Etiqueta: atención temprana

El lujo de tener a M. con nosotros

El día que llevé al niño por primera vez al centro de atención temprana para que le evaluaran no tenía ni idea de qué iba a ocurrir allí. Fue M. quien le hizo la evaluación o, más bien, quien nos evaluó a los dos. Salí de allí con muy buena impresión, no sólo porque me pareció que el análisis había sido riguroso y profesional sino porque me escuchó, nos entendió bien al niño y a mi y se mostró muy cercana al sufrimiento que yo llevaba encima ese momento (dudas, miedos, más dudas, culpabilidades de todo tipo, sensación de andar sin rumbo…). Se puede decir que ese día tuve buen feeling con ella y no me equivoqué. Hace no muchos días, quizá dos o tres semanas, me llamó un día durante una sesión para que entrara. Mi hijo estaba sentado en una mesa, pintando con ella. Al parecer, el niño estaba diciendo muchísimas palabras, pidiendo que le pintara cosas mediante el uso del lenguaje. M. había hecho una lista de todas las que había dicho desde que se habían sentado a dibujar y quería que yo lo viera puesto que en varias ocasiones le había comentado que en casa con nosotros apenas salía de su repertorio habitual. Me senté a su lado y, efectivamente, mi hijo estaba disfrutando de lo lindo garabateando y pidiéndole cosas como “casa“, “pueta“, “coshe“,...

Leer más

Otorrino y psiquiatra en el Niño Jesús

Quería haber escrito sobre esto anoche, pero el día fue tan intenso que cuando  me acosté con el niño para ayudarle a dormir, la que primero cayó fui yo y tan profundo que no he abierto el ojo hasta que él lo ha hecho primero esta mañana. El día empezó muy temprano porque teníamos que estar allí a las 9h. Mis padres, que se cogieron el día de vacaciones, llegaron a mi casa a eso de las 07.30h para poder ir todos juntos, en previsión de que hubiera problemas para aparcar. Tardamos más de una hora en llegar por el atasco que había y aparcamos relativamente lejos, pero en azul, eso sí, con la hora pegada al culo por increíble que pareciera. Los aparatos para poner el ticket no funcionaban así que mi madre y yo echamos a correr, literalmente, para no llegar tarde a la cita, mientras mi padre se quedaba intentando ponerlo. Llegamos a la consulta de psiquiatría a las 09h en punto, con la lengua fuera. Entrego los papales y me dice la enfermera que es que el médico empieza la mañana pasando por planta a ver a los niños que están hospitalizados por lo que mínimo antes de las 10.30h o las 11h no nos podría atender. Por mi boca salieron sapos y culebras, mezclados con pedirle disculpas porque ella no tenía la culpa, pero...

Leer más

Cómo nos fue en el neuropediatra del Niño Jesús

Cinco meses después de habernos dado la cita, ayer por fin nos tocaba la consulta en el Niño Jesús y los virus nos respetaron lo suficiente como para no tener que cancelarla. Realmente no tengo mucho que contar… O sí, pero lo que va a hacer más bulto es la parte anecdótico-reivindicativa que la parte médica, curiosamente. Lo que tengo que contar respecto al tema estrictamente médico La consulta fue exactamente lo que yo esperaba, es decir, una visita preliminar donde comentamos nuestras impresiones sobre el niño y contestamos a unas cuantas preguntas que nos hicieron. No esperaba que observaran con detenimiento el comportamiento del niño y así fue, más bien se limitaron a observar otros parámetros de tipo físico como reflejos, medidas, perímetro craneal… En un principio nos atendieron dos doctoras bastante jóvenes y tras la entrevista inicial salieron un momento para hablar con la jefa, volviendo al rato con más gente, ¡vaya, si es que el despacho minúsculo terminó pareciendo el camarote de los Hermanos Marx!. La mujer que supongo que era la jefa (al final eran como cinco mujeres) nos hizo algunas preguntas más, orientadas al tema del espectro autista, creo yo (más que nada porque nos preguntó que si el niño daba vueltas en círculo o se daba golpes en la cabeza o hacía otros movimientos repetitivos). También se intentó dirigir al niño, que la...

Leer más

Reestructurando atención temprana

Hace mucho que no cuento qué tal nos va en atención temprana… Y no ha sido por falta de ganas, ha sido por falta de tiempo. Y porque tengo tantas cosas que contar al respecto que es imposible que me quepan en una entrada. Por resumirlo mucho: la cosa va bien.  El niño que entró allí con 15 meses parece otro comparado con el de ahora, con casi 20. Está mucho más comunicativo, repite muchas palabras, imita más, se divierte llamando la atención, está súper apegado y cariño conmigo, ya no se fía tanto de los extraños… Es cierto que alguna cosas todavía andan regular. Sobre todo el tema de obedecer órdenes simples, cosa curiosa porque soy consciente de que el niño entiende una gran parte de todas las cosas que le digo, por no decir todas, y me sorprende mucho que no obedezca si le pido que guarde un libro, por ejemplo o que se enfade si le pregunto dónde está tal cosa. No entiendo qué se le pasa por la mente para que le sienten tan mal esas dos cosas, me parece muy curioso, ¡quién pudiera meterse en su cabecita!. El lunes próximo tenemos cita con el neuropediatra del Niño Jesús, ¡por fin!. Voy relajada y positiva, a contarle toda la evolución que ha tenido el niño y con la esperanza de que le pongan interés a...

Leer más

Progresando adecuadamente

Ya me dijeron en AT que en los primeros dos meses se nota mucho el cambio en los niños, en parte por las sesiones, en parte porque los padres descubren nuevas formas de interactuar y en parte por el desarrollo normal del niño. Lo cierto es que no esperaba ver mejoras tan pronto, cuando creo que llevamos ¿cuatro semanas?. Estas dos últimas sesiones me he quedado fuera. Me ha sorprendido mucho que las dos veces cuando M. le decía ¿dónde está mamá? se ponía a buscarme por el centro y contento al encontrarme. El martes me contó que cuando...

Leer más

Búsqueda personalizada
¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate y recibe todas las novedades en tu mail.

Te has suscrito correctamente

Últimos Tweets