sobre el sueño infantil. No soy una experta ni mucho menos pero me gusta el tema. Entiendo por lo que estás pasando e imagino lo agotada que debes de ir durante el día. Es dificil estar contenta, estar animada y fuerte si tus noches son un infierno… desde aqui te envio todo mi ánimo y apoyo. Si quieres pasate por mi blog. Los problemas de sueño en un bebe no se solucionan milagrosamente pero puede que enceuntres alguna buena idea que te facilite algo las cosas, no lo se…
    Un besazo

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:17
      Permalink

      Me pasaré. He probado de todo pero siempre viene bien leer las experiencias de otras personas, siempre se puede sacar alguna idea! gracias.

      Respuesta
  • el 22/05/2013 a las 12:03
    Permalink

    Como mami embarazada del segundo he de decirte que agradezco mucho tu sinceridad, y que nos expongas todo lo que está suponiendo para ti esta segunda maternidad. Como bien dices, no se trata de asustar, sino de conocer más experiencias, de saber que cada historia es diferente.
    A veces se pasea una por la blogosfera maternal y parece que todo es idílico y maravilloso, y es cierto que muchos momentos lo son, pero no todo es así. Las mamis son humanas, y no siempre puede estar una en un pico de felicidad absoluta. Hay veces que las piedras en el camino se hacen un mundo…
    Un abrazo enorme y muchísimo ánimo, ya sabes que no estás sola 🙂

    Respuesta
    • el 22/05/2013 a las 23:15
      Permalink

      La maternidad tiene un lado muy crudo que yo creo que nos viene fenomenal compartir. Porque, como se suele decir, para lo bueno está cualquiera, pero para lo malo… ¡ay para lo malo!. Ánimo, aquí nos tienes para apoyarte 🙂

      Respuesta
  • el 23/05/2013 a las 23:06
    Permalink

    Como te entiendo. Yo tengo la suerte de que por el día … me deja tranquila. No sé cuántas veces se despierta mi hijo pero si sé que mis ojeras están ahí … y que hay días que estoy rota. No sé hasta qué punto el colecho hace que demande más teta … Aquí muchas matronas aconsejan que sea el papá el que duerma del lado del bebé para que no “huelan” tanto a la madre. Yo he empezado a dejarlo en su habitación … al menos hasta que se despierte la primera vez. Y siempre que paso por una droguería estoy tentada a comprar una caja de cererales … Luego, paso … sé que no va a servir de nada. Mi hijo se despierta más ahora que antes.

    Respuesta
    • el 23/05/2013 a las 23:09
      Permalink

      Hola guapa, yo he probado todo: colecho, cuna, cuna al lado de la cama a diferentes distancias, meter al padre en medio… en otra habitación no le he puesto pero ¿para qué? sólo me faltaba estar toda la noche de paseo, quita quita… Lo de los cereales, ayyyy, yo los esperaba como agua de mayo, pero nada, nada, si estaba claro que hambre no era. Y, sinceramente, menos mal que tengo teta porque si no creo que me habría tirado por la ventana.

      El mío es que de día no se entretiene con nada, debe ser el único niño del mundo que es inmune a Pocoyó 🙂

      Respuesta
  • el 24/05/2013 a las 21:24
    Permalink

    Pero si Pocoyó hipnotiza hasta a los niños pseudo-germanos.
    Acabo de leer que dos semanas antes de que empiecen a caminar, muchos niños duermen fatal 0_o

    Respuesta
    • el 24/05/2013 a las 23:33
      Permalink

      En mi caso ni lo de Pocoyó ni lo otro! 😀

      Respuesta
  • el 24/05/2013 a las 23:35
    Permalink

    Y yo me quejaba por no conocer noches del tirón tras 15 meses…pero veo que puede ser un lujo las 4 o 5 horas que duerme de tirón.
    Aún así, comparto la desesperación por la falta de sueño, el bajón por las siestas que NO echa y la salvación del colecho ; )
    Por lo que leo nos pasa a muchas y lo más importante, ¡se acabará algún día!
    Ánimo y muchas gracias por compartir las sombras de la maternidad. Nos anima a compartir las nuestras.

    Respuesta
  • el 25/05/2013 a las 17:32
    Permalink

    Hola, Mamá CC. Me pasaba por aquí para nominarte al One lovely blog award 🙂 Para más información puedes visitar mi blog y ver la entrada pertinente.

    De paso, te mando muchos ánimos. Supongo que tu situación es muy sufrida, pero no lo he vivido en propias carnes. Aún así, estoy segura de que cuando Bebé crezca las cosas serán más fáciles para ti.

    Respuesta
  • el 29/05/2013 a las 9:33
    Permalink

    Te entiendo perfectamente, yo también pase por esas, mi hijo mayor era poco dormilón y muy llorón, recurdo las noches largas sin poder dormir y los continuos depertares nocturnos, por suerte era el primero y podía descansar en el día cuando el hacía sus pequeñas siestas. Tenía miedo de pasar otra vez por lo mismo, pero afortunadamente mi segundo hijo que tiene ahora 3 meses duerme fenomal gracias al colecho…..

    Ánimo y ya verás que poco a poco aprenderá a dormir sin despertarse continuamente….un abrazo!

    Respuesta
  • el 29/05/2013 a las 11:40
    Permalink

    hola guapa!

    Yo solo tengo uno y al principio lo llevé bien. A los ocho meses hablé con mi marido porque yo necesitaba también descansar al menos 3 horas seguidas. Por mi salud mental tenía que pedírselo. No podía ser que yo me encargase del niño en casi todo (desayuno, baño, ropa, la casa tambien.., el sacaleches.!! ya tu sabes,no? jejeje ) y al día siguiente me levantase a las 7 de la mañana para recoger la casa, vestirme, que desayune el niño, cambiarle pañal, prepararlo todo lo suyo y vestirlo y llevarlo a casa de mi madre e irme a trabajar.

    Y que Encima los fines de semana tambien me despertase yo porque él no tenía teta que darle… ya iba a ser que no.
    Que le diera un dedo si quería pero que me dejara en paz. Que lo trajese a la cama cuando viera que era hambre pero que si tenía que irse con el coche a dormirlo (era una exageracion pero quedó clarito..) lo hiciera y me dejara dormir en paz unas horas. no pedía mas.

    Asi que no entiendo por que no pides ayuda a tu marido con el mayor? mi marido no se movia por él mismo si el niño lloraba hasta que se lo deje claro. No se puede estar un año sin dormir bien. Al final esto pasa factura mami! Vale que tu marido no le puede dar teta, mi marido no podía hacer nada con eso, pero si se le cae el chupete, o lo que sea que no dependa de tu teta.. podría al menos intentarlo el,nO¿? Si tu bebe no usa chupe, pues que papa se lo ponga con mucha paciencia y lo aguante mientras da paseos por casa. Se acostumbrara al final.

    Te animo a que tu tambien delegues en él mujer! Que muchas veces somos nosotras las que no tenemos paciencia para oir llorar al niño. Al menos a mí me pasa. Va mi marido pero yo estoy despierta escuchando en vez de roncar como el hace pero me es imposible dormir con el niño llorando… pero al menos estoy en la cama…. Me he prohibido levantarme si le toca a él. (que son los sabados y domingos..).

    Bueno, que te estoy dando toda la chapa, espero que te sirva algo de lo que te he contado.

    Mucho animo y ya vendré por aqui a ver que tal sigues… espero que tu bebe poco a poco se vaya habituando a dormir como al final han hecho todos.. Animo guapa!

    Respuesta
    • el 18/06/2013 a las 23:23
      Permalink

      Lo más sabio que oído hasta ahora!
      (una mamá de dos princesas malduermes)

      Respuesta
  • el 31/05/2013 a las 12:13
    Permalink

    Te entiendo, yo han sido unos 20 meses así, ahora que está a punto de cumplir los 23 meses hemos mejorado mucho. Desde que un día pidió irse a su cama, empezó a dormir casi casi de tirón. Algún día lo ha hecho, y el resto se suele despertar una vez. Eso sí, sobre las 7 de la mañana me llama y me tengo que meter con él y se me engancha un buen rato. Pero no hay color, vamos, por fin dejé atras las noches con despertares cada dos horas (a veces más, a veces menos). Psicologicamente ha sido agotador. Entiendo muy bien ahora que el privar del sueño sea un métdo de tortura. Yo he tenido días malos malos pero de verlo todo negro, histérica, etc etc. Y no tuve ayuda por parte del costillo, duerme como una marmota y siempre esgrimía la excusa de la teta. Algún día suelto, de estos que me veía darme, literalmente, cabezazos contra la pared, me dio un poco de respiro.
    Pero bueno, todo llega. Hasta ha empezado a dormir siesta casi todos los días, pero encima mío..
    ánimo!!!!!!!

    Respuesta
  • el 02/06/2013 a las 11:28
    Permalink

    Yo también te entiendo bien. Mi enana tampoco duerme muy allá aunque no hemos pasado periodos tan malos. Ahora con 16 meses muchas noches duerme 5-6 horas seguidas aunque sigue habiendo noches malas. Yo también digo que me vengare cuando se vaya de marcha, jejeje( seguro que luego nos da pena). Mucho ánimo

    Respuesta
  • el 13/06/2013 a las 18:24
    Permalink

    Te entiendo bien mi hija mayor de 3 años era como tu bebé, a veces yo lloraba porque se despertaba 8 veces o más en la noche y al otro día tenía que levantarme para ir a trabajar, llegaba del trabajo y otra vez a los mismo, renuncié a la lactancia a los 5 meses y medio para dormir un poco y logré al menos de hora y media a dos horas de sueño seguidas aunque siempre hacerla dormir fue un problema, eres muy valiente por seguir con la lactancia y no haber probado otras formas, aunque mi hija siempre me ha necesitado mucho por lo menos ahora duerme más que cuando era un bebé.

    Deseo que estos momentos se te pasen rápido.

    Saludos

    Respuesta
  • el 19/06/2013 a las 0:27
    Permalink

    Hola,
    sigo tu blog desde hace muuuucho tiempo, yo también tengo dos hijas y la mía mayor es la edad de tu mayor. Me acuerdo cuando empecé a leerte y contabas tu inquietudes maternales y tus preocupaciones con el 1º y aunque empatizaba, a veces más a veces menos, siempre pensaba…pero duerme!! ahora ya no duermes, yo pienso.. que p*****, pobre, la entiendo del todo.
    Bueno, a lo que iba, yo he hice LM con la mayor y colecho 2 años, de los 4 meses a los 2 años se despertaba entre 6 y 36 veces cada noche, mi marido emigró a otro cuarto y yo sentía que estaba al borde de un ictus, pero y ¿sabes cuando empezó a dormir bien? cuando se acabó el colecho y la lactancia nocturna. Primero la desteté por la noche, pero seguía durmiendo con ella en una cama pegada a la suya y cuando se despertaba le ofrecía agua, protestó durante tres noches (protestaba, no lloraba desconsolada ni nada) a la 3ª ya estaba durmiendo del tirón y yo en mi cama en X porque mi marido no volvió al lecho familiar. ¿que a lo mejor coincidió con que había madurado? puede ser.

    Ahora tengo otra princesa de 5 meses que, aunque las noches no son tan malas como con su hermana, no porque se despierte menos, si no porque yo lo llevo mejor. También colechamos y hacemos LME, pero en cuanto tenga 12 o 13 meses hago lo mismo que con la mayor hice a los años, por intentarlo que no quede. Los despertares nocturnos de la mayor son tarea del papá ano ser que aparezca de estrangis en mi cuarto y se meta dormir en la cuna de colecho-adorno que tengo pegada a mi cama. La segunda maternidad, aunque muchas veces me encuentro al borde del desmayo y es verdad que tengo la sensación constante de descontrol, la llevo mejor que la primera porque ya sé que todo pasa, que al final dormirá como hizo su hermana y será una personita estupenda a la que no tenga que llevar en brazos todo el día, literal, ni colgando de una teta (porque sólo quiere una, la otra la rechaza, para flipar)

    ¿Has probado el Plan Padre? en internet lo explican, pero basicamente consiste en pasarle el marrón al padre, ponerte tapones y que sólo te lo traiga en caso de crisis nuclear. Ya sé que sueno un poco desnaturalizada pero la segunda maternidad y la falta de sueño me han “embrutecido” mucho.

    Sólo quería añadir, que deberían prohibir a todas las madres leer a Laura Gutman y su demoledor “La Maternidad y el encuentro con la propia sombra”, porque vamos, que las mamás tengamos que lidiar con los mochuelos, la logística de la casa, con un curro fuera de casa (las afortunadas), y encima tener que lidiar con nuestras sombras a nuestros casi 40 palos, que vaya usted a saber de dónde viene, que lo mismo no son nuestras que son heredadas, ¡vamos, hombre! lo que nos faltaba!
    Yo si he de lidiar con mis sombras exijo que sea en un spa, libre de cargas familiares y con un terapeuta no menos guapo que Ryan Gosling que a la vez me masaje los pies o lo que se tercie, de no ser así Laura y su librito, por mi se pueden ir a tomar por… he dicho!

    Bueno, mucho ánimo, todo pasa, y lo peor, se te olvidará y pensarás en un 3º, jajaja..es broma!
    Y mis más sincera admiración por haber estado tanto tiempo con dedicación exclusiva a tus hijos, yo, que pensaba pedirme una excelencia de 6 meses, he decidido volver a trabajar a media jornada para no volverme majareta.

    Un beso y ánimo, otra vez

    Respuesta
  • el 04/07/2013 a las 18:12
    Permalink

    Es la vida del pobre….
    Me encantó los dibujos del final… es la vida misma!

    Respuesta
  • el 07/11/2013 a las 2:20
    Permalink

    Te entiendo porque yo estoy igual. De hecho siento que tengo 4 años sin dormir, ya que los últimos meses de mis 2 embarazos dormía fatal y mis 2 niños han sido de mal dormir. Mi hija se levantó a comer de madrugada hasta casi los 2 años (y cuando creí que pude descansar me embaracé del segundo) y mi varoncito de 18 meses todavía lo hace, con el agravante que llora si se le cae el chupete mientras duerme. Hay veces que aunque esté muerta de sueño (pues me levanto a las 4:30 am por trabajo) me quedo despierta hasta las 10 de la noche esperando que el chiquito se levante a tomar el primer biberón y aunque sea poder dormir dos horas hasta que se vuelva a levantar. Terrible y lo más triste es que no puedo dormir en el día :(. A veces siento que volveré a dormir cuando mis niños se acerquen a los 30 años jajajaja y ya no tenga que preocuparme por ellos (soy de Venezuela y por costumbre y la situación económica y de inseguridad una persona puede vivir en casa de sus padres hasta pasados los 30 años, por eso mi comentario).

    Respuesta
    • el 10/11/2013 a las 23:53
      Permalink

      Aquí en España hasta los 30 o más! jajaja

      Mucho ánimo Isabel, algún día dormiremos, espero que más pronto que tarde!

      Respuesta
  • el 21/05/2014 a las 16:03
    Permalink

    Hola, leí tu publicacion y algunos comentarios, imagino que ya a esta fecha tu bebe debe dormir bien, te cuento que yo tengo mellizas de 1 año y dos meses; martina duerme muy bien toda la noche, pero maria paz duerme y cada hora/ hora y media se despierta llorisqueando (esto sucede desde sus 6 meses). Aparentemente no le duele nada solo logro calmarla dandole su mamadera, asi que a ese ritmo al menos dos mamaseras por noche es lo que esta tomando… mi pregunta es si tu bebe y las de los comentario se despiertan y lloran o solo quedan en la cama despiertos??. Un saludo desde Argentina.-

    Respuesta
  • el 07/06/2016 a las 13:39
    Permalink

    Hola ! Tengo un bebé de 10 meses y estamos con muchos despertares nocturnos.Me han recomendado natación para calmarla pero estoy tan cansada que me da mucha pereza.Alguien lo ha probado?Merece la pena?GRACIAS

    Respuesta
    • el 07/06/2016 a las 13:50
      Permalink

      Hola Alicia, yo no creo que vaya a funcionar absolutamente nada de lo que hagas… es algo que irá pasando con el tiempo, simplemente. Y nunca se sabe hasta cuando. Si se acuesta muy cansada puede pasar incluso todo lo contrario: que se despierte más. Los niños muy “pasados de rosca” duermen peor.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com