Etiqueta: Desarrollo del bebé

Bebé cumple cinco meses

El pasado martes Bebé cumplió cinco meses. No sé si se me ha hecho corto o largo este tiempo porque tengo tanto sueño que no sé si voy o vengo. Por una parte se me ha hecho largo, porque cuando no duermes, la sensación de vivir en un bucle constante es espantosa, pero por otro lado me da pena que ya no sea un recién nacido y que haya pasado tan pronto esa etapa tan tierna. Lo positivo, lo tremendamente emocionante, es que entramos ya en esa etapa divertida en la que los bebés empiezan a interesarse por el mundo, por coger cosas, por averiguar por qué pones esas caras, por buscar siempre compañía y entreteniemiento… Como bien dice la gente, los segundos son otra cosa. La estimulación constante de un hermano mayor se nota, Bebé hace cosas, tiene reacciones que nunca vi tan pronto en su hermano. Sí, claro, una parte será su forma de ser, su carácter, sus gustos, pero su estímulo se nota, para bien y para mal. Tiene unas de moverse tremendas, pareciera que en dos días va a empezar a andar. Nos cuesta trabajo sentarle en nuestro regazo, en la bañera Tummy Tub o en la silla de paseo, y hasta algunas veces meterle en el portabebé, porque quiere ir de pie. Como le des el más mínimo punto de apoyo, él solito se...

Leer más

Bebé cumple tres meses

Parece mentira, pero el embarazo empieza a parecerme algo lejano, y es que Bebé cumplió tres meses este pasado miércoles y todo va poco a poco encajando. Si no fuera porque el dormir, de momento, evoluciona muy lentamente, podría decir que estamos fenomenal. Según mis mediciones caseras, Bebé está en 5.600 kg y 58 cm, medidas que me extrañan bastante porque es un bebé lleno de lorzas y la ropa de talla 6 meses le está estupenda, incluso en algunos casos tirando a pequeña y no me cuadra que tenga unas medidas muy similares a las de su hermano en la misma etapa, que era (y es) un fideo andante. Pero bueno, es lo que ha dado la báscula de mi casa, y anotado queda, aunque yo crea que está en torno a los 6 kilos. Llegados a este punto, creo que son más las diferencias que guarda con su hermano que las similitudes, lo que nos brinda diariamente la sensación de volver a empezar, de descubrirlo todo de su mano. Bebé disfruta muchísimo observando a la gente, con que le digan cositas, y en cambio los objetos estáticos no le llaman excesivamente la atención. Tiene muchas ganas de comunicarse, incluso intenta imitar sonidos, le entusiasma que le canten y cada vez se excita más dando gritititos cuando disfruta con algo; creo que dentro de poco se estará riendo...

Leer más

¿Qué tendrá el dedito?

Una de las razones para darle a Bebé el chupete (el famoso chupete de gota que luego no hay quien encuentre) es evitar, o al menos intentarlo, que acabe chupándose el pulgar con el mismo entusiasmo con el que sigue haciéndolo su hermano mayor (y lo que le queda). Como se lo di al mes, al principio muy bien. No es que fuera un estusiasta, tampoco yo se lo ofrecía más que unas pocas veces en las que resultaba útil, pero lo cogía y le ayudaba a relajarse. La cuestión es que al cumplir los dos meses empezó, como...

Leer más

¡Adiós pañal!

Después del fracaso de la operación pañal de principios de mes me quedé un poco pensativa. Aplicando el principio de que la hierba siempre parece más verde en el jardín del vecino, empecé a ver niños sin pañal por todas partes, operaciones pañal increíblemente exitosas… me sentía como cuando estás intentando quedarte embarazada, llevas meses intentándolo y todas lo consiguen menos tú … así que de un tema que no me preocupaba lo más mínimo empecé a darle demasiadas vueltas, a preguntarme ¿no lo va a conseguir nunca?, ¿supondrá un problemón de cara al cole si le llevo con...

Leer más

La operación pañal (fracasada) más corta de la historia

En una de las últimas entradas decía que había empezado la operación pañal ese mismo día. Pero pocas horas después de publicarla, decidí rajarme. Vamos, como dice el título del post: la operación pañal más corta de la historia; en concreto, unas cinco o seis horas y unos quince pises en el suelo y en el sofá. Siempre he pensado que esto debe hacerse cuando el niño esté preparado y dispuesto por dos motivos: porque es respetuoso con los ritmos del niño y porque de esa forma se consigue en pocos días. La razón por la que decidí empezar es doble también: la presión del mes de septiembre y su entrada al colegio y porque notamos que ya se siente incómodo con el pañal y puede retener el pis. Pero a mi hijo mayor le falta la parte de querer, que es fundamental y así no hay manera. ¿Cómo fue la mañana?. En realidad, no fue mal del todo porque demostró que puede retener perfectamente. Sí, se hizo quince pises o más en el suelo, en el sofá y donde buenamente pillaba, pero no porque hiciera pis tantísimas veces, sino porque estuvo reteniendo sus meadas durante horas para evitar lo que es el gran problema de este asunto: que no quiere sentarse en el WC ni el orinal ni en broma. De manera ocasional, muy ocasional, hemos conseguido que...

Leer más

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets