Tres meses de postparto

Casi tres meses y medio han pasado ya desde que mi segundo bebé vino al mundo y yo me convertí en mamá de dos.

Parece que ha pasado un siglo aunque, al mismo tiempo, no sé cómo ha podido pasar tan rápido. Bebé ha dado un cambio muy importante en los últimos días: empieza a voltearse en ambas direcciones, por lo que ya no quiere hacer otra cosa que estar en el suelo practicando todo el día. Sigue siendo dulce y de buen conformar, pero empieza a mostrar carácter, lo que me demuestra que acaba de dejar atrás la etapa de recién nacido que no hace gran cosa para entrar en la etapa de bebé descubriendo el mundo. Me da pena que haya pasado tan rápido, los bebés son adictivos y siempre quisiera tener un chiquitín entre mis brazos, a pesar incluso de no dormir, pero al mismo tiempo me entusiasma la idea de ir alcanzando etapas con él, más aún ahora que sé cómo serán.

Del primer embarazo y cesarea comencé a sentirme recuperada en torno a los 9-10 meses, totalmente en torno al año, momento en el cual sentí de nuevo la llamada de la maternidad (aunque tuve que esperar casi un año más para operarme del mioma). Como comenté entonces, no sé cuándo acaba el postparto, si hay una estimación oficial, pero me da que la cifra debe ser muy variable dependiendo de cada experiencia.  En este momento ya no pienso casi nunca en el embarazo ni me siento bajo los influjos del puerperio. En cierta medida, puedo decir que esta vez lo he superado mucho antes, y eso que las primeras semanas tuve un baby blues de libro.

El pelo se me está cayendo a puñaos. Es bestial como se cae, sobre todo cuando me ducho, da miedito ver como se enredan los mechones entre los dedos mientras froto. Incluso habiendo pasado ya por ello, es difícil no asustarse. Me toco la coleta y veo que se me está quedando en ná. Rezo para que suceda como es previsible, y dentro de un mes o dos deje de caerse y comience a salir pelo nuevo… para poder disfrutar de un horrible doble flequillo, como en el verano de hace dos años.

La barriga empieza a estar menos horrible. Sigo teniendo demasiada pero parece que va recuperando firmeza y poco a poco, muy lentamente esta vez, va volviendo a su sitio. Tímidamente parece que volveré a tener cintura algún día de estos. No sé si el proceso de volver a su sitio va a llegar a tiempo para poder ponerme este otoño algún pantalón de los que usaba antes pero ahora ya no lo descarto.

La cicatriz de la cesárea sigue muy hundida, es lo que peor llevo en el plano físico, estéticamente el socavón es espantoso y hace que el efecto michelín sea mayor… pero con el proceso de desinflado del abdomen parece que se va alisando así que mantengo la esperanza de que con el paso de muchos meses vuelva a situarse en un nivel más o menos igual al del resto.

He perdido en torno a un kilo más, me faltaría por perder unos dos. No me preocupa, es más cuestión de volumen que de peso y con la pérdida de volumen voy por buen camino.

El 27 de julio hizo un año que no tengo la regla Tengo la ilusión de no volver a verla en mucho tiempo, pero no las tengo todas conmigo. En la citología que me hice hace unas pocas semanas decía que podría estar ya en una fase lútea avanzada, compatible con un próximo retorno de la menstruación y lo cierto es que en los últimos días he notado movimientos ováricos. Veremos…

Aunque ya no se me infla el pecho tantísimo como al principio, se me sigue llenando abundantemente entre tomas. Creo que he perdido un poco de volumen con respecto a las primeras semanas, pero sigo teniendo mucho más de lo que tenía antes del embarazo (y de lo que he tenido en toda mi vida). ¡Espero que esto no se pierda!. Ya no me duele el pezón al mamar, nada de nada, y he recuperado el color normal, que durante muchas semanas pezón y parte de la areola estaban permanentemente de color rosa chicle.

Lo que peor llevo, sin duda, es la falta de sueño. Bebé no ha salido a su hermano, que a estas alturas dormía un montón de horas del tirón con un único y breve despertar en toda la noche. Bebé tiene noches buenas, en las que ha llegado a dormir unas cinco horas de una vez, y noches horribles en las que se despierta cada hora y media o dos horas hasta el amanecer. Sí, es cierto que en cada despertar mama normalmente unos 20 minutos y sigue durmiendo, pero a mi esa forma de dormir me destroza. Además, desde que empezó a voltearse, al empeño de dormir de lado sumamos que unas cuantas veces en la noche me lo encuentro boca abajo y en cuanto le cambio de postura se despierta y vuelta al pecho.

Lo bueno de la experiencia, sin duda, es que sé que todo esto pasará. No tengo más que mirar al Mayor que duerme al lado para saber que dentro de no mucho tiempo estaremos durmiendo mejor y que la recompensa bien merece el esfuerzo.

En fin, que no me puedo quejar. Este postparto está siendo como fue el embarazo: un gustazo.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

30 comentarios sobre “Tres meses de postparto

    • el 07/08/2012 a las 13:06
      Permalink

      Siempre se puede llevar mejor, pero no me puedo quejar!

      Respuesta
  • el 07/08/2012 a las 6:56
    Permalink

    Hola. Mi nombre es Jesús Garrido. Soy suscriptor de este blog y, al mismo tiempo, pediatra y autor de elpuericultor.com
    No debes preocuparte de la postura de Bebé al dormir.
    Cuando un niño es capaz de voltearse como describes, ya no hay riesgo de muerte súbita.
    No tiene sentido que empeores las ya de por sí trabajosas noches con el tema de la postura.
    En cuanto a la diferencia en el patrón de sueño con mayor, se debe a que mayor no tomaba pecho.
    Con el pecho, cuando un niño crece y aumentan sus necesidades, no tiene otra forma de estimular la producción de leche que vaciar el pecho con más frecuencia.
    Si cuando notamos esto, hacemos por aumentar las tomas durante el día, conseguimos antes el aumento y las moches mejoran antes.

    Un saludo.

    Soy suscriptor tuyo porque como pediatra y como padre me interesa toda la experiencia que vuelcas en tu blog. Gracias.

    Respuesta
    • el 07/08/2012 a las 12:58
      Permalink

      Hola Jesús, gracias por dejarme tu comentario.

      He leído muchos artículos que dicen que no es cierto que los bebés que toman LM se despierten más veces por la noche pero en mi experiencia sí es así. De hecho, creo que Bebé cumple muy claramente esto de mamar más durante la noche para mantener la producción, dado que las tomas nocturnas son las más importantes. También es verdad que ahora mismo noto que podríamos estar en una crisis de crecimiento pero, bueno, lo que comento en la entrada, que no se caracteriza por dormir como un tronco como dormía su hermano, eso es evidente y yo al menos creo que sí tiene que ver el tipo de lactancia.

      En cuanto a la postura, te agradezco mucho tu punto de vista, mi sentido común también me dice que no hay que preocuparse demasiado aunque es inevitable que me “impresione” un poco en un bebé tan pequeño… pero ya veo que cambiarle de postura supone despertarle y me parece, incluso, un poco cruel para él, que le despierten para ponerle a dormir de otro modo.

      Gracias por todo, espero verte más por aquí. Por cierto, me ha gustado mucho tu web, el artículo sobre cómo acostar a los bebés, además, está muy bien redactado, me parece muy útil.

      Respuesta
  • el 07/08/2012 a las 8:27
    Permalink

    Ostras!, yo no sabía que lo del pelo era por el postparto, ahora ya no se me cae tanto, pero hace unos meses pensaba que me iba aquedar calva!
    La verdad que cada niño es diferente, por eso no podemos seguir un patrón, el mio ahora con 6 meses está empezando a dormir un poco más 5 horas o 6, pero hay días como hoy que se despierta dos veces y tengo que `ponerle al pecho cada vez que se despierta y me rompe el sueño, me desvelo y luego me cuesta mucho dormir. Lo del sueño es lo que peor llevo, sobre todo ahora que trabajo, pero como tu dices, todo pasará y seguro que luego añoraré estos momentos…

    Un beso!

    Respuesta
    • el 07/08/2012 a las 12:44
      Permalink

      Pues, sí, hija, lo del pelo es por eso, durante el embarazo no se cae y luego se pierde todo de golpe. Lo del sueño se lleva muy mal, fíjate que yo he sido siempre de dormir poco, pero esta vez lo estoy llevando fatal, ando zombie todo el día!

      Respuesta
  • el 07/08/2012 a las 9:48
    Permalink

    Pues si, todas las etapas pasan……..las buenas, las regulares y las malas! Interesante lo que te comenta jesus de no cambiarlo de postura……..

    Respuesta
    • el 07/08/2012 a las 12:43
      Permalink

      La verdad es que a mi el sentido común también me invita a dejarlo en paz, pobre, no hay nada peor que no te dejen dormir como tu quieres!

      Respuesta
  • el 07/08/2012 a las 12:39
    Permalink

    Una pregunta a las que ya sois mamis…..¿qué opináis de los cojines antivuelco? ¿son útiles? ¿son un “sacadinero” más? ¿los creéis necesarios?

    Respuesta
    • el 07/08/2012 a las 12:43
      Permalink

      Yo tengo uno. Con el Mayor no lo usé porque cuando empezó a dormir boca abajo ya me parecía “mayor”, tendría más de seis meses si no recuerdo mal, y le dejé en paz. Ahora lo he probado y no me sirve de nada, primero porque no le impide ponerse de lado, segundo porque es grande y le molesta (no le deja bajar los brazos y da calor)… En fin, yo lo compré en Carrefour y no me costó mucho pero no lo volvería a comprar.

      Respuesta
    • el 07/08/2012 a las 16:01
      Permalink

      En mi caso, sacadineros: nos regalaron uno cuando nacio la mayor y solo lo utilizamos muy al principio como “chivato” para saber mirando hacia qué lado habíamos acostado a la peque la última vez (por eso de evitar deformidades en la cabeza).

      Respuesta
  • el 07/08/2012 a las 16:19
    Permalink

    Como me alegro de leerte así de bien, creo que los segundos son mucho mas fáciles porque la experiencia es un grado, y respecto a lo de dormir ¡Bienvenida al club! A mi me costó encontrar la postura dormir-amamantar a los mellis unos 10 meses, pero ahora duermo como una rosa…al final lo conseguiras!

    Respuesta
    • el 09/08/2012 a las 19:52
      Permalink

      Si, digo yo que lo conseguiré, no?

      Respuesta
  • el 07/08/2012 a las 19:47
    Permalink

    Que lindo leerte tan a gusto con esta etapa.. a mi se me esta acabando el puerperio apenas ahora con dos años.. y la verdad que ya tengo ganas de otro chito pero me aguanto un poquito más.. un besote.

    Respuesta
    • el 09/08/2012 a las 19:50
      Permalink

      Eso tiene que fluir, cuando sea el momento lo sabrás!

      Respuesta
  • el 08/08/2012 a las 11:04
    Permalink

    Me alegro mucho de que te sientas tan bien!
    A mí también me pasó lo del flequillo, pero al tener el pelo lacio no se notaba, jejeje…
    Besotes!

    Respuesta
    • el 09/08/2012 a las 19:50
      Permalink

      Jajajaja Me parece que muchas hemos sufrido el doble flequillo!

      Respuesta
  • el 08/08/2012 a las 15:16
    Permalink

    Yo también tengo la cicatriz hundida, si no se arregla me temo que voy a tener que tirar todos mis biquinis. Lo de dormir, te compadezco porque yo lo pasé con mi primer hijo hasta los dos años. Afortunadamente, de momento la niña es todo lo contrario, así que debe ser que te toca uno de cada.

    Respuesta
    • el 09/08/2012 a las 19:49
      Permalink

      Confío en que con el tiempo se disimule el socavón. Yo he empezado a notar mejoría ahora, así que espero que poquito a poquito… Menos mal que yo no voy a la playa! jaja

      Aisss, yo quiero dormir!!

      Respuesta
      • el 10/08/2012 a las 10:00
        Permalink

        He leido que hay unas cremas de silicona (?) que se utilizan para este tipo de cicatrices después de cirugías… Igual podríais investigar!

        Respuesta
        • el 11/08/2012 a las 23:03
          Permalink

          Hay unos parches, me suena… pero no es tanto porque la cicatriz esté fea sino porque toda la carne está hundida, no sé si sabes a qué me refiero!!!

          Respuesta
  • el 08/08/2012 a las 15:32
    Permalink

    Hola!

    He descubierto tu blog hace poquito. Tengo una niña de casi cuatro meses, o sea de la misma edad que Bebé :).

    Por supuesto me siento muy identificada con todo, así que seguiré leyéndote a menudo. También me está pasando lo del pelo de una forma salvaje, menos mal que ya lo había leido en algún sitio.

    Lo de acostarlos boca arriba, hay que hacerlo porque hay estudios sobre el tema y tal, pero recordemos que nuestras madres en su época era al revés y todos dormimos boca abajo. No sé yo si hay tanta correspondencia con la MSL. Muy al principio, con pocos días, mi niña mamaba acostada de lado por la noche y nos quedábamos dormidas a la vez. A veces, me despertaba y la veía dormida boca abajo y me daba mucho miedo, pero no la quería mover. Así que pensaba en que yo había dormido así todas las noches de mis primeros meses. Eso sí, al par de días, encontré la manera de que no lo hiciera, y a partir de ahí se quedaba dormida boca arriba.

    Pero creo que en esto de la maternidad ( y yo soy novatísima, pero es lo que creo), lo importante es “panicar” lo menos posible. Si algo te crea estrés lo mejor es cambiarlo, si puedes, y al revés si no te lo crea, no dejarte llevar por lo que hacer los demás (LM, dormir en la cama, etc). En esto, he cambiado en relación a lo que pensaba antes, y me da que voy a cambiar mucho más! 🙂

    Un abrazo.

    Respuesta
    • el 09/08/2012 a las 19:48
      Permalink

      Estoy totalmente de acuerdo contigo! Muchas gracias por dejarme tu comentario y enhorabuena por esa bebé linda!

      Respuesta
  • el 10/08/2012 a las 1:43
    Permalink

    Parece mentira que dos embarazos en la misma persona sean tan distintos, pero esta claro que sucede como es tu caso!
    Me alegra que te estes recuperando bien y antes que con el peque mayor. Y estoy contigo en que se echa de menos a los recién nacidos, aunque según van creciendo vamos pasando por otras muchas etapas también muy bonitas 🙂

    Respuesta
    • el 11/08/2012 a las 23:03
      Permalink

      Todas las etapas son bonitas pero los recién nacidos tienen algo!!! Besos.

      Respuesta
  • el 10/08/2012 a las 18:09
    Permalink

    Me alegra leer que estás a gusto con tu nueva situación. Te considero una persona con bastante fuerza de voluntad, así que, aunque tengas momentos de derrota, seguro que consigues llevar a esos dos hombrecitos a buen puerto.

    Por lo del pelo, casi 100% seguro te vuelve a salir. Ante situaciones tan estresantes y que suponen tanto esfuerzo como el embarazo o el parto (aunque lo vivas con felicidad, tu cuerpo lo sufre, pasa por muchos cambios y se esfuerza mucho) es normal que se te caiga tanto pelo, aún habiendo pasado ya tres meses, porque el estímulo que supuso ese estrés no hace que caiga todo de golpe, sino que poco a poco se van soltando. Pero vuelve a salir, en unos meses volverás a tener el pelo más frondoso, seguro.

    Respuesta
    • el 11/08/2012 a las 23:00
      Permalink

      Pero a parte de por el estrés es por las hormonas, ¿verdad?. Porque las hormonas del embarazo detienen la caída del pelo y luego se reactiva todo de golpe, ¿no?.

      Respuesta
      • el 16/08/2012 a las 12:19
        Permalink

        Perdona, no había visto tu respuesta hasta hoy. En ese sentido debo confesar que no estoy del todo enterada de cómo funciona exactamente, pero sí se que las hormonas pueden influir bastante en la caida del cabello. Supongo que todo ese viaje hormonal por el que has pasado también influye.

        Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com