Etiqueta: primeras palabras

Bajito, muy bajito

Es curioso como, con la habilidad que tiene mi hijo para gritar, las poquitas cosas que dice las dice tan bajito tan bajito que uno duda realmente de haberlas oído. El sábado vinieron mis padres con nosotros al concesionario, para ocuparse del niño y de paso ver el coche. Estuvieron haciendo juegos en los que había que contar “1, 2 y… ¡3!” y aseguraban que cuando decían “¡3!“, le escuchaban decir, muy bajito, muy bajito, “¡tes!“. Yo acogí la noticia con bastante excepticismo pero luego he comprobado que es verdad. Sentados en el suelo, hago la misma cuenta, y cuando llego al 3 sale corriendo como si de una carrera se tratara y luego vuelve riéndose y diciendo por lo bajini “tes, tes“, como para que lo repita. Ayer estábamos jugando a que se escondiera detrás de mi. Yo estaba diciendo en voz alta: “¿dónde está el bebito?, ¡anda, si se ha ido!, bebito, bebito, ¿dónde estás?“. Y en un momento dado, escuche casi en un susurro: “¡no tá!“. ¿Lo había soñado?. Llegó la noche. Mi marido estaba guardando ropa en su lado del armario y el niño siempre que le ve en la habitación juega a esconderse al otro lado de la cama. Yo estaba en el salón y de pronto oigo a mi marido: “¡¿lo has oído, lo has oído?!“. Obviamente no había escuchado nada. Voy corriendo...

Leer más

16 meses

El mes de enero ha sido especialmente intenso: empezó con preocupación y ha terminado bastante mejor. Creo que debería grabarme en la mente, de una vez por todas, que los cambios y avances en los bebés habitualmente no son lineales, de forma que es perfectamente posible que algo que un día parece imposible, al día siguiente lo realice con total naturalidad. Porque cuando empezó el mes había cosas que me preocupaban y veía irrealizables de momento y, sin embargo, conforme han ido pasando los días he visto cambios, algunos significativos, demostrándome una vez más que los niños pueden sorprendernos...

Leer más

¡Agua!

Una noche de esta semana, ya no recuerdo cuál, a esa hora mágica en la que muchos bebés se despiertan como si tuvieran un despertador interno imposible de desprogramar, mi nene se incorporó y dijo: abua. Mi marido y yo pegamos un bote en la cama y antes de que pudiéramos preguntarnos si efectivamente habíamos escuchado lo que habíamos escuchado, empezó: abua, agua, abua, abua. Así que nos levantamos corriendo a traerle agua y, efectivamente, se bebió su taza de un trago y se volvió a dormir. Como la semana ha sido intensa como pocas y, como bien dice...

Leer más

Primeras conversaciones

Cojo al bebito en brazos y le enseño dos fotos que tenemos colgadas en una habitación que nunca antes le había enseñado. En la de más abajo salgo yo y en la de más arriba sale mi marido. Mirando la foto de abajo, la mía. – Pá – paaaaaaaa. – Hijo, esa soy yo, mami, ma-má. – Pá – paaaaaaaaa. Mira más arriba y señala a su padre. – Páaaaaaaa – paaaaa.  – Muy bien cariño, ese es papá, y ¿esta de aquí a bajo quién es? ¡ Es mamá! Se vuelve hacia su padre y le señala, mirando alternativamente la foto del padre. – Páaaaaaa- paaaaaaaaaaaaaaaaaa (con cara ya de leche, ¡no te estoy diciendo que ese es papá!) – Muy bien cariño, muy bien, hijo, no pasa nada, no digas mamá si no quieres, mami te quiere igual. Le doy un besito, le dejo en el suelo porque ya no puedo más con lo que pesa. Se pone de pie, me tira de los pantalones para que le coja de nuevo: – Má – maaaaaaaaaaa ¡¿Me lo como o no me lo...

Leer más
  • 1
  • 2

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets