Etiqueta: educación

Libros: "Todo un mundo de sensaciones" y "Todo un mundo por descubrir"

Siempre he tenido obsesión por saber. Para mi la información es, sobre todo,  tranquilidad, certeza. No soporto la duda, necesito conocer. Por eso antes de quedarme embarazada me hice un master autodidacta en fertilidad y embarazo. Y, por eso, durante el embarazo devoraba cualquier libro, revista o artículo que tratara sobre la gestación, el cuidado del bebé, la estimulación infantil, etc, igual que ahora me interesan especialmente los temas acerca de la educación en la etapa 0-3 años.  Estando embarazada de 8 meses fue mi cumpleaños y pedí que me regalaran “Todo un mundo de sensaciones”, un libro del...

Leer más

Qué enseñarle a mi hijo de sexualidad

Recuerdo una noche de verano, sentados en la terraza, mi padre me explicó la reproducción humana. Sólo recuerdo que hacía muchísimo calor y que mi padre estaba pasando una vergüenza tremenda. Aguantó muy bien todas mis preguntas, excepto la última:  “Vale, papá, lo de los espermatozoides y eso lo he entendido, lo que no entiendo es cómo llega el espermatozoide, que está dentro del hombre, al óvulo, que está dentro de la mujer“. Ahí acabó la conversación porque mi padre no pudo más y me dijo: “seguro que te lo explican en ciencias naturales en el cole“. Y yo, que era una ingénua total, me quedé imaginando a un espermatozoide volador, súper valiente, que atravesaba el tiempo y el espacio a la conquista del misterioso óvulo. Mis padres aquel día hicieron lo que pudieron pero su educación sexual se limitó a esa única y exigua conversación, algo que sin duda fue un error. A partir de ahí todo lo demás fue represión: prohibirme salir con chicos, prohibirme irme de vacaciones con mi futuro marido… Afortunadamente hice lo que me dió la gana y creo que se sorprenderían si supieran hasta qué punto. Como de los errores de los padres parece que se aprende, muchas veces comento con mi marido la importancia de darle a nuestros hijos una educación sexual completa y, sobre todo, coherente. Negar la evidencia, prohibir lo...

Leer más

¿Otra escuela sería posible?

Cuando iba al colegio muchas veces pensaba: ¿para qué sirve que yo me aprenda esto?. Por desgracia, esa pregunta nunca obtuvo respuesta… porque nadie se atrevía a decir la verdad: para nada. No voy a hablar del tema de qué esperararía yo que se enseñara en las escuelas, porque sería muy extenso,sólo planteo una pregunta: ¿sería posible enseñar algo útil y para toda la vida, algo que no se olvide a la velocidad del rayo?. Ayer pasamos más de una hora maniobrando con la cuna del bebito para conseguir bajar el somier y el colchón a su posición más baja. Hora y media, aproximadamente, cuando cualquier manitas podría haberlo hecho en 15 minutos. Antiguamente, los hombres sabían arreglar los desperfectos de las viviendas y las mujeres sabían coser. ¿Es machista?. Probablemente, pero resulta la mar de práctico tener en la familia quien pueda ayudarte con las chapuzas del hogar o quien pueda coserte los bajos de los pantalones (me da igual que sea hombre o mujer, el caso es conocer a alguien que pueda echarte un cable). Desde mi modesto punto de vista, haríamos bien en enseñar en la escuela cosas verdaderamente útiles (además de las asignaturas clásicas, por supuesto): rudimentos básicos de costura, cambiar una rueda al coche o los pilotos fundidos, pequeñas chapuzas en casa, configurar una red wifi, planchar, redactar un escrito de alegaciones ante una...

Leer más

No toque, ¿por qué toca?

Me ponen mala los toqueteos. De las primeras cosas que comenté en este blog fue mi punto de vista acerca de por qué no se deben tocar la manos de un recién nacido. Con el tiempo lo voy sobrellevando porque no es lo mismo un recién nacido que un bebé de seis meses. Pero es que ahora no sólo le tocan las manos. Ahora le tocan las manos, las mejillas, la cabeza, los pies… la cuestión es sobar al niño. Eso si no te lo quitan de las manos a la primera de cambio. Ya sé que los mediterráneos somos así, muy sobones, invasores del espacio vital de los demás pero yo no puedo con ello. Para mi un bebé es sagrado, no se debe manosear ni coger, salvo que los padres te den permiso y, aun así, con mucho cuidado. Los pocos bebés que he conocido en estos últimos años los he adorado siempre en la distancia. Para babear y ver lo preciosos que son no hace falta toquetearlos. ¿He sido yo la única niña a la que no le gustaba que la obligaran a dar besos a desconocidos o que cualquier señora viniera y nos sobara el pelo o la cara?. A nadie le gusta que le invadan su espacio vital. Por no hablar de la cuestión de higiene, que ya lo dije en su momento, no...

Leer más

¿Bautizo? no, gracias.

España es un país donde se asume que se es católico por nacimiento y eso te obliga a hacer la Comunión, casarte por la Iglesia, y bautizar a tus hijos, aunque sólo pongas un pie en una iglesia en esos escasos acontecimientos vitales. A pesar de que cada vez hay más matrimonios civiles, esta decisión suele suponer un problema familiar y no todo el mundo se atreve a plantar cara. Parece que una boda civil es menos boda, luce menos y, claro, aparentar es importante. La fastuosidad acaba siendo más importante que el contenido. Y mira que nos gusta...

Leer más

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets