Etiqueta: guardería

Se acabó la guardería

A algunas personas ya se lo he contado así que no les pillará de nuevas: el niño no va a volver a la guardería. Todavía recuerdo cuando los últimos días de agosto yo rezaba porque pasara algo que cambiara el rumbo de los acontecimientos y cuando llegara el día 1 de septiembre no hubiera que llevarle. Pero el día llegó, se adaptó  enseguida y tengo que reconocer que me relajé mucho porque vi a mi hijo bien tratado, cuidado, mimado incluso. Aunque al principio no sentí conexión con V., supo ganarme pronto y eso disipó gran parte de mi miedos. Obviamente, lo que yo pensaba sobre las guarderías seguía estando ahí, pero por lo menos estaba satisfecha que haber despejado algunas de las incognitas que más me preocupaban como que trataran al niño conforme a su desarrollo, respetaran sus necesidades, le prestaran más atención por ser bastante más pequeño que sus compañeros… Cuando el día 7 de septiembre fui a mi empresa y me encontré con que no querían que me reincorporara, lo primero que pensé fue: cabrones, ya me lo podíais haber dicho antes y no hubiera metido a mi hijo en la guardería. Desde entonces, mi cabeza ha sido un hervidero de ideas. Los meses de julio y agosto, sin ayuda ninguna y con un niño inquietísimo habían sido muy duros y los pocos días que mi...

Leer más

¿Nos acecha un virus?

Me siento muy afortunada por no haber visto a mi hijo malo ni una sola vez en sus 11 meses y medio de vida. Muchísimo. Pero también he sido muy consciente de que la enfermedad estaba al caer y que cuando entrara en la guardería sería cuestión de días. A todo el que me ha preguntado al respecto le he dicho que estaba convencida de que no pasaba del mes de septiembre que se pusiera malo. Anoche se acostó a las 20h, como siempre. A las 21.45h se despertó llorando muy compungido, intentando devolver. Ver a un bebé intentando...

Leer más

Le falta una siesta

El tema guardería marcha muy bien. Casi me cuesta creer que mi hijo sea tan dulce, obediente y tranquilo como me lo pintan y ando un poco escéptica, no lo puedo evitar, aunque conozco de sobra que cuando está entretenido y estimulado es el niño más agradecido del mundo. Parece ser que el lunes aplaudió cuando vió a otros niños aplaudir. Por supuesto, se reservó el detalle para la guardería, porque en casa no lo ha vuelto a repetir. ¡Así son!. Estoy contenta. Tenía miedo a la guardería, tenía muchos prejuicios, no quería llevarle. Y aunque sigo pensando que no es lo ideal, creo que está estupendamente allí. En casa conmigo la cosa se estaba poniendo muy fea: el niño aburridísimo, con un humor de perros, yo de los nervios sin ayuda ninguna, no estábamos disfrutando nada de nuestra compañía y la cosa no iba sino a peor. En la guardería está 3 horitas entretenido a tope, riéndose a carcajadas (de eso estoy segura porque él es así), con V. dándole besos y achuchones y luego come como una lima y a dormir. Estoy tan contenta que no me planteo sacarle aunque finalmente me quede en casa: el niño allí se entretiene más que conmigo y yo aprovecho para hacer las cosas de casa, mis proyectos personales y, si me queda algo de tiempo, descansar un poco.  Pero hay...

Leer más

¡Ten hijos para esto!

En nada de tiempo, apenas una semana y media, he superado la primera fase (¿cómo estará mi hijo?) en relación con la guardería. El primer día pasé tanto estrés que ni comí ni hice otra cosa más que comerme las uñas y los demás días he ido a todos lados con una bola de plomo en la boca del estómago.  Sin embargo, todo parece ir bien. Taaaaaaan bien que estoy ya en plena fase dos: celos de la educadora. Sí, sí, yo pensaba que esto de que algunas madres terminaban ligeramente celosas de las educadoras era una coña marinera y que a mi no me iba a pasar. Pero no, reconozco que aunque no padezco un caso grave, cada vez que me cuenta que mi hijo allí ya no llora cuando le dejan en el suelo, que casi no pega gritos, que come fenomenal todo lo que le ponen por delante, ¡que se entretiene solo! y que hasta se echa la siesta sin armar un berenjenal, me pregunto ¿se guardará para mi todo lo malo?. Porque es salir de allí y venga gritos, irritabilidad a tope (fruto de la falta de sueño, sobre todo), lloriqueos, frustración al máximo… Por no hablar de que ya hemos tenido un par de tardes en las que no sólo no me ha echado los brazos sino que ha demostrado que estaba divinamente en...

Leer más

Hoy ya iba en serio

¡Menudo día más completito el de hoy!. Después del “ensayo” de la semana pasada, hoy tocaba horario normal de la guardería, de 9 a 15h. Por la mañana se quedó muy tranquilo, incluso le sonrió a la profe, a quien parece que ya conoce de sobra. Me quedé un poco preocupada porque había pasado mala noche y además se había levantado muy pronto, que es la combinación perfecta para tenerle irritable todo el día.  Yo corriendo a aprovechar esas horas a todo trapo, haciendo recados en varios sitios distintos, yendo a la compra por primera vez en muchos meses (¡bendita compra online!) y llenando el carro hasta arriba… Y, lo peor, todo el rato con una sensación extrañísima en el cuerpo. Una mezcla entre el gustazo de estar sola y libre y un vacío tremendo de lo más desagradable. Casi ni me di cuenta cuando llegaron las 15h y tuve que ir a por él. Según me dijo V., había tenido un día bastante normalito y había estado toda la mañana sin dormir, incluso había comido coditos con tomate y se había dormido prácticamente solo desde las 13.20 hasta las 14.50h. Cuando le recogí estaba somnoliento. Intenté que se durmiera nada más llegar a casa porque se veía que le hacía falta un poco más de siesta, pero no hubo forma. Mala cosa. El resto de la tarde se...

Leer más
  • 1
  • 2

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets