Ayer estuvimos en las rebajas: mi madre, el bebito y yo.
Me sigue haciendo ilusión esto de ir el primer día, ya sea en julio o en enero. Casi todos los años he tenido en mente alguna cosa que necesitaba comprar y desde pequeña disfrutaba de la sensación de comprar lo mismo más barato. Quizá de ahí me viene ahora lo mucho que remiro los precios y lo mucho que compro por Internet, con un ahorro considerable. 
Lo que sí es cierto es que las rebajas cada vez son menos para mi. Llevo muy mal los agobios de gente y moverse con un carrito es complicado. Los pasillos estrechos, llenos de productos a puntito de caerse (s¡obre todo si el bebito les echa mano!), la gente insolidaria y esos ascensores que nunca vienen y sin los cuales no puedes cambiar de planta.
No se puede decir que se me diera mal porque compré un par de cosas que tenía en mente a muy buen precio, pero el tema de los zapatos del niño está chunguísimo. Sólo miré en El Corte Inglés porque al final se nos hizo tarde y estábamos cansados pero desde luego allí, nada de ná. Sí que encontré unas sandalias del 18 que le estaban grandes pero no exageradamente, pero allí se quedaron porque lo que estoy buscando es una zapato tipo deportivo para ponerle a partir del 1 de septiembre. De momento, no tengo problema en llevarle con sandalias blanditas o sin nada, que con el calor que hace…
Así que el problema de los zapatitos continúa. Tengo un par de circuitos de zapaterías ya previstos para los próximos días, a ver si tengo suerte. Y, si no, compraré por Internet aunque me da un poco de miedo no acertar con el tallaje. Ya os iré contando.
Aunque vinimos a casa nada más comer, volvimos destrozadas. Y eso que fue un día agradable, el bebito estuvo de un humor fantástico e incluso se durmió un ratito. Pero cada día me desagrada más vivir en Madrid, una hora de coche que tardé por la mañana en llegar al centro y luego toda esa gente por las aceras, las obras, los baches, el calor… ¡Puf!.
Tengo pensado mirar una silla para el coche. Ahora mismo está usando una de Chicco, que venía con el Trio 4 Me, que aunque por peso le tendría que valer, yo se la veo ya un poco pequeña por talla. Creo que las rebajas son un buen momento para ese tipo de gastos, aunque tengo que ponerme al día en materia de sillas para el coche porque ahora mismo tengo poca idea.

¿Soleis aprovechar las rebajas para comprar algo para los niños?.