20 meses del bebé: ¡la explosión!

¡20 meses tiene mi bebé! Bueno, si me descuido, 20 meses y medio. Pero es que llevo unas semanas con poquísimo tiempo y esta es una entrada que siempre tardo bastante en escribir porque me gusta hacerlo de manera pormenorizada, intentando dejarme las menos cosas en el tintero para que en futuro pueda volver atrás y recordar cómo era. A veces releo las entradas anteriores sobre el desarrollo de mi hijo, que llevo haciendo desde el principio del blog, y me parece increíble cómo hemos llegado hasta aquí. ¡Cómo babeo! Siempre he bromeado con que a los 20 meses se suele producir una auténtica explosión en los bebés (o niños-bebés). Desde que me quedé embarazada he pensado que los 20 meses suponía traspasar una barrera psicológica, al menos para mi. Con 20 meses un niño está ya más cerca de los dos años que de tener uno y se les nota en muchos aspectos, desde el físico hasta el intelectual. Lo cierto es que, como me suele ocurrir con mis expectativas, cuando luego llega el momento compruebo que sí, que el cambio es significativo, pero que aún nos queda bastante para considerarle un niño-niño y no un niño-bebé. Expectativas a parte, el mes de mayo ha sido realmente explosivo, como reza el título de la entrada. Sí, sigue siendo un niño-bebé, pero ha cambiado mucho y muy rápido y...

Leer más