Etiqueta: enfermedad

Vegetaciones, drenaje transtimpánico y miringotomía: Mayor pasa por quirófano

Hace unos meses empezamos a sospechar que Mayor no escuchaba bien. Cuando son pequeños es complicado saber qué les pasa exáctamente; durante mucho tiempo pensábamos que esos momentos de estar en su mundo, de no responder ni a la de tres, de hablar desmedidamente alto, estaban motivados únicamente por su problemática emocional que ya veníamos tratando con anterioridad. Pero conforme fue haciéndose mayor y explicándose mejor los “repite que no te oigo” “¿qué dices?” “¿cómo?” “por favor, habla más alto” y las situaciones de estarle hablando de espaldas pero casi a su lado y que no se inmutara eran constantes,...

Leer más

Hermanos, virus y lactancia

Varias mamis embarazadas o recién estrenadas con el segundo y con primeras lactancias fallidas me habéis preguntado si ahora que puedo contrastar las dos experiencias noto diferencias en cuanto al tema de ponerse malitos, es decir, si verdaderamente hay una relación directa y palpable entre tomar pecho y ponerse menos enfermo o, lo que es lo mismo, si los niños que toman lactancia artificial se ponen más veces enfermos y además más graves. Empezando por el final, esto es, por la conclusión, debo decir que en nuestro caso mi opinión es que depende mucho del ambiente al que esté expuesto el niño y de las características propias de cada cual. Mayor tomó dos meses de lactancia mixta y a partir de ahí solamente leche artificial y durante los casi tres años que pasó conmigo en casa se puso malo bastantes pocas veces, pongamos, dos o tres veces al año. Muchos fueron los que aseguraron que el niño se pondría malo constante y gravemente en cuanto pisara el colegio este año pero no ha sido así. Obviamente se ha puesto malo muchas veces, desde luego muchas más que en todos estos tres años anteriores juntos, pero no han sido enfermedades graves ni largas, ni han requerido antibióticos y apenas ha tenido fiebre, ha faltado poco al colegio, pocas veces le hemos llevado a la pediatra y apenas le hemos visto...

Leer más

II Jornadas para familiares y profesionales sanitarios sobre citomegalovirus congénito

Hace unos pocos meses mi marido se puso muy muy malo. Fiebre alta que no cesaba, mucho malestar, no se podía levantar de la cama. Después de hacerle varios análisis, resultó que tenía la función hepática alterada y el culpable parecía ser un citomegalovirus. Estuvo enfermo más de un mes y medio. Buscando información por la red sobre lo que tenía mi marido descubrí la página de Citomegalovirus Congénito. Algo había oído hablar: el año anterior mi ginecólogo me lo había pedido en los análisis del primer trimestre de mi segundo embarazo para ver si lo había pasado porque...

Leer más

Diarrea infantil

No es que tuviéramos planes para este puente de agosto pero lo que menos nos imaginábamos era lo que lo íbamos a pasar cambiando pañales. Pero ya se sabe cómo son estas cosas, que si algún imprevisto o achaque tiene que surgir, siempre lo hará en fin de semana o festivo. La diarrea hizo acto de presencia el sábado por la mañana, sin aviso ni ningún otro síntoma (no hay fiebre ni malestar ni decaimiento e incluso tiene apetito). Cacas líquidas por completo, amarillas y de fuerte olor. Mínimo diez pañales cambiamos, mejor no cuento cómo tenía el culete y los huevecillos… Ayer ya sólo fueron tres así que entiendo que está en proceso de remisión. No tengo ni la menor idea de dónde ha salido esta diarrea. El niño y yo hemos estado comiendo exactamente lo mismo durante toda la semana y yo estoy perfectamente. Gastrointeritis no creo porque raro sería que nos hubiéramos librado nosotros. Me quedan dos opciones: la cantidad tan grande de agua que traga en matronatación (que va toooooodo el rato con la boca abierta y la lengua fuera, como si quisiera depurar la piscina) y las muelas de los dos años, que ya llevamos unas semanas que parece que están dando guerra. Vamos a ver si hoy termina de cortarse y, si no, mañana tocará visita a la pediatra (o sustituta/o, porque en...

Leer más

Parte médico

La urticaria va remitiendo. Anoche me acosté algo preocupada porque no veía mejoría. Mi marido decía que había “evolución”, es decir, que las primeras ronchas que le salieron estaban algo mejor pero también habían aparecido algunas nuevas y tenía casi todo el cuerpo cubierto, incluídas las ingles, los sobaquetes, toda la frente, las orejas… Miedito daba verle. Al final, viendo el panorama, me decidí a darle tanto el polaramine como la estilsona y supongo que algo habrá hecho, además de la evolución natural, porque hoy tiene muchas menos ronchas en la cara y las del abdomen, que son las que peor tenía, están más oscuras y menos levantadas. Quien ha amanecido bastante peor soy yo. Me duele mucho el pecho, no paro de toser, me duele la cabeza, un poco los oídos y tengo algo de fiebre. Así que considerando mi tendencia a las enfermedades del pulmón y que mi médico no tiene cita hasta mañana por la tarde, me acabo de automedicar con la dosis habitual de amoxicilina, por si las moscas. Pensaba yo que junio empezaría mejor pero mucho me temo que hasta que no entre el calor definitivamente en esta casa no vamos a levantar...

Leer más

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets