Etiqueta: postparto

Marcarse objetivos realistas

En todo este tiempo cuidando de mi bebé, he aprendido que mi mejor herramienta de organización es el marcarme objetivos realistas. De nada sirve que por la noche me fije limpiar el baño, la cocina, barrer y fregar, hacer la comida y planchar, porque normalmente al día siguiente sólo me da tiempo a hacer un par de estas cosas y la frustración es mucho mayor. Así que tengo ya aprendidas combinaciones de tareas que sí suelen ser compatibles, y son las que me fijo diariamente. Por ejemplo: – Los días que me tengo que lavar el pelo (días alternos), despejo la mañana lo máximo posible, porque la tarea me lleva un buen rato. Normalmente esta tarea matutina (¡para mi es un suplicio por lo mucho que tardo!) sólo es compatible con acercarme a la galería a comprar a media mañana. – Si tengo que hacer comidas, procuro hacerlo por la tarde y es el único objetivo para la tarde, no es compatible con nada más. Lo mejor es intentar hacer varias y así despejo otro hueco para el día siguiente. – Limpiar el baño suele ser compatible con pasar el trapo, pero si añado barrer y fregar ya es demasiado. – Poner la lavadora y la secadora es compatible con casi todo, salvo que se trate de un viernes, que mi marido viene a las 16h y tengo que...

Leer más

Pediatra y ecografía

Ayer tuve la tarde completita: pediatra y ecografía. En la pediatra me hinché a hacer preguntas, que para eso las voy apuntando en una libretita durante todo el mes: Vamos a mezclar la leche anticólicos con la leche antiregurgitaciones, porque parece que sigue teniendo unas pocas. En la misma consulta de la pediatra regurgitó bastante con tanto meneo. Las medidas han diferido un poquito de las mías: 63,5 cm y 6,200 kilos. Oidos, piel, reflejos y demás, estupendamente. Voy a dejar de esterilizar a diario para hacerlo una vez a la semana o cada dos o tres días. No recomienda ponerle zapatos a un bebé hasta que empiece a intentar andar. Esto ya lo había leído yo, pero empezaba a sentirme acomplejada viendo a tantísimos niños de su edad ya con zapatos, algo que no entendía yo tampoco. No hace falta ofrecerle agua, de momento. Total beneplácito en haberle pasado a la silla de paseo. De hecho, dice que ella considera que a esta edad hay que empezarles ya a incorporar y que lo de la espalda, siempre que no se fuerce, es una tontería, puesto que los niños que padecen de reflujo gástrico están incorporados o sentaditos desde que nacen sin ningún tipo de problema. Así que este fin de semana voy a empaquetar el capazo para pasaportarlo a casa de mis suegros. Aunque está tomando mucha cantidad...

Leer más

El sexo antes, durante y después

Por mi experiencia, encuentro complicado que una mujer embarazada o una madre reciente me hable de cómo enfoca la sexualidad desde esta nueva circunstancia vital. Creo que sigue siendo un tema que la gente prefiere reservar, y eso que creo que compartir las dudas e inseguridades que nos pueden surgir en este aspecto puede ser muy beneficioso. Pero parece que nos da vergüenza compartirlo hasta con el ginecólogo. En esto de la líbido no hay una regla, cada mujer y cada embarazo es distinto, lo que te apetece hoy puede que no te apetezca mañana. El antes… En mi caso, quedarme embarazada se convirtió en un “trabajo” 24 horas al día, 7 días a la semana. Deseaba tener un hijo y cuánto más lo deseaba, más tardaba en llegar. A esto podemos sumarle mi regla irregular y ya tenemos el coctel perfecto para obsesionarse. Nos hicimos pruebas de fertilidad y, al parecer, no teníamos ningún problema, así que era cuestión de tiempo. Empecé a aplicar el método sintotérmico para determinar mis días fértiles, algo que me ayudó muchísimo, así que los días en que había posibilidades eran un auténtico maratón. Los primeros meses probé el método un día sí, un día no, porque se supone que este método hace que no se agote la reserva espermática del varón. Sin embargo, el mes que me quedé embarazada lo hicimos 10...

Leer más

Se me cae muchísimo el pelo

Ya me habían advertido de que el “bajón hormonal” comenzaba a notarse en serio a partir de los tres meses. Y con el, claro, la famosa caída del pelo, que es algo que suele preocupar a casi todas las madres recientes, ¡por razones obvias!. A mi se ha juntado un poco todo, porque además de lo hormonal tengo un considerable “efecto rebote” con el tema de la grasa. Mi pelo es graso en las raíces y muy seco en las puntas (un auténtico rollo) pero durante el embarazo lo tenía fantástico y me duraba limpio un montón de tiempo, y eso que me he pasado el verano sudando a chorros. Ahora he notado un rebrote de grasa, más que antes de quedarme embarazada. En mi caso, el exceso de grasa influye mucho en la caída del pelo, siempre ha sido así. Afortundamente, no estoy asustada porque soy de esas personas a las que, de todas la vida, se les cae bastante el pelo (además de que lo he llevado casi siempre muy largo y se nota más) y he tenido épocas de caída importante. Pero yo siempre he dicho que tengo muchísimo pelo y en la peluquería me dan la razón. Además, dicen que el pelo que se cae en el postparto es todo el pelo que ha crecido “de más” durante el embarazo, un pelo que durante esos...

Leer más

Búsqueda personalizada

Últimos Tweets