Etiqueta: miomectomia

Cagueta

He buscado en la RAE el término “cagueta” para ver si me lo acaba de inventar o no y existe, existe, así que me viene al pelo como título de esta entrada y para definirme, ya de paso. He recogido los resultados del pre-operatorio (que están bien) y con ellos he ido a la consulta de mi ginecólogo. La miomectomía será, muy probablemente, este mismo viernes o el sábado. Me lo confirmará mañana miércoles por la tarde.  En principio, todo bien. Cuanto antes, mejor, como si es mañana mismo. Y a mi marido, de cara al trabajo, le viene bastante bien.  Pero en cuanto he visto que esto iba en serio me he puesto malísima. Mi estado nervioso habitual: mareos, tembleque de piernas… Y, esto es nuevo, se me ha encogido tanto el útero que hasta me dolía. Venía conduciendo de vuelta con un dolor de útero (psicosomático desde luego) tremendo. Encima, al llegar a casa y ponerme a revisar la documentación he visto que la anestesia va a ser general. No sé por qué razón pensaba que sería epidural… y aunque por una parte prefiero no enterarme de nada, por otro lado me da muchísimo miedo. Me han empezado a asaltar pensamientos, a cada cual peores. Y ahora que ha pasado un rato tengo la sensación de sedación que se produce siempre después de una situación de estrés,...

Leer más

Me voy a quitar el mioma

Ayer estuve en el ginecólogo, tras haberme hecho el viernes la ecografía de control del mioma. Y tras intercambiar impresiones sobre el tema, decidimos que lo mejor era quitarlo. De tamaño está sólo un pelín más grande, pero 3.5 cm está algo por encima del límite que ellos suelen barajar para extirpar. Si no pensara en tener más hijos, ni yo me lo querría quitar ni el ginecólogo me lo recomendaría, al menos por ahora. Podríamos esperar tranquilamente para ver su evolución haciendo controles cada 6 meses. Pero los miomas, aunque sea muy despacito, tienden a crecer. Y si crece, habrá que quitarlo sí o sí, teniendo en cuenta que cuanto más grande, más riesgo tiene la operación. Por no hablar del tamaño que puede llegar a alcanzar durante el embarazo, que aunque no esté en muy mal sitio, si doblara su tamaño (algo que no es infrecuente) podría ser peligroso. El factor decisivo en este asunto es que yo quisiera tener otro hijo en un futuro no muy lejano. No es que me quisiera poner ahora mismo a ello pero sí quizá dentro de un año. Me conviene mucho más quitarlo ahora y recuperarme tranquilamente para poder planificar un embarazo cuándo yo quiera y no cuándo el mioma mande. Si lo pienso, me entran los siete males. Verme de nuevo tumbada en la camilla del quirófano, esta vez...

Leer más

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets